Estoy durmiendo desnudo, últimamente… ¿es bueno, malo o da igual?

Carlos de Sevilla nos lanza la siguiente consulta, nos cuenta que lleva unos meses durmiendo desnudo la mayoría de las noches, y quiere saber si dormir desnudo tiene algún beneficio, es perjudicial para la salud o no afecta en nada en su descanso. Para aclarar sus dudas hemos analizado lo que concluyen algunos estudios científicos.

Os adelantamos la conclusión principal a la que hemos llegado tras leer dichos estudios. Dormir desnudo tiene más ventajas que inconvenientes. Os los contamos en las siguientes líneas.

¿Te has planteado alguna vez si es mejor para tu salud y/o relación de pareja dormir desnudo o con ropa? Parece ser que los estudios confirman lo que ya nos decía Marilyn Monroe, cuando aseguraba que nunca había podido dormir con pijama y camisones porque dificultaban su sueño, y que para dormir usaba unas simples gotas de Chanel nº5.

Ventajas de dormir desnudo

El caso es que dormir sin ropa tiene más ventajas que inconvenientes. Los estudios hechos por la asociación de algodoneros estadounidenses – Cotton USA – dictaminaron que «el 57% de las personas que duermen desnudas son felices en su relación de pareja, frente al 48% que duerme en pijama, el 43% que usa camisón y el 38% que usa body».

Esto podría ser debido, a que con el contacto físico con nuestra pareja, piel a piel, se libera oxitocina, una hormona que refuerza el vínculo afectivo y amoroso aumentando el deseo y la libido por un lado y por otro estimula la producción de endorfinas lo que nos ayuda a conciliar el sueño y que éste sea agradable.

Dormir-desnudos-mejora-la-relación-de-pareja. Fuente: http://www.isletasnoticias.com.ar/

Dormir desnudos no proporciona exclusivamente beneficios a nivel de pareja, sino que parece ser que nuestra salud también sale ganando. Vemos varios de los beneficios de dormir desnudo.

Es más higiénico

En primer lugar es más higiénico para las zonas genitales, ayuda a prevenir el crecimiento de bacterias y por tanto el riesgo de infecciones. Las horas de sueño pueden ser las únicas en las que nuestros genitales no estén en estrecho contacto con la ropa interior, lo que muchas veces, sumado al calor, provoca la proliferación de bacterias y hongos. Dormir sin ropa hará que el cuerpo esté ventilado y fresco y que no sea un campo de cultivo. Además favorece la liberación de hormonas que regeneran las células de la piel lo que combate al envejecimiento.

Regula la temperatura corporal

Acabamos de mencionar que una temperatura no muy elevada puede prevenirnos de la proliferación de bacterias, pero además ayuda al cerebro a regular la temperatura corporal y poder relajarse para conciliar el sueño. Cuando dormimos, el cerebro envía información a los vasos sanguíneos para que liberen el calor sobrante, el generado por el movimiento. Al relajarnos, el cuerpo se enfría, si estamos muy tapados, el cerebro no puede regular la temperatura y se despertará para ver qué está ocurriendo, lo que interrumpirá el sueño y nos costará dormir profunda y reparadoramente. Lo mismo ocurre con el exceso de frío.

Dormir desnudos facilita la regulación térmica y la relajación del cerebro. Lo que nos aportará un sueño profundo y beneficioso para nuestra salud. Dormir vestidos hace que el cuerpo esté más caliente lo que impide que se libere la hormona del sueño, la melatonina. Pero además impide que se libere la hormona que regenera la piel y que nos da un aspecto más joven y un cabello más sano, combate el envejecimiento celular.

Favorece la fertilidad

En el caso de los hombres favorece la fertilidad porque las células que producen los espermatozoides funcionan mejor a temperaturas ligeramente por debajo de la normal del cuerpo.

Disminuye el riesgo de diabetes

Y por si faltasen ventajas de dormir a temperatura más baja, un estudio averiguó que disminuye el riesgo de diabetes. Se observó el estado del organismo durante el sueño en función de la temperatura, midiendo las cantidades de insulina necesarias para mantener estables los niveles de azúcar en sangre. Lo que llevó a concluir que manteniendo la estancia con una temperatura fresca y adecuada durante el descanso, las personas mejoraban su sensibilidad a la insulina y los niveles eran los adecuados. Lo que conseguimos también «sin ropa».

Nos relaja

Otra gran ventaja es que al relajarnos, se reducen los niveles de estrés y ansiedad. Dormir sin ropa hace que nuestro sueño sea más profundo, lo que reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés. ¡La ropa genera estrés!

dormir desnudo. Fuente: http://cde.peru.com/

Perder peso

Otra consecuencia, según los expertos, es que se pierde peso. La privación del sueño provoca un aumento del apetito durante el día que está directamente relacionado con unas tasas de obesidad más elevadas entre la gente que menos duerme. Al reducir el estrés y la ansiedad, es fácil que se reduzca la ingesta excesiva de alimento que realizamos, a veces, para compensar. Además, se activan las hormonas que aceleran el metabolismo y controlan el apetito.

Autoestima y confianza

Dormir desnudo ayuda a mejorar la autoestima y confianza por lo que es una buena estrategia para las personas con problemas de imagen corporal. Ayuda a vernos y sentirnos más sensuales, lo que esto significa, además, es que nuestro pelo y piel terminarán teniendo un look mucho más atractivo. No esconder el cuerpo y el contacto con las sábanas por toda la piel puede llegar a ser una experiencia que nos brinde una mayor seguridad en nosotros mismos.

Circulación sanguínea

Otra de las consecuencias importantes es que mejora la circulación notablemente. Al dormir sin ropa, tanto los músculos como el flujo sanguíneo no encuentran presiones, se aliviarán tensiones, incomodidades y cualquier dolor que haya en el cuerpo. Que se libere oxitocina trae grandes ventajas, además de la de aumentar el deseo, esta hormona tiene un efecto protector sobre el corazón y ayuda a reducir la presión arterial. También estimula el sistema inmunológico y reduce la ansiedad.

Dormir desnudo también mejora la circulación sanguínea, por lo que se evitan problemas cardiovasculares, mejora el funcionamiento del corazón y reduce la presión arterial. Todo ello fortalece el sistema inmunológico. Y sobre la circulación sanguínea le hemos preguntado a Artro Centro Médico (en Alicante) qué colchones son mejores para activarla. La respuesta nos la dan en este video:

Beneficios para nuestra vida en pareja

Hasta aquí, los beneficios para la salud, pero no podemos dejar de hacer hincapié en los enormes beneficios de dormir desnudos para nuestra vida sexual y de pareja. Si dormimos mejor y disfrutamos de una experiencia placentera, tenemos el pack completo. Al dormir desnudos nuestra vida sexual se activa. Junto a la pareja desnuda el contacto de la piel hace que aumente el deseo sexual gracias a la ya mencionada hormona oxitocina, conocida también como la “hormona del amor“. Lo que ayuda a incrementar la química que podría terminar en un encuentro sexual inesperado.

Los expertos en temas de pareja, aconsejan esta práctica para activar la relación. Hay muchos factores que pueden afectar al éxito de una relación y uno de ellos, que comúnmente se infravalora, es el ambiente del dormitorio. Dormir desnudo hace que la ropa de cama se sienta extremadamente suave en la piel, estimulando la intimidad entre las parejas y, en última instancia, aumentando la felicidad.

A estas alturas seguro que ya estáis convencidos y esta misma noche dejáis los camisones y pijamas de lado, para aventuraros a dormir sin ropa.

Beneficios-para-la-salud-de-dormir-desnud@. Fuente: http://www.sobretodosalud.com/

¿Dormir con o sin calcetines?

En la vida, todo es cuestión de elecciones, vivimos en un continuo conflicto en nuestra vida cotidiana sobre a qué bando pertenecemos según nuestros gustos, un partido político o el contrario, un determinado equipo de fútbol o su eterno rival, pizza con piña o sin piña…todo genera debate, el último se ha metido en nuestra propia cama para decidir si somos de los que preferimos dormir con o sin calcetines.

Lo curioso es que, además de ser una simple costumbre, el irse a dormir con calcetines o a pies descubiertos, tiene sus ventajas y sus inconvenientes, en este post te los indicamos.

Dormir con calcetines

El dormir con calcetines se asocia normalmente, a una mayor sensibilidad al frío, ya de por sí, los pies son la parte del cuerpo donde peor suele circular la sangre, si además tienes algún problema circulatorio, lo más probable es que se te queden helados enseguida y necesites dormir con los calcetines puestos, otros factores como el grosor de la piel también influye y si tienes una piel más fina es más probable que tus pies no consigan mantener el calor.

dormir con o sin calcetines

Dormir con los calcetines puestos te ayudará a conciliar el sueño antes si eres friolero, el sentir los pies calientes te retransmitirá una sensación de bienestar que hará que concilies el sueño más fácilmente.

En el terreno de las relaciones de pareja mucho se dice sobre que no es muy estético ver a una persona desnuda con los calcetines puestos… pues bueno, estudios al respecto apuntan que en el caso de los hombres ayudaría a hacer más duradero el acto sexual y mantener su erección, pues la sangre está más «concentrada» en donde debe estar, dejando que sean los calcetines quienes calienten los pies.

Pero además, tener los pies tapados durante la noche tiene otras ventajas, al no entrar en contacto con las sábanas, tenemos menos posibilidades de contraer hongos e infecciones y si usamos calcetines fabricados con materiales adecuados, evitaremos que nuestros pies produzcan una sudoración excesiva que pueda molestarnos o causarnos algún problema.

Dormir sin calcetines

En el polo opuesto están aquellos que son incapaces de dormir con los calcetines puestos, la sola idea de no sentir tus pies descalzos en contacto con las sábanas te produce sensación de agobio e incomodidad.

Dormir con o sin calcetines

Dormir sin calcetines tiene también sus beneficios, al no tener ninguna prenda que nos pueda oprimir, la sangre circula mejor y prevenimos que se nos puedan hinchar los pies y los tobillos, además de que nos puedan aparecer varices. Además, al tener los pies descubiertos evitamos que pueda producirse un exceso de sudoración y que aparezcan malos olores.

Cuestión de personalidad

Algunos estudios apuntan que la elección de cubrir o no nuestros pies, no depende únicamente de preferencias físicas, sino que dice también mucho de nuestra propia personalidad.

La necesidad de dormir con los calcetines puestos puede indicar que buscamos sentirnos protegidos y nos encanta el contacto físico mientras dormimos, necesitamos notar que estamos arropados y no nos importa en absoluto que invadan nuestro espacio físico durante la noche para abrazarnos o acurrucarse junto a nosotros.

Dormir con o sin calcetines

Por el contrario, esa necesidad de sentir los pies en libertad, significaría que somos personas más independientes y que valoramos y necesitamos un mayor espacio personal. A la hora de disfrutar del sueño por las noches, preferimos cierta libertad y no sentirnos muy “apretados” a la otra persona para poder descansar completamente.

Con calcetines o sin ellos, desnudo o en pijama, lo importante es que cada noche cuando te metas en la cama, disfrutes de un sueño tranquilo y reparador. Si necesitas ayuda para elegir el mejor equipo de descanso para ti, puedes pedirla a los expertos en descanso de Colchones.es. Te atienden en el teléfono gratuito 900.701.086, de lunes a viernes de 8 a 20 horas.

Suscríbete por email
Etiquetas: beneficios | descanso saludable | dormir desnudo | dormir sin ropa | técnicas para descansar bien | vídeo circulación sanguinea

Autor: Inma Moltó

1 comentario en “Estoy durmiendo desnudo, últimamente… ¿es bueno, malo o da igual?

  1. Pingback: ¿Es bueno pasar calor durmiendo? Consejos para dormir sin calorColchones.es/informacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: ZIA6 S.L . Finalidad: gestionar el envío de la información que nos solicita. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad