Por qué no es bueno dormir sin almohada

¿Te has preguntado alguna vez qué pasaría si duermes toda la noche sin almohada? ¿Es mejor para tu espalda y para tus cervicales dormir sin almohada o con ella? Sabemos que estas preguntas pueden ser muy frecuentes entre nuestros lectores. Por eso nos hemos decidido a explicaros por qué dormir sin almohada no es lo más adecuado para la mayoría de casos.

La almohada es un soporte que los seres humanos utilizamos para dormir. Y, de hecho, es frecuente que si un día, por cualquier razón, no puedes dormir en una cama y te toca dormir en un sofá sin almohada, o en un silla, notarás los efectos que tiene para ti ya no sólo dormir sentado o inclinado en una forma diferente, sino también dormir sin almohada.

Qué efectos tiene sobre ti dormir sin almohada

Estamos de acuerdo en que para descansar bien necesitamos colocar nuestro cuerpo en la posición más ergonómica posible. Aunque hay diversidad de opiniones entre los médicos, es cierto que la columna vertebral y las cervicales deberían permanecer alineadas y recibir la presión adecuada. En muchos casos, la almohada ayuda a aliviar la presión que supone sostener el cuello en una posición recta.

Por esta razón, dormir con una almohada ha sido la solución durante mucho tiempo para que las personas puedan aliviar la presión sobre las cervicales para disfrutar de un buen descanso.

Los efectos de dormir sin almohada pueden ser muchos:

  • Contracturas musculares
  • No poder dormir, y por tanto, no disfrutar de un buen descanso
  • Tensión en las cervicales

Ten en cuenta que, cuando no utilizas una almohada, tus cervicales sufren una mayor presión que cuando estás de pie, aunque esto no pasa en todos los casos. Y, de hecho, como apuntan en Columna Vertebral, llama la atención que en los bebés y personas que son capaces de dormir rectos y boca arriba durante toda la noche, dormir sin almohada puede ser igual de sano y no tener ningún efecto negativo.

El problema tiene más que ver, por tanto, con la posición en la que dormimos normalmente y si somos capaces de dormir de la forma más saludable.

dormir sin almohada

¿Qué tipo de almohada necesito según mi forma de dormir?

Hemos dicho que no todos dormimos de la misma forma durante toda la noche. Y, de hecho, a lo largo de los años podemos cambiar nuestra posición al dormir. Pero, generalmente, tendrás una manera en la que te sientas más cómodo y en la que suelas dormir. Según cuál sea esa posición, deberías utilizar un tipo de almohada u otro.

Porque aquí viene otro problema: y es que no te vale cualquier almohada para dormir de forma saludable. Necesitas una que se adapte a ti.

  • Si duermes de lado: la mayoría de las personas suelen dormir de lado, una posición que de forma natural aumenta la presión sobre nuestros hombros de forma considerable, provocándonos problemas en cuello y columna. Lo ideal en estos casos es dormir con una almohada muy alta.
  • Si duermes boca abajo: es la peor posición para dormir, y aunque también es la más minoritaria, es la que mayores problemas genera en las cervicales. Lo ideal para estas personas es utilizar almohadas de fibra hueca y, a ser posible, pequeña.
  • Si duermes boca arriba: generalmente las personas que duermen boca arriba y sin almohada, no tendrán problemas. El problema es que hemos dormido con almohada durante años y ahora no es fácil no utilizarla. En estos casos, optaremos por almohadas de firmeza media.

¿En qué posición sueles dormir y qué tipo de almohada utilizas? Si tienes dudas al respecto, déjanos un comentario y nuestros expertos te ayudarán. También puedes llamarnos gratis al 900.701.086, en horario de 8 a 20 horas, de lunes a viernes.

Deja tu correo electrónico:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.