¿Es bueno pasar calor durmiendo? Sudoración nocturna

Algunas personas se preguntan si es bueno o malo pasar calor durmiendo. Lo cierto es que la temperatura puede afectar mucho a la calidad de nuestro sueño. Despertarse por la noche y no poder quedarse dormido, tener una sensación de ahogo y dificultad para respirar, sudoración nocturna y que luego el sudor se nos quede frío, provocándonos un resfriado, son algunas de sus posibles consecuencias.

Imagínate, sin embargo, que estás pasando la gripe o tienes un poco de fiebre; seguramente te habrán dicho que lo que te conviene ahora mismo es pasar calor en la cama. ¿Es bueno pasar calor en la cama cuando tienes fiebre? Pues lo cierto que hay que ser comedidos; de hecho, pasar demasiado calor puede hacer que aumente la temperatura del cuerpo, con lo que esa tampoco es la solución.

¿Cuándo es bueno pasar calor en la cama? ¿A qué temperatura ideal deberíamos dormir para poder disfrutar de un sueño placentero? Independientemente de lo que te hayan dicho, pasar calor durmiendo no es nada recomendable.

Por qué no es bueno pasar calor durmiendo

Así es, no es bueno que pases calor en la cama, ni te agobies con un exceso de mantas, o que pongas una temperatura demasiado alta en el calefactor o aire acondicionado. Mucho menos cuando tienes fiebre, lo que significa que la temperatura corporal es más alta, y lo que necesitas es precisamente reducir la temperatura.

Lo que sí es posible que ocurra es que tengas temblores o sensación de estar destemplado, en cuyo caso pasar un poco de calor sí te puede ayudar a mitigar esa primera sensación. Sin embargo, tampoco es necesario abusar para evitar que suba la fiebre.

Los expertos recomiendan que duermas a una temperatura en torno a los 20 o 21º C. Seguramente habrás oído que, cuando pones el aire acondicionado por la noche, nunca deberías ponerlo por debajo de 23 o 24º, no sólo para ahorrar energía, sino también porque es lo que más se aproxima a la temperatura ideal.

Cuando duermes a temperaturas demasiado altas, por encima de los 26 º C, lo que tiende a ocurrir es que aumenta la presión sanguínea. Especialmente si tienes problemas de hipertensión, el exceso de calor es perjudicial para tu salud cardiovascular. Tenderás a ponerte rojo, sentirás agobio y un estado de nerviosismo que hará que tu cuerpo esté más alerta de lo normal y por tanto te resulte difícil conciliar el sueño.

El exceso de calor también puede provocar, por ejemplo, que se te reseque la garganta y te despiertes tosiendo, o con cierta sensación de ahogo o dificultad para respirar debido a la condensación del aire en la habitación.

Consejos para no pasar calor mientras duermes

Si no quieres pasar calor durante el sueño, te recomendamos que tomes medidas para refrescar tanto la habitación como la cama.

Empieza de antemano durmiendo en un tipo de colchón que no condense la humedad, tenga una buena transpiración y ventilación y, sobre todo, que tenga un tejido con un tratamiento que te ayude a generar una sensación de frescor.

Tampoco pienses que es necesario tener el aire acondicionado encendido toda la noche para no pasar calor durmiendo. En El Blog Verde nos dan algunos consejos que te pueden ayudar; te reseñamos algunos de ellos.

Sudoración nocturna

1. Apaga todos los aparatos electrónicos

Por la noche, si no quieres pasar calor durmiendo, lo primero que tienes que hacer es apagar todos los aparatos electrónicos. Ordenador, móviles, televisores, etc. Los aparatos, incluso si están en stand by, están conectados a la corriente eléctrica y por tanto son una fuente de calor incluso cuando no los estamos utilizando.

2. Refresca la habitación de forma natural

No hace falta que pongas el aire acondicionado por la noche para dormir a la temperatura ideal. Puedes, simplemente, colocar un ventilador cerca de la ventana que remueva el aire un poco más fresco de la calle y lo distribuya por la habitación. Contribuirá a reducir la temperatura ambiente y por tanto a generarte una sensación más placentera.

3. Es mejor dormir desnudo

Dormir desnudo tiene muchos beneficios y te los hemos contado ya en el artículo ¿Dormir desnudo es bueno, malo, o da igual? Pasar la noche desnudo te ayuda a regular la temperatura del cuerpo, ya que al no haber tejidos extra que generen sensación de calor, tu temperatura será un poco inferior a que si durmieras con pijama.

Que duermas desnudo no significa, no obstante, que debas dormir completamente destapado. Si es posible que refresque algo avanzada la noche, debemos evitar también que un cambio muy brusco de temperatura pueda contribuir a que nos resfriemos. Por tanto, lo más adecuado sería dormir desnudo con una sábana ligera.

4. Cena ligero

Aunque te pueda parecer extraño, lo que comes también va a influir en si por la noche tienes sensación de calor o frío. Evita las comidas calientes y copiosas cuando hace más calor, cena una ensalada ligera y alimentos frescos, de manera que el cuerpo no tenga que producir más calor para poder digerir dichos alimentos. Además, no dejes de beber agua antes de acostarte para ayudarte a reducir la temperatura corporal antes de acostarte.

5. Evita que el colchón se recaliente

Cuando nuestro colchón ha estado sometido durante el día a largas horas de sol y calor, es habitual que lleguemos por la noche y nos encontremos con el colchón caliente. Evita que esto suceda reduciendo la luz y el calor en tu dormitorio.

Puedes poner estores en tu ventana, bajar la persiana o programar el aire acondicionado para que refresque la habitación antes de que te vayas a acostar. Tendrás una sensación mucho más placentera y te ayudará a quedarte dormido.

6. Toma una ducha fría o templada

Otro de los trucos que te ayudará a no pasar calor mientras duermes es reducir previamente la temperatura del cuerpo mediante una ducha con agua tibia, o incluso agua fría. Te ayudará a reactivar tu cuerpo y disminuirá levemente la temperatura corporal para que te resulte más fácil quedarte dormido.

En definitivas cuentas, no es bueno pasar calor durmiendo, incluso a veces es mejor tener un poco de frío. Como te apuntamos en el post de Dormir con frío: ¿es bueno pasar frío durmiendo?, lo ideal es disfrutar de una temperatura normal y adecuada a la temperatura corporal. Aplicar estos consejos te ayudará no sólo a que te resulte más fácil quedarte dormido, sino también a no despertarte fácilmente durante la noche.

¿Sueles pasar mucho calor mientras duermes? Te invitamos a que nos dejes tus comentarios contándonos tus impresiones. Puedes también seguirnos a través del Facebook de Colchones.es o mediante nuestro Twitter @colchonesES

Deja tu correo electrónico:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *