Diferencias entre colchones de muelles y espuma, ¿qué es mejor para el núcleo?

La respuesta a esta pregunta, como a muchas otras, es «depende», y es que en el mundo del descanso el que un colchón sea mejor que otro, depende entre otros aspectos del gusto, características y necesidades del durmiente. En Colchones.es os contamos algunos de estos dependes que hacen que un colchón de muelles o un colchón de muelles ensacados sea mejor que un colchón de espuma HR o viceversa. Conoceremos cuáles son las diferencias entre colchones de muelles y espuma.

Como os hemos dicho en muchas ocasiones a la hora de elegir un colchón debemos tener en cuenta nuestros gusto.

Si nos gusta que el colchón sea duro o por contra nos gusta que nos abrace; si nos gusta dormir de forma cálida o preferimos dormir con sensación de frescor; si queremos dormir en pareja sin notar los movimientos del otro durmiente….

En definitiva, son muchos los condicionantes que debemos tener en cuenta a la hora de elegir entre un colchón con núcleo de muelles o un colchón con núcleo de espuma. Os ayudamos en la elección.

Diferencias entre colchones de muelles y espuma

Antes de hablar de las diferencias queremos refrescaros el concepto de núcleo del colchón. Como os contamos en este post anterior sobre la estructura del colchón, el núcleo es la zona más importante de la pieza, la que le da consistencia y firmeza para soportar el peso del durmiente.

En función de sus materiales, sus características y beneficios para el descanso serán distintas.

Cuando decimos que un colchón es de muelles nos referimos a que su núcleo está formado por un bloque central de muelles, que pueden ser de distintos tipos: tradicionales, bonell bicónicos, ensacados…

Su núcleo está formado por espuma, en este caso hablamos de un colchón de espumación. En este caso también existen distintos tipos de espumas según su grado de densidad.

Las espumaciones HR, de alta densidad son las más consistentes y las de mayor calidad.

colchones de muelles ensacados

Una vez aclarados los conceptos veamos las diferencias entre ambos tipos de colchones. En función de:

Firmeza. Los colchones de muelles tradicional son los colchones de mayor firmeza del mercado, al acostarnos sobre ellos notaremos que estamos descansando sobre un superficie dura.

Mientras que los colchones de espuma son menos firmes que los anteriores, su firmeza depende de la densidad (kg/m3) del material, el número de capas de espuma, sus grosores y tecnologías.

Los colchones con las nuevas espumaciones HR son de mayor firmeza que las espumas tradicionales.

Hay que resaltar en este punto la firmeza de los colchones con espumaciones Bultex de la firma Pikolin que cuentan con distintas zonas de descanso. O los colchones con espumación AirVex de Flex que cuentan con siete zonas de firmeza.

Nuestra recomendación: si os gusta dormir sobre colchones duros, vuestra elección serán sin duda, los colchones de muelles. Si os gusta dormir sobre un colchón blando, la opción será los colchones de espuma.

Si os gusta un término intermedio, ni muy duro ni muy blando, podéis optar por colchones de muelles con acolchados ligeros de viscoelástica, látex, gel o alguna otra fibra, que reducen la sensación de dureza y aportan una mayor adaptabilidad al muelle.

En nuestra web tienes los colchones clasificados según sus grados de firmeza.

colchones-menu

Adaptabilidad. En este caso nos referimos a la sensación de acogida que nos proporciona el colchón y en su mayor parte la determinan los acolchados del colchón.

Los colchones de muelles sin ningún tipo de acolchado sí ejercen presión sobre nuestro cuerpo, por lo que no son adecuados para aquellas personas con problemas circulatorios o dolencias que le suponen pasar mucho tiempo encamados.

Si nos gusta notar que el colchón nos abraza y queremos que no ejerza presión sobre nosotros, lo mejor en este caso son los colchones de espumación. Cuanto mayor sea la densidad, el grosor de la espuma, mayor será la adaptabilidad del colchón.

Los de espumación HR, si además cuentan con sistemas Airvex o Bultex suman adaptabilidad.

Durabilidad. En este caso depende de la calidad del colchón. Los colchones de muelles suelen ser más duraderos siempre que se haga un buen uso de ellos, como no saltar sobre la cama.

Además cuentan con refuerzo perimetral, su vida útil es mayor. Los colchones de goma espuma de baja calidad son menos duraderos y suelen deformarse con el uso continuado.

A medida que para su fabricación se usen espumas de más calidad, espumación HR, la durabilidad del colchón aumenta. Esta es otra de las diferencias entre colchones de muelles y espuma.

Transpirabilidad. Los colchones que respiran mejor y no condensan humedad son los colchones de muelles, por ello suelen recomendarse para las personas muy calurosas.

Aunque las espumaciones cada vez son más transpirables gracias al uso de tecnologías de células abiertas que permiten la respiración del colchón, su grado de transpirabilidad no llega a igualarse al de los colchones de muelles.

No se recomiendan para durmientes calurosos, sin embargo, son muy buena opción para los más frioleros.

independencia-lechos

Independencia de lechos. Si se duerme en pareja y no queremos notar los movimientos del otro, lo mejor para conseguir esta independencia de lechos son los colchones de muelles, si son ensacados, mejor, ya que gracias a sus niveles de firmeza y adaptabilidad progresiva, se logra crear dos zonas de descanso diferenciadas.

En los colchones de espuma de mayor calidad también se logra esta característica, además dada su adaptabilidad hace que se reduzcan los movimientos.

Elasticidad. En este caso en elasticidad ganan los colchones de espuma. Los colchones de muelles son más rígidos.

Esto hace que por ejemplo, los colchones de espumación sí puedan servirse enrollados, mientras que los de muelles no, ya que el muelle sufre y puede romperse perdiendo así sus características de firmeza.

Peso. No todos los materiales son adecuados para soportar pesos superiores a 100 kilogramos.

Los colchones de muelles suelen soportar más peso dada su elevada firmeza, mientras que los colchones de espuma con acolchados de viscoelástica, látex, fibras… acaban deformándose con el tiempo si soportan mucho peso.

sobrepeso

Articulable. No todos los colchones se pueden articular. Dada la menor elasticidad del muelle, no se recomiendan este tipo de colchones para camas articuladas, ya que el muelle puede sufrir y acabar rompiéndose.

Es mejor que permanezca siempre sobre una superficie horizontal. En cambio, los colchones de espumación sí pueden articularse, pero depende del grosor del colchón, siendo recomendable un grosor no mayor de 20 cm para camas articuladas.

Mantenimiento. A la hora de mantener el colchón como nuevo durante toda su vida útil, es conveniente hacer un buen uso de él.

Tanto los colchones de muelles como los de espuma hemos de girarlos de pies a cabeza como mínimo cada tres meses, para que se reparta el peso por igual y no sufran siempre las mismas partes del colchón.

Si cuentan con acolchados a ambas caras, además de girarlos debemos voltearlos cada tres meses.

Superfície de apoyo. Los colchones de muelles pueden apoyarse sobre cualquier base ya sea transpirable o no.

Según sea ésta nos permitirá jugar con la firmeza del colchón, si los apoyamos sobre bases tapizadas daremos más firmeza, si lo apoyamos sobre somieres de láminas le restaremos firmeza.

En caso de los colchones de espumación conviene apoyarlos sobre somieres de láminas o bases tapizadas con tapa perforada o tapizadas en tejidos transpirables como malla 3D con el fin de permitir que el colchón transpire y se elimine la humedad.

Salubridad. Las firmas de colchones han avanzado a la hora de elaborar tratamientos que mejoran las condiciones sanitarias de los colchones.

Si antes había que tener cuidado con los colchones de espuma, ya que dada su poca transpirabilidad podían surgir problemas como ácaros, moho, bacterias, hoy en día las nuevas espumaciones cuentan con tratamientos que hacen que estos problemas hayan desaparecido.

Diferentes tipos de espumaciones y muelles

En el mercado del descanso actualmente se usan distintos tipos de espuma que son tratadas con distintos tratamientos y tecnologías que aportan calidad al colchón.

Los antiguos colchones de goma espuma han dado paso a colchones de espumaciones de alta calidad como la espumación HR, de alta resilencia que ofrece según su densidad distintas zonas de confort.

Está formada por millones de células abiertas que suma transpirabilidad al colchón, reduciendo su envejecimiento, la sensación de calor y la aparición de humedades, ácaros, bacterias.

Dentro de las espumaciones HR debemos destacar las más avanzadas del mercado, fabricadas por las marcas líderes del mercado que gracias a sus inversiones en investigación y desarrollo han dado lugar a colchones de espuma de gran calidad.

Los sistemas Bultex de Pikolin y el sistema Airvex de Flex son ejemplo de ello.

Diferencias entre colchones de muelles y espuma

En el ámbito de los colchones de muelles también se ha visto el avance de las nuevas tecnologías con la aparición de sistemas que aportan beneficios para nuestro descanso.

En este caso cabe destacar la labor de la firma Sonpura, pionera en la fabricación de colchones de muelles ensacados con sus sistemas Multisac Micro y Multisac System, que aportan una mayor adaptabilidad.

En el siguiente vídeo puedes conocer las diferencias entres ambos sistemas:

Como ves decir qué colchón es mejor, depende de muchos factores. Según sean tus preferencias, características físicas, gustos al dormir, tu elección de colchón será una u otra.


¿Necesitas ayuda?
 Puedes contactar con nuestros expertos en descanso, que te ayudarán gustosamente. Deja un comentario a este post o llama gratis al 900.701.086. Te atienden de lunes a viernes de 8 a 20 horas.

Suscríbete por email
Etiquetas: bonell | colchón de muelles bicónicos | colchones de muelles ensacados | Diferencias entre colchones de muelles y espuma | hilo continuo | qué colchón es mejor

Autor: Inma Moltó

5 pensamientos en “Diferencias entre colchones de muelles y espuma, ¿qué es mejor para el núcleo?

  1. Hola:
    Me llamo Seba. Tengo un problema de colchones que me está robando el sueño y ya no sé qué hacer. En mayo de 2016 empecé a despertarme por la noche con dolor de espalda y pensé que podía ser debido a que el colchón donde dormía (colchón duro de muelles tradicionales) ya tenía 10 años. Por desgracia para mí el remedio es peor que la enfermedad porque por consejo del vendedor me compré en octubre uno de muelles ensacados con una capa viscoelastica y es una tortura pues no me deja dormir de lado ya que me duele por ambos costados (la sensación de que me están clavando los dedos en las costillas). Me dijeron que requiere un periodo de adaptación pero ya han pasado casi tres y sigo si soportarlo. Vaya desperdicio de dinero pero necesito dormir porque me está desquiciando. ¿Cuál es el modelo que me recomiendan?

    • Hola Seba. Gracias por confiar en nosotros tu preocupación. Por correo electrónico, para así mantener tu privacidad, te hemos pedido algún teléfono en el que poder tratar de ayudarte. Quedamos a la espera.

    • Hola Seba. Le pedimos su número de teléfono para conocer más características sobre sus dolencias y sobre su fisonomía, importante a la hora de hacer recomendaciones.
      Imagino que tendrá un peso superior al adecuado según su altura. La delgadez evita la mayoría de dolores de espalda y de alteraciones del descanso y el sueño. Supongamos entonces que su IMC (Índice de Masa Corporal) es alto, es decir, que su relación peso altura es superior a lo saludable; que según su altura debería pesar menos.
      Los colchones de muelles, el que usted tenía antes, suelen ser firmes y, en su núcleo, sufrir un mínimo desgaste. Se dice que una carcasa de muelles tradicional puede reducir su altura un 0,5% después de 10 años. Esto es insignificante. Pero los acolchados de un colchón de muelles, como cualquier acolchado, esos sí que se desgastan, se apelmazan, y pueden dar la sensación, si el colchón era muy alto, de que el colchón haya perdido adaptabilidad y confort.
      Los colchones de muelles ensacados, como el que usted se ha comprado, ayudan a la adaptabilidad del descanso. Si le duele a la altura de las costillas, probablemente, es porque el colchón es de firmeza muy alta además de ser no muy grueso. Y los muelles a pesar de adaptarse a las curvas de su cuerpo, no quedan lo suficientemente camuflados por los acolchados.
      Esta sensación de firmeza podría suavizarla comprando un topper. Es un colchóncillo que se ajusta con cinchas sobre el colchón, y aumenta el acolchado y el confort, suavizando un colchón demasiado firme. En nuestra página ofrecemos dos: yo le sugiero este, que es de un material llamado Energex y no aporta calor: https://www.colchones.es/colchones-descansor/topper-espuma-energex.php
      Si por el contrario el colchón que usted tiene lo nota usted demasiado blando, sólo podrá aumentar un poco la sensación de firmeza apoyando el colchón -si hoy no lo tiene así- sobre una base rígida: un canapé o una base tapizada.
      Saludos. Esperamos poder ayudarle con estos consejos. También sus opiniones o más información.
      Gracias.
      Si usted siente que su colchón es blando, tiene mala solución. Solo

  2. Buenos días, me ocurre lo mismo que a Sebas pero mi molestia es a la altura de las lumbares, es horrible ¡y ya llevo 3 meses utilizándolo!. Guiándome, como él, por la opinión del experto «se crean zonas de descanso independientes…» aunque al sentarme notaba que cedía demasiado opté por este tipo y para mí resulta muy blando. He decidido cambiar al uno de HR `pues me parecen mucho más duros (firmes) al sentarme pero al leer sus recomendaciones ya no sé si decidirme por otro de muelles pero tradicional, si es que aún quedan.
    Muchas gracias por su atención

    • Hola Alfonso, entiendo que no compró en nuestra tienda online. De cualquier forma, intentaré ayudarle.
      Entiendo que usted compró hace 3 meses un colchón de muelles ensacados. Y que lo nota blando. Le duelen las lumbares.
      Dice que está pensando en comprar uno de HR o de muelles tradicionales.
      Lo primero que tengo que sugerirle es que si está apoyando su colchón de muelles ensacados sobre un somier de láminas, apoyándolo sobre una base rígida: base tapizada o canapé, haría más firme su descanso, y puede que su dolor de lumbares fuese a menos. Comprar una base rígida puede ser caro… una solución que algunos clientes toman es colocar entre el colchón y el somier de láminas un tablero. Así, de una forma económica, puede probar esta solución.
      Si ya ha decidido cambiar de colchón. Le sugiero que se decida por un colchón de muelles tradicionales. Para combatir los dolores lumbares, lo mejor son colchones firmes (según gusto y peso) de firmeza 4 ó 5, pero adaptables, con suficientes acolchados. En el enlace anterior, pinchando encima, visitará nuestro listado de colchones recomendados para que duelan menos las lumbares. Si además le interesa que sean de muelles tradicionales, visite el siguiente enlace: https://www.colchones.es/colchones/colchon-150×190/colchones-de-muelles/colchones-dolores-lumbares.php
      Para cualquier otra consulta, no dude en llamarnos al teléfono 900 701 086. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *