Quemaduras solares. Cómo dormir

Muchos de vosotros estaréis ya pasando unas merecidas vacaciones en la playa o la piscina. Tomar el sol puede ser una actividad muy saludable si lo hacemos con moderación. Pero a veces se está tan a gusto que corremos el riesgo de quedarnos dormidos y experimentar quemaduras sin darnos cuenta.

Es importante que, si vas a ir a la playa o a la piscina, seas prudente. Todos queremos conseguir una piel bronceada, pero queremos evitar a toda costa las quemaduras solares. Aunque esto lo tengamos muy claro, a veces tener un pequeño descuido puede jugarnos una mala pasada. En Colchones.es te damos algunos consejos que debes tener en cuenta para no quedarte dormido mientras tomas el sol.

Recomendaciones para tomar el sol de forma saludable

Dormir en la playa

Como señalan en la web Mejor con salud, tomar el sol es una actividad sana, ya que disminuye la presión arterial, fortalece el sistema inmunológico, mejora el aspecto de la piel y ayuda a nuestro cuerpo a producir vitamina D, que da salud a nuestros dientes y nuestros huesos.

Pero si tomamos el sol en exceso corremos el riesgo de quemarnos y de contraer cáncer de piel. Ten en cuenta estos consejos para no tomar el sol en exceso:

1. Evita pasar las horas de sueño en la playa. Las 2 o las 3 de la tarde, cuando acabamos de comer y nos entran ganas de siesta, es un mal momento para estar en la playa. Los rayos ultravioleta caen mucho más directos sobre nosotros, por lo que es importante que a esta hora ya nos hayamos ido. Podemos hacer la siesta en la habitación del hotel, relajarnos con el aire acondicionado en una heladería cercana o con cualquier otra actividad.

2. Cuenta el tiempo que tomas el sol. No creas que por estar 4 horas al sol te vas a poner moreno más rápidamente. Es mejor tomar el sol durante no más de 15 minutos todos los días, que pasar varias horas al día. De hecho, si estás varias horas al sol, la piel se enrojece y se quema. Prueba a ponerte una alarma en el móvil o en el reloj para no pasarte de la hora.

3. Duerme bien antes de venir. Aunque vayamos a ir a la playa y estemos en contacto con el agua, es verdad que el sol puede causarnos somnolencia. Si no hemos dormido bien ese día, mucho peor, Procura dormir 8 horas al día y venir bien despierto a la playa. Y si no has podido dormir tanto tiempo, recuerda que ahí tienes el agua para despertarte.

4. No lo apuestes todo al protector solar. El protector solar no te protegerá demasiado si te pasas una hora tomando el sol a una hora a la que no deberías. Además hay que reponerlo cada cierto tiempo. No te confíes y te eches a dormir pensando que te has puesto bronceador y con eso basta.

5. Lee un libro, escucha música, habla. Cuando estés echado en la tumbona o en la silla de playa, procura mantener tu mente activa oyendo música movidita en el mp3, leyendo un libro entretenido o hablando con quien hayas venido. Todo lo que pueda mantenerte despierto será de ayuda para que no te quemes al sol.

6. Toma algo de cafeína para mantenerte despierto. Por las mañanas, lo mejor es tomarse un café  si has ido muy temprano, pero si sientes sueño mientras estás tomando el sol, puedes tomarte algún refresco con burbujas, bebida de cola, una tarrina de helado con café, un frapuccino o cualquier otra bebida que te mantenga despierto.

7. Para evitar el sueño, un buen chapuzón. Cuando notes que se te van cerrando los ojos, no cedas. Es un buen momento para dejar de tomar el sol y volver a darse un baño, en caso de que ya lo hayas hecho. En todo caso, nada más llegar a la playa lo mejor es bañarse primero y tomar el sol después, ya que eso te ayudará a despertarte, especialmente si vas por la mañana y el agua está más fresca.

Así que no te quedes dormido en la playa y disfruta de tus vacaciones cuidando tu salud. ¡Recuerda que el mejor sitio para dormir es una buena cama!

Qué hacer si ya te has quemado

En el caso de que ya te hayas quemado, es muy normal que sientas malestar e incomodidad al tumbarte sobre el colchón, especialmente si tienes quemaduras en la espalda y duermes boca arriba. Para ayudarte a llevarlo mejor, puedes probar a utilizar algunos remedios caseros.

Entre los remedios naturales, puedes aplicar un poco de gel de aloe vera fresco sobre la quemadura. Éste tiene propiedades astringentes y analgésicas y puede ayudarte a tratar las quemaduras. También puedes aplicar agua fría, jugo de cebolla, miel, aceite esencial de lavanda, bolsitas de té negro u hojas de llantén mayor sobre la zona dañada para ayudar a eliminar los gérmenes y calmar la inflamación, como recomiendan en Naturisma.

Un remedio que te puede ayudar a pasar mejor las quemaduras es poner un poco de maicena sobre el colchón (harina de maíz), ya que ésta te ayudará a reducir el dolor mientras duermes, como señalan en Cosmohispano. Es importante que, en cualquier caso, utilices una funda protectora para cubrir el colchón si vas a echar maicena o vas a ponerte cualquier tipo de crema antes de dormir, ya que luego esas manchas son difíciles de eliminar.

Cuando vuelvas de la playa, toma un baño con agua fresca. Échale una cucharada pequeña de bicarbonato de sodio al agua, ya que es un calmante muy bueno para las quemaduras solares. Con todo, procura no pasar demasiado tiempo bañándote para que no se te reseque mucho la piel.

Lo recomendable es que después te pongas una camiseta fresca, ancha y fina, para que no notes demasiado las rozaduras del tejido con la piel. Procura dormir en un ambiente fresco para pasar bien la noche, ya que el calor hará que sientas más las rozaduras.

Si este artículo te ha sido de ayuda, puedes seguirnos en el Facebook de Colchones.es para estar enterado de nuestras últimas publicaciones, o también a través de nuestro Twitter @colchonesES.

¡Feliz verano!

Suscríbete por email
Etiquetas: consejos para evitar rozaduras | quemaduras solares | recomendaciones sol

Autor: Samuel Juliá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *