Qué es el reúma y cuáles son sus síntomas

El reúma puede ser una de las dificultades que afecten a nuestra salud y bienestar. Aunque muchas veces sólo se manifiesta en problemas para agacharse, lo cierto es que también puede afectar a nuestra capacidad para conciliar el sueño. Y es que hablamos de un dolor, que puede llegar a ser muy molesto y que puede afectar significativamente a nuestra calidad de vida.

En este post te explicamos qué es el reuma, o reumatismo, cuáles son sus síntomas más comunes, y qué debes tener en cuenta para combatirlo. Además, si crees que estás experimentando algún grado de reumatismo, te invitamos a consultar con tu médico para un adecuado diagnóstico y tratamiento.

Reúma y sus síntomas

síntomas del reúma

La Fundación Española de Reumatología define el reúma como un conjunto de dolores o molestias que afectan a nuestro aparato locomotor. Hay muchas variedades de lo que comúnmente llamamos reumatismo. Comúnmente afecta a nuestra capacidad para movernos, agacharnos o hacer determinadas actividades, produciéndose dolor en las articulaciones y/o de los músculos.

Vemos síntomas de reúma: cuando intentamos agacharnos para recoger algo, y notamos un dolor en la espalda; o cuando caminamos por la calle, o simplemente nos inclinamos para fregar. El dolor reumático puede ser persistente y afecta enormemente al estilo y la calidad de vida de las personas.

Hay que tener en cuenta, que uno de los síntomas del reúma, se puede ver visiblemente a través de hinchazones o tumefacción en algunas articulaciones. Sin embargo, debe hacerse un diagnóstico médico para analizar qué articulaciones del cuerpo estarían afectadas.

Artritis, artrosis y osteoporosis, los enemigos del sueño

Entre todas las enfermedades del aparato locomotor que se pueden calificar como reuma, una de ellas es la Artritis Reumatoidea (AR). Un alto porcentaje de las personas que padecen esta enfermedad tienen también problemas para dormir. Los pacientes notan una rigidez generalizada e hinchazón que produce dolor. En consecuencia, no pueden dormir o se despiertan de madrugada.

Reúma

No hay que confundir, por cierto, la artritis con la artrosis, aunque ambas son enfermedades reumáticas. Y es que la artrosis afecta a las articulaciones y es una enfermedad de carácter degenerativo. Siendo más común en las mujeres que en hombres y estando sobre todo relacionada con la edad y en parte por la genética. La artritis, por su parte, es un tipo de enfermedad que siempre presenta hinchazón. Además, la gran rigidez articular puede presentarse incluso cuando estamos en reposo.

Otra enfermedad que también afecta al sueño y es de carácter reumático es la osteoporosis. Este problema tiene que ver con la fragilidad de los huesos, debido a la pérdida de tejido óseo. Los huesos son menos resistentes y más débiles. Por lo que, los movimientos les afectan más. Es más fácil que se produzcan fracturas. Debido a la facilidad para fracturarse un hueso, viene el dolor que nos afecta al sueño, ya que la osteoporosis por sí misma no produce dolor.

Cómo combatir el reúma

Para combatir las enfermedades reumáticas, lo primero es hacer un diagnóstico adecuado. El médico que se ocupa de este tipo de patologías es el reumatólogo. En muchos casos, como la artrosis la curación no es todavía posible. Pero sí se pueden tomar medidas para prevenir la progresión de esta enfermedad.

En muchos casos, se nos recetarán analgésicos y anti-inflamatorios para aliviar los síntomas. Pero, lo más normal, es que el especialista nos indique los fármacos más adecuados, según nuestras características individuales. No es lo mismo, un deportista que presenta artrosis, que una persona de avanzada edad, que puede tener también otras enfermedades asociadas.

Alimentos para el reúma

En lo referente a la alimentación, lo ideal es tomar productos y alimentos que nos ayuden a combatir el dolor y a fortalecer nuestros huesos. Es bueno alimentarse con alimentos ricos en fibra, calcio y antioxidantes: como las frutas y verduras y aprovechar los beneficios anti-inflamatorios de algunas hierbas y especias, como: las semillas de lino o el romero fresco, que podemos tomar en infusión.

Por otra parte, las hierbas y especias que nos ayuden a dormir también pueden ser un fuerte aliado. Lo ideal, es tomar una infusión de valeriana, amapola o pasiflora antes de dormir. Tienen efectos sedantes y nos ayudarán a tranquilizarnos. Lo fundamental, en cualquier caso, es combatir el dolor de la hinchazón del reuma.

reúma

Otro aspecto que te puede ayudar es acudir a una clínica de fisioterapia. El especialista actúa como apoyo al tratamiento que estés realizando. Mediante masajes, se puede aliviar el dolor y contribuir a prevenir deformaciones y solucionar problemas articulares específicos. Siempre con la valoración de un profesional y teniendo en cuenta el criterio médico.

A modo de conclusión, recordamos también que es muy importante conocer las características de cada paciente y tener en cuenta los riesgos de la auto-medicación. Lo adecuado, es actuar de forma responsable y acudir a un especialista tan pronto como notemos síntomas de una enfermedad reumática. Un diagnóstico precoz de las enfermedades reumáticas ayudará enormemente a su tratamiento.

Deja tu correo electrónico:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.