Cuántas horas deben dormir los escolares de entre 6 hasta 17 años

Josefa de Aranjuez nos hace llegar esta consulta. “Tengo tres hijos en edad escolar y estoy preocupada por que tengan un buen descanso. Me gustaría saber cuántas horas deben dormir los escolares. Mis hijos tienen 7, 10 y 14 años”.

Para responder a Josefa y a todos aquellos que estéis preocupados por cuántas horas deben dormir los escolares, recurrimos a las investigaciones de la National Sleep Foundation (NSF), una asociación estadounidense experta en descanso.

Según las investigaciones de la NSF, los niños y adolescentes en edad escolar deben dormir como mínimo 9 horas. Con estas horas pueden rendir al máximo en su día a día como estudiantes. Concretamente, los estudios dicen que los escolares de entre 6 y 13 años deben dormir entre 9 y 11 horas, y los escolares de 14 a 17 años, dormir unas 10 horas al día.

El sueño es fundamental para el descanso físico y mental de los escolares. Si duermen menos horas de las recomendadas pueden sufrir problemas de crecimiento, salud y un mal rendimiento en sus tareas escolares.

Colchones adecuados para escolares entre 6 y 17 años

Durante los años escolares el niño y adolescente sigue creciendo. En consecuencia, necesita buenos colchones adecuados a sus características físicas para crecer y desarrollarse adecuadamente. En estas edades los menores necesitan colchones firmes que les permitan un crecimiento saludable de la espalda.

Además en estas edades se suele desprender mucho calor del cuerpo durante el sueño. Por ello, estos niños en edad colegial necesitan colchones con muy buena transpirabilidad, que les ayuden a dormir frescos, sin sudoraciones.

Cuántas horas deben dormir los escolares

Aunando estas dos condiciones, podemos recomendar los colchones de muelles tradicionales, de hilo continuo y los colchones de muelles ensacados de firmeza medio dura. En la escala que manejamos en Colchones.es, serían los colchones de firmeza 4 sobre 6. Siendo 6 el grado de mayor firmeza.

Estos colchones de muelles y muelles continuos aportan la firmeza necesaria. A la vez son colchones transpirables que dejan pasar el aire por su interior. Al permitir la ventilación natural del colchón, se evita que la humedad se concentre en su interior. Se dificulta la aparición de bacterias, ácaros y hongos en el colchón.

Pero además de firmeza, los colchones para dormir los escolares deben aportarles adaptabilidad. Para que acojan su cuerpo sin presiones y dejen circular la sangre libremente. Para ello, deben contar con capas de acolchado de espumación, viscoelástica o fibras naturales hipoalergénicas.

En caso de elegir acolchados de viscoelástica, se ha de tener en cuenta el grosor de la capa de acolchado. Grosores de más de 2 cm de viscoelástica abrazan el cuerpo y pueden producir sensación de calor. En estos casos los niños sudarán en exceso durante el sueño.

Una última recomendación: los escolares pueden mojar la cama. Ya sea en edades tempranas, por pérdidas de orina o en edades más avanzadas, por las poluciones nocturnas. Es conveniente para proteger el colchón de la suciedad y la humedad protegerlo con una funda protectora impermeable y transpirable. Así se mantiene en perfectas condiciones.

Si necesitas ayuda para elegir el mejor colchón que se adapte a tus hijos en edad escolar, puedes dejarnos tu consulta en el campo de comentarios o llamar al teléfono gratuito 900.701.086, de lunes a viernes de 8 a 20 horas.

Suscríbete por email
Etiquetas: colchones adolescentes | colchones infantiles | colchones muelles infantiles | colchones niños | colchones para escolares | colchones para niños de edad escolar | crecimiento niños | salud niños | sueño niños

Autor: Inma Moltó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *