Deportes que nos ayudan a dormir mejor

Son muchos y variados los motivos que nos llevan a practicar deporte: fortalecer los músculos, tener más flexibilidad, canalizar nuestras tensiones, tener mejor estado de ánimo o incluso para adelgazar. Pero, no solemos planteamos hacer ejercicio para dormir mejor. En este post vamos a ver los deportes que harán que nuestro descanso sea mucho más placentero y reparador, y nuestro despertar será mucho más positivo. Son deportes que nos ayudarán a vivir mejor.

Como dice el investigador Max Hirshkowitz, «El ejercicio y dormir bien van unidos de la mano«, pero es realmente cierta esta afirmación. Nos preguntamos: ¿El ejercicio ayuda a dormir mejor?

Varias investigaciones hablan de que hacer ejercicio contribuye a lograr un descanso profundo y a que nos reconciliemos con la almohada. Un estudio reciente realizado por unos investigadores de la Universidad Estatal de Oregón donde se confirma que la actividad física juega un papel importante a la hora de lograr un mejor descanso. Sin embargo, no están seguros aún de si es solo el ejercicio el directamente responsable de lograr conciliar el sueño.

Los expertos dicen que puede existir alguna otra explicación entre la conexión sueño-ejercicio, como que el ejercicio reduce el estrés, y por lo tanto puede contribuir a tener un sueño más profundo. En cualquier caso, el resultado de hacer deporte es el de conciliar el sueño más rápidamente de manera más profunda. Aunque debe hacerse siguiendo unas determinadas pautas que vemos a continuación.

¿Cuándo hacer deporte para dormir mejor?

Para que hacer deporte juegue a nuestro favor a la hora de dormir y no en contra, hay que hacer ejercicio como mínimo entre 2 y 3 horas antes de ir a la cama. ¿La razón? Que cada ejercicio tiene su momento. Algunos nos ayudan a que liberemos estrés y que por la noche lleguemos a la cama relajados y preparados para dormir, pero otros, si son muy estimulantes, nos aportarán mucha energía, aumentará nuestra frecuencia cardíaca y harán que nos sentimos más activos, por lo que será difícil conciliar el sueño..

Además, para poder dormir, la temperatura del cuerpo debe estar más baja que por el día. Si hacemos un ejercicio muy activo poco antes de acostarnos, nuestro cuerpo no tendrá suficiente tiempo para descender al nivel necesario para relajarnos, ya que por lo general, tarda 6 horas en bajar la elevación de la temperatura después del ejercicio para propiciar la temperatura que invita al sueño.

¿Qué deportes nos ayudan a dormir?

Una vez vistas estas sencillas pautas, es hora de desgranar los deportes que nos ayudarán a tener un descanso reparador y a despertar con todas las pilas cargadas. Te propongo 6 actividades, tres son más activas y tres más suaves. Todas ellas son muy beneficiosas. ¡Te toca a ti descubrir cuál te va mejor!

  • Salir a correr

El ejercicio aeróbico moderado es uno de los más indicados para disfrutar de un buen sueño. Salir a correr es una opción asequible que también nos servirá para mejorar nuestra salud cardiovascular, respirar mejor y quemar calorías. Otra de sus ventajas, es que se libera mucho estrés.

En un estudio realizado en la Universidad de Stanford, en California, donde tras evaluar a 43 personas (29 mujeres y 14 varones), con edades entre los 50 y 76 años con problemas de insomnio, se llegó a la conclusión que una de las mejores cosas que pueden hacer los adultos que no duermen muy bien es correr diariamente.

En otra investigación realizada en Australia se demostró que correr hace que seamos más “eficientes” a la hora de dormir, respecto a la cantidad de tiempo que estamos acostados en la cama y la cantidad de tiempo que efectivamente dormimos.

La causa por la cual el ejercicio ayuda a dormir, bien puede ser por un lado psicológica, al mejorar el estrés y disminuir la ansiedad. Y por otro lado fisiológica, al relajarse los músculos, disminuir el tono simpático y equilibrarse la regulación térmica.

correr-para-dormir-mejor

  • Hacer natación

El siguiente deporte del que vamos a hablar que es excelente para dormir es la natación. Nadar tranquiliza, relaja y ayuda a conciliar el sueño. Además ayuda a descargar adrenalina, y por supuesto mejora el insomnio.

Nadar nos permite aguantar más tiempo haciendo ejercicio sin notar tanto el esfuerzo dentro del agua, algo que sirve de ayuda a los que se han decidido a abandonar la vida sedentaria recientemente.

Nadar para dormir mejor

  • Caminar a diario

Caminar es uno de los deportes más completos que existen. Además de que nos ayuda a sentirnos bien, favorece que disminuya el estrés, nos ayuda a relajarnos y como consecuencia a dormir mucho mejor.

Salir a caminar a diario es una de las mejores formas de asegurarnos un sueño reparador por la noche. Si este paseo podemos hacerlo por el campo o incluso en compañía agradable, será además más entretenido. Treinta minutos al día serán suficientes para notar mejoras físicas y psíquicas, nuestro cuerpo lo agradecerá y la rutina establecida contribuirá a vivir más relajados y descansar mejor.

caminar y dormir mejor

Los tres ejercicios de los que vamos a hablar ahora: pilates, yoga y chikung-taichi, aunque son prácticas mucho más tranquilas, es recomendable, al menos con algunos movimientos, dejar un margen de unas dos horas desde su realización hasta el momento de ir a la cama, pero en estos casos tenemos algunos ejercicios específicos que podemos hacer justo antes de dormir, con los que relajarnos al máximo y entrar en un sueño profundo.

  • Practicar pilates

El pilates consiste en una serie de estiramientos que combinan ejercicio físico y mental con el objetivo de encontrar el equilibrio entre nuestro cuerpo y nuestra mente. Se trabaja con la respiración, lo que nos ayuda a disminuir el ritmo cardíaco y a relajarnos.

Pilates y dormir mejor

Hay un ejercicio de pilates muy suave que podemos realizar en la cama todas las noches antes de dormir, para liberar tensiones. Para ello nos tumbamos boca arriba, flexionamos las rodillas de forma que queden alienadas con las caderas y unimos las manos por debajo de las mismas mientras contraemos ligeramente el estómago. En esta postura expiramos mientras bajamos la rodilla derecha hasta el pecho e inspiramos repitiendo el mismo movimiento con la otra pierna, siempre despacio y con suavidad. Unas diez repeticiones serán suficientes para relajar la musculación y la mente.

  • Practicar yoga

El insomnio suele afectar a personas cuyo sistema nervioso está excitado permanentemente. Con la práctica de yoga se produce la desconexión del simpático y la activación del parasimpático, lo que podría ser una razón de peso para practicar yoga si sufrimos de insomnio.

El yoga enseña y promueve una respiración lenta y profunda, lo cual puede elevar los niveles de dióxido de carbono, un sedante natural que ayuda a dormir. Cuando la respiración es rápida y poco profunda, se pierde CO2 y resulta más difícil dormirse.

La práctica de yoga también hace aumentar los niveles de melatonina, una hormona que segrega la glándula pineal y ayuda a regular el reloj interno. Los niveles de melatonina suben de manera natural durante la noche y bajan durante el día, debido a que su secreción se inhibe con la luz.

Y una postura que puedes hacer en casa, es la postura del muerto, también conocida como Shavasana. Cuyos efectos tranquilizadores nos pueden servir para dejar atrás todo el estrés del día e introducirnos en un sueño de lo más placentero. Su nombre ya nos da una idea de como nos tenemos que colocar, boca arriba con los brazos extendidos, las piernas separadas dejando que los pies caigan abiertos de forma natural y las palmas de las manos hacia arriba. Estando así comenzamos a respirar despacio y profundamente, pero sin forzar, con los ojos cerrados y sintiendo que cada vez nos vamos hundiendo más y más en la cama, mientras todo el cuerpo se va destensando.

yoga y dormir mejor

  • Chikung y taichi

El chikung y el taichi provienen de China y se han utilizado durante miles de años para mejorar la salud y prevenir enfermedades. Utilizan la respiración y ejercicios de meditación en movimiento para mejorar cuerpo y alma.

Cuando practicamos qigong o chikung, entramos en resonancia con los ritmos yin y yang de la naturaleza, los mismos que rigen el trabajo y el descanso, la vigilia y el sueño, el día y la noche para alcanzar una sensación de armonía y paz. Los movimientos en el chikung son esencialmente lentos, y en ellos los pies se mantienen bien apoyados al piso para crear profunda conexión con la energía de la tierra, como si tuviésemos raíces y la coronilla apunta siempre al cielo, y así se mantiene la conexión cielo-tierra. Con la práctica regular se va produciendo más silencio interior y una actitud ante la vida de apertura y serenidad. Todo lo que ayuda a tener una buena relación con el sueño.

taichi y dormir mejor

Como veis, si vuestro problema es el insomnio, practicar ejercicio puede ser una excelente solución.

Cómo no, además de una vida equilibrada y sala, la selección de un buen apoyo para tu descanso es fundamental, en Colchones.es te recomiendan estos colchones para deportistas, adecuados por su composición y características.

Si hacéis otro deporte que os ayuda a dormir y descansar mejor, nos encantaría conocerlo. Ayudarás a mucha gente. Puedes dejar tus comentarios. Muchas gracias.

Suscríbete por email
Etiquetas: beneficios de hacer deporte para dormir | Caminar | Chikung y Taichi | Correr | Deportes que nos ayudan | ejercicio | Meditación y respiración | Nadar | pilates | yoga

Autor: Carolina Moreno

3 pensamientos en “Deportes que nos ayudan a dormir mejor

  1. Es un artículo muy extenso y enriquecido con información valiosa Carolina. Con toda ésta información nadie puede quejarse de que a partir de hoy no puede dormir bien. Se agradece por motivarnos a practicar el deporte para dormir bien y aún mas para llevar una vida sana.

    Un saludo.

  2. Pingback: Practicar esports – bonanit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *