Dormir de día, ¿es recomendable?

El sueño es una necesidad biológica de gran importancia para nuestra salud y bienestar. Es importante que ese sueño sea de calidad, que dure al menos unas 7-8 horas y, sobre todo, que nos haga sentir descansados y activos durante la jornada. Además, también es muy importante que durmamos durante la noche y evitemos dormir de día.

Dormir de día puede parecer una anomalía, y si bien es cierto que muchas personas lo hacen, puede tener efectos muy negativos en nuestra salud. En este post te explicamos por qué se produce el sueño y por qué es importante que duermas durante la noche.

¿Por qué se produce el sueño?

dormir de día

Aunque el sueño continúa todavía siendo un gran enigma científico, lo cierto es que sabemos que tiene una gran importancia para nuestra salud. La reparación de tejidos corporales, la recuperación de energía y la reparación cerebral se producen durante este proceso. El crecimiento y desarrollo en los niños, o la tensión arterial en los adultos, también puede verse afectada.

Todos tenemos un ciclo del sueño y está íntimamente relacionado con nuestro reloj biológico o ritmo circadiano. Los humanos tenemos un ciclo de sueño que coincide con el ciclo del día y la noche, es decir, somos animales diurnos. En función del grado de luz que encontramos en el exterior, nuestra glándula pineal empieza a producir más o menos melatonina, la hormona del sueño, influyendo en que nos quedemos dormidos.

Sin embargo, nuestro sueño no depende sólo de la luz exterior, sino también el llamado homeostato cerebral. Es decir, tu cuerpo sabe cuántas horas hace que dormiste y necesita volver a regenerarse, independientemente de la luz que haya en el exterior. Por esta razón, puedes llegar a sentirte enormemente somnoliento después de un largo viaje, cuando experimentas el jet lag, aunque sea a pleno día.

También puedes sentirte con muchas ganas de dormir si no has disfrutado de un sueño lo suficiente reparador durante la noche. Es decir, si te despiertas con frecuencia, o si debido a los ronquidos o a la apnea del sueño, no respiras con comodidad, eso también puede afectar a que por la mañana sientas más fatiga.

Dormir de día, ¿es bueno o malo?

En el debate de dormir de día o de noche, varios organismos internacionales como la Organización Mundial de Salud dejan claro que, de acuerdo con los estudios científicos, la interrupción del ritmo circadiano aumenta los niveles de estrés, e incrementa la presión arterial.

El sueño diurno provoca deficiencias en el descanso y el sueño que afectan a nuestro bienestar. Esto afecta especialmente a las personas que, por razones de trabajo, han de estar despiertas en horarios nocturnos y tener que dormir durante el día. Pero también a aquellas que no duermen bien por la noche y tienden a hacerlo durante el día en pequeñas cabezadas.

En estos casos, se aconseja siempre que las personas que se vean obligadas a trabajar de noche, lleven una buena dieta y realicen ejercicio físico, en la medida de sus posibilidades, además de dormir las 7-8 horas necesarias durante el día, ya que todo esto influye en el estado general de salud de la persona.

¿Y qué pasa con la siesta?

Cuando hablamos de dormir durante el día, muchas personas quizás piensen que nos referimos a la siesta. Lo cierto es que la siesta tiene notables beneficios, pero no debería ir más allá de 20-30 minutos como mucho.

Dormir más horas durante el día, puede estar relacionado con problemas para dormir durante la noche, lo que supone una vez más la interrupción de nuestro ritmo circadiano.

A largo plazo, debemos asegurarnos de que mantenemos unos hábitos de sueño saludables, y acudir a nuestro médico de cabecera para tratar cualquier posible trastorno del sueño, como la apnea del sueño o el insomnio.

Suscríbete por email
Etiquetas: conciliar el sueño | desórdenes del sueño | dormir | dormir de día | horas de sueño | problemas del sueño | siesta | trabajar de noche

Autor: Samuel Juliá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *