Dormir con plantas en el dormitorio ¿bueno o malo?

Uno de los rumores más frecuentes dice que «las plantas te quitan el oxígeno mientras duermes», pero ¿esto es cierto? ¿es bueno dormir con plantas en el dormitorio?

La explicación radica en la función clorofílica de las flores y plantas, en este proceso las plantas de hoja verde inhalan dióxido de carbono (CO2) durante el día y liberan oxígeno (O2) cuando no está la luz del sol, y en las horas nocturnas, realizan el proceso contrario consumiendo oxígeno y libreando dióxido de carbono, de ahí que se diga que dormir con plantas es malo.

Hay verdad, pero también exageración… es como decir que sólo un colchón natural al 100% es el único adecuado para la salud. Sigue leyendo, es este un tema interesante.

Leer más

Consecuencias de dormir todos los días en un sofá cama

A la hora de dormir hay que procurar hacerlo siempre en una buena cama y en las condiciones apropiadas. Los sofás cama son “más sofás que camas”, por lo que dormir en un sofá cama tiene que ser algo puntual, temporal, porque tiene limitado el confort al estar destinado a sentarse y reclinarse. Es una perfecta solución para momentos en los que no se dispone de camas suficientes para todos los durmientes, para sacarnos de un apuro, como por ejemplo cuando viene un invitado a casa, pero nunca como lugar para dormir de forma habitual.

Leer más

Deportes que nos ayudan a dormir mejor

Son muchos y variados los motivos que nos llevan a practicar deporte: fortalecer los músculos, tener más flexibilidad, canalizar nuestras tensiones, tener mejor estado de ánimo o incluso para adelgazar. Pero, no solemos planteamos hacer ejercicio para dormir mejor. En este post vamos a ver los deportes que harán que nuestro descanso sea mucho más placentero y reparador, y nuestro despertar será mucho más positivo. Son deportes que nos ayudarán a vivir mejor.

Como dice el investigador Max Hirshkowitz, «El ejercicio y dormir bien van unidos de la mano«, pero es realmente cierta esta afirmación. Nos preguntamos: ¿El ejercicio ayuda a dormir mejor?

Varias investigaciones hablan de que hacer ejercicio contribuye a lograr un descanso profundo y a que nos reconciliemos con la almohada. Un estudio reciente realizado por unos investigadores de la Universidad Estatal de Oregón donde se confirma que la actividad física juega un papel importante a la hora de lograr un mejor descanso. Sin embargo, no están seguros aún de si es solo el ejercicio el directamente responsable de lograr conciliar el sueño.

Los expertos dicen que puede existir alguna otra explicación entre la conexión sueño-ejercicio, como que el ejercicio reduce el estrés, y por lo tanto puede contribuir a tener un sueño más profundo. En cualquier caso, el resultado de hacer deporte es el de conciliar el sueño más rápidamente de manera más profunda. Aunque debe hacerse siguiendo unas determinadas pautas que vemos a continuación.

¿Cuándo hacer deporte para dormir mejor?

Para que hacer deporte juegue a nuestro favor a la hora de dormir y no en contra, hay que hacer ejercicio como mínimo entre 2 y 3 horas antes de ir a la cama. ¿La razón? Que cada ejercicio tiene su momento. Algunos nos ayudan a que liberemos estrés y que por la noche lleguemos a la cama relajados y preparados para dormir, pero otros, si son muy estimulantes, nos aportarán mucha energía, aumentará nuestra frecuencia cardíaca y harán que nos sentimos más activos, por lo que será difícil conciliar el sueño..

Además, para poder dormir, la temperatura del cuerpo debe estar más baja que por el día. Si hacemos un ejercicio muy activo poco antes de acostarnos, nuestro cuerpo no tendrá suficiente tiempo para descender al nivel necesario para relajarnos, ya que por lo general, tarda 6 horas en bajar la elevación de la temperatura después del ejercicio para propiciar la temperatura que invita al sueño.

¿Qué deportes nos ayudan a dormir?

Una vez vistas estas sencillas pautas, es hora de desgranar los deportes que nos ayudarán a tener un descanso reparador y a despertar con todas las pilas cargadas. Te propongo 6 actividades, tres son más activas y tres más suaves. Todas ellas son muy beneficiosas. ¡Te toca a ti descubrir cuál te va mejor!

  • Salir a correr

El ejercicio aeróbico moderado es uno de los más indicados para disfrutar de un buen sueño. Salir a correr es una opción asequible que también nos servirá para mejorar nuestra salud cardiovascular, respirar mejor y quemar calorías. Otra de sus ventajas, es que se libera mucho estrés.

En un estudio realizado en la Universidad de Stanford, en California, donde tras evaluar a 43 personas (29 mujeres y 14 varones), con edades entre los 50 y 76 años con problemas de insomnio, se llegó a la conclusión que una de las mejores cosas que pueden hacer los adultos que no duermen muy bien es correr diariamente.

En otra investigación realizada en Australia se demostró que correr hace que seamos más “eficientes” a la hora de dormir, respecto a la cantidad de tiempo que estamos acostados en la cama y la cantidad de tiempo que efectivamente dormimos.

La causa por la cual el ejercicio ayuda a dormir, bien puede ser por un lado psicológica, al mejorar el estrés y disminuir la ansiedad. Y por otro lado fisiológica, al relajarse los músculos, disminuir el tono simpático y equilibrarse la regulación térmica.

correr-para-dormir-mejor

  • Hacer natación

El siguiente deporte del que vamos a hablar que es excelente para dormir es la natación. Nadar tranquiliza, relaja y ayuda a conciliar el sueño. Además ayuda a descargar adrenalina, y por supuesto mejora el insomnio.

Nadar nos permite aguantar más tiempo haciendo ejercicio sin notar tanto el esfuerzo dentro del agua, algo que sirve de ayuda a los que se han decidido a abandonar la vida sedentaria recientemente.

Nadar para dormir mejor

  • Caminar a diario

Caminar es uno de los deportes más completos que existen. Además de que nos ayuda a sentirnos bien, favorece que disminuya el estrés, nos ayuda a relajarnos y como consecuencia a dormir mucho mejor.

Salir a caminar a diario es una de las mejores formas de asegurarnos un sueño reparador por la noche. Si este paseo podemos hacerlo por el campo o incluso en compañía agradable, será además más entretenido. Treinta minutos al día serán suficientes para notar mejoras físicas y psíquicas, nuestro cuerpo lo agradecerá y la rutina establecida contribuirá a vivir más relajados y descansar mejor.

caminar y dormir mejor

Los tres ejercicios de los que vamos a hablar ahora: pilates, yoga y chikung-taichi, aunque son prácticas mucho más tranquilas, es recomendable, al menos con algunos movimientos, dejar un margen de unas dos horas desde su realización hasta el momento de ir a la cama, pero en estos casos tenemos algunos ejercicios específicos que podemos hacer justo antes de dormir, con los que relajarnos al máximo y entrar en un sueño profundo.

  • Practicar pilates

El pilates consiste en una serie de estiramientos que combinan ejercicio físico y mental con el objetivo de encontrar el equilibrio entre nuestro cuerpo y nuestra mente. Se trabaja con la respiración, lo que nos ayuda a disminuir el ritmo cardíaco y a relajarnos.

Pilates y dormir mejor

Hay un ejercicio de pilates muy suave que podemos realizar en la cama todas las noches antes de dormir, para liberar tensiones. Para ello nos tumbamos boca arriba, flexionamos las rodillas de forma que queden alienadas con las caderas y unimos las manos por debajo de las mismas mientras contraemos ligeramente el estómago. En esta postura expiramos mientras bajamos la rodilla derecha hasta el pecho e inspiramos repitiendo el mismo movimiento con la otra pierna, siempre despacio y con suavidad. Unas diez repeticiones serán suficientes para relajar la musculación y la mente.

  • Practicar yoga

El insomnio suele afectar a personas cuyo sistema nervioso está excitado permanentemente. Con la práctica de yoga se produce la desconexión del simpático y la activación del parasimpático, lo que podría ser una razón de peso para practicar yoga si sufrimos de insomnio.

El yoga enseña y promueve una respiración lenta y profunda, lo cual puede elevar los niveles de dióxido de carbono, un sedante natural que ayuda a dormir. Cuando la respiración es rápida y poco profunda, se pierde CO2 y resulta más difícil dormirse.

La práctica de yoga también hace aumentar los niveles de melatonina, una hormona que segrega la glándula pineal y ayuda a regular el reloj interno. Los niveles de melatonina suben de manera natural durante la noche y bajan durante el día, debido a que su secreción se inhibe con la luz.

Y una postura que puedes hacer en casa, es la postura del muerto, también conocida como Shavasana. Cuyos efectos tranquilizadores nos pueden servir para dejar atrás todo el estrés del día e introducirnos en un sueño de lo más placentero. Su nombre ya nos da una idea de como nos tenemos que colocar, boca arriba con los brazos extendidos, las piernas separadas dejando que los pies caigan abiertos de forma natural y las palmas de las manos hacia arriba. Estando así comenzamos a respirar despacio y profundamente, pero sin forzar, con los ojos cerrados y sintiendo que cada vez nos vamos hundiendo más y más en la cama, mientras todo el cuerpo se va destensando.

yoga y dormir mejor

  • Chikung y taichi

El chikung y el taichi provienen de China y se han utilizado durante miles de años para mejorar la salud y prevenir enfermedades. Utilizan la respiración y ejercicios de meditación en movimiento para mejorar cuerpo y alma.

Cuando practicamos qigong o chikung, entramos en resonancia con los ritmos yin y yang de la naturaleza, los mismos que rigen el trabajo y el descanso, la vigilia y el sueño, el día y la noche para alcanzar una sensación de armonía y paz. Los movimientos en el chikung son esencialmente lentos, y en ellos los pies se mantienen bien apoyados al piso para crear profunda conexión con la energía de la tierra, como si tuviésemos raíces y la coronilla apunta siempre al cielo, y así se mantiene la conexión cielo-tierra. Con la práctica regular se va produciendo más silencio interior y una actitud ante la vida de apertura y serenidad. Todo lo que ayuda a tener una buena relación con el sueño.

taichi y dormir mejor

Como veis, si vuestro problema es el insomnio, practicar ejercicio puede ser una excelente solución.

Cómo no, además de una vida equilibrada y sala, la selección de un buen apoyo para tu descanso es fundamental, en Colchones.es te recomiendan estos colchones para deportistas, adecuados por su composición y características.

Si hacéis otro deporte que os ayuda a dormir y descansar mejor, nos encantaría conocerlo. Ayudarás a mucha gente. Puedes dejar tus comentarios. Muchas gracias.

Publicado en Deporte, Salud | Etiquetas: beneficios de hacer deporte para dormir | Caminar | Chikung y Taichi | Correr | Deportes que nos ayudan | ejercicio | Meditación y respiración | Nadar | pilates | yoga | 4 Respuestas
Suscríbete por email

Trucos y consejos para dormir bien en las noches calurosas

Como dice una conocida canción «El verano ya llegó, ya llegó, ya llegó». Pero, lo que para unos es motivo de alegría y disfrute, para otros puede no serlo tanto. La estación de la luz es también la del calor. Y esto puede generar, entre otras cosas, lo que se conoce como insomnio estival. En el post de hoy vamos a daros algunos consejos y trucos para que conciliar el sueño sea más fácil en las noches calurosas y vamos a recomendarte colchones para calurosos ¡o noches calurosas!

Antes de hablaros de los consejos, me gustaría hablar un poco de las causas que nos llevan a este insomnio estival. Pueden ser diversas, pero las podemos agrupar en tres:

  • La luz. Hay más horas de luz solar y esto hace que nuestro cerebro genere menos melatonina, la hormona, que participa en el proceso del sueño.
  • El calor. El aumento de la temperatura hace que sea más difícil dormir.
  • Nuestros hábitos de vida cambian. Pasamos más tiempo en la calle, aumentamos la horas de ocio, comemos y bebemos más, etc. Y todo esto afecta al ciclo normal del sueño.

De estas tres causas, la que nos preocupa y suele incomodarnos más a la hora de descansar bien, es principalmente el calor, ya que es una de las sensaciones que nos hará más difícil mantenernos en la cama.

Según la web practicopedia, el 40% de los españoles padece insomnio en verano. Si eres tú uno de ellos te animo a seguir alguno de los consejos que te damos a continuación. Eso sí, no te aconsejo seguir el ejemplo de este caluroso bulldog, el remedio será peor que la enfermedad.

Dormir fresquito

¿Qué podemos hacer si, debido al calor, no podemos dormir?

No poder dormir cuando lo deseamos es algo que nos suele alterar bastante, empezamos a dar vueltas y la queja se instaura en nuestra cabeza. ¡Ay, qué calor! Esta es la frase con la que empezamos a ponernos cada vez más y más nerviosos. ¿Qué hacer?

– Utilizar el aire acondicionado o un ventilador con precaución

Lo recomendable es que no esté en el dormitorio y a una temperatura que oscile sobre los 22 grados. Hay que tener cuidado ya que puede perjudicar nuestra salud, bien porque pude causarnos un enfriamiento, bien, porque si los filtros están sucios, puede facilitar alergias u otros síntomas como fatiga, tos, irritación en los ojos, dolor de cabeza y de garganta, estornudos, congestión y una sensación de opresión en el pecho. Lo ideal es un ventilador que mueva el aire de la habitación, y que no nos apunte directamente a la cama.

altas temperaturas

– Aumentar la circulación del aire

Ayudará a que el aire caliente del ambiente saque el exceso de calor de nuestro cuerpo que es más caliente. Para ello, dejaremos varias ventanas abiertas, y que la brisa entre en diferentes direcciones.

– Jugar con persianas, toldos, cortinas…

Como ya hemos dicho, jugar con las ventanas para generar una corriente de aire es muy útil. Otro sencillo gesto, es jugar con las persianas. Durante el día mantenerlas bajadas para que no entre el calor. Los toldos y cortinas también nos pueden ayudar a que el sol no incida tan directamente en el interior de nuestra casa. Por la noche recoger toldos y cortinas, y si es posible subir las persianas y abrir las ventanas. Los ventanales grandes hacen más efecto lupa, por lo que dejan pasar más calor. Las ventanas pequeñas son por lo tanto mejores para evitar las altas temperaturas.

ventilar-habitacion-calor-

-Cambia de habitación

La orientación de la casa también influye. Si tienes varias habitaciones en casa, múdate durante el verano a aquella en la que dé el sol por la mañana pero no lo haga por la tarde, que es cuando la temperatura más aumenta. Otra opción, si nuestra casa es de dos pisos, es mudarnos a la parte inferior. El aire caliente tiende a subir, por lo que en la parte baja de la casa se estará más fresquito.

Cuantas más cosas y muebles tengamos, más calor acumularemos. En nuestro post sobre decoración para el verano, ya os aconsejábamos que es hora de desprendernos de todo aquello que nos sobra, pues por si te faltaban motivos, aquí tienes uno más. ¡Acumular, da calor!

Algunos aspectos muy importantes que también nos ayudan

-Mantener la rutina

A nuestro organismo le va bien tener unos horarios y unos biorritmos. Con la llegada del verano, las vacaciones, conciliar el trabajo con nuestros hijos,… se trastoca la rutina. Si nos acostamos tarde y agotados, dormiremos menos horas y peor, y nos despertaremos cansados. Intenta mantener un horario fijo, ¡al menos hasta que te vayas de vacaciones!

-Dormir la siesta

Una siesta de 20-30 minutos es recomendable para dormir mejor por las noches. Descansar en las horas más calurosas puede ayudar a dormir mejor luego. Diferentes médicos lo recomiendan.

siesta

– Tomar abundante líquido durante el día

Beber abundante líquido a lo largo de todo el día, entre 2 y 4 litros, para evitar eliminarlo rápidamente. De esta forma el cuerpo estará hidratado durante la noche. Por otro lado, mejor no beber en las dos horas antes de dormir para evitar levantarnos a medianoche. Aunque las temperaturas sean muy altas, los expertos no aconsejan beber los líquidos muy fríos.

beber liquidos en abundancia

-Cenar ligero

Este consejo nos puede valer para todo el año, ya que es aconsejable no cenar mucho si queremos dormir bien, pero en especial hay que tenerlo en cuenta en esta estación. Cuando estamos haciendo la digestión, nuestro estómago aumenta la temperatura, si cenamos muy pesado, el esfuerzo y la temperatura serán mayores. Verduras, frutas y alimentos fáciles de procesar como ya os recomendábamos en otro post, 5 recetas de cenas ligeras para dormir bien en verano nos ayudará mucho.

CENA ligera

-Evitar beber cafeína, alcohol y otras bebidas estimulantes e hipoglucémicas

Bebidas como el café, té, alcohol, gaseosas, etc. tienen un efecto estimulante en nuestro organismo. Asimismo, la ingesta de dulce nos puede provocar una hipoglucemia que nos impida dormir.

-No hacer ejercicio justo antes de dormir

El deporte activa nuestro organismo en líneas generales, por lo que no es recomendable llevarlo a cabo antes de dormir. Si nos gusta caminar, dar un paseo, hacer yoga o taichi, nadar o hacer algún otro deporte suave, podemos hacerlo dos horas antes de acostarnos, si no queremos dar muchas vueltas en la cama.

-Darse una ducha tibia antes de dormir

Darnos una ducha antes de acostarnos hará que el cuerpo se adapte a la temperatura. Los expertos recomiendan que la ducha no sea con agua a menos de 18 grados y que tenga una duración no superior de 10 minutos para evitar tener calambres.

La ducha con agua fría puede producirnos una sensación inicial refrescante, pero después tendremos de nuevo una gran sensación de calor. El agua tibia nos facilitará una sensación de frescor más duradera. Podemos colocar un recipiente con agua en la mesita y si lo necesitamos durante la noche, refrescarnos las muñecas, nuca y cara.

-Dormir con un pijama de algodón

Si te gusta, puedes dormir desnudo, aunque algunas personas piensan que esto puede hacer que nos enfriemos, sobre todo de madrugada. Además al dormir sin ropa no se evapora la humedad entre el cuerpo y la superficie en la que estamos descansando, por lo que pasaremos calor casi seguro. Si usas pijama, mejor que sea de algodón. El algodón es un material que transpira y nos permite tener una sensación fresca. Esta es la mejor elección para las noches de verano.

-Los tejidos de la ropa de cama

Al igual que os comentábamos del pijama, el tipo de material de los tejidos que visten la cama afectará en relación a cuánto calor nos dé. Los materiales naturales y porosos transpiran mejor y ayudarán a evitar la sensación pegajosa. Los tejidos ligeros de algodón respiran bien. Podemos buscar de este material o antisudor para las sábanas, edredones, almohadas, cubrecolchones y cojines del colchón.

El color del dormitorio podemos decir que también «refresca». Por ello el blanco y los colores claros son los que os recomendamos para esta época.

ropa de cama en tejidos naturales

-El colchón

El colchón también es muy importante y no podemos pasarlo por alto. Intenta que esté compuesto de materiales de calidad, ya que éstos permiten que nuestra piel transpire libremente, evitando la sensación de calor.

La mejor elección para los durmientes calurosos es el colchón de muelles, que es transpirable y tiene una buena ventilación gracias a la estructura hueca en su núcleo. Los colchones de látex, viscoelástica no son la mejor opción en este caso.

En Colchones.es encontrarás una gran variedad de colchones de muelles que además añaden extras como el tejido Strech -elástico y transpirable que garantiza el flujo de aire continuo y evita la condensación de humedades-, malla 3D y airfresh -permite una perfecta transpirabilidad del colchón, y la libre circulación de aire por su interior-, estos modelos ayudan a que el cuerpo respire de forma natural evitando la sudoración.

-Dormir de lado

Esta es la forma en la que menos parte de nuestro cuerpo roza con el colchón, por lo que hay menor sensación de calor.

Estoy segura que con todas estas posibilidades, este verano el insomnio será cosa del pasado. Para cualquier consulta relacionada con la elección del colchón o cubrecolchón, así como sobre los consejos y trucos que os damos, no dudéis en dejarnos un comentario, también podéis llamar al teléfono gratuito  900.701.086. Nuestros expertos en descanso os aconsejarán.

¡Feliz verano y feliz descanso!

Los mejores colchones para embarazadas. Consejos para dormir bien

La maternidad es una de las etapas más bonitas de la mujer. En los 9 meses de embarazo, el futuro bebé empieza a desarrollarse y poco a poco su tamaño y peso empiezan a aumentar.

El cuerpo de la mujer se va transformando al unísono y su vientre, principalmente, va creando espacio para que el bebé pueda crecer. Todo ello puede implicar que no encontremos la manera de descansar por las noches. En este post vamos a hablar de cómo solucionarlo y a ver los mejores colchones para embarazadas.

Leer más

Publicado en colchones, Información práctica, Salud | Etiquetas: Colchones de firmeza medio-blandos | Colchones para embarazadas | consejos para dormir si estás embarazada | descanso en el embarazo | dormir en el embarzado | firmeza media | los mejores colchones para embarazadas | Posición para dormir durante el embarazo | 2 Respuestas
Suscríbete por email

La mejor forma de volver a conciliar el sueño y no desvelarnos

Después de un día de locos, en el que las prisas y el estrés te han acompañado desde primera hora del día, llegas a la cama completamente rendid@, te duermes pero a mitad de noche, te despiertas y no puedes volver a dormir. Esta situación nos ha ocurrido a much@s. En este post vamos a ver algunos consejos y trucos para volver a conciliar el sueño.

Recuperar el sueño es posible

Estoy completamente convencido de que la escena de esta imagen te resulta familiar, de hecho, puede que la hayas sufrido hace apenas unas horas. Hay quienes se desvelan de tal forma que luego resulta casi imposible conciliar el sueño durante la madrugada, haciendo que el día siguiente sea un verdadero infierno interminable. ¿Qué hacemos cuando esto sucede?, ¿Cómo podríamos recuperar el sueño interrumpido?

Lo primero es averiguar la razón por la cual no podemos dormir de un tirón. Pueden ser muchos los motivos pero en la mayoría de ocasiones el problema está en nuestros pensamientos, ya que vivimos acostumbrados a llevarnos los problemas a la cama, queremos resolverlos y nunca logramos desconectar del todo. Como es de esperar, llega un momento en el que ese estado de nerviosismo ante las preocupaciones del día a día pasa factura.

Relájate, lo más importante es comprender que la cama está para descansar y no para convertirla en el turno de trabajo y análisis de los problemas. Ya puedes contar con el mejor colchón (punto que pienso tratar más adelante), que si no liberas tu mente, no podrás disfrutar del placer de dormir.

cabecera1.jpg

Me he desvelado, ¿Cómo consigo volverme a dormir?

Contar ovejitas ya no se lleva, ahora se cuentan preocupaciones. Quizá sea esta la razón principal por la que luego no podemos recuperar el sueño, pero te diré una cosa, la mejor forma para lograrlo es jugando con tus pensamientos al igual que ellos lo hacen con nosotros.

Estás en la cama, pero siempre puedes cerrar los ojos y marcharte al lugar que quieras, al igual que permites que los problemas te aborden en medio de la noche, también puedes irte a una montaña, a una playa o a cualquier otro lugar que te proporcione tranquilidad. Aunque no lo creas, es mucho más sencillo de lo que imaginas.

Si te centras en dormir, lo más probable es que termines dando vueltas sobre la cama, pero si distraes tus pensamientos con algo que te gusta, verás cómo te relajas y vuelves a dormirte. El truco es la respiración, cuando nos encontramos en un momento de calma, la respiración se regula, permitiendo que el cuerpo se relaje hasta el punto en el que fácilmente se puede volver a dormir.

A tener en cuenta antes de entrar en la cama

Queda claro que los problemas del día a día se deben quedar fuera de la cama, incluso que preocuparnos por volver a conciliar el sueño provocará que no lo logremos, al igual que levantarnos si no es necesario. Mientras que evadirnos y desconectar es una muy buena opción que tenemos para impedir que el desvelo se prolongue.

Ahora bien, ¿Cómo está tu colchón? Te lo pregunto porque éste influye en tu descanso mucho más de lo que crees. Al igual que un gran modelo permite convertir el descanso en un auténtico placer, deberías saber que uno viejo y en mal estado podría ser el motivo por el que a media noche tus ojos se abran sin posibilidad de volver a cerrarlos.

Cuida el colchón y cuida tus preocupaciones, es la única forma que tienes para volver a recuperar el sueño y no pasar las noches dando vueltas de un lado para otro. Dormir es un placer, ese espacio de tiempo en el que descansa el cuerpo y la mente, no permitas que nada lo estropee.

Si conoces otro truco o consejo que funciona para volver a conciliar el sueño y evitar el insomnio nos encantaría conocerlo. Puedes compartirlo utilizando el campo de comentarios de este blog, o a través de nuestra página de Facebook de Colchones.es o mencionando a @colchonesES en twitter, te haremos RT. Gracias por tu colaboración.