¿Cómo dormir bien?

Uno de los lugares más importantes de la casa es el dormitorio. Junto con la cocina, son las habitaciones en las que se gesta la salud. Comer y dormir bien son dos actividades imprescindibles para el ser humano. El tema que nos ocupa en el post de hoy y del que somos especialistas en Colchones.es, es el de dormir bien.

Hay muchas personas que no terminan de dormir en condiciones. O tienen problemas para quedarse dormidos, o se despiertan durante la noche y no se vuelven a dormir. O lo que es aún peor: aunque duerman toda la noche de corrido, se levantan con la sensación de que no han descansado. Hoy os damos consejos de cómo dormir bien y os ayudamos a elegir el mejor equipo de descanso para cada tipo de durmiente.

¿Qué es el sueño?

cómo dormir bien

El sueño es un proceso biológico natural de los seres humanos y fundamental para la vida. Podemos sobrevivir mucho tiempo sin comer, pero pasar mucho tiempo sin dormir es realmente peligroso. El sueño repara, restaura y ayuda a nuestro organismo a ponerse al 100% para las actividades del día a día. Se trata por tanto de un proceso vital de gran importancia para nuestras células y nuestros órganos, especialmente nuestro cerebro y nuestro aparato respiratorio.

¿Por qué sentimos sueño?

Una de las hormonas que producen la sensación de querer dormir es la melatonina. Se trata de una hormona que secretamos en la glándula pineal de nuestro cerebro. Generalmente, empieza a producirse cuando no hay luz o estamos en penumbra.

dormir bien

La melatonina, la hormona del sueño

La melatonina, también llamada, la hormona del sueño es la responsable de indicarnos que es hora de dormir e inducirnos al sueño. El Sol influye en que sus niveles disminuyan, lo que nos hace sentir más despiertos. Al llegar la noche, dichos niveles aumentan y con ellos los síntomas de sueño y aletargamiento.

Se ha comprobado en diferentes estudios, que la melatonina también está relacionada con el riesgo de sufrir depresión cuando se alteran los ciclos de sueño, y se está despierto por la noche o cerca de luz artificial. Además, influye en la posibilidad de ganar peso y en la diabetes. La melatonina es una hormona que reduce la hiperglucemia y la hemoglobina glicada, y al mismo tiempo incrementa la secreción de insulina.

En consecuencia, es esencial regular el sistema hormonal y que se segregue melatonina. No dormir puede ser negativo para nuestra salud física y mental. Si bien esto puede ser motivo de discusión, ya que hay muchas personas que se llaman así mismas «nocturnas» y que prefieren pasar sus noches despiertas, lo cierto es que no se trata de preferencias o costumbres adquiridas, sino que nuestro organismo necesita dormir.

Fases del sueño

El sueño pasa por diferentes fases, también conocidas como ciclo del sueño. Durante estas fases, el cuerpo se va relajando, primero de forma superficial, hasta llegar a un momento de máxima atonía muscular, durante el llamado sueño REM.

  • Fase I: se trata de un sueño ligero. Todavía somos capaces de percibir algunos estímulos auditivos y visuales. Durante esta fase, se producen movimientos oculares lentos. No es un sueño nada reparador.
  • Fase II: este período también es de un sueño superficial, pero ya no recibimos información sensorial del exterior. Ayuda a entrar en el proceso de sueño, ya no hay movimientos oculares y el tono muscular es algo menor. Ahora bien, es un tipo de sueño parcialmente reparador.
  • Fase III: durante esta fase, disminuye la tensión arterial y el ritmo respiratorio, aumenta la hormona del crecimiento y el tono muscular todavía disminuye más. Cuando nos despertamos durante esta fase del sueño, lo normal es que la persona se sienta desorientada. Es una fase importante para la reparación física y psicológica.
  • Fase IV: la actividad del cerebro es lenta y el tono muscular está más reducido que en las fases anteriores. Es de gran importancia para la recuperación del organismo y el descanso, aunque todavía no es la etapa de sueño.
  • Fase REM: durante esta fase, se alcanza la máxima atonía muscular, al mismo tiempo que se produce un incremento elevado de la actividad cerebral. Es la etapa de los sueños y las pesadillas.

Si despertamos durante la fase REM, solemos recordar nuestros sueños. Sin embargo, si hemos terminado ya el ciclo o período, y nos despertamos durante otra fase, no solemos acordarnos. Durante la noche, solemos experimentar 4 o 5 ciclos de sueño.

Problemas para dormir bien

Hay diversas dificultades que pueden hacer que no podamos completar los ciclos de sueño necesarios, o bien despertarnos en medio del ciclo de sueño. Vamos a hablarte de algunos de ellos.

Preocupaciones

Una de las razones por las que puede que no logremos dormir es de índole psicológica. Es verdad que cuando estamos pensando en nuestros problemas, resulta mucho más difícil conciliar el sueño. Sin embargo, debemos tratar de dormir para cuidar nuestra salud y proteger nuestro cuerpo de posibles enfermedades.

Muchas veces, las dificultades para dormir son signo de otros problemas de la persona. Es importante, por ejemplo, que aprendamos a gestionar y controlar el estrés y la ansiedad para poder disfrutar de un sueño más reparador.

Mala alimentación

La falta de una alimentación saludable también puede afectar a nuestra capacidad para conciliar el sueño. Irse a la cama sin cenar, tener el azúcar bajo o no haber hecho bien la digestión pueden ser también elementos que nos hagan despertar durante la noche.

En esta línea, lo que debemos hacer es cuidar al máximo nuestra alimentación. Procuremos tomar cenas ligeras y evitar irnos a la cama sin tomar los nutrientes esenciales. También puede ser de gran ayuda disponer de una jarra de agua junto a la cama, de modo que si tenemos sed durante la noche, podamos saciarla sin necesidad de levantarnos y desvelarnos.

Pesadillas

Durante la fase REM, se producen sueños que podemos recordar de forma nítida si despertamos durante ese período. En ocasiones, esos sueños pueden ser de angustia. Generalmente, las pesadillas están relacionadas con procesos de estrés y preocupación en las personas.

En los casos en los que se producen pesadillas recurrentes, puede darse el caso de que la persona experimente algún trastorno psicológico o un proceso depresivo. Lo más conveniente en estas situaciones es acudir a nuestro médico.

Bostezos

El bostezo es una señal de somnolencia y afecta tanto a los humanos, como a los animales. Durante el sueño no nos afecta, pero es un indicador en las etapas previas que puede indicar que nuestro cerebro está generando melatonina y estamos próximos a entrar en la etapa del sueño.

Si experimentamos bostezo de manera muy habitual, esto puede ser un indicador de que no estamos durmiendo bien o no disfrutamos de un sueño reparador, por lo que nuestro organismo nos demanda dormir.

Bostezos

Ronquidos

El ronquido es un sonido recurrente que emitimos con nuestras cuerdas vocales. Afecta a prácticamente el 50% de los hombres y un 25% de las mujeres. Suele estar ligado a problemas de falta de oxígeno durante la noche o el síndrome de apnea del sueño.

Roncar durante la noche puede depender de múltiples aspectos, y puede ser un indicador de problemas de salud. Puede darse el caso de que las vías del aire estén colapsadas total o parcialmente, por lo que el oxígeno no llega correctamente a nuestra sangre.

Los ronquidos pueden influir también en que nos despertemos durante la noche de forma repentina, además de perjudicar al sueño de nuestro cónyuge.

Apnea del sueño

El síndrome de apnea del sueño está relacionado con la dificultad para respirar durante la noche. Se estima que hay más de 5 millones de personas en España con este problema, pero más de la mitad no están diagnosticados. Este problema puede ser algo muy grave, ya que influye en nuestra tensión arterial. Que no se reparta bien el oxígeno por las células puede dar lugar a la aparición de enfermedades.

Algunos síntomas de una posible apnea del sueño pueden ser un ronquido fuerte, sacudidas de brazos y piernas, dolores de cabeza matutinos o levantarse cansado con la sensación de no haber dormido. También podemos sentir una sensación de gran sequedad de garganta, debido al esfuerzo que hacemos para roncar y respirar.

Para tratar la apnea del sueño, es aconsejable tratar de perder peso, evitar el alcohol y el tabaco e intentar dormir de lado y no boca arriba. También existen técnicas avanzadas para reducirla, como por ejemplo utilizar un dispositivo de avance mandicular o abrir las vías respiratorias a través de una máquina CPAP, un dispositivo que ejerce una presión continua positiva y facilita una respiración normal.

¿Cómo podemos dormir mejor?

cómo dormir mejor

En España, alrededor de 1 de cada 3 personas no logra conciliar el sueño adecuadamente. Además hay un 10% de personas que padecen insomnio. No dormir bien es un problema que a la larga puede afectar a nuestra salud, incrementando la tensión y generando problemas cardiovasculares.

Como consecuencia, muchas personas recurren a las pastillas para dormir, algo que no resulta recomendable. Y es que además de que generan dependencia, tienden a perder su efecto porque nuestro cuerpo se acostumbra a ellas (habituación) y entonces debemos aumentar la dosis, sufriendo también peores efectos secundarios.

Otro de los efectos de las pastillas es que por la mañana puedes tener una sensación de resaca: mareos, náuseas, somnolencia, dolor de cabeza y una sensación en general de malestar que no te ayuda mucho a enfrentarte al día a día.

Algunos consejos para antes de dormir

  • Baño caliente. Un baño de agua caliente antes de dormir es muy beneficioso para el sueño, relaja el cuerpo y la mente.
  • Tomar un vaso de leche caliente o infusión de lavanda, manzanilla, melisa o tila, son algunos de los remedios naturales que te pueden ayudar.
  • Tomar algunos complementos como melatonina también son recomendados por los expertos, pero siempre bajo supervisión médica.
  • Cenar poco. La lechuga es un alimento que ayuda a dormir. Si tienes verdaderamente problemas para conciliar el sueño hay algunos alimentos que no te interesan tomar, ni siquiera durante el día: cafeína, teína, bebidas refrescantes energéticas, etc.
  • No hacer siesta.

Trucos para dormir bien

Podría empezar y terminar este punto diciendo que el mejor truco para dormir bien es irse a la cama con el cuerpo relajado y la mente serena. Y así es, pero sé, que muchos de vosotros estaréis pensando que esto es muy fácil decirlo, pero no siempre hacerlo. En Colchones.es os queremos ayudar a lograrlo.

Queremos estar bien de salud, vivir felices y dormir a pierna suelta,… pero aunque haciendo lo que estamos haciendo no lo conseguimos, no cambiamos nada. Como decía el genio Einstein «Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo». 

albert-einstein. Fuente: http://www.lafelicidadestadelante.com/

A continuación vemos algunas ideas y trucos para dormir bien, y os invito, que antes de descartar nada, los probéis el tiempo suficiente como para poder tener una opinión propia y saber si os funciona o no. ¡¡La mente tiene muchas excusas para no cambiar!!

El poder de la mente

Para dormir bien y a pierna suelta, nuestra principal aliada ha de ser la mente. Bien es cierto que ayuda, como veremos más adelante, cuidar el cuerpo físico haciendo ejercicio o cenando poco, entre otras cosas. Pero si la mente sigue activa, no dormiremos.

Muy poca gente es consciente del enorme poder que tiene nuestra mente. Dicen que llegamos a tener más de 60.000 pensamientos al día. De la mayoría de ellos no nos enteramos, y además suelen tener lo que podríamos denominar «una carga negativa». Es decir, lejos de considerar nuestras potencialidades y empoderarnos, suelen ser del tipo: “No sé si podré”, “No soy capaz.”, “No lo aceptarán”, “No estoy  preparado”, “No les gustaré”, “¡Qué tonto que soy!”, “¡Qué feo que soy!”, “¡Qué gordo que estoy!”, “¡Qué mal me encuentro!”, “Estoy enfermo”, “¡Cómo me duele!”, “Así no vamos a ningún lado!”, “¡Estoy cansado!”, “¡Mira lo que me han hecho!”, “¡No me merezco esto!”, “¡No voy a perdonarlo!”, “Pobre de mí”…

pensamientos-en-la-mente. Fuente: https://unmundodesuenos.files.wordpress.com

La mente es un cuerpo, una herramienta increíblemente fantástica y poderosa que ha de ser nuestra aliada, que hemos de utilizar y tenerla a nuestro servicio, ser un instrumento para nuestro propio beneficio, y no al revés.

Consejos útiles para dormir bien

Pese a que me he centrado en la importancia de la mente, hay muchos trucos que nos ayudarán a dormir mejor. Os dejo algunos consejos que nos ayudarán a relajar la mente y desconectarla.

  • Dormir a oscuras

La melatonina hemos visto anteriormente que es la hormona encargada de los ciclos de sueño-vigilia, aumenta sus niveles en la oscuridad y de noche, lo que nos induce a dormir. Al igual que la luz solar hace que disminuyan los niveles de melatonina, lo hace la luz artificial por la noche, causando la supresión de la melatonina en nuestro organismo. Y esto, no solo acarrea no dormir por las noches, sino que aumenta el riego de contraer ciertas enfermedades como la diabetes, cáncer o sufrir de problemas en el corazón. Entre la luces más perjudiciales se encuentra la luz de ondas cortas o luz azul, producida por los televisores, computadoras o teléfonos móviles.

consecuencias de dormir con luz

  • Cuidar la temperatura de la habitación

Una temperatura adecuada para el dormitorio sería en torno a 21 grados. Al dormir, la temperatura corporal disminuye por lo que los expertos consideran que estar en una habitación fresca podría ayudar a conciliar el sueño.

En el post trucos y consejos para dormir en las noches calurosas te comentamos qué hacer en verano.

  • Dormir lejos de campos electromagnéticos y aparatos eléctricos

Los campos electromagnéticos pueden influir en el funcionamiento de la glándula pineal. Ver la televisión o la pantalla del ordenador y cargar el móvil cerca de la cama puede desencadenar diferentes alteraciones, estrés, reducción de la melatonina e incluso trastornos oculares. En este sentido os sugerimos utilizar la cama sólo para dormir o tener intimidad con tu pareja.

Dormir-oscuras. Fuente: http://www.fundacionunam.org.mx/

  • Que no haya ruidos

Aunque parezca algo lógico, a muchas personas les gusta dormir con la radio o la televisión encendida, lo que hace que la mente no pueda parar.

  • Dormir hacia el Norte

Colocar la cabecera hacia el Norte si hay problemas para conciliar el sueño. Si dormimos, pero existe sensación de cansancio, la situaremos hacia el Oeste con el objetivo de reponer la energía. En caso de personas muy activas o que practican mucho deporte, se orienta hacia el Este. Hacia el Sur, no es aconsejable en ninguna circunstancia. Para saber más leer el post cómo aplicar el Feng Shui en el dormitorio.

  • Cenar ligero

Las digestiones pesadas son enemigas del buen sueño. Cenar poco, sin quedarnos con hambre es una manera de irse a la cama con menos tensión y sin estar escuchando el ronroneo del estómago.

  • No tomar bebidas estimulantes

Las bebidas estimulantes como algunos refrescos, la cafeína o el té pueden apetecernos durante el día, pero a partir de ciertas horas, y en algunas personas es desde mediodía, pueden generar la alteración del sueño.

El alcohol tampoco ayuda. Éste deprime el sistema nervioso, lo que ayuda a quedarse dormido en un principio, sin embargo, este efecto desaparece a las pocas horas, lo que provoca que podamos despertarnos varias veces a lo largo de la noche, impidiendo un buen sueño. Además de esto, el alcohol magnifica los ronquidos y otros problemas respiratorios relacionados con el sueño.

  • El tabaco no ayuda

La nicotina provoca en nuestro organismo un efecto que dificulta que nos quedemos dormidos con facilidad.

  • Tener algunas rutinas

Si tienes problemas para dormir, tener algunas rutinas antes de ir a la cama te puede ayudar mucho. Esto iría unido a tener «cierta organización» en tu vida en general. Es conveniente acostarse y despertarse siempre a la misma hora en la medida de lo posible tanto los días laborables como los festivos. En caso de necesitar una siesta, que no dure más de 30 minutos, ya que si es demasiado larga puede alterar el ritmo del sueño.

  • Desconectar del trabajo al menos dos horas antes de acostarse

De esta forma hay tiempo para tranquilizarse y aparcar los asuntos o problemas laborales, y que todas las preocupaciones queden fuera de la cama. Incluso nuestra sugerencia, es que se queden antes de entrar por la puerta de casa.

Consejos para dormir bien. Fuente: http://3.bp.blogspot.com/

  • Relajarse

Para relajarnos y controlar la mente, como os sugeríamos en líneas anteriores, podemos realizar algunas acciones como: Darnos un baño caliente. Estos baños nos ayudan especialmente debido al cambio de temperatura que se crea al salir. Aprender algunas técnicas de autocontrol, respiración y relajación, Escuchar música relajante. También puedes encontrar algunas Apps que te pueden ayudar. Utilizar aromas relajantes en la habitación. Bien en velas, inciensos o quemadores para aceites esenciales. El mundo de la aromaterapia nos puede inducir también al sueño.

Relajación. Fuente: http://www.utilidad.com/

Técnicas de relajación para dormir rápidamente

La Técnica “4-7-8″ del Dr Weil. Es una técnica de relajación que te permitirá dormirte fácil y rápidamente. Se consigue controlar la respiración y que la concentración de gases en sangre vuelva a los niveles normales, bajar el ritmo cardíaco y entrar en un estado de relajación.

¿Cómo funciona esta técnica? Se trata de una técnica para quedarse dormido basada en la respiración. Es sencilla y rápida, y consiste en:

  • Coge aire por tu nariz durante 4 segundos
  • Mantén ese aire en tus pulmones durante 7 segundos
  • Expulsa todo el aire en tus pulmones durante 8 segundos
  • Repite este proceso hasta que te quedes dormido

El profesor Weil recomienda que durante todo el ejercicio se mantenga la punta de la lengua tocando la encía superior de la boca.

dormir 4-7-8 Respiración. Fuente: http://static1.squarespace.com/

Otras técnicas de relajación

Las visualizaciones también resultan eficaces. Para ello te proponemos la siguiente, sugerida también por la terapeuta familiar Vikki Stark:

“Al inhalar, visualiza el aire fresco y puro entrando en tus pulmones, llegando a todas partes de tu cuerpo y limpiando cada una de tus células. Al exhalar, imagina que todas las toxinas y elementos negativos están siendo expulsados de tu sistema hacia la atmósfera, dejando tu cuerpo restaurado. Hay que enfocarse en la calma y quietud de inhalar y exhalar, y les garantizo que empezarán a sentirse más tranquilos y relajados. Sin embargo, esto no va a ocurrir la primera vez que lo intentes. Es un ejercicio, por lo que requiere de práctica para lograr buenos resultados. Sigue intentándolo hasta que tu cuerpo entre en un estado de profundo relajo.”

dormir como un bebé. Fuente: https://agenciaeternity.files.wordpress.com

En el post sobre los dolores de espalda, tratamiento y técnicas de relajación, también os hablábamos de dos técnicas que os pueden funcionar igualmente para dormir rápido. Por un lado la Relajación progresiva de Jacobson, y por otro la Relajación muscular. 

  • Hacer algún deporte suave

Realizar deportes que no nos activen mucho antes de dormir como caminar, yoga, chikung o taichi, meditar o practicar pilates pueden ser muy beneficiosos antes de dormir.

Si durante el día nos mantenemos físicamente activos con otros deportes, también tendremos más posibilidades de tener un sueño reparador. Te recomendamos leer el post Deportes que nos ayudan a dormir mejor

taichi

  • Parar la mente

De estas actividades, la práctica de yoga, chikung o taichi, meditación, zen, etc. además de relajar el cuerpo físico, conllevan un trabajo sobre la mente. Nos enseñan a parar los pensamientos y calmar la mente, a escuchar el cuerpo, superar miedos o desapegarnos de ideas y emociones,…que pueden estar impidiendo que conciliemos el sueño.

Trucos para dormir según tu problema

Si queremos dormir mejor, es importante saber por qué no dormimos bien. Según el problema la solución es distinta.

Personas que se ponen nerviosas y no pueden dormir

Ya sea por la ansiedad, las preocupaciones o algún problema personal, hay personas que se ponen muy nerviosas durante el momento del sueño. Por tanto, no logran del todo conciliar el sueño y dan vueltas y vueltas en la cama. Y lo que es peor, siguen rumiando pensamientos sin parar acerca de aquello que les preocupa.

En estos casos, puede ser recomendable tomar valeriana, una planta que podemos ingerir en forma de infusión y que nos ayuda a aliviar el estrés y la ansiedad.

Personas que se despiertan varias veces por la noche

Otro caso es el de las personas que tienen un sueño muy superficial. Aunque los adultos en general solemos tener un sueño menos profundo que los niños, lo cierto es que dormir del tirón no es fácil por razones fisiológicas, aunque no estemos sufriendo de ansiedad, ni de ninguna enfermedad.

Un remedio natural que se recomienda para estos casos es tomar melisa un poco antes de irnos a dormir. La melisa es una planta medicinal tonificante, que además tiene un efecto sedante. Al ayudarnos a caer en el sueño, facilita que nuestro sueño resulte más continuo y no sea tan fácil despertarse porque nos encontramos más relajados.

tomar infusión de melisa para dormir

Otro consejo que también te puede ayudar en este caso es tratar de cambiar tus hábitos de vida. Especialmente en lo que respecta a la hora de dormir. Intenta acostarte a una hora no muy tardía y trata de relajarte durante unos treinta minutos antes mediante una respiración profunda. Procura pensar en algo agradable y evita al máximo el uso de cualquier tecnología que te distraiga.

Oír un ruido y ya no volverse a dormir

Es el caso de las personas que tienen problemas para quedarse dormidos una vez que se han despertado. Las razones pueden ser muchas, pero en general se produce cuando escuchamos accidentalmente cualquier ruido que nos despierta. O incluso nuestros propios sueños. En estos casos, la infusión de amapola actúa como un sedante natural que ayuda a combatir el insomnio.

Insomnio por depresión

Hay muchos casos también de personas que no pueden dormir bien debido a la depresión. Una relación rota, un familiar fallecido, problemas económicos o laborales… las razones pueden ser muchas, pero la cuestión es que estás dándole vueltas y vueltas a tus preocupaciones durante la noche sin poder dormir.

En estos casos, por supuesto es importante acudir a un psicólogo para buscar una terapia adecuada para nosotros. Pero además, a la hora de dormir, puede ser recomendable tomar hiperico, una hierba que ayuda a levantar el ánimo. Habría que mirar, en todo caso, si esta hierba es recomendable para la persona en cuestión.

Dormir mejor

Sueño agitado y pesadillas

Otro caso en el que el sueño no es reparador y se pasa realmente mal es cuando tenemos un sueño agitado y sufrimos de pesadillas. Las pesadillas son malos sueños, que se caracterizan por el miedo y la ansiedad. Se producen durante la etapa de sueño REM, que es cuando movemos nuestros ojos más rápidamente.

Las pesadillas pueden estar relacionadas con el estrés y la ansiedad, con situaciones de estrés post-traumático o incluso con dificultades para respirar o la apnea del sueño. Para reducir la posibilidad de experimentar pesadillas, hemos de mejorar también nuestros hábitos de vida y aprender a relajarnos antes de dormir.

Cómo elegir un buen colchón

Siendo conocedores de que gran parte del éxito en el buen dormir depende de un buen equipo de descanso. Elegir el colchón y almohada adecuado hará que nuestro sueño sea saludable y nos permitirá dormir bien, como se suele decir, nos hará dormir como angelitos. Te contamos cómo debes elegir tu equipo de descanso para dormir bien.

Son muchos los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un colchón que nos permita dormir bien. En las siguientes líneas ahondamos en los que para nosotros son los más destacados: la firmeza, el núcleo del colchón, los acolchados, el peso y la edad del durmiente.

La firmeza del colchón

Como se suele decir «para gustos los colores» ya que a cada durmiente le va bien una firmeza diferente. Para los que les guste dormir en un colchón duro y firme, los de muelles son la mejor alternativa. Y para los que les gusta dormir en un colchón de firmeza media o media baja, suave y con una gran adaptabilidad, el látex le proporcionará todas estas características, así como los colchones de espumación HR, o los que llevan gruesos acolchados de viscoelástica, gel,…

En Colchones.es podéis elegir el colchón en función de su firmeza. Están catalogados en una escala del 1 al 6, donde 1 es la menor firmeza y 6 la máxima. Actualmente tenemos colchones a partir de la firmeza 2. Para elegir la firmeza, desde la pestaña Colchones del menú superior, al desplegarla se muestran todas las opciones.

Dormir bien

Para ayudaros a elegir la firmeza adecuada para cada durmiente, os hemos preparado este vídeo con una serie de consejos:

Los materiales en el núcleo

El núcleo del colchón determina la firmeza de la que hablamos anteriormente. Es lo que da consistencia al colchón. Según sean los materiales que lo forman, sus características y beneficios para el descanso varían. Desde el menú colchones podéis elegir el núcleo.

Colchones de muelles y muelles ensacados

Este tipo de colchones de muelles se caracterizan por ser los más firmes del mercado, ideales para durmientes de peso superior a 90 kilogramos. Están también recomendados para personas calurosas, ya que son muy transpirables. Además con los de muelle ensacado conseguiremos una óptima independencia de lechos.

VER INFO DEL COLCHÓN ENSACADO BASIC DE COLCHONES.ES

Dormir bien

Colchones de látex

El látex es un material que destaca por su elasticidad, flexibilidad y adaptabilidad. Estos colchones de látex suelen tener una firmeza 3 sobre 6, siendo 6 el máximo, lo que los hace ideales para personas mayores, aquellas que tienen que permanecer encamadas o necesitan somieres articulados.

SABER MÁS DEL LÁTEX FRESCO ECO 

Dormir bien, mejor colchón látex

Colchones de espumación

Este tipo de colchones pueden ser de espumas de alta resiliencia, “high resilence” en inglés, son colchones de nueva generación, adaptables, firmes y económicos. También se incluyen en este apartado los colchones con núcleo de tecnología Bultex de Pikolin y Airvex de Flex. Son menos firmes y menos transpirables que los colchones de muelles.

VER LA FICHA DEL ROLER 3.0 DE COLCHONES.ES

Colchón de Espumación para domir bien

Los materiales en el acolchado

El acolchado proporciona adaptabilidad al colchón. Cuanto mayor sea el grosor de éstos mayor sensación de acogida tendrá. Los acolchados de mayor grosor son  ideales para los durmientes más frioleros. En la pestaña colchones se puede elegir el material del acolchado que os guste.

Los acolchados ayudan a mantener la alineación corporal y eliminan los puntos de presión sobre nuestro cuerpo. Los acolchados de látex son los que proporcionan mayor adaptabilidad, son muy elásticos. La viscoelástica también aporta adaptabilidad, al igual que otras fibras naturales. Los colchones con gel también son muy suaves a la hora de descansar y son un poco más frescos.

El índice de masa corporal

Os recomendamos que le echéis un vistazo al siguiente post sobre elegir un colchón Según el índice de masa corporal. Una recomendación: para personas de peso superior a 100kg, no sería recomendable utilizar colchones con núcleo de látex. Lo más recomendable en estos casos es que utilicen colchones con núcleo de muelles por su alta firmeza. Las personas con bajo peso prácticamente pueden optar por utilizar cualquier modelo de colchón.

La edad del durmiente

Como podemos imaginar, para cada edad hay un tipo de colchón adecuado.

Colchones para cuna

Los colchones para cuna se aconseja que sean firmes para el correcto desarrollo del niño. Recomendamos exclusivamente los de muelles, que no se hunden en exceso y tienen la mejor transpiración.

Colchones para niños

Los colchones para niños, al igual que los de cuna deben adaptarse al cuerpo manteniendo la columna en posición correcta para el crecimiento. También deben ser transpirables ya que los niños sudan más que los mayores, y por ello, recomendamos también adquirir un colchón con núcleo de muelles.

VER INFORMACIÓN DEL MUELLE VISCO

Colchones para adultos

Los colchones para los adultos que descansan solos pueden ser más variopintos y adaptados a sus gustos y necesidades. Si descansan en pareja, os recomendamos buscar colchones con gran independencia de lechos. Los de mayor independencia son los colchones de muelles ensacados. Se pueden adquirir para una independencia total, los colchones gemelos. En ellos, cada durmiente reposa sobre su propio bloque.

SABER MÁS DEL COLCHÓN SUITE CONFORT

Dormir bien, colchón adultos

Colchones para edades avanzadas

Los colchones para las personas mayores que duermen menos horas y a veces con gran dificultad, han de ser suaves y con gran acogida, como pueden ser los de látex si padecen alguna dolencia, aquellos que tengan acolchado de viscoelástica o en el caso de dormir en pareja, quizás la opción de elegir un colchón con una buena independencia de lechos sea la mejor, y para ello los de muelle ensacado son los recomendados. Para las personas con problemas de movilidad o que deben pasar mucho tiempo en cama, son perfectos los colchones articulados.

SABER MÁS DEL SIMPATÍA VISCO 4

Cómo elegir una buena almohada

Las almohadas, al igual que el colchón son de gran relevancia a la hora de tener un buen descanso. Pueden ser según el material de su bloque principal: de viscoelástica, fibra o látex.

Almohada viscoelástica

Las almohadas de viscoelástica son termosensibles, se adaptan a la forma de la cabeza aportando un mayor soporte, favoreciendo un completo descanso cervical y reduciendo la necesidad de cambiar de postura permitiendo que la cabeza y los músculos del cuello y hombros descansen cómodamente durante las horas de sueño.

VER FICHA DE LA ALMOHADA VISCOELÁSTICA DE COLCHONES.ES

Dormir bien almohada

Almohada de Látex

Las almohadas de látex tienen una textura suave y agradable, lo que genera una profunda sensación de confort. Se amoldan al cuerpo y eliminan las tensiones. Las almohadas de látex garantizan el descanso.

SABER MÁS DE LA ALMOHADA LÁTEX DE COLCHONES.ES

Dormir bien almohada látex Colchones.es

Almohada de Fibra

Las almohadas de fibra proporcionan confort y tienen gran capacidad de recuperación. Son transpirables y frescas, lo que favorece la absorción de la humedad. Se pueden lavar con facilidad.

SABER MÁS DE LA ALMOHADA TACTO PLUMA DE COLCHONES.ES

Dormir bien almohada de fibra

Elegir Bien la almohada

Para ayudaros a elegir la almohada que os permita dormir bien, os dejamos el enlace a un post anterior en el que encontraréis información útil para hacer la mejor elección. Firmeza y altura de las almohadas, ¿cuál elegir?

Conclusión

Como ves, hay muchos detonantes que pueden evitar que podamos dormir bien. Si quieres dormir con salud, es importante que hagas caso de los indicadores de que no estás descansando bien. Si te despiertas a menudo durante la noche, si no logras dormirte, o si tienes la sensación de no haber descansado. Es importante que hables con tu médico.

Desde Colchones.es os animamos a cuidar y proteger vuestra salud. La calidad del sueño es uno de los aspectos fundamentales para llevar una buena calidad de vida, aunque no siempre se le presta la debida atención. Si te gustaría compartir algunas otras ideas con nosotros, te invitamos a dejarnos tus comentarios.

Si necesitáis ayuda para elegir el colchón y la almohada que os ayude a dormir bien, podéis llamar a nuestros expertos en descanso. Os atienden de lunes a viernes de 8 am. a 20 pm., en el teléfono gratuito 900.701.086. También podéis dejar un comentario en este post y os ayudaremos encantados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: ZIA6 S.L . Finalidad: gestionar el envío de la información que nos solicita. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad