¿Qué es un ácaro y cómo afecta a nuestro descanso?

En el post de hoy os hablamos de los ácaros y de cómo su presencia afecta al descanso. Son microorganismos que se encuentran en el polvo y cuyas deposiciones son perjudiciales para las personas alérgicas. Cuando alguien es alérgico al polvo, en realidad es alérgico a los ácaros.

Os mostramos una imagen ampliada del aspecto de uno de los tipos de ácaros que existen. Su tamaño es minúsculo, de ahí que no sea perceptible para el ojo humano. Son microorganismos. Un ácaro es un tipo de arácnido. Te contamos más sobre ellos.

Imagen de un ácaro

¿Qué son los ácaros?

Como os hemos contado, un ácaro es un microorganismo que convive con nosotros a diario. Tanto en el interior como el exterior. Su hábitat son lugares oscuros, con humedad y con una temperatura ambiental entre 25 y 35 grados. Están más presentes en zonas costeras y a medida que aumenta la altitud su presencia disminuye. Su capacidad de reproducción es enorme. Es muy difícil acabar con ellos, pero como os comentaremos más adelante podemos reducir su presencia.

En nuestro hogar los ácaros están presentes principalmente en los colchones, alfombras, sofás, peluches, almohadas, ropa de cama… donde las condiciones de luz, humedad y temperatura son más propicias y donde encuentran alimento fácilmente.

Alimentación del ácaro

Estos microorganismos tienen distintos tipos de alimentación. Pueden alimentarse de otros microorganismos, de plantas y de las escamas de piel que perdemos. Los ácaros del colchón encuentran su alimento en las escamas de piel, restos de cabello y uñas que perdemos.

Los seres humanos renovamos la piel cada mes o dos meses. La descamación de la piel se acumula en el polvo, de ahí que los ácaros proliferen en este medio. Al año, una persona llega a perder alrededor de 4 kilogramos de células de la piel. Gran parte de estas células se quedan en el colchón o en la ropa de cama, uno de los hábitats preferidos de los ácaros del polvo.

Efectos de los ácaros en la salud y el descanso

La presencia de ácaros es muy perjudicial para las personas que sufren alergia. Agudiza los síntomas de esta enfermedad: picor, ojos rojos, asma, problemas respiratorios… Para el resto de las personas son inofensivos. Además son perjudiciales para el colchón, ya que disminuye su durabilidad.

En este sentido, un alérgico a los ácaros debe descansar sobre un buen colchón con tratamientos antiácaros y con un núcleo que dificulte la anidación de estos microorganismos. Los mejores son los colchones de espumación, ya que al ser un material compacto, no deja huecos para que proliferen los ácaros. Además, las capas de acolchado deben ser de materiales sintéticos, que son hipoalergénicos. Eso sí, es importante apoyar estos colchones sobre bases muy transpirables. Es necesario que el colchón de espumación ventile correctamente, para que la humedad no se condense en su interior. Como hemos dicho, la humedad es un factor que provoca la aparición de ácaros.

Colchones anti ácaros

Cómo frenar a los ácaros

Poner fin a la presencia de ácaros es un tarea imposible, pero sí podemos tomar una serie de precauciones para minimizar su existencia. Os comentamos algunas que son muy fáciles de realizar.

Ventilar el dormitorio y nuestro hogar a diario. De este modo reducimos la humedad. Es importante no sobrepasar la temperatura de 22 grados para ponerle difícil la subsistencia al ácaro.

Reducir el número de objetos decorativos y enseres de nuestra habitación. Cuantas menos cosas que puedan acumular polvo tengamos, menos ácaros convivirán con nosotros. Para limpiar el polvo, es mejor usar un trapo humedecido que lo atrape y no lo esparza.

A la hora de limpiar, es mejor aspirar que barrer, para no levantar tanto polvo. Es importante limpiar con las ventanas abiertas para ventilar adecuadamente. También debemos aspirar el colchón semanalmente y exponerlo a la luz del sol. Son mejores los aspiradores con filtro de agua. No debemos presionar en exceso cuando aspiramos el colchón.

Lavar a altas temperaturas la ropa de cama. Es mejor si usamos sábanas, mantas, nórdicos de fibras sintéticas. Evita las fibras naturales, que son otro de los alimentos favoritos de los ácaros.

Proteger el colchón con una funda impermeable y transpirable. Así evitamos que la piel que perdemos durante la noche se aloje en el interior del colchón. Además evita que la humedad penetre en el núcleo del mismo.

Ayuda para elegir el colchón antiácaros

En Colchones.es contamos con un amplio catálogo de colchones con tratamientos higiénicos que evitan la aparición y proliferación de los ácaros. En las fichas de los colchones verás en el apartado Salud el tipo de tratamientos que incluye. Mejor colchones con tratamientos antiácaros, antihongos, con barrera total contra bacterias y microorganismos.

Si eres alérgico a los ácaros y no sabes qué colchón comprar para mejorar tu descanso, en Colchones.es te ofrecemos el asesoramiento gratuito de nuestros expertos. Puedes dejarnos un comentario y te responderemos, o llamar al teléfono 900.701.086 (sin coste) de lunes a viernes de 8 a 20 horas.

Suscríbete por email
Etiquetas: acabar con los ácaros | ácaros del polvo | alergia al polvo | colchones antiácaros | colchones para alérgicos

Autor: Inma Moltó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *