¿Qué colchón elegir si tienes mala circulación?

A la hora de comprar un colchón es importante tener en cuenta las necesidades del durmiente. En el post de hoy, analizamos qué características debe tener nuestro colchón si padecemos de mala circulación.

Además de hablar de los mejores colchones para la mala circulación, os damos consejos para mejorar y evitar las varices y arañas vasculares que produce esta dolencia.

Síntomas de mala circulación

Son varios los síntomas que nos indican que nuestro cuerpo sufre de mala circulación sanguínea. Entre ellos encontramos: la hinchazón de piernas, color morado en articulaciones, sentir las manos, pies, piernas, brazos dormidos, dolores de articulación, aparición de varices y arañas vasculares… Esto es debido a que la sangre no llega en cantidad necesaria.

Ante estos síntomas es importante acudir a tu médico para que valore tu caso y te prescriba el mejor tratamiento.

Colchones recomendados para la mala circulación

En el canal de Youtube de Colchones.es os hemos preparado un vídeo en el que podéis ver las recomendaciones de cómo debe ser el colchón de aquellos durmientes que tienen mala circulación.

Elegir un buen colchón mejorará los síntomas de la mala circualción y permitirá que nuestro descanso sea más placentero. Para que la sangre circule correctamente mientras descansamos en posición horizontal, es necesario que el colchón no ejerza presión sobre nuestro cuerpo.

Colchones de firmeza media con gruesos acolchados

Desde Colchones.es os aconsejamos dormir sobre colchones de firmeza 3 o 4, sobre 6, es decir firmeza media, que tengan muy buena adaptabilidad, para evitar puntos de presión. Son recomendables los colchones de espumación HR y los de látex, o con acolchados de espumación como la viscoelástica de alta densidad y grosor. Así nuestro cuerpo queda acogido y apoya por completo sobre el colchón. En nuestra tienda online puedes ver con el siguiente distintivo en las fichas de producto si el colchón se recomienda para la mala circulación. 

Colchones mala circulación

Los colchones de espumación, los colchones de látex y los colchones de muelles con gruesos acolchados de látex, viscoelástica, fibras acogen el cuerpo del durmiente, sin devolver la presión, que las zonas más pesadas del cuerpo (hombros, caderas, brazos, piernas) ejercen sobre la superficie de descanso. Además, este tipo de colchones permite que la espalda repose en posición correcta durante las horas que dura nuestro descanso.

Los colchones de muelle tradicional, bonell bicónico o de hilo continuo y los colchones de muelles ensacados, por regla general son los colchones más firmes. Pero si elegimos aquellos modelos que cuentan con gruesas capas de acolchado, de látex, viscoelástica, esta firmeza vendrá acompañada de una gran adaptabilidad, lo que permite una buena circulación.

Colchones articulados para mala circulación

Las personas con problemas de circulación es mejor que duerman con las piernas elevadas, de este modo se facilita el camino de ida y vuelta de la sangre. Para ello, la mejor opción que asegura la durabilidad del colchón es optar por camas articuladas: somieres articulados con colchones que puedan articularse. En nuestra web te ofrecemos una gran selección de colchones articulados.

Si dormimos sobre un colchón y somier articulado, podemos elevar las piernas por encima del corazón. Esta posición mejora la circulación y reduce la hinchazón de las extremidades inferiores. Son muchos más cómodos y más duraderos.

VER LOS PACKS DESCUENTO DE COLCHÓN MÁS SOMIER ARTICULADO

Algunas personas con mala circulación optan por elevar las piernas, introduciendo debajo del colchón varias almohadas que elevan el piecero. Esta técnica acaba perjudicando la durabilidad del colchón, que con el tiempo acaba deformándose. Es mejor, como os decíamos comprar un colchón y somier articulado.

Varices y arañas vasculares 

Nuestra genética determina en un alto porcentaje la aparición de varices y, por tanto, la buena o mala circulación de nuestras piernas. Actualmente se investiga para intentar descubrir cuáles son exactamente los genes implicados para poder evitar que se desarrolle la enfermedad.

Recientemente se ha confirmado que la carga genética es fundamental a la hora de sufrir problemas vasculares. Los genes determinan hasta en un 97% la aparición de varices. Si nuestros padres las padecen es muy probable que nosotros acabemos teniéndolas también.

Fuente: www.iml.es

Las varices y arañas vasculares están asociadas a problemas circulatorios de la sangre. Aunque en la gran mayoría de los casos están asociadas a las mujeres, también hay hombres que las padecen.

Si pasamos mucho tiempo sentados o en una misma posición, la circulación de la sangre se ralentiza, esto hace que una vez que la sangre llega al corazón, en su camino de vuelta al resto del cuerpo, las venas se dilatan y aparecen las varices y arañas musculares.

Aspectos como el cambio de tiempo también nos influyen enormemente. La temperatura afecta al sistema vascular, sobre todo a arterias y venas, haciendo que se dilaten y se estrechen y puedan aparecer molestias como picores, edemas e incluso dolor.

Factores de riesgo

En conclusión, hay una serie de factores que nos pueden indicar si tenemos riesgo de padecer varices:

  • Si tenemos familiares maternos o paternos que padezcan de varices.
  • Pasamos mucho tiempo de pie o mucho tiempo sentados.
  • No realizamos ejercicio físico diariamente.
  • Si somos mujeres y hemos tenido uno o varios hijos.
  • Si sufrimos sobrepeso.
  • Si sufrimos de estreñimiento.

Mejora la circulación Fuente: www.bekiasalud.com

Hábitos que mejoran la circulación

Nuestros hábitos, también son primordiales. Es importante incluir en nuestro día a día una serie de rutinas que nos ayuden a mejorar nuestros problemas circulatorios. Os las comentamos a continuación.

Ejercicio para activar la circulación

Hay que tener en cuenta que cuando caminamos se masajean nuestras venas y arterias y con ello las varices que podamos tener, haciendo que la sangre circule hacia arriba. Por tanto, para evitar la aparición de varices y arañas vasculares es conveniente realizar ejercicio y mover nuestro cuerpo para que no permanezca mucho tiempo en la misma posición. Los expertos aconsejan caminar una hora al día para mejorar nuestra salud.

Mejora la circulación Fuente: www.lamenteesmaravillosa.com

Hay algunos ejercicios que podemos realizar cada cierto tiempo para que se active la circulación sanguínea. Si estamos sentados, cada hora es conveniente levantarnos y dar pequeños paseos. En la medida de lo posible conviene sentarse con los pies elevados para mejorar la circulación. De vez en cuando es conveniente caminar descalzo y de puntillas para fortalecer nuestros gemelos.

En caso de que las varices y arañas sean provocadas porque pasamos mucho tiempo de pie, es recomendable levantar y bajar los talones y  sentarnos con las piernas en alto y realizamos círculos con el pie para mejorar la circulación de las piernas.

varices y arañas vasculares

Las personas que por algún motivo no se pueden mover o tienen muy poca movilidad también suelen sufrir dolencias circulatorias. En este caso, existen aparatos que son electro estimuladores y lo que provocan es que el músculo se mueva al recibir una leve corriente eléctrica. De este modo se contrae dicho músculo evitando que poco a poco se vaya perdiendo masa muscular.

Alimentación saludable para la circulación

Obviamente si sufrimos sobrepeso el problema de circulación en nuestras piernas se agravará. Favoreciendo la aparición de varices. Tener sobrepeso es un aspecto determinante a la hora de sufrir dolencias circulatorias. Por ello es muy importante que prestemos una especial atención a nuestra alimentación.

Mejora la circulación Fuente: www.lavozdegalicia.es.

Para activar la circulación sanguínea son muy adecuados alimentos ricos en vitamina P que protege el corazón: naranjas, brócoli y pimientos ayudan a conservar los vasos sanguíneos en buenas condiciones. También se recomienda tomar alimentos que tengan vitamina E, ya que esta vitamina protege nuestros capilares, hace que las paredes de las venas sean más fuertes y sea más difícil que esas varices aparezcan. Las legumbres y los frutos secos poseen mucha vitamina E. Además, son muy ricos en fibra con lo que también combatiríamos el estreñimiento, que es otro de los factores de riesgo.

Las infusiones de varias hierbas (hamamelis, espino blanco, ruscus y ginko) después de la comida y la cena también fortalecen la pared de las venas y evita que se dilaten, evitando así las varices.

Unos hábitos saludables nos ayudarán a prevenir la aparición de varices y a mejorar la circulación de nuestras piernas. Y dormir sobre un colchón que mejore la circulación sanguínea también nos ayudará a tener un mejor descanso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: ZIA6 S.L . Finalidad: gestionar el envío de la información que nos solicita. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad