Colchones de hoteles: un extra de calidad para tu descanso

Seguro que cuando has ido a un buen hotel lo has pensado: «Aquí se duerme de maravilla». Por varias razones que ahora veremos, en los hoteles de calidad las camas son mucho más cómodas en general y nos hacen pasar un sueño mucho más agradable, lo que ayuda a que nuestra estancia resulte un éxito.

Si además somos turistas empedernidos y nos gusta pasar el día andando por ahí, con mayor razón conviene que en nuestro hotel haya una buena cama, ancha, firme, confortable, que nos ayude a recuperar fuerzas para el día siguiente y nos permita disfrutar de un descanso reparador.

Leer más

Firmeza de los colchones Flex. Cómo elegir

(ACTUALIZADO EN JUNIO DE 2022)

Cuando hablamos de la firmeza de un colchón, comúnmente nos estamos refiriendo al nivel de dureza que percibimos al sentarnos o tumbarnos en él. En el post de hoy vamos a hablar de la firmeza de los colchones Flex. Además veremos las cualidades y características relacionadas con cada firmeza, con el fin de ayudaros a elegir el mejor colchón Flex que se adapte a vuestras necesidades de descanso.

Antes de hablar de los tipos de firmeza de los colchones Flex, definimos el término firmeza. ¿A qué hace referencia? Coloquialmente llamamos a la firmeza del colchón “dureza”, sin embargo, técnicamente el concepto “firme” es más amplio. Lo vemos. Leer más

Duermo mal. Las quejas más comunes sobre los colchones.

Muchas personas dicen «duermo mal» y en muchísimos casos se podría solucionar con un cambio de colchón. No siempre es porque éste sea de poca calidad, sino porque no es el colchón que mejor se adapta a nuestro cuerpo y nuestras necesidades más específicas. En otras ocasiones, una mala postura puede ser la causa de levantarnos con dolor. Dar vueltas en la cama, despertarnos fácilmente cuando nuestra pareja se mueve, dolores en el cuello y en la espalda…

Cada persona es distinta y tiene unas necesidades concretas para poder dormir bien. Es por eso por lo que hemos decidido recolectar algunas de esas quejas más comunes sobre los colchones, que nos comentan en Furniture Today y tratar de ofrecerte una solución.

Doy muchas vueltas en la cama, no paro de moverme cuando duermo

Hay una gran variedad de motivos por los que una persona puede dar vueltas en la cama. El principal de ellos es el calor, para lo cual ya te dimos algunos consejos para dormir bien en las noches calurosas, como ventilar bien la habitación y adquirir buenos hábitos de sueño y alimentación.

Los problemas psicológicos asociados con el estrés y las preocupaciones también pueden generar falta de sueño, para lo cual es imprescindible aplicar algunas técnicas de relajación, tratando de bloquear los pensamientos que no nos dejan dormir o aplicar una terapia cognitivo-conductual que nos ayude a dormir mejor, como recomiendan en Salud Pasión.

En otras ocasiones, sin embargo, no son los pensamientos ni el calor la causa de que demos muchas vueltas, sino que el colchón no es cómodo e inconscientemente buscamos una postura diferente para sentirnos mejor, aunque resulta imposible debido a las características del colchón. Es lo que puede pasar, por ejemplo, en colchones poco gruesos y blandos, cuando tienen una mala acogida del cuerpo.

En qué lado y cómo te gusta dormir. Fuente: http://danong.com/

A las personas calurosas les recomendamos desde Colchones.es no dormir/comprar colchones cuyo acolchado principal sean más de 2 centímetros de viscoelástica.

Me despierto cuando mi pareja se mueve

Es el caso de cuando la pareja se mueve o cambia de postura, el otro se despierta. Esto se debe a la falta de independencia de lechos, ya que cada miembro necesita disponer de su propio espacio para sentirse cómodo. El 24% de las personas que se quejan de su colchón alegan tener este problema.

Te recomendamos que para solucionar este problema utilices un colchón para pareja con excelente independencia de lechos, de modo que los movimientos de uno de los dos sean casi imperceptibles para el otro. En este aspecto influyen mucho los materiales con los que se ha fabricado el colchón.

Por un lado, tenemos los colchones de bloque látex, un material capaz de amortiguar el impacto de los durmientes debido a su elasticidad. Por otro, también los colchones de muelles ensacados poseen una adaptabilidad progresiva que ayuda a reducir el efecto del movimiento sobre el resto de la cama cuando una persona se sienta o se acuesta en la cama. Si se eligen muelles de hilo continuo, recomendamos el sistema de muelle Normablock de Pikolin, que se une de arriba a abajo, repartiendo los pesos y las vibraciones de arriba a abajo, y no de durmiente a durmiente -de izquierda a derecha-.

El colchón es bueno él/ella, pero no para mi

Un problema bastante relacionado con el anterior y con solución parecida. Elegir un colchón para dos personas es difícil, porque puede que varíe mucho la altura, complexión física, peso… de los durmientes y cada uno tiene unas necesidades concretas. Y eso puede provocar, por ejemplo, que si uno pesa mucho más que el otro, note con demasiada frecuencia el impacto de la presión de su cuerpo al tumbarse o sentarse sobre la cama. Pero hay otros problemas asociados a éste: el colchón es demasiado grande para uno, pero no para el otro, es demasiado firme…

En Colchones.es podrás comparar unos colchones con otros para encontrar la modalidad que más se adecue a vuestros gustos y necesidades. Además, el uso de excelentes materiales como los que hemos mencionado os ayudarán a garantizar la independencia de lechos.

Me duele el cuello. Me duele la espalda

Otro de los problemas de los que suele haber quejas es cuando te levantas del colchón con dolor de cuello y/o espalda. El dolor cervical puede estar asociado a una serie de elementos, por ejemplo las malas posturas a la hora de dormir, o también el hecho de dormir con demasiada frecuencia en un sofá y no en una cama. En este post te explicamos las causas del dolor cervical y ejercicios para solucionarlo.

Para que el colchón que utilizas no dañe tu espalda, hay que tener en cuenta varios factores. Por un lado, es importante la firmeza. No tiene que ser demasiado duro, ni demasiado blando. Y otro aspecto muy relevante es la adaptabilidad de su superficie; los colchones de viscoelástica se adaptan mejor a la silueta del cuerpo, creando una acogida más eficaz.

Y también, ¡ojo!, la almohada. Los dolores de cuello pueden producirse por una elección inadecuada de la espalda. Llámanos al 900 701 086 y te ayudaremos a elegirla.

Mi colchón se hunde en el medio. Se hunde en los extremos, en el borde

Cuando los puntos de presión están distribuidos de manera desigual, muchas veces debido también al desgaste, notamos que por ejemplo se está más cómodo en un lado del colchón que en otro. Hay que tener en cuenta que todos los acolchados decimos que se desgastan y apelmazan. Todas las espumaciones, todas, hasta las mejores como el látex, Bultex, Airvex… se desgastan (oxidan) y se apelmazan, porque con el paso del tiempo y con su uso no recuperarán al 100% su forma original (atributo de «resiliencia») cada vez que se presione sobre ellos.

Puede darse el caso, por ejemplo, de que por dentro esté muy hundido, lo que le resta confortabilidad. Además, cuando apoyamos nuestro cuerpo sobre la superficie, notamos que hay un desnivel que nos impide disfrutar de una buena acogida del cuerpo.

Si no queremos que esto nos pase, necesitamos colchones con alta resiliencia (HR), que es la capacidad de la superficie de retornar a su forma original. De este modo, se borra el “efecto huella” que genera esa desigualdad entre los puntos de presión del colchón.

También es muy importante la antigüedad del colchón. La Asociación Española de la Cama recomienda cambiar de colchón al menos cada 10 años. Los colchones antiguos, aparte de que no poseen las mismas tecnologías para el descanso que los más actuales, han perdido parte de la eficacia de sus propiedades debido al desgaste por el uso.

¿No te gusta el colchón que tienes ahora? ¿Tienes algún problema con tu colchón que no hayamos mencionado aquí? ¿No sabes cuál te conviene más? Te invitamos a que nos traslades tu necesidad a través de nuestro teléfono gratuito 900.701.086, o enviándonos un mensaje a través de nuestras redes sociales: estamos en el Facebook de Colchones.es y en Twitter (@colchoneses).

Cuándo girar o voltear el colchón, para que dure más tiempo

El ser humano tiende a buscar la seguridad en la repetición de rutinas, por lo que saber en qué lado de la cama vas a dormir, sea en solitario o acompañado, nos sitúa en nuestra «zona de confort», en la que probablemente estemos muy bien, repetimos la rutina, nos encontramos cómodos pues no hay cambios que nos hagan «extrañar». Pero esta costumbre no beneficia a nuestro equipo de descanso, pues así el colchón se deforma y se hace viejo antes por un lado que por otro, se desgasta más por una zona que por otras. Y si esto es así, tampoco nos beneficia a nosotros, nuestro cuerpo padecerá estas deformaciones y no descansaremos tan bien como podríamos hacerlo. Así que debemos preguntarnos y responder ¿cuándo girar o voltear el colchón, para que dure más tiempo?, para que se mantenga mejor.

Si queremos sacarle el máximo beneficio al colchón, tanto para que su vida útil sea más larga, como para que nuestro cuerpo pueda descansar de manera saludable, os vamos a dar unas recomendaciones de mantenimiento para usar el colchón por cuatro zonas diferentes, lo que hará que se apelmace menos.

La propuesta para seguir durmiendo en tu lado favorito y que el colchón tenga una larga vida en perfecto estado es cuidando de su mantenimiento. Habrás observado, que muchos de nuestros colchones, están fabricados para ser usados por ambas caras. Si los giramos o volteamos, según corresponda, cada 3 meses, estaremos ocupando el mismo lugar de la cama, pero cada vez estaremos usando una parte diferente del colchón. Por tanto, si giramos y volteamos el colchón, cuando es de 2 caras iguales, conseguimos usarlo de 4 formas diferentes y así se apelmazará menos.

Para un perfecto mantenimiento y una buena durabilidad del mismo, que envejezca por igual en toda su superficie, y evitar la condensación de humedades y apelmazamientos de los acolchados, es recomendable voltear el colchón cada 3 meses, una vez de izquierda a derecha y la otra de arriba a abajo, y así sucesivamente.

girar y voltear el colchon

¡Ojo! estos cuidados en colchones que son iguales por ambas caras.

Algunos de vosotros estaréis pensando, que cuando hay dos durmientes en el colchón, quizás no sea necesario girarlo, ya que también está siendo usado por el otro lado… Pero no es así, ya que el peso de la pareja es diferente al nuestro y además, al girarlo, donde ponemos la cabeza se ponen ahora los pies y viceversa. Por lo que es muy importante seguir estas recomendaciones para poder disfrutar y hacer un buen uso de nuestro colchón.

Este es el caso del colchón Metropoli Visco de Dormilón, del grupo Flex, cuyo núcleo de muelle bicónico y su acogida de viscoelástica por ambas caras, nos permite utilizarlo por cuatro zonas diferentes.

Al usar el colchón por ambas caras se conseguirán también sensaciones de más o menos frescura y más o menos firmeza, según cada modelo.

Para que un colchón mantenga sus ventajas durante toda su vida útil, lo mejor es apoyarlo sobre la base fija: tapizada, de láminas, micro perforada, canapés, que mejor se adapte a sus características y necesidades.

Si además de esto usas una funda o cubrecolchón que lo proteja, estarás dándole vida y calidad. Para colchones de espuma, látex y viscoelástica, la funda deberá ser siempre transpirable e impermeable.

¿Y qué pasa cuando un colchón está pensado para ser utilizado por una sola cara?
Pues que su mantenimiento será más sencillo: sólo habrá que girarlo cada 3 meses, dejando arriba de forma perenne la cara sobre la que dormiremos.

¿Y qué pasa con los colchones, que están ahora tan de moda, con cara de invierno y cara de verano?
Que deberán voltearse y girarse, como en el gráfico que mostrábamos arriba, teniendo en cuenta si queremos dormir sobre la cara de invierno o sobre la de verano. Si quieres usar durante 9 meses la cara de invierno, tendrás que -para su buen mantenimiento- girar el colchón exclusivamente, cada 3 meses, manteniendo esa cara siempre arriba. ¿Mucha información?, ¿un poco de lío?… este vídeo pretende aclarar toda la información anterior, a ver qué os parece:

Si aún así quedan dudas, nuestro personal experto en descanso, te puede atender de lunes a viernes de 8 am. a 20 pm., en el teléfono gratuito 900.701.086, para que puedas quedarte tranquilo, y saber bien cómo cuidar tu colchón y aprovechar al máximo sus zonas de descanso.

Los colchones de muelles no se pueden enrollar. Te explicamos por qué

En algunas ocasiones a la hora de recibir el colchón en vuestras casas, puede ocurrir que os llegue enrollado. Debéis saber que los colchones con núcleos de látex, espumaciones, HR, Bultex y Airvex se pueden enrollar, no se dañan en esa mecanización. Los colchones de muelles, no.

Sin embargo, si el modelo que habéis adquirido cuenta con núcleo de muelles tradicionales el fabricante nunca lo enrollará, pues es imposible hacerlo. Por el momento no hay máquina que pueda hacerlo sin curvar el acero. Esta forma de presentar el colchón rompería los muelles o los deformaría.

Y… ¡novedad!, desde hace muy poco, aproximadamente un año, ya se pueden enrollar los colchones de muelles ENSACADOS, sin peligro de deformación o daño en el colchón.

Leer más

¿Por qué unos colchones cuestan más que otros?

Has pensado alguna vez, ¿por qué unos colchones son más caros que otros? La calidad de los materiales y tejidos, la tecnología empleada, la marca,… son algunas de las razones por las que unos colchones cuestan más que otros. En el post de hoy vamos a descubrir cuáles son algunas de las características que hacen que el precio de un colchón ascienda.

Ante la gran variedad de marcas, modelos, materiales y precios de los colchones que hay actualmente en el mercado, es fácil que a la hora de decidir cuál comprar nos sintamos confusos y con muchas dudas. Un colchón tiene una vida media de 10 años, nos supone un desembolso económico a valorar, y además, nuestra salud y descanso dependen de la elección. Tres aspectos que no podemos pasar por alto.

En primer lugar hablaremos de los materiales. Como podéis imaginar, existen materiales de alta y baja gama. Aunque nos encontramos con dos colchones del mismo material, observamos que su precio dista mucho uno del otro, esto se suele deber a que existen materias primas de alta y de baja calidad, lo que se suele traducir en, alto y bajo precio.

El precio también varía si el colchón es de muelles, látex, viscoelástica o espuma. Los colchones más vendidos suelen ser los de muelles (60% del mercado) y también suelen ser los más baratos. Los de látex suelen ser algo más caros y los de viscoelástica los más caros.

Los colchones de muelles son los más baratos aunque el precio y la calidad de los mismos dependerá de la cantidad de muelles y su distribución, el grosor de las capas acolchadas, si los muelles están embolsados independientemente, etc. Un ejemplo es el colchón

Los de látex son los más caros en líneas generales. Su precio dependerá de la cantidad y calidad de este material, la cual se la da la proporción de látex natural y sintético que tenga. A mayor cantidad de componentes naturales, más confortable y más caro. Un ejemplo es el colchón Natur de Flex con 18 cm. de bloque de látex Dunlop:

colchones cuestan Natur Dorwin

Los colchones de viscoelástica suelen tener un precio intermedio, más que los de muelles y algo menos que los de látex, aunque como hemos dicho al principio, los hay de gama más baja y más alta. También, su precio dependerá mucho de la cantidad de centímetros de visco que se utilicen en los acolchados. La calidad de estos colchones la aporta la elasticidad que tienen y la presión que pueden soportar sin deformasen. Ejemplo el colchón Senador visco de Descansor, con un núcleo de HR-Espumación de 30 kg. de densidad y 4 cm. de viscoelástica en su acolchado de 50 kg. de densidad (firmeza medio-blanda):

Los modelos de espuma están a la baja. Aunque sus precios suelen ser bastante asequibles, la espuma es un material que tiende a deformarse, por lo que se le considera incómodo y poco duradero. Aún así, los hay también de alta gama basados en las tecnologías Bultex y Airvex cuyo precio es mayor, al igual que su durabilidad.

Existen otros aspectos como las tecnologías que incorpora, si tiene canales de aireación, independencia de lechos, la firmeza, elasticidad, tratamiento anti-humedad, si es hipo-alergénico, etc. que influyen también en el precio.

Algunas de estas cualidades se las aporta el propio material de fabricación, otras como los tratamientos anti-humedad, anti-ácaros, etc. son extras que pueden ser incorporados o no, elevando el precio del mismo. En líneas generales, a más cualidades mayor precio.

También hay otro aspecto a tener en cuenta: la marca. Si el colchón es de un fabricante líder, es sinónimo de calidad, por lo que el nombre también está incorporado en el precio. Una opción más asequible son los colchones de nuestra marca blanca Descansor, que ofrece modelos de muy buena calidad a unos precios muy asequibles.

Esperamos que esta información te sea de gran ayuda y te facilite la elección del colchón. Si tienes dudas contacta con nuestros expertos en descanso en el teléfono gratuito 900.701.086, y resolverán tus dudas.