Consejos para mantener tu dormitorio limpio y ordenado

El ritmo de vida que llevamos en ocasiones puede ser enemigo del orden y la limpieza. A veces el polvo le gana la batalla a nuestras fuerzas e instrumentos de limpieza. Sin embargo, es esencial que mantengamos limpio nuestro dormitorio si queremos disponer de una habitación que, lejos de estresarnos y hacernos sentir incómodos, suponga un bálsamo agradable después de un día de trabajo.

Una habitación limpia y ordenada nos aportará bienestar y calidad de vida y nos ayudará en nuestro descanso. Aunque tampoco es saludable obsesionarse con la limpieza, ni hacer una limpieza profunda todos los días, si eres de los que quiere tener un dormitorio organizado has de aplicar algunos consejos que te ayuden a mantener una actitud de limpieza que impida que la suciedad se propague. Aquí van nuestros consejos.

limpieza de tu habitación

Ventila la habitación

El primer paso para mantener limpia tu habitación es renovar el aire que respiras. Es bueno seguir este ritual cada mañana, incluso en invierno. Abre la ventana durante unos minutos para que entre aire fresco. Piensa que estás espirando dióxido de carbono continuamente y hace falta renovar el oxígeno para que no haya un ambiente tan cargado. Además, los zapatos y la ropa sucia pueden generar mal olor que hay que eliminar.

Renueva sábanas y edredones

Lo recomendable es que al menos una vez por semana cambies tus sábanas y airees tu edredón. Ten en cuenta que el polvo tiende a acumularse en los tejidos, incluso cuando es muy pequeño y no puedes percibirlo con la vista. Si pudieras arrimar un microscopio al tejido de tus sábanas, edredón y colchón, quizás te horrorizaría ver la cantidad de ácaros que puede haber allí. Una solución es renovar las fundas de la cama o lavarlas con un producto antiácaros. Una cama en perfectas condiciones y aireada te ayudará a dormir mejor.

Relleno nórdico Mediterraneo en Fucsia-chocolate

Limpieza profunda de muebles, suelo y cristales

  • Limpia primero el polvo antes de empezar a barrer. Ten en cuenta que si utilizas un plumero o trapo del polvo, gran parte de éste caerá al suelo. Si ya has barrido antes, tu trabajo no habrá servido de nada. Levanta las alfombras y sacúdelas bien; llévalas a lavar si crees que no merece la pena.
  • Utiliza un paño húmedo para las partes más difíciles. Si se ha ido acumulando suciedad en la mesa, estantería o armario, o hay alguna mancha difícil, mejor limpiarla con un paño húmedo y frotar hasta que desaparezca. Pasar simplemente el trapo del polvo puede ser perjudicial porque lo mancharemos y arrastraremos la suciedad a otra parte.
  • Mejor una aspiradora que una escoba. Suele ser más eficaz limpiar el suelo con una aspiradora que con una escoba, ya que a pesar de nuestros esfuerzos, siempre habrá polvo que escape al recogedor. Además, los pelillos de la escoba tienden a acumular polvo, que luego se va soltando mientras barres. Como alternativa, también tienes los famosos robots aspiradora. A continuación, podrás fregar el suelo con un producto de limpieza. Si tienes moqueta, con más razón.
  • No olvides limpiar las ventanas con un limpiacristales. Especialmente en estos días de otoño-invierno, cuando la lluvia suele dejar marcas. Son los pequeños detalles los que de verdad harán que tu dormitorio se vea limpio.

No pongas muebles de más

Una habitación debe tener los suficientes muebles para que no parezca fría y vacía, pero tampoco tantos como para no poder ni moverte. Mira ejemplos de distribución de los muebles en una habitación, como los que nos dan en Vivir Hogar. Siempre se procura buscar la armonía entre las distintas piezas del mobiliario: en la forma, en el color y en el tamaño.

Si necesitas más espacio, trata de trasladar lo que sobra a otra sala donde pueda quedar bien y no añadas muebles que no combinan con el resto, ni acumules el desorden en cajones, armarios u otras partes no visibles de la habitación. Una solución podría ser comprar un canapé de gran capacidad, para tener más hueco para guardar cosas. Un canapé gran capacidad como el Maxi, es como tener «un armario tumbado».

Espero que siguiendo estos consejos puedas mantener tu habitación lo más limpia y ordenada posible. Haz una limpieza profunda de vez en cuando, moviendo los muebles de sitio y limpiando bien en las esquinas y los rodapiés, que es donde más polvo se suele acumular.

¿Qué más nos recomiendas para mantener limpio y ordenado nuestro dormitorio? Déjanos tu aportación y trucos de limpieza en los comentarios a este post. Muchas gracias de antemano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: ZIA6 S.L . Finalidad: gestionar el envío de la información que nos solicita. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad