¿Cuántas horas duermes?

En el post de hoy vamos a analizar las necesidades de sueño en las distintas etapas de nuestra vida. Veremos los hábitos de sueño de los españoles y cuánto se duerme en Europa. Además de conocer las consecuencias para nuestra salud de dormir más de 8 horas. Te lanzamos una pregunta ¿Cuántas horas duermes? A lo mejor los resultados te sorprenden y encuentras explicaciones a más de una sensación.

Cómo saber las horas que duermes

Nadie como nosotros mismos puede averiguar mejor las horas de sueño que necesita. Podemos calcular esta cantidad, por ejemplo, durmiendo una serie de horas diferente cada día. Durante las próximas jornadas debes ir recogiendo los datos: cuántos cafés hemos tenido que tomar para sentirnos más despiertos, cuántas páginas de nuestro libro de cabecera hemos podido acabar, o cuánto hemos aguantado delante del televisor después de comer sin tumbarnos a dormir la siesta. Sabrás si las horas que duermes durante la noche son las necesarias para rendir al máximo en tu día.

Viscoelástica

Si vas en autobús o en metro y te pasas de parada o bien notas, que en cualquier momento del día, te meterías en la cama a dormir, será señal inequívoca de que la noche anterior no has dormido suficiente, sea en cantidad de horas o en calidad de sueño.

Hay gente que cree que nunca duerme. Lo que sucede en estos casos es que entran en pequeños episodios de somnolencia, llamados micro sueños, en los que no tienen la sensación de estar dormidos, pero sí son periodos de descanso que les son suficientes para no morir. Porque está demostrado científicamente que si una persona no durmiera nunca, no superaría los siete días de vida.

Según la edad de las personas sus necesidades de sueño son distintas. Además no todas las personas son iguales ni necesitan las mismas horas de sueño para estar como se suele decir “operativas” al día siguiente. Eso sí, el descanso es fundamental para tener una vida saludable.

¡Cuidado! Si se duerme poco durante largas temporadas, la cosa se complica y la perdida de atención y concentración durante el día se incrementa. Si tu insomnio es continuo te recomendamos acudir a un médico para descubrir qué hay detrás de ese insomnio.

Cuántas horas debe dormir un recién nacido

Para responder, en Colchones.es hemos buscado estudios sobre el caso y analizado qué dicen los expertos. Según explica la National Sleep Foundation de Virginia (EEUU), las horas que debe dormir un recién nacido, hasta los tres meses, serían entre 14 a 17 horas.

Estas horas de sueño se reparten a lo largo del día y la noche, teniendo en cuenta que el recién nacido no sabe distinguir entre franjas horarias. Son horas de sueño interrumpidas. No las duerme de un tirón, hay pausas de sueño para alimentarse. A medida que el bebé va cumpliendo meses, pasa más tiempo despierto.

Desde esta Fundación estadounidense también se dice que puede ser que haya bebés más inquietos que duerman solo entre 11 y 13 horas. Habrá otros que sobrepasen las 18 horas. En estos casos si tenéis preocupaciones preguntar a vuestro pediatra y él os sacará de dudas.

Dormir un recién nacido

¿Dónde debe dormir un recién nacido?

Hay varias opciones a la hora de elegir la cama para los recién nacidos: cuna, moisés, mini cuna, cuna colecho. Elijas la opción que elijas debes primar la seguridad del bebé (que no se pueda caer, que no se ahogue con las mantas, que no se sienta excesivamente acogido).

El moisés o canasto es para los primeros meses de vida, cuando el bebé crece o cuando se mueve en exceso, es hora de pasarlo a un espacio de descanso más grande. La mini cuna suele permitir que este paso a la cuna sea un poco más largo. Si un bebé se despierta mucho por las noches puede ser porque ya es grande para estar en este tipo de camas.

Las cunas de colecho nos permiten dormir con nuestro bebé pegado a nosotros. Son muy prácticas sobre todo en la lactancia ya que no es necesario levantarse para coger al bebé, lo tenemos a nuestro lado. Pero el bebé puede moverse y ocupar nuestra cama, por lo que debemos estar atentos para no lastimarlo.

Las cunas son perfectas como equipo de descanso hasta que el bebé cumpla unos dos años, momento en el que debemos pasarlo a una cama adecuada para él. A la hora de elegir la cuna debemos tener en cuenta las cuestiones de seguridad: los barrotes de la cuna deben ser de 6 cm de ancho o más y una altura de más de 60 cm para evitar que el bebé pueda trepar.

Dormir un recién nacido

Para completar la cuna es importante adquirir el somier y colchón adecuado para el descanso de nuestro bebé. Os aconsejamos un somier de láminas que permita la transpirabilidad del colchón. El somier de madera de haya reduce las alergias.

El colchón debe ser firme, para que la espalda esté en posición correcta, pero no excesivamente duro. No son adecuados los colchones blandos porque pueden envolver en exceso al bebé y agobiarlo. En definitiva, debe ser firme pero adaptable, es decir que no ejerza presión sobre el cuerpo del bebé. Y muy transpirable.

Desde Colchones.es os recomendamos los colchones de muelles, pueden contar con un acolchado ligero de viscoelástica, fibra o látex. Las medidas estándar en España para colchones de cuna son 60 x 120 y 70 x 140 cm. En los primeros meses de vida no es aconsejable usar almohada.

Cuántas horas deben dormir los escolares de entre 6 hasta 17 años

Según las investigaciones de la NSF, los niños y adolescentes en edad escolar deben dormir como mínimo 9 horas. Con estas horas pueden rendir al máximo en su día a día como estudiantes. Concretamente, los estudios dicen que los escolares de entre 6 y 13 años deben dormir entre 9 y 11 horas, y los escolares de 14 a 17 años, dormir unas 10 horas al día.

El sueño es fundamental para el descanso físico y mental de los escolares. Si duermen menos horas de las recomendadas pueden sufrir problemas de crecimiento, salud y un mal rendimiento en sus tareas escolares.

Colchones adecuados para escolares entre 6 y 17 años

Durante los años escolares el niño y adolescente sigue creciendo. En consecuencia, necesita buenos colchones adecuados a sus características físicas para crecer y desarrollarse adecuadamente. En estas edades los menores necesitan colchones firmes que les permitan un crecimiento saludable de la espalda.

Además en estas edades se suele desprender mucho calor del cuerpo durante el sueño. Por ello, estos niños en edad colegial necesitan colchones con muy buena transpirabilidad, que les ayuden a dormir frescos, sin sudoraciones.

Cuántas horas deben dormir los escolares

Aunando estas dos condiciones, podemos recomendar los colchones de muelles tradicionales, de hilo continuo y los colchones de muelles ensacados de firmeza medio dura. En la escala que manejamos en Colchones.es, serían los colchones de firmeza 4 sobre 6. Siendo 6 el grado de mayor firmeza.

Estos colchones de muelles y muelles continuos aportan la firmeza necesaria. A la vez son colchones transpirables que dejan pasar el aire por su interior. Al permitir la ventilación natural del colchón, se evita que la humedad se concentre en su interior. Se dificulta la aparición de bacterias, ácaros y hongos en el colchón.

Pero además de firmeza, los colchones para dormir los escolares deben aportarles adaptabilidad. Para que acojan su cuerpo sin presiones y dejen circular la sangre libremente. Para ello, deben contar con capas de acolchado de espumación, viscoelástica o fibras naturales hipoalergénicas.

En caso de elegir acolchados de viscoelástica, se ha de tener en cuenta el grosor de la capa de acolchado. Grosores de más de 2 cm de viscoelástica abrazan el cuerpo y pueden producir sensación de calor. En estos casos los niños sudarán en exceso durante el sueño.

Una última recomendación: los escolares pueden mojar la cama. Ya sea en edades tempranas, por pérdidas de orina o en edades más avanzadas, por las poluciones nocturnas. Es conveniente para proteger el colchón de la suciedad y la humedad protegerlo con una funda protectora impermeable y transpirable. Así se mantiene en perfectas condiciones.

Cuántas horas deben dormir los jóvenes de 18 a 25 años

Según la Fundación Nacional de Sueño de Estados Unidos, los jóvenes entre 18 y 25 años deben dormir entre 7 y 9 horas diarias. Es importante para el perfecto desarrollo y funcionamiento del organismo que no se reduzcan las horas de sueño en estas edades a menos de 6 horas, pero tampoco es bueno dormir más de 11 horas. 

En la mayoría de los casos en edad adulta, se suele dormir menos horas de lunes a jueves y recuperaremos algo de sueño los fines de semana. El estrés diario y el querer estirar las horas del día, hace que durmamos menos los días de trabajo o clase. Esto debe intentar cambiarse y repartir mejor las horas de sueño.

Colchones para jóvenes de 18 a 25 años

Al igual que es importante dormir las horas recomendadas en estas edades de juventud, es necesario descansar sobre un colchón adecuado a nuestros gustos y necesidades de descanso. Los jóvenes necesitan colchones firmes que se adapten a su cuerpo. Los mejores son los colchones de firmeza medio dura, de 4 sobre 6. En este enlace podéis ver todos los que están disponibles en la web de Colchones.es con este grado de firmeza.

Los colchones medio duros permiten que la espalda permanezca en posición correcta durante el sueño y no se produzca un mal desarrollo de la misma. También es importante que los colchones se adapten al cuerpo del durmiente, sin ejercer puntos de presión, esto lo permiten los acolchados de viscoelástica, fibra, que aportan adaptabilidad ergonómica.

Colchones para jóvenes de 18 a 25 años deportistas

A las edades de entre 18 y 25 años es frecuente practicar deporte a mayor o menor escala. En estos casos, para los jóvenes deportistas es muy importante que duerman sobre colchones de firmeza medio dura, pero además con cierta altura, superior a 25 cm. Este tipo de colchones les ayudan a que sus músculos se recuperen del esfuerzo realizado y no se resientan.

dormir los jóvenes

En Colchones.es puedes comprar una gran variedad de colchones adecuados para deportistas. La mayoría son de firmeza 4 sobre 6, pero también hay algunos modelos de una firmeza superior, para los que prefieran dormir sobre colchones más duros.

A estas edades y más siendo deportistas se suele ser muy caluroso, por ello también os recomendamos optar por colchones de una gran transpirabilidad. Evitan que la humedad se concentre en el interior, aportando así higiene al descanso.

Colchones para parejas jóvenes

Si el colchón es para dormir en pareja, en estos casos debemos tener en cuenta si hay mucha diferencia de peso entre los durmientes o si son personas con el sueño ligero. En estos casos, es importante para dormir bien, optar por colchones de firmeza medio dura, pero que tengan una gran independencia de lechos. Los más recomendados son los colchones de muelles ensacados, ya que los movimientos no se trasladan a los muelles adyacentes.

Para dormir adecuadamente en pareja también está la opción de comprar los colchones en versión gemelo. Esto son dos colchones en uno. Tienes bloques diferenciados que se unen para formar un único colchón.

Cuántas horas deben dormir los adultos de entre 26 a 64 años

La Fundación del Sueño de Estados Unidos señala que los adultos entre 26 a 64 años deben dormir entre siete u ocho horas. Y mejor si pudieran alargar este tiempo a 9 horas al día.

Fijándonos en los que dice la Sociedad Española del Sueño, el descanso es fundamental para tener un estado de salud y mental correcto. Las necesidades de descanso de una persona atienden a varios factores, entre ellos la edad, genética, individuales de cada persona.

Colchones para dormir de lado

Cada edad tiene unas necesidades de sueño determinadas, concretamente, las horas que deben dormir los adultos de entre 26 a 64 años se sitúan en esas siete u ocho horas que dice la National Sleep Foundation de EEUU.

Con los años, el estrés, las preocupaciones, las obligaciones aumentan y nos quitan el sueño. Es importante para mantenerse sanos dormir las horas necesarias, llevar una alimentación saludable y realizar ejercicio físico diario. Estas prácticas saludables nos ayudan a vivir más relajados.

Un colchón para cada persona

Para dormir bien es muy importante hacerlo sobre un colchón adecuado a nuestra fisionomía y gustos. No es lo mismo el colchón que necesita un durmiente con peso elevado, un caluroso, un deportista, una pareja… Cada persona tiene un tipo de colchón adecuado.

Las personas con pesos elevados, además de dormir sobre colchones de gran resistencia y durabilidad, necesitan colchones firmes que no acojan en exceso su cuerpo. Si el colchón les abraza se pueden sentir agobiados. Además, el peso elevado suele implicar ser más calurosos, por lo que colchones con gruesas capas de acolchado, pueden agobiar. En estos casos, los mejores son colchones de muelles o muelles ensacados con acolchados inferiores a 2 cm de viscoelástica.

Las personas con bajo índice de masa corporal, duermen mejor sobre colchones con menor firmeza, para no notar presiones. En estos casos se suele buscar más adaptabilidad. Los colchones de menor firmeza y mayor adaptabilidad son los colchones de espumación HR y colchones de látex, con acolchados de más de 2 cm de viscoelástica. Estos colchones ofrecen un descanso más cálido y acogedor.

Para dormir en pareja, haya o no diferencia de pesos entre los durmientes, se recomiendan los colchones con un alta independencia de lechos. Esta característica permite que los movimientos de un lado no se trasladen al otro. Está muy presente en los colchones de muelles ensacados. Pero también se obtiene si se adquieren colchones gemelos, con dos bloques o núcleos diferenciados.

Las personas deportistas requieren de colchones firmes con cierta adaptabilidad, para que se permita la libre circulación de la sangre y así los músculos, huesos y órganos se recuperen del esfuerzo realizado durante la práctica de ejercicio. En el siguiente enlace podéis ver los colchones para deportistas que recomendamos en Colchones.es.

Los durmientes que tienen problemas de espalda, necesitan colchones que se adapten y ayuden a que la espalda, la columna tenga una posición ergonómica. No deben ejercer presión, pero sí ser de cierta firmeza media. En Colchones.es recomendamos los siguientes colchones para dolores lumbares.

Cuántas horas deben dormir los mayores de 65 años

La Fundación Nacional de Sueño de Estados Unidos asegura que las personas mayores de 65 años deben dormir una media de 7 u 8 horas diarias para tener una vida saludable. Por tanto, no es verdad el mito que dice que con la edad se debe dormir menos. El organismo necesita las mismas horas para recuperarse del esfuerzo del día a día.

Una persona que supera la edad de 65 años, que goza de buena salud, debe dormir al menos 7 horas al día. El problema es que a medida que cumplimos años, nuestra salud puede ir empeorando y nos resulte más difícil conciliar el sueño y mantenerlo durante esas horas.

Seguir unos hábitos saludables que incluyan una alimentación sana y equilibrada, la práctica de ejercicio adaptado a cada edad y un buen descanso, nos ayuda a ganar calidad de vida y a aumentar nuestra esperanza de vida.

Colchones articulados, para durmientes con problemas de salud

Si por algún motivo nuestra salud se resiente y nos vemos obligados a permanecer mucho tiempo en cama, o bien nuestra movilidad con los años se ve reducida. En Colchones.es os recomendamos descansar sobre un equipo de descanso articulable. Los distintos planos de articulación de la base nos permiten adquirir posturas de descanso más saludables para la espalda.

Contar con una cama articulada es muy útil para determinadas personas. Por ejemplo: personas con problemas de circulación, pueden elevar las piernas cómodamente; personas con dolencias que reducen el movimiento, ayudan a cambiar la postura; personas enfermas, ayudan a estar más confortables y cambiar de posición.

Pero, no todos los colchones son aptos para camas articuladas. En Colchones.es puedes comprar una gran variedad de colchones articulables. Puedes elegir el núcleo que más te guste con el acolchado que prefieras para reducir presiones y evitar heridas y ulceraciones. Revisa nuestro catálogo en el enlace.

Colchones para durmientes con dolores lumbares

Una de las zonas que más se resiente con los años es la espalda, sobre todo la zona lumbar. Para mejorar la calidad de nuestro sueño, es recomendable dormir sobre colchones que están pensados para reforzar esta zona y evitar dolores durante el sueño.

En este vídeo de nuestro canal de Youtube de Colchones.es os hablamos de las características que deben cumplir estos colchones recomendados para dolencias lumbares. Si quieres comprar alguno al mejor precio, visita este enlace “Ver Colchones para Dolor Lumbar”.

Colchones para dormir en pareja

Otra de los determinantes que puede alterar el sueño cuando somos más mayores es dormir acompañado. Sobre todo, si nuestra pareja se mueve mucho o somos nosotros los que cambiamos de postura muy a menudo. En este caso hay dos opciones de colchones que evitan las molestias y permiten un descanso sin ellas.

Independencia de lechos

Los colchones de lechos independientes evitan que los movimientos de un lado se trasladen al otro. Por lo que los durmientes duermen plácidamente sin que perciban los cambios de postura. Los colchones que disfrutan de una mayor independencia de lechos son los colchones de muelles ensacados. Como cada muelle está embolsado de forma individual, no se transmite entre ellos la presión ejercida sobre los muelles adyacentes.

VER COLCHONES CON LECHOS INDEPENDIENTES

Colchones gemelos

Para una independencia de lechos total, la mejor opción es comprar colchones gemelos. En estos casos, cada durmiente descansa sobre su propio bloque, disfrutando de una superficie de descanso individual, pero durmiendo al lado de su pareja. Los bloques gemelos se unen para formar una única cama.

Hábitos de sueño de los españoles, según la OCU

Dormir bien es imprescindible para la salud. Pero parece ser que, al menos según los datos de la OCU, los españoles no nos lo tomamos muy en serio. Los hábitos de sueño de los españoles todavía tienen mucho margen de mejora. De acuerdo con una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios, al menos 7 de cada 10 españoles no duerme todo lo que sería necesario según las recomendaciones de los expertos.

¿Cómo dormimos realmente los españoles? ¿Cuáles son esas malas costumbres que nos llevan a dormir menos horas de las necesarias o a dormir mal? 

Los malos hábitos de sueño: por qué los españoles dormimos mal

Los motivos que nos impiden dormir el número de horas necesario a veces están relacionados sobre todo con el uso de la tecnología. Échale un vistazo a esta infografía, en la que se ve claramente cuáles son algunos de los “ladrones del sueño”.

hábitos de sueño de los españoles

Pero ese no es, sin embargo, el dato más significativo. El problema es que muchos no disfrutan de un sueño de calidad y verdaderamente reparador. Las razones de esto tienen mucho que ver con nuestras distracciones, los rituales que seguimos (o no seguimos) antes de dormir y sobre todo la falta de planificación. Uno de cada cinco de los encuestados afirma que no puede conciliar el sueño durante al menos 3 noches durante la semana.

Dormir suficientes horas no es sinónimo de dormir bien

Hay personas que creen que duermen suficientes horas, pero no se fijan en el aspecto cualitativo. Aunque duermas 8 horas diarias, si te levantas con dolores de espalda y lumbago, o con la sensación de no haber dormido suficiente, tu salud está siendo afectada.

Uno de los motivos que mencionan los encuestados por la OCU es la ansiedad y el estrés. Tendemos a tener problemas para dormir debido a las preocupaciones del día y la dificultad para desconectar. En este sentido, seguir unos rituales de relajación antes de acostarse puede ser lo más conveniente para disfrutar de un sueño reparador.

Por otro lado, también se dice que los dolores e incomodidades pueden ser la causa principal de no poder dormir. Muchas veces estos dolores físicos están relacionados con que no dormimos en un colchón adecuado para nuestro cuerpo. Quizás porque no es lo suficiente ergonómico o no se ajusta a nuestra complexión y características físicas. Si queréis ver el estudio completo de la OCU, pinchar sobre el enlace anterior.

Desde Colchones.es tratamos de ofrecerte consejos de salud para que puedas dormir mejor. Y para eso sabemos que tener un buen equipo de descanso es fundamental. En muchas ocasiones, el problema es que no hemos renovado aún el colchón. Los expertos en descanso aconsejan cambiar de colchón cada 10 años.

Cada país un mundo… de media, ¿Cuántas horas dormimos?

En este completo artículo de eldiario.es encontramos la respuesta. Si empezamos por nuestro país. En España, solemos llevar horarios retrasados respecto a los países de nuestro entorno. Nos gusta cenar tarde e irnos a la cama rozando las horas de madrugada. Sin embargo, en la mayoría de los casos nos levantamos a la misma hora que nuestros vecinos, aunque tengamos fama de lo contrario.

Según la Encuesta de Usos del Tiempo, realizada para 15 países europeos a lo largo de todo un año, quienes más duermen son los búlgaros, seguidos de los franceses y letones; y los que menos los noruegos, suecos y alemanes.

mapa-horas-sueño

En este mapa podemos ver el ranking de estos 15 países, entre los cuáles, los españoles nos acercamos más a los dormilones, ocupando la cuarta posición, por detrás de Letonia. 

Si ampliamos las fronteras vemos, según una encuesta publicada en la revista Muyinteresante, que japoneses y coreanos encabezan la lista de los ciudadanos que menos horas duermen, dedicando únicamente 7,6 horas, lo que los convierte, por tanto, en las personas que más tiempo pasan despiertos.

Donde sí se observa un patrón en todos los países es en el hecho de que los hábitos y horarios de sueño y vigilia cambian con la edad, tal y como refleja el artículo de eldiario.es. Pero estas diferencias son mucho más señaladas en unos países que en otros. En España la edad adulta en la que menos horas dormimos es de entre 25 a 44 años, con una media de 8,18 horas. Los habitantes de Bulgaria son con diferencia los más dormilones, independientemente de su edad.
Grafico que muestra la diferencia de tiempo diario de horas sueño a diferentes edades
Al igual que ocurre con los países, también se observan diferencias en las horas de sueño, según el género de las personas. Las mujeres dormimos por lo general más que los hombres en prácticamente todos los países, salvo en España y Bulgaria, como se observa en el gráfico siguiente.

Horas sueño Grafico Diferencial entre mujeres-hombres

Vista esta diferencia de horas de sueño entre hombres y mujeres, nos ha surgido una duda que vamos a intentar resolver:

¿Quién necesita dormir más: hombres o mujeres?

En la revista femenina fucsia, nos hablan de una investigación realizada en la Universidad de Loughborough, cuyos científicos, demostraron que las personas que realizan un mayor esfuerzo intelectual, es decir tareas que requieren trabajo para el cerebro, necesitan más horas de sueño. El estudio desveló que en la mayoría de los casos, estas personas eran mujeres. Por tanto, nosotras necesitamos más horas de sueño.

A la misma conclusión llegaron los investigadores de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, que señalaron la necesidad del cerebro femenino de descansar más horas que el masculino, al realizar un mayor esfuerzo durante el día, nos cuenta el portal de noticias crHoy.

Visto el resultado de los estudios científicos, quizás deba preocuparnos el dato de que en España, las mujeres duerman menos de media que los hombres. No lo decimos nosotros, lo dice la ciencia. Son cifras para analizar ¿no creéis?

Dormir más de 8 horas parece inofensivo, pero, ¿lo es realmente para nuestra salud?

En una investigación realizada por un equipo de la Universidad de Londres y publicada por la revista Sleep se reveló que dormir menos o más de 6-8 horas diarias tiene efectos a largo plazo en el cerebro: por un lado envejece tempranamente, y por otro se ven alteradas las capacidades cognitivas de la persona. Las personas que duermen mal entre los 35 y 55 años, cuando llegan a la vejez, disminuyen sus capacidades cognitivas que equivalen a si tuvieran entre 4 a 7 años más de la edad que tienen.

A los sujetos de la investigación se les hizo un seguimiento durante 20 años de su vida, bajo los mismos parámetros y teniendo en cuenta aspectos como: la fluidez de su memoria, su razonamiento y capacidad cognitiva global y verbal. Al cabo de los cuáles observaron que aquellas personas que habían dormido más de 8 horas diarias tenían puntuaciones más bajas en 6 pruebas de la función cognitiva, como nos cuentan en healthday. La única prueba en la que las puntuaciones no fueron afectadas por dormir más fue la de memoria verbal a corto plazo.

El Dr. Alberto Ramos, codirector del Programa de Salud del Sueño y profesor asistente de neurología clínica de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami, aporta que varios estudios han demostrado que dormir demasiado aumenta el riesgo de muerte, de sufrir un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular, y de otros problemas de salud. También se ha investigado que aumenta el riesgo de demencia y alzhéimer.

¿Por qué afecta a la salud dormir más de 8 horas?

Se sabe porqué nos afecta dormir poco, ya que hay muchas funciones que se dan durante el tiempo de sueño, pero no está claro por qué el exceso de sueño podría ser malsano. Sin embargo, el Dr. Ramos especula que podría ser porque fuese una señal de otros problemas de salud.

En otra investigación realizada por Julián Benito-León y sus colegas del Hospital Universitario «12 de Octubre» de Madrid, se determina que no está clara la causa-efecto, y tienen dos opciones: que el exceso de sueño sea un signo precoz del deterioro cognitivo o que dormir en exceso dañe de algún modo el cerebro.

riesgo de demencia, alzhéimer, etc

Como nos comentan en la revista quara, las personas tenemos un «reloj biológico» interno que nos afecta el sueño. Y los ritmos diarios naturales de nuestro cuerpo son regulados por las estructuras del cerebro. Estos relojes corporales nos ayudan a determinar cuándo dormir y cuándo despertar. Y están directamente relacionados con la luz solar y con una sustancia llamada melatonina. Estos ciclos sueño-vigilia, se llaman ritmos «circadianos», y se establecen gradualmente durante los primeros meses de vida. Este reloj biológico controla las altas y bajas diarias de patrones biológicos, incluyendo la temperatura corporal, la presión arterial y la liberación de hormonas.

El ritmo circadiano hace que el deseo de la gente por el sueño sea más fuerte entre la medianoche y el amanecer, y en menor medida a media tarde. Es decir, en los momentos de disminución o menor luz solar. Los estudios señalan el núcleo supraquiasmático como la ubicación del reloj interno. Este grupo de células es parte del hipotálamo, el centro del cerebro, que regula el apetito y otros estados biológicos.

Las células en el núcleo supraquiasmático contienen receptores para melatonina, una hormona producida diariamente por la glándula pineal, que se encuentra en el cerebro entre los dos hemisferios. Los niveles de melatonina aumentan por la noche y disminuyen después del amanecer. La necesidad de dormir más de 8 horas puede ser debido a una alteración de dicha hormona.

Melatonina

A modo de conclusión, podemos decir que hay más evidencia de los problemas ocasionados por una falta de sueño que por su exceso, aunque todas las investigaciones hasta el momento demuestran que dormir más de 8 horas ocasiona un deterioro cognitivo del cerebro. Y las causan, como apuntaba el Dr. Ramos quizá van unidas a otros problemas de salud.

Por ello, es importante que quien duerme mucho de manera habitual, y siente que lo necesita porque de otra manera no puede funcionar, descarte condiciones físicas que puedan estarle ocasionando especial agotamiento, como lo hace una depresión, problemas de ansiedad, un enfermedad, o una condición denominada hipersomnio. Ante cualquier duda, os recomendamos que consultéis con vuestro médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: ZIA6 S.L . Finalidad: gestionar el envío de la información que nos solicita. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad