Cómo calentar la casa. Los mejores sistemas de calefacción

Casi sin darnos cuenta el frío ha llegado y comienza la lucha de todos los inviernos, intentar mantener nuestro hogar lo más calentito posible para pasar estos desapacibles días. Hoy os contamos cómo calentar la casa.

Los aliados perfectos en esta batalla contra el frío son los sistemas de calefacción. Existen varias opciones a la hora de caldear nuestra casa y debemos tener en cuenta que, dependiendo de las características de nuestro hogar, la elección será diferente.

Detalles como el tamaño de la casa, su distribución, la orientación o la climatología de la ciudad en la que vives, son puntos imprescindibles a tener en cuenta a la hora de decantarte por un modo de calefacción u otro.

Podemos elegir nuestro sistema de calefacción ideal ya sea por su fuente de energía, decantándonos por el gas, la electricidad o la solar, o bien por el tipo de aparato que nos resulte más cómodo, bomba de aire, caldera, termoeléctricos… En este post te resumimos las características básicas de cada uno de ellos para que elijas el que mejor se adapte a tus necesidades.

Calefacción de Gas

Es de los sistemas de calefacción más utilizados en nuestro país, es muy eficiente y además no contamina, además de usarse para calentar nuestros hogares, la usamos también para cocinar y para tener agua caliente a la hora de ducharnos.

calentar la casa

Podemos optar por la comodidad del gas natural, que nos llega a través de instalación por conductos, por lo que no tenemos que preocuparnos por su compra y su almacenamiento al contrario que con el gasóleo C, que normalmente tenemos que guardar en casa y resulta algo más peligroso.

Si nos decantamos por el gas, el modo en el que se calentarán nuestros hogares será a través de radiadores que repartirán el calor y que rápidamente caldearán las estancias.

Caldera con Radiadores de Agua

Es el sistema de calefacción más utilizado en territorio español, se coloca una caldera en un lugar concreto de la casa y el calor, producido mediante la quema de combustible, se distribuye a los radiadores mediante el agua.

calentar la casa

Es una gran opción para mantener nuestra casa caliente, el agua es un gran medio para transportar el calor ya que con menos caudal transporta el mismo calor que otros métodos, lo que al final se traduce en un abaratamiento en nuestra factura.

Calefacción Eléctrica por Acumulación

Su fácil instalación y su sencillo mantenimiento lo convierten en una buena alternativa para combatir el frio. Gracias a las resistencias eléctricas, la electricidad se transforma en calor y se propaga por la casa a través de los calefactores eléctricos.

calentar la casa

Cuenta con la gran ventaja que no necesita de una obra importante para su instalación y su mantenimiento es muy sencillo, además de ser una energía que no consume oxígeno y no es contaminante, su inconveniente es que es un sistema menos económico que la opción del gas, ya que se rige por la tarifa eléctrica.

Una gran opción si vivimos en zonas donde el clima es más cálido y no es necesario encender la calefacción a diario o si nuestra casa no tiene muchos metros y se caldea más rápidamente que una vivienda más grande.

Calefacción Eléctrica por Convectores

Si buscas un sistema de calefacción que no requiera de obra, cuya instalación sea económica y la máxima comodidad a la hora de tener agua caliente, esta es tu opción. Una resistencia que calienta el aire que circula por los convectores nos permitirá calentar nuestro hogar y un termo nos abastecerá de agua caliente.

calentar la casa

Como en el caso anterior, siempre que interviene la electricidad tenemos que saber que la factura será algo más cara a fin de mes por lo que es un sistema de calefacción ideal si no se va a abusar de él.

Radiadores de Aceite

Son también conocidos como emisores termoeléctricos, el calor se obtiene a través de un aceite térmico que se calienta por una resistencia eléctrica que posee en su interior.

calentar la casa

La gran ventaja de este sistema es que cada radiador es independiente por lo que podemos calentar únicamente una estancia sin necesidad de realizar gasto en el resto de la casa, lo que ayuda enormemente a ahorrar energía. Son fácilmente controlables a través de su termostato y tras apagarlos siguen irradiando calor.

Una buena elección si lo que necesitamos es calentar habitaciones concretas.

Bomba de Calor

Esta opción lo que nos permite es disponer de calefacción y aire acondicionado con un único aparato, lo que abarata considerablemente la inversión a realizar y resulta muy cómodo.

calentar la casa

Su mantenimiento es simple, únicamente hay que limpiar periódicamente el filtro, el inconveniente es que el calor se dispersa con más facilidad que en otros sistemas de calefacción y el ruido de su ventilador puede ser un poco molesto.

Suelo Radiante

Si vives es una zona de clima frío, el suelo radiante es una buena elección. Instalados bajo el suelo de la vivienda se extienden una serie de cables eléctricos o tuberías por las que discurre agua muy caliente. El calor se desprende a través del suelo y caldea toda la casa.

calentar la casa

Resulta una opción muy cómoda y confortable ya que proporciona un calor uniforme sin recalentar en exceso el ambiente. Hay que destacar que es un sistema muy seguro, ideal si tenemos niños en casa y necesita muy poco mantenimiento.

Su mayor inconveniente es que requiere de unas obras considerables ya que hay que levantar el suelo de la casa para su instalación, por lo que la inversión es elevada al principio.

Además de la elección de un sistema de calefacción que se adecúe a nuestras necesidades, podemos realizar varias acciones que nos ayudarán a mantener nuestra casa caliente y hacer más llevaderos estos meses de frío invierno.

Por ejemplo, el cerrar las puertas de casa ayudará a que el calor no se disperse y se mantenga en la habitación en la que nos encontramos, intentar aprovechar al máximo la luz del sol que entra en nuestra casa, abriendo cortinas y no poniendo ningún obstáculo que impida que caliente la estancia, las alfombra serán grandes aliadas para ayudarnos a entrar en calor, ya que nos aíslan del frío que desprende el suelo y nos ayudan a mantener el calor y por supuesto proveerse de esas cálidas mantitas de sofá que nos mantendrán calentitos mientras vemos alguna peli o simplemente nos relajamos al final del día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: ZIA6 S.L . Finalidad: gestionar el envío de la información que nos solicita. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad