Cómo dormir a un bebé en menos de un minuto

Los que tenemos hijos sabemos por propia experiencia, que el día a día puede llegar a ser agotador, esta sensación suele aumentar si además nuestros niños son muy pequeños. Os comentamos algunos trucos para dormir a un bebé en un minuto.

Cuando hay un bebé en casa tenemos que amoldarnos a sus necesidades y a sus horarios y eso en ocasiones puede hacer que nuestra rutina se convierta en un auténtico caos. Uno de los aspectos que más nos trae de cabeza a los padres es el tema del sueño.

Hay unos pocos elegidos a los que les tocan niños “fáciles”, esos que comen de maravilla, se portan de maravilla y sobretodo, duermen de maravilla. Pero la cruda realidad es que esos bebés son los de menos, lo más habitual es que a nuestros pequeños les cueste coger el sueño y que además se despierten varias veces a lo largo de la noche.

Dormir a un bebé

Cuando el bebé no se duerme

Aquí es donde entra en juego la imaginación y a veces la desesperación de muchos padres que ya no saben qué hacer para no pasarse horas intentando dormir a sus hijos. Cada uno busca la mejor manera y la más rápida de conseguir que su bebé se duerma, desde cantarle canciones, mecerle, pasearle en el carrito o incluso subirlo al coche y darle una vuelta a la manzana, todos son trucos válidos y que creo que todos hemos probado alguna vez.

Dormir un bebé

El padre de un bebé al que le costaba dormirse, publicó un vídeo hace unos días con una innovadora técnica para dormir a un niño en menos de un minuto, no hace falta decir que el vídeo se convirtió en viral y está dando la vuelta al mundo.

En el vídeo se ve al pequeño envuelto en una mantita según la técnica conocida como Swaddling, que en español significa envolver, es una táctica que permite tener calentito al bebé y le ayuda a dormir ya que se siente más recogido y seguro ya que le recuerda al espacio que tenía en el útero materno. No hay que apretar en exceso la mantita y se recomienda utilizar este método en los primeros meses de vida, ya que después los bebés tienen necesidad de moverse más.

Estando envuelto en su mantita y tumbado en la cuna, el padre le pasa repetidas veces un pañuelo de papel por la cara delicadamente hasta que el niño acaba durmiéndose. Le pasa el papel de arriba abajo con lo que consigue que el pequeño vaya cerrando los ojos y finalmente se duerme en menos de un minuto.

Claro está que desconocemos si el bebé estaba ya muy cansado y a punto de dormirse cuando su padre puso en práctica este truco y si surtirá efecto en un niño que esté muy despierto o espabilado, pero vale la pena intentarlo e incorporar esta táctica a las que ya usamos cuando queremos dormir a nuestros hijos.

Como hemos comentado antes, dormir a un bebé puede llegar a convertirse en una situación estresante, ya que puede que nuestro pequeño tenga sueño y por las circunstancias que sean, le cueste quedarse dormido, lo que se traduce en llanto por su parte y desesperación e impotencia por la nuestra.

Todo vale para garantizar el descanso de nuestro hijo y no cuesta nada comprobar si el método de acariciarle la carita con un pañuelo funciona y si realmente nuestro pequeño se duerme en menos de un minuto. Ya nos contaréis.

Deja tu correo electrónico:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *