Dormir con plantas en el dormitorio ¿bueno o malo?

Uno de los rumores más frecuentes dice que «las plantas te quitan el oxígeno mientras duermes», pero ¿esto es cierto? ¿es bueno dormir con plantas en el dormitorio?

La explicación radica en la función clorofílica de las flores y plantas, en este proceso las plantas de hoja verde inhalan dióxido de carbono (CO2) durante el día y liberan oxígeno (O2) cuando no está la luz del sol, y en las horas nocturnas, realizan el proceso contrario consumiendo oxígeno y libreando dióxido de carbono, de ahí que se diga que dormir con plantas es malo.

Hay verdad, pero también exageración… es como decir que sólo un colchón natural al 100% es el único adecuado para la salud. Sigue leyendo, es este un tema interesante.

Leer más

Trucos y consejos para dormir bien en las noches calurosas

Como dice una conocida canción «El verano ya llegó, ya llegó, ya llegó». Pero, lo que para unos es motivo de alegría y disfrute, para otros puede no serlo tanto. La estación de la luz es también la del calor. Y esto puede generar, entre otras cosas, lo que se conoce como insomnio estival. En el post de hoy vamos a daros algunos consejos y trucos para que conciliar el sueño sea más fácil en las noches calurosas y vamos a recomendarte colchones para calurosos ¡o noches calurosas!

Antes de hablaros de los consejos, me gustaría hablar un poco de las causas que nos llevan a este insomnio estival. Pueden ser diversas, pero las podemos agrupar en tres:

  • La luz. Hay más horas de luz solar y esto hace que nuestro cerebro genere menos melatonina, la hormona, que participa en el proceso del sueño.
  • El calor. El aumento de la temperatura hace que sea más difícil dormir.
  • Nuestros hábitos de vida cambian. Pasamos más tiempo en la calle, aumentamos la horas de ocio, comemos y bebemos más, etc. Y todo esto afecta al ciclo normal del sueño.

De estas tres causas, la que nos preocupa y suele incomodarnos más a la hora de descansar bien, es principalmente el calor, ya que es una de las sensaciones que nos hará más difícil mantenernos en la cama.

Según la web practicopedia, el 40% de los españoles padece insomnio en verano. Si eres tú uno de ellos te animo a seguir alguno de los consejos que te damos a continuación. Eso sí, no te aconsejo seguir el ejemplo de este caluroso bulldog, el remedio será peor que la enfermedad.

Dormir fresquito

¿Qué podemos hacer si, debido al calor, no podemos dormir?

No poder dormir cuando lo deseamos es algo que nos suele alterar bastante, empezamos a dar vueltas y la queja se instaura en nuestra cabeza. ¡Ay, qué calor! Esta es la frase con la que empezamos a ponernos cada vez más y más nerviosos. ¿Qué hacer?

– Utilizar el aire acondicionado o un ventilador con precaución

Lo recomendable es que no esté en el dormitorio y a una temperatura que oscile sobre los 22 grados. Hay que tener cuidado ya que puede perjudicar nuestra salud, bien porque pude causarnos un enfriamiento, bien, porque si los filtros están sucios, puede facilitar alergias u otros síntomas como fatiga, tos, irritación en los ojos, dolor de cabeza y de garganta, estornudos, congestión y una sensación de opresión en el pecho. Lo ideal es un ventilador que mueva el aire de la habitación, y que no nos apunte directamente a la cama.

altas temperaturas

– Aumentar la circulación del aire

Ayudará a que el aire caliente del ambiente saque el exceso de calor de nuestro cuerpo que es más caliente. Para ello, dejaremos varias ventanas abiertas, y que la brisa entre en diferentes direcciones.

– Jugar con persianas, toldos, cortinas…

Como ya hemos dicho, jugar con las ventanas para generar una corriente de aire es muy útil. Otro sencillo gesto, es jugar con las persianas. Durante el día mantenerlas bajadas para que no entre el calor. Los toldos y cortinas también nos pueden ayudar a que el sol no incida tan directamente en el interior de nuestra casa. Por la noche recoger toldos y cortinas, y si es posible subir las persianas y abrir las ventanas. Los ventanales grandes hacen más efecto lupa, por lo que dejan pasar más calor. Las ventanas pequeñas son por lo tanto mejores para evitar las altas temperaturas.

ventilar-habitacion-calor-

-Cambia de habitación

La orientación de la casa también influye. Si tienes varias habitaciones en casa, múdate durante el verano a aquella en la que dé el sol por la mañana pero no lo haga por la tarde, que es cuando la temperatura más aumenta. Otra opción, si nuestra casa es de dos pisos, es mudarnos a la parte inferior. El aire caliente tiende a subir, por lo que en la parte baja de la casa se estará más fresquito.

Cuantas más cosas y muebles tengamos, más calor acumularemos. En nuestro post sobre decoración para el verano, ya os aconsejábamos que es hora de desprendernos de todo aquello que nos sobra, pues por si te faltaban motivos, aquí tienes uno más. ¡Acumular, da calor!

Algunos aspectos muy importantes que también nos ayudan

-Mantener la rutina

A nuestro organismo le va bien tener unos horarios y unos biorritmos. Con la llegada del verano, las vacaciones, conciliar el trabajo con nuestros hijos,… se trastoca la rutina. Si nos acostamos tarde y agotados, dormiremos menos horas y peor, y nos despertaremos cansados. Intenta mantener un horario fijo, ¡al menos hasta que te vayas de vacaciones!

-Dormir la siesta

Una siesta de 20-30 minutos es recomendable para dormir mejor por las noches. Descansar en las horas más calurosas puede ayudar a dormir mejor luego. Diferentes médicos lo recomiendan.

siesta

– Tomar abundante líquido durante el día

Beber abundante líquido a lo largo de todo el día, entre 2 y 4 litros, para evitar eliminarlo rápidamente. De esta forma el cuerpo estará hidratado durante la noche. Por otro lado, mejor no beber en las dos horas antes de dormir para evitar levantarnos a medianoche. Aunque las temperaturas sean muy altas, los expertos no aconsejan beber los líquidos muy fríos.

beber liquidos en abundancia

-Cenar ligero

Este consejo nos puede valer para todo el año, ya que es aconsejable no cenar mucho si queremos dormir bien, pero en especial hay que tenerlo en cuenta en esta estación. Cuando estamos haciendo la digestión, nuestro estómago aumenta la temperatura, si cenamos muy pesado, el esfuerzo y la temperatura serán mayores. Verduras, frutas y alimentos fáciles de procesar como ya os recomendábamos en otro post, 5 recetas de cenas ligeras para dormir bien en verano nos ayudará mucho.

CENA ligera

-Evitar beber cafeína, alcohol y otras bebidas estimulantes e hipoglucémicas

Bebidas como el café, té, alcohol, gaseosas, etc. tienen un efecto estimulante en nuestro organismo. Asimismo, la ingesta de dulce nos puede provocar una hipoglucemia que nos impida dormir.

-No hacer ejercicio justo antes de dormir

El deporte activa nuestro organismo en líneas generales, por lo que no es recomendable llevarlo a cabo antes de dormir. Si nos gusta caminar, dar un paseo, hacer yoga o taichi, nadar o hacer algún otro deporte suave, podemos hacerlo dos horas antes de acostarnos, si no queremos dar muchas vueltas en la cama.

-Darse una ducha tibia antes de dormir

Darnos una ducha antes de acostarnos hará que el cuerpo se adapte a la temperatura. Los expertos recomiendan que la ducha no sea con agua a menos de 18 grados y que tenga una duración no superior de 10 minutos para evitar tener calambres.

La ducha con agua fría puede producirnos una sensación inicial refrescante, pero después tendremos de nuevo una gran sensación de calor. El agua tibia nos facilitará una sensación de frescor más duradera. Podemos colocar un recipiente con agua en la mesita y si lo necesitamos durante la noche, refrescarnos las muñecas, nuca y cara.

-Dormir con un pijama de algodón

Si te gusta, puedes dormir desnudo, aunque algunas personas piensan que esto puede hacer que nos enfriemos, sobre todo de madrugada. Además al dormir sin ropa no se evapora la humedad entre el cuerpo y la superficie en la que estamos descansando, por lo que pasaremos calor casi seguro. Si usas pijama, mejor que sea de algodón. El algodón es un material que transpira y nos permite tener una sensación fresca. Esta es la mejor elección para las noches de verano.

-Los tejidos de la ropa de cama

Al igual que os comentábamos del pijama, el tipo de material de los tejidos que visten la cama afectará en relación a cuánto calor nos dé. Los materiales naturales y porosos transpiran mejor y ayudarán a evitar la sensación pegajosa. Los tejidos ligeros de algodón respiran bien. Podemos buscar de este material o antisudor para las sábanas, edredones, almohadas, cubrecolchones y cojines del colchón.

El color del dormitorio podemos decir que también «refresca». Por ello el blanco y los colores claros son los que os recomendamos para esta época.

ropa de cama en tejidos naturales

-El colchón

El colchón también es muy importante y no podemos pasarlo por alto. Intenta que esté compuesto de materiales de calidad, ya que éstos permiten que nuestra piel transpire libremente, evitando la sensación de calor.

La mejor elección para los durmientes calurosos es el colchón de muelles, que es transpirable y tiene una buena ventilación gracias a la estructura hueca en su núcleo. Los colchones de látex, viscoelástica no son la mejor opción en este caso.

En Colchones.es encontrarás una gran variedad de colchones de muelles que además añaden extras como el tejido Strech -elástico y transpirable que garantiza el flujo de aire continuo y evita la condensación de humedades-, malla 3D y airfresh -permite una perfecta transpirabilidad del colchón, y la libre circulación de aire por su interior-, estos modelos ayudan a que el cuerpo respire de forma natural evitando la sudoración.

-Dormir de lado

Esta es la forma en la que menos parte de nuestro cuerpo roza con el colchón, por lo que hay menor sensación de calor.

Estoy segura que con todas estas posibilidades, este verano el insomnio será cosa del pasado. Para cualquier consulta relacionada con la elección del colchón o cubrecolchón, así como sobre los consejos y trucos que os damos, no dudéis en dejarnos un comentario, también podéis llamar al teléfono gratuito  900.701.086. Nuestros expertos en descanso os aconsejarán.

¡Feliz verano y feliz descanso!

La mejor forma de volver a conciliar el sueño y no desvelarnos

Después de un día de locos, en el que las prisas y el estrés te han acompañado desde primera hora del día, llegas a la cama completamente rendid@, te duermes pero a mitad de noche, te despiertas y no puedes volver a dormir. Esta situación nos ha ocurrido a much@s. En este post vamos a ver algunos consejos y trucos para volver a conciliar el sueño.

Recuperar el sueño es posible

Estoy completamente convencido de que la escena de esta imagen te resulta familiar, de hecho, puede que la hayas sufrido hace apenas unas horas. Hay quienes se desvelan de tal forma que luego resulta casi imposible conciliar el sueño durante la madrugada, haciendo que el día siguiente sea un verdadero infierno interminable. ¿Qué hacemos cuando esto sucede?, ¿Cómo podríamos recuperar el sueño interrumpido?

Lo primero es averiguar la razón por la cual no podemos dormir de un tirón. Pueden ser muchos los motivos pero en la mayoría de ocasiones el problema está en nuestros pensamientos, ya que vivimos acostumbrados a llevarnos los problemas a la cama, queremos resolverlos y nunca logramos desconectar del todo. Como es de esperar, llega un momento en el que ese estado de nerviosismo ante las preocupaciones del día a día pasa factura.

Relájate, lo más importante es comprender que la cama está para descansar y no para convertirla en el turno de trabajo y análisis de los problemas. Ya puedes contar con el mejor colchón (punto que pienso tratar más adelante), que si no liberas tu mente, no podrás disfrutar del placer de dormir.

cabecera1.jpg

Me he desvelado, ¿Cómo consigo volverme a dormir?

Contar ovejitas ya no se lleva, ahora se cuentan preocupaciones. Quizá sea esta la razón principal por la que luego no podemos recuperar el sueño, pero te diré una cosa, la mejor forma para lograrlo es jugando con tus pensamientos al igual que ellos lo hacen con nosotros.

Estás en la cama, pero siempre puedes cerrar los ojos y marcharte al lugar que quieras, al igual que permites que los problemas te aborden en medio de la noche, también puedes irte a una montaña, a una playa o a cualquier otro lugar que te proporcione tranquilidad. Aunque no lo creas, es mucho más sencillo de lo que imaginas.

Si te centras en dormir, lo más probable es que termines dando vueltas sobre la cama, pero si distraes tus pensamientos con algo que te gusta, verás cómo te relajas y vuelves a dormirte. El truco es la respiración, cuando nos encontramos en un momento de calma, la respiración se regula, permitiendo que el cuerpo se relaje hasta el punto en el que fácilmente se puede volver a dormir.

A tener en cuenta antes de entrar en la cama

Queda claro que los problemas del día a día se deben quedar fuera de la cama, incluso que preocuparnos por volver a conciliar el sueño provocará que no lo logremos, al igual que levantarnos si no es necesario. Mientras que evadirnos y desconectar es una muy buena opción que tenemos para impedir que el desvelo se prolongue.

Ahora bien, ¿Cómo está tu colchón? Te lo pregunto porque éste influye en tu descanso mucho más de lo que crees. Al igual que un gran modelo permite convertir el descanso en un auténtico placer, deberías saber que uno viejo y en mal estado podría ser el motivo por el que a media noche tus ojos se abran sin posibilidad de volver a cerrarlos.

Cuida el colchón y cuida tus preocupaciones, es la única forma que tienes para volver a recuperar el sueño y no pasar las noches dando vueltas de un lado para otro. Dormir es un placer, ese espacio de tiempo en el que descansa el cuerpo y la mente, no permitas que nada lo estropee.

Si conoces otro truco o consejo que funciona para volver a conciliar el sueño y evitar el insomnio nos encantaría conocerlo. Puedes compartirlo utilizando el campo de comentarios de este blog, o a través de nuestra página de Facebook de Colchones.es o mencionando a @colchonesES en twitter, te haremos RT. Gracias por tu colaboración.

¿Por qué en los días de lluvia nos sentimos somnolientos?

Como dice el refranero español: «En abril aguas mil». Estamos sin lugar a dudas en unos de los meses del año con mayor índice de precipitaciones. Y nos preguntamos ¿Por qué tenemos más sueño en los días de lluvia?

Los días lluviosos, junto al cambio de hora, la primavera, hace que algunas personas se sientan más cansadas, somnolientas… y es que el clima afecta, y que la temperatura sea la adecuada durante el descanso: no pasar ni frío, ni calor. Y por eso os recomendamos colchones para frioler@s, personas que suelen pasar frio durante la noche, y colchones para caluros@s, las que suelen pasar calor.

Leer más

Somnifobia, el miedo a dormir

Muchas personas se resisten a acostarse porque padecen somnifobia u oneirofobia, o lo que en términos más comunes se conoce como el miedo a dormir. Dicha rareza, puede ser normal a ciertas edades, en especial en los niños, pero puede llegar a convertirse en una fobia si no se trata a tiempo.

Esta fobia suele estar relacionado con visiones de forma inconsciente que se producen durante el sueño y que versan sobre la locura o la muerte. Piensan que mientras duermen les va a ocurrir algo malo y por eso tienen temor o piensan que no se van a volver a despertar.

Como punto a destacar e inconveniente para estos pacientes, el estrés que les genera y un deterioro tanto físico como mental acabarán afectando en su día a día y a lo largo de su vida si no se tratan. No es raro encontrar a una persona somnifóbica con síntomas relacionados con las alucinaciones, etc. Además, de que si la persona no descansa bien y padece ese trastorno, su vida diaria se hará mucho más complicada, ya que el descanso es primordial.

Lo malo es que hay muy pocas investigaciones acerca de esta fobia a nivel de la lengua española, aunque si hay asociaciones en el extranjero como: Oneirophobia: oneirophobia and fear of dreams.

miedo dormir

La palabra Oneirofobia es reciente, data del 2001, cuando Blechner de forma casual lo cita en su libro: The dream frontier. En el que describe las causas y consecuencias que provoca en este tipo de personas su “miedo” a irse a dormir, por las sensaciones que experimentan alcanzando un grado de ansiedad y pánico.

Los pacientes aquejados de esta fobia se sienten un poco como sin protección, ya que saben que es algo que no es racional, pero no lo pueden controlar y no pueden dominar ese temor a la hora de irse a dormir. Se ha llegado a pensar que consecuencia de esa fobia puede ser, haber visto películas de terror de pequeños o haber visto algo que les ha traumatizado mucho y que ha quedado en el subconsciente y sale de esa forma por la noche. Tienen temores muy diferentes y particulares: muerte durante el sueño, dejar de respirar debido a una pesadilla o sueños desagradables.

Los tratamientos suelen ser con los pacientes a base de charlas, terapias, etc. donde se intenta buscar en el subconsciente esa causa e ir paulatinamente eliminando ese temor. Entre los tratamientos menos convencionales se encuentran: la hipnoterapia, la Programación Neurolingüística e incluso la Terapia Energética entre otros. Auque si el paciente no se da cuenta de forma consciente de este temor poco hay que hacer. En ocasiones también es recomendable asistir a la consulta de un psiquiatra o un psicólogo que a través de medicación y de unas pautas a seguir en el comportamiento diario, puedan llegar a superarlo. Un 10 % de los pacientes que acuden a Clínicas de Sueño es porque padecen Somnifobia.

Además, existen algunas asociaciones como la CTRN Oneirophobia, un grupo dedicado exclusivamente al manejo de las fobias y los ataques de ansiedad, que brindan la posibilidad de acceder al tratamiento online.

¿Cómo afecta la contaminación acústica a nuestro descanso?

El ruido puede llegar a ser un compañero muy molesto en nuestra vida diaria. Tráfico, alarmas, el claxon, música, obras,… suelen sobrepasar el límite y provocarnos alteraciones en nuestro descanso, estrés, y puede asociarse a enfermedades cardiovasculares y respiratorias, entre otras afecciones. Nuestro país se encuentra a la cabeza en Europa en cuanto a contaminación acústica.

El pasado mes de abril conocíamos el estudio “Ruido y Salud” elaborado por el “Observatorio Salud y Medio Ambiente DKV Seguros-GAES” con la colaboración de la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES). Los datos reflejaban que un 20% de la población española, más de 9 millones de personas, conviven con niveles de ruido que sobrepasan los niveles considerados adecuados para la salud humana.

¿Sabes cuantos decibelios tienen los ruidos de tu día a día? El sonido es dañino a los 75 dB y doloroso sobre los 120 dB y a 180 dB pueden provocar la muerte. Tu aspirador llega a los 65 dB y el tráfico a los 75. La sirena de la policía ronda los 100 dB y una taladradora los 120. Las leyes europeas establecen que durante el día se permite que el nivel de ruido ronde los 65 decibelios y por la noche los 55, aunque evidentemente se sobrepasan en ambas franjas del día.

Por-que-es-necesario-dormir

A la hora de dormir, sobre todo si lo hacemos en pareja, los ruidos como los ronquidos, el colchón al cambiar de posición, puede afectarnos y despertarnos, llegando en algunos casos a provocarnos insomnio. Para evitar los ronquidos ya os contamos algunas ideas en un post anterior. Para evitar sonidos al cambiar de posición, lo mejor son los colchones como el látex o la viscoelástica que son totalmente silenciosos. Los colchones de muelles de toda la vida, sin ningún tipo de acolchado son los más escandalosos.

El actor Tim Robbins ya trató el tema del molesto ruido en la película «Sobrepasando el límite», aunque no deseamos que sigas su justiciero ejemplo. Basta con seguir unas simples normas de convivencia. Recuerda que todos necesitamos descansar en algún momento.