Beneficios de dormir bien

A lo largo de los años muchos han sido los personajes que nos han invitado a irnos a la cama desde pequeños: la familia Telerín, Casimiro o los Lunnis son algunos de estos ejemplos. Y lo cierto es que el cuerpo necesita dormir para recuperarse y poder llevar un buen funcionamiento. Dormir bien es signo de salud y bienestar, de lo que llamamos habitualmente “calidad de vida”, este hecho puede no ser novedoso, aunque nos gusta recordarlo de vez en cuando.

En Colchones.es hemos recopilado en este post algunos de los beneficios para nuestro cuerpo y mente de dormir bien. Te animamos a conocerlos.

Funciones del sueño

Hay que tener en cuenta que un tercio de nuestra vida lo pasamos durmiendo. Cualquier problema relacionado con el sueño, va a condicionar nuestra calidad de vida. Ya que la función que tiene el dormir sobre nuestro organismo es fundamental para el correcto funcionamiento de éste. Así pues, el sueño cumple las siguientes funciones sobre nuestra salud:

Función reparadora

En primer lugar la función reparadora, mientras dormimos nuestro cuerpo se repara y se regenera. Ya que las otras funciones están a mínimos. El organismo utiliza la energía para crear nuevas células, de esta manera cuando estamos descansados tenemos mejor apariencia.

Función Fisiológica

En segundo lugar hay que tener en cuenta, que cumple una función fisiológica fundamental. Que es la de regular los biorritmos, para un funcionamiento biológico correcto de nuestro cuerpo. Por otro lado es imprescindible para asegurar la vigilia, y poder permanecer despiertos sin problema al día siguiente.

Función Cognitiva

En tercer lugar y no menos importante, durante la fase de sueño REM, el sueño más profundo. Se produce una restauración cognitiva, en la que la memoria y la concentración descansan. Para estar en perfectas condiciones a la mañana siguiente.

A día de hoy, está más que demostrado que la calidad y la cantidad de sueño influye en el rendimiento del trabajo y en los estudios, minimizando bajas médicas y accidentes.

Dormir bien

La importancia del equipo de descanso para el sueño

La mayoría de personas tienen problemas a la hora de conciliar el sueño y muchas veces es por no descansar sobre un colchón en condiciones. Es la pescadilla que se muerde la cola, no descansamos bien, no rendimos durante el día, no dormimos bien, no descansamos lo suficiente.

Antes de comprar un colchón hay que dejarse asesorar por especialistas, que nos recomienden las bases o colchones que más se adecúen a nuestras costumbres y necesidades. Y que nos expliquen muy bien tanto las cualidades, como los cuidados posteriores para un correcto mantenimiento. No es aconsejable dejarse llevar por promociones exclusivas, ofertas irresistibles, descuentos de escándalo. Es vuestro descanso y salud lo que está en juego.

La falta de sueño puede traer consigo incidentes durante el trabajo, y durante la conducción ya que necesitamos un alto nivel de concentración y control. También un mal descanso está relacionado con un aumento del riesgo de infarto cardíaco.

Por tanto el sueño reparador tiene importantes consecuencias tanto médicas, sobre la salud, como sociales. Que son igual de importantes a cualquier edad y fundamentales para un nivel óptimo de productividad.

Dormir es bueno para la memoria

En Colchones.es queremos hablaros de otro beneficio del buen dormir y es que el sueño profundo refuerza nuestra memoria y nos ayuda a consolidar los conocimientos, y así lo demuestran diferentes investigaciones. Por lo que podemos gritar a los cuatro vientos: ¡Dormir es bueno para la memoria!

memoria

Estudios sobre la materia

Ya por los años 20 los investigadores Jenkins y Dallenchach descubrieron que en las personas que dormían más, las curvas del olvido disminuían, valorando así la potente conexión que el sueño tiene con el recuerdo.

En la actualidad, después de numerosos estudios se sabe que cuanto antes se duerme un individuo después de aprender o codificar un concepto, mejor lo retiene.

En un estudio realizado por Nicolas Dumay de la Universidad de Exeter (Reino Unido) sobre la memoria declarativa, memoria que se encarga de los recuerdos que pueden ser evocados de forma consciente, como hechos o eventos específicos, se observó que al dormir no sólo no se olvida, sino que además ayuda a recordar y rescatar los recuerdos.

El estudio demuestra que después de dormir somos capaces de acordarnos de conceptos que no nos venían a la mente mientras estábamos despiertos o justo después de aprenderlos. Concluyendo que “dormir ayuda a recuperar información a la que inicialmente la persona no tenía acceso, porque esos recuerdos eran inicialmente, por alguna razón, demasiado débiles o inestables».

Otra conclusión que podemos sacar con esto, y que a muchos estudiantes no gustará, es que el extendido hábito de pasar la noche entera estudiando, no es una buena opción.

memoria

Mejora el rendimiento

Un estudio llevado a cabo por el equipo de la Universidad de Liège (Bélgica) demostró que el hipocampo, la parte del cerebro relacionada con el aprendizaje, permanece activo cuando dormimos lo que produce una mejora del rendimiento de la memoria, sobre todo de la memoria espacial y de la consolidación de la memoria reciente.

El estudio concluye que la memoria espacial es procesada durante el sueño REM (fase del sueño sin movimientos rápidos de ojos), y sobre todo durante una de sus fases conocida como SWS o sueño de onda lenta. La actividad del hipocampo al dormir ayuda a asimilar los conocimientos y a una mejor aplicación de los mismos posteriormente.

En otra investigación de la Universidad de Brown (EE UU) se realizó un análisis exhaustivo de la actividad cerebral nocturna de un grupo de personas. El estudio concluyó que los cambios cerebrales se originan en el área motora suplementaria de la corteza cerebral y se producen durante la fase de onda lenta, una fase de sueño profundo que precede a la fase REM en la que las ondas cerebrales son amplias y el ritmo respiratorio muy lento. Por tanto, “el sueño ayuda a consolidar el aprendizaje porque hay más energía disponible y/o porque las distracciones son menores”, explica Yuka Sasaki, coautor del estudio. Para más información leer este artículo de la revista muy interesante.

Después de leer estos estudios podemos decir que “dormir bien es mucho más efectivo para la memoria que cualquier ejercicio mental”.

A partir de ahora ya no podemos imaginar la cama como un lugar al que ir exclusivamente a dormir para recargar las pilas. Sino podemos plantearlo como uno de las mejores alternativas para evitar la pérdida de memoria. La falta de sueño puede mermar nuestras posibilidades de aprender y memorizar hasta en un 40%.

La conocida expresión “Hay que consultarlo con la almohada” tiene mucho sentido en relación a lo que estamos diciendo.

memoria

Previene el Alzhéimer

En un estudio que se realizó se descubrió que las personas mayores que no pueden lograr un sueño profundo, relajado y de siete u ocho horas desarrollan en el cerebro más placa beta-amiloide, la cual desde hace años es asociada con la enfermedad del Alzhéimer.

Aun así, no se pudo determinar si las alteraciones del sueño son las que provocan la formación de esta placa o si por el contrario éste se ve alterado por la acción de la placa. Lo que sí se determinó es que el no poder dormir bien es un factor de riesgo para desarrollar esta enfermedad.

En la revista Science se publicaron algunos artículos donde se demostraba que durante el sueño se producen algunos cambios en el cerebro que ayudan a la eliminación de toxinas, como la proteína beta-amiloide, lo que apoya la investigación anterior. Podéis leer más en mejor con salud.

En otro estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Science (PNAS), se descubrió que dormir con interrupciones afecta la capacidad de formar recuerdos y esto podría ayudar a explicar algunos trastornos vinculados a la memoria, como el Alzhéimer. Leer más en el siguiente artículo de muy interesante.

Con todo esto, podemos concluir que dormir bien puede ayudar a prevenir la enfermedad de Alzhéimer. Y además añadimos que no sólo previene esta enfermedad, sino que se puede considerar que es una de las mejores medicinas contra miles de enfermedades.

Un buen descanso renueva y beneficia a cuerpo y mente. Y recuerda ¡Dormir es bueno para la memoria!

Dormir adelgaza

«Dormir poco o mal puede ser el origen de tus problemas con la báscula». Hace ya como unos 15 años, mi madre me regaló el libro «Adelgazar Durmiendo» de Christophe Giacon. En él, el autor nos plantea un método para adelgazar mientras dormimos, usando técnicas de relajación asociadas al sueño y una alimentación sana y equilibrada.

Giacon y otros investigadores aseguran que dormir adelgaza debido a que mientras dormimos el organismo sigue necesitando energía para mantener las funciones básicas. En Colchones.es nos preguntamos cómo. 

La obesidad es un problema del siglo XXI. Mil millones de personas en el mundo tienen un peso superior al recomendable y no se trata tan sólo de una cuestión estética sino que incide directamente en la salud y en la calidad de vida.

Comer, dormir y descansar bien son aspectos importantes para gozar de buena salud. Se viene observando, que debido al ritmo de actividad diaria cada vez dormimos menos y comemos más y peor. Los investigadores han observado que la gradual reducción en las horas de sueño ha ido paralela a un progresivo incremento de peso, lo que nos lleva a hacernos una pregunta: ¿El hecho de que cada vez se duerma menos tiene relación con que cada vez estemos más gruesos?. Lo cierto es que existen mecanismos biológicos cerebrales que interconectan y controlan ambas cosas.

Estudios científicos

En una investigación realizada en la Universidad de Columbia (Nueva York), se estudió la relación entre el hábito de sueño y el índice de masa corporal de 9.500 personas. Los datos revelaron que los individuos que dormían menos (una media de cinco horas), eran un 60% más obesos que los que dormían siete horas o más.

dormir poco y obesidad. Fuente: http://dianapapaconstantino.blogspot.com.es/

Otra investigación realizada con niños en Reino Unido sacó a la luz que aquellos pequeños que dormían menos de lo necesario desde los 3 años, tenían más probabilidad de padecer sobrepeso a los 7 años.

Causas y efectos. El Hipotálamo

Aunque no se sabe qué es causa y qué es efecto, es decir, si estar obeso hace que duermas peor, o que dormir peor hace que estés obeso. El caso es que los investigadores creen que hay superposiciones entre los sistemas cerebrales que regulan el apetito y los que regulan el sueño. Estas líneas de investigación centran su foco de atención en las células del hipotálamo y en concreto en una de las proteínas que producen, la orexina, que parece tener un papel clave.

El apetito

El estrés, la ansiedad y no dormir o descansar por la noche, generan hiperactividad cerebral nocturna, la cual altera el funcionamiento del hipotálamo. El hipotálamo es un glándula endocrina que se encarga de numerosas funciones, entre ellas regular el apetito, el metabolismo del agua, el ritmo vital, genera oxitocina, regula algunas funciones respiratorias y hormonales, está vinculado a las emociones, entre otras cosas.

En este post nos centramos en la función del hipotálamo como regulador del apetito y como regulador del sueño.

dormir e hipotálamo. Fuente: http://omglivingtoday.blogspot.com.es/

El hipotálamo regula el apetito, a través de unos núcleos que tiene llamados Túber. Cuando son estimulados sentimos apetito. Por otro lado, el núcleo ventral (territorio Hipotalámico Medial Posterior) inhibe el apetito. Cuando estos núcleos funcionan en equilibrio entre ambos, entonces tenemos un apetito normal. Sin embargo, cuando se lesiona o no funciona con equilibrio el núcleo ventral, se padece de un aumento del apetito, lo que puede degenerar en lo que se conoce como obesidad hipotalámica.

Cuando el núcleo de Túber no funciona adecuadamente y no esta en equilibrio, entonces se produce lo que se conoce como falta de apetito o anorexia. Cabe mencionar que la anorexia u obesidad si bien pueden provenir de una mal funcionamiento hipotalámico, no es siempre la causa que las genera.

Alimentos calóricos

No dormir eleva el apetito y la preferencia por los alimentos calóricos. Cuando no dormimos lo suficiente, dos hormonas en nuestro cuerpo se ven afectadas en gran medida: la grelina y la leptina.

Las personas que duermen alrededor de 4 ó 5 horas tienen un notorio descenso de leptina, la hormona que indica la saciedad y nos dice que debemos dejar de comer. Ésta controla el metabolismo de la grasa monitorizando cuánta energía entra en el organismo regulando el hambre. Y se produce un aumento de los niveles de grelina, la hormona del hambre, encargada de determinar el apetito y su acción durante la noche se traduce en que tengamos sensación de hambre y ganas de comer. Lo que hace que aumente el apetito, el deseo por los alimentos dulces (caramelos y galletitas), los muy salados (papas fritas) y los carbohidratos (panes y pastas) y que disminuyan las ganas de comer verduras, frutas y lácteos.

Comemos más veces al día, o lo que es lo mismo, dormir más reduce la cantidad de horas destinadas a comer. Un estudio de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) demostró que reemplazar un hora de inactividad (como puede ser ver televisión), por dormir, disminuye en un 6% el consumo de calorías diarias. Por lo tanto calcularon que tal disminución lleva a una pérdida de 6,5 kg de peso al año.

Sueño y vigilia

Otra de las funciones que se dan en el hipotálamo es la de regular el sueño. El sueño y la vigilia son dos mecanismos que regula el hipotálamo. Cuando éste está equilibrado, el sueño se produce con normalidad con la oscuridad y con determinadas horas en las que el cuerpo necesita descanso.

Sleepless woman. Fuente: http://womenshealth.taconeras.net/

El neurotransmisor orexina, también llamado hipocretina según los actuales estudios está implicada en la deprivación del sueño y la obesidad. Una de las ideas es que la falta de sueño interfiere en el ritmo circadiano normal del hipotálamo, estimulando la actividad de las neuronas orexinicas. Se postula que esto puede afectar a su vez a la producción de leptina, grelina y quizás otras hormonas que controlan el apetito. Según los expertos, el mal funcionamiento de las neuronas de orexina podría conducir a trastornos del patrón de sueño y a desórdenes alimentarios. Por lo que cuando duermes mal por estrés u otras causas, el control del apetito también se altera.

Control de las emociones

También hemos mencionado que el hipotálamo está relacionado con las emociones. Cuando funciona correctamente, las emociones no tienen por qué afectar al apetito y comemos cuando lo necesitamos realmente. Pero cuando aparecen problemas de origen nervioso o psicológico, el hipotálamo se desajusta y se mezclan las señales emocionales con las de la conducta alimentaria. Esto es lo que hace que haya personas que ante una situación de estrés reciban señales de saciedad del hipotálamo y dejen de sentir hambre, adelgazando ante las situaciones de tensión. Y, que el contrario, otras personas (generalmente con sobrepeso) reaccionen ante los problemas comiendo más cantidad y todo tipo de alimentos calóricos, por lo que terminan engordando.

En el equilibrio emocional estaría la clave para entender cómo podemos controlar el apetito. Sanando a un nivel profundo nuestros problemas, organizando nuestra vida y alcanzando un nivel de serenidad interior, donde los problemas dejen de preocuparnos y nuestra actitud ante la vida cambie, conseguiríamos mantener un peso equilibrado de manera permanente.

Genera un círculo patológico entre estrés, sueño y apetito. En la universidad de Yale (Estados Unidos), las investigaciones determinaron que existe una relación entre sueño, hambre y estrés. El estrés mental o ambiental que se vive durante el día sobreestimula las neuronas que sintetizan orexina (proteína que nos mantiene alerta) en el hipotálamo, lo que provoca insomnio y aumento del apetito.

emociones. Fuente: http://www.qinatura.com/

De esta manera, parece ser que podemos concluir que dormir mal engorda. Dormir poco interfiere con el metabolismo y hace que quememos menos calorías, además si pasamos una mala noche, habitualmente al día siguiente tenemos más apetito y más ganas de comer alimentos calóricos.

Beber agua adelgaza

Existen muchos mitos en relación a dietas y otras prácticas para adelgazar. Uno de ellos, es el de que beber agua ayuda a perder peso. En Colchones.es analizamos esta cuestión, para saber si existe una base científica que lo confirme.

Para eliminar líquidos, desintoxicar el organismo, mejorar el riego sanguíneo o absorber los nutrientes entre otras funciones vitales, necesitamos beber mucha agua. Pero, ¿ayuda a perder peso?. ¿Qué creéis?

Podemos empezar diciendo que la bebida más completa, sana y natural que existe es el agua. Además es la que menos calorías tiene, por lo que puedes beber tanta agua como quieras sin aumentar de peso. Eso sí, te recomendamos que estés alerta y no bebas más agua de la recomendada para ti.

Necesitamos el agua para vivir, y con tres litros al día es suficiente. La mitad, un litro y medio, la ingerimos bebiendo, mientras que el resto la obtenemos gracias a los alimentos.

Algunas personas piensan que beber mucha agua hace adelgazar. En realidad no es así, pero sin embargo tomar líquido nos puede ayudar a bajar de peso, aunque de forma más indirecta, debido a que en algunas ocasiones podemos «engañar» al estómago. Existe una clara diferencia entre estas dos afirmaciones: el agua adelgaza y el agua ayuda a adelgazar. Te lo explicamos más adelante.

beber-agua-no-adelgaza. Fuente: http://www.meedicina.com/

El agua ni adelgaza ni engorda

Existe el mito que beber agua durante las comidas engorda, y en relación a ello debemos aclarar que no es así exactamente. Lo que es cierto es que nos puede dificultar el proceso de digestión, ya que al beber mucha agua durante la comida se puede elevar el pH del estómago, perjudicando negativamente la digestión. Nuestro estómago crea un ambiente ácido durante la digestión en el que descompone los alimentos que ingerimos, y dificulta a su vez la supervivencia de bacterias. Si se alcaliniza gracias al agua, esto puede cambiar.

Otra información que nos puede ser de utilidad en relación a los que afirman que no es beneficioso beber agua durante las comidas, tiene que ver con que el agua fría solidifica la materia aceitosa, lo que interrumpe o retrasa la digestión. Cuando el agua se disuelve y el intestino la absorbe, rápidamente se transforma en tejido adiposo, lo que quiere decir que los alimentos se vuelven grasa que va directa a las arterias. Si esto se mantiene en el tiempo, puede ocasionar colesterol o problemas cardíacos. Por ello, al igual que hacen algunas culturas como la china o tibetana, si has de beber líquido durante la comida, se aconseja que éste sea templado o caliente.

Agua y grasa corporal

La doctora Marta Garaulet, catedrática de Fisiología y Nutrición de la Universidad de Murcia y profesora visitante en la Universidad de Harvard (EE.UU.) sigue desmitificando ideas. En este caso, lo hace al desmitificar la idea de que el agua arrastra la grasa corporal. Según Garaulet esto no tiene base: «Por la orina nunca se elimina grasa por mucha agua que bebas o por mucha piña que tomes».

Existen también algunas dietas que prohíben beber agua si se está comiendo hidratos de carbono (patata, pan, arroz blanco y pastas) ya que estos alimentos “se hinchan” con el agua e inflaman el vientre, lo que nos hace ver más gordos.

Perder_peso. Fuente: http://mejorconsalud.com/

Agua y sensación de saciedad

El agua puede «ayudar a adelgazar», y lo ponemos entre comillas, aumentando la sensación de saciedad. El truco consiste en tomar un gran vaso de agua poco antes de la comida. De esta forma, cuando se empieza a comer se siente menos hambre, por lo que suele ayudar a comer con menos prisa, y como hay un lapso de unos 30 minutos entre el principio de la comida y la sensación de saciedad, esto permite comer menos.

Otra explicación de la creencia de que es mejor tomar el agua separada de las comidas tiene su razón de ser en que lo que sí ocurre es que se retrasa el vaciamiento del estómago y esto puede favorecer a la sensación de saciedad, pero no está comprobado que contribuya a la pérdida de peso, según la doctora Irene Bretón, endocrinóloga en el Hospital Gregorio Marañón y miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición.

En un estudio de la American Chemical Society de Boston se afirmó que aquellos que bebieron dos vasos de agua antes de comer consumieron entre un 75% y un 90% menos de calorías. Lo que no se comprobó es si esto es así porque el agua sació su hambre o porque a veces creemos que tenemos apetito cuando en realidad es sed.

También podemos creer que el agua nos ayuda a perder peso cuando dejamos de beber otros líquidos con muchas más calorías (alcohol o azúcar) como pueden ser la cerveza, el vino o la gaseosa y los sustituimos por agua. No es que el agua adelgace, es que ¡no tiene calorías!

Aún así, encontraremos en Internet numerosos artículos que afirman que beber agua adelgaza. Y lo cierto es que no existen estudios concluyentes al respecto.

El agua ayuda a perder peso. Fuente:http://direktno.hr/

En este sentido, cuyo objetivo o foco de atención sería la pérdida de peso y no la salud, sería más beneficioso que el agua fuese fría. Una gran parte del aumento en la quema de calorías después de consumir agua se debe a la transferencia de calor del cuerpo al agua ingerida. Dado que la temperatura del cuerpo es mayor que la del agua que se consume, especialmente después de beber agua fría, el cuerpo transfiere su calor al agua hasta que ésta se iguala a la temperatura corporal. Este proceso obliga a nuestro cuerpo a quemar calorías para producir calor y recuperar la energía perdida usada para el calentamiento del agua.

¡Una idea! Agua tibia con limón en ayunas

Agua-tibia-de-limon. Fuente: http://mejorconsalud.com/

Una práctica que recomiendan muchos médicos naturópatas y expertos en diferentes corrientes alimenticias es beber un vaso de agua tibia con limón en ayunas. Esto ayuda a la pérdida de peso porque el jugo de limón es, asimismo, digestivo y depurativo del hígado. Además es rico en fibra pectina, lo que ayuda a combatir la ansiedad y los antojos.

Desde Colchones.es hemos tratado de darte una visión amplia del tema, ya que la información al respecto no está claramente demostrada por estudios científicos. Lo que sí tenemos claro es que ¡El agua es vida!

Dormir bien ayuda a estar guapa

El dormir bien ayuda a estar más guapa y tiene unos efectos inmediatos en nuestro rostro, piel y aspecto general. El descanso es clave en la salud. Nuestro interior lo necesita y nuestro exterior lo agradece, así que si dormimos un mínimo de ocho horas en un buen colchón, tendremos un cutis más relajado y luminoso.

dormir bien y estar guapa

Esto afecta tanto a hombres como a mujeres. Dormir las horas que necesitamos y hacerlo en las mejores condiciones, ayuda a que parezcamos más jóvenes.

Resulta que a lo largo de esas siete u ocho horas de sueño, entramos en 3 ocasiones en una fase muy corta de treinta minutos o menos de sueño profundo. Y es sólo en esa fase de sueño cuando baja la intensidad de nuestra «alerta», de nuestros estímulos nerviosos y el cuerpo empieza a regenerar, entre otros desgastes y oxidaciones, los tejidos, la piel.

Nos gusta hablar de lo científico con ejemplos. Haz la prueba: duerme una noche 4 ó 5 horas, al día siguiente, además de que te costará muchísimo levantarte, pensar con agilidad -sobre todo en las primeras horas-, mírate al espejo. Verás las sombras de tus ojos, y podrás percibir como tu piel no tiene la frescura de todos los días, verás señales de cansancio en los contornos de tus ojos. ¡Y eso sólo en un día! sigue entonces castigando tu descanso, y de forma imperceptible nos iremos envejeciendo a mayor velocidad.

¡Ah! Las personas que se maquillan es conveniente que no se acuesten con el maquillaje. Una profunda limpieza de cara antes de acostarse, consigue que nuestra piel transpire mejor durante las horas en las que descansamos.

Consejos para dormir mejor y estar guapa

¿Conocéis la Revista ELLE? Es una revista muy completa que trata temas muy interesantes sobre moda, decoración y belleza entre otros, a la cual, estamos suscritos para disfrutar cada mes de sus contenidos. Nos fijamos en el artículo “Mientras Dormías” (Quizás como guiño a la comedia romántica protagonizado por la hermosa Sandra Bullock), escrito por la Jefa de Belleza de la revista ELLE, Paola Saez De Montagut.

Consejos para dormir mejor Revista Elle

Destaca los grandes beneficios que tiene la siesta o mejor dicho, “el yoga ibérico” como la llamaba Camilo José Cela y ella menciona en su artículo. La siesta aumenta nuestra productividad, reduce el estrés y lo más importante, disminuye el riesgo de accidentes cardiovasculares como también nos explicaba nuestra compañera Elena Soler en su post “La siesta y consejos para que echar una cabezadita sea más beneficioso”.

En este post Elena enumera varios consejos para dormir la siesta perfecta, como por ejemplo hacer comidas ligeras o intentar que la siesta dure entre 20 y 30 minutos, si nos sobrepasamos de ese tiempo puede que nos levantemos con dolor de cabeza y mal humor para el resto del día.

En el artículo “Mientras Dormías” la autora Paola Sáez De Montagut nos cuenta que la falta de sueño no solo puede hacer que engordemos o influir en nuestro estado de ánimo, también es el responsable del envejecimiento prematuro.

La Jefa de Belleza de la revista ELLE hace referencia a las recomendaciones de la Dra. Picornell, jefa de Neurofisiología en la Clínica del Hospital Universitario de Móstoles, en relación a cómo descansar en perfectas condiciones, léase tener un horario lo más regular posible para irse a la cama y para levantarse, adecuar la habitación para tener un ambiente relajado, la temperatura de la misma que oscile entre 17 y 20 grados, no hacer ejercicio dos horas antes de irse a dormir  y por último, utilizar la cama solo para dormir, ¡nada de ver la tele desde la cama o trabajar con el ordenador!

El artículo finaliza exponiendo un dato muy revelador del Departamento Científico de Estée Lauder“la piel de una persona que duerme bien se comporta como si tuviese 30 años menos una que lo hace mal.” Un dato que hace que tomemos conciencia de la importancia que tiene el descansar bien durante las horas de sueño.

Consejos para dormir bien

Por último la Revista ELLE, un apartado con varios consejos para dormir mejor y estar más guapa, los cuales voy a detallar en las siguiente líneas, incluyendo asimismo, algunas sugerencias que ya os hemos mencionado en anteriores ocasiones en este blog y nunca está de más recordarlas.

¡Tomad buena nota de los consejos porque os aseguro que funcionan muy bien!

elle-5-small

  • Apagón tecnológico

Como dice ELLE es muy aconsejable evitar la contaminación luminosa, electromagnética o tecnológica antes de irnos a dormir ya que la luminosidad hace que se rompan los ciclos de variabilidad luminosa día/noche afectando negativamente a nuestro descanso y a nuestra salud.

  • Alimentación sana

Aunque ELLE nos informa de que podemos tomar suplemento de melatonina, la hormona que regula el reloj que influye en el sueño y en el despertar, os comentamos que la alimentación influye mucho en la segregación de hormonas y como consecuencia, en nuestro descanso y bienestar.

Algunos expertos recomiendan que cenemos entre 60 y 90 minutos antes de irnos a dormir y que sean cenas ligeras. Si quieres puedes consultar algunas recetas de cenas ligeras en el post que escribí titulado “5 recetas de cenas ligeras para dormir bien”.

  • Almohadas

Tan importante como el colchón es escoger una buena almohada. Desde ELLE nos recomiendan las cómodas almohadas de la marca Pikolin: almohada de fibras, la almohada cervical y las almohadas de visco, todas ellas puedes comprarlas cómodamente desde casa  a través de nuestra tienda online Colchones.es

Muy acertada es la recomendación que hace ELLE sugiriendo cambiar la almohada cada dos años, ya no sólo por higiene, sino porque estas pierden sus propiedades y calidad.

Algunos problemas de sueño se pueden mejorar siguiendo estos simples consejos, pero si aun así tu sueño no mejora, y ya llevas un periodo de tiempo descansando inadecuadamente, lo mejor que puedes hacer es consultar con tu médico de cabecera para solucionar el problema lo antes posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: ZIA6 S.L . Finalidad: gestionar el envío de la información que nos solicita. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad