En este blog encontrarás información que te ayudará a elegir los complementos adecuados para que descanses mejor. Esperamos que disfrutes con este artículo:

La televisión en el dormitorio. Aspectos a tener en cuenta

El tema de televisión en el dormitorio sí o no, genera muchas controversias y debates. Los hay quienes están a favor de poner una televisión en el dormitorio y quienes creen que esta opción es perjudicial para el sueño, las relaciones de pareja, el descanso, etc.

Si bien puede resultar muy cómodo tener la televisión en el dormitorio y verla un rato antes de dormir, de forma que si el sueño aparece, sólo tienes que apagarla y deslizarte entre las sábanas,… no todo son ventajas a la hora de dormir con un aparato eléctrico cerca. En el post de hoy queremos ampliaros la información para que podáis tomar vuestra propia decisión sobre si la televisión en el dormitorio os interesa o no.

 Televisión en el dormitorio. Fuente: https://www.euronics.es

Desventajas de poner la televisión en el dormitorio

  • Dormimos menos. Tener la televisión encendida en el dormitorio puede hacer que nos «enganchemos» con algún programa o película y que nos durmamos más tarde.
  • Aumentan los casos de insomnio. Todos tenemos unos ciclos de sueño. Y dormir con la televisión puede hacer que se nos trastoquen y que aumenten los problemas para dormir.
  • Dormimos peor. La calidad del sueño empeora. En ocasiones nos quedamos dormidos mientras vemos televisión. El sonido, la luz,… hacen que no lleguemos a conciliar un sueño profundo, que tengamos micro-despertares, etc. Lo que puede hacer que nos levantemos con la sensación de no haber dormido los suficiente y más cansados.
  • Tentación a comer. Si vemos la televisión mucho rato, aumentan las ganas de levantarnos a comer o picotear algo. Además, a esas horas suele ser comida no muy saludable para nuestro organismo.
  • Menos comunicación. Estar con la televisión encendida en el dormitorio disminuye y dificulta la comunicación con nuestra pareja. El contenido de la misma ocupa el tema principal de conversación y no lo que nos ha ocurrido durante el día o cómo nos sentimos.
  • Menos intimidad. La vida íntima con tu pareja es fácil que disminuya. Muchas noches puedes estar con tu pareja en el cuarto y que ambos se queden dormidos viendo algún programa. El televisor puede ser un instrumento usado para evitar la confrontación con el estado de cosas de la pareja; puede convertirse en un punto de fuga en relación con su intimidad, etc.
  • Evitamos hacer otras cosas. Todas sabemos la comodidad que produce echarse en la cama a ver televisión, pero hay que recordar que podemos encontrar otros hobbies como sentarnos a leer un libro o pasar tiempo con tu pareja o tus hijos.
  • Gastamos más dinero. Si el televisor se queda encendido toda la noche porque te quedaste dormido y se te olvidó apagarlo, puede hacer que te lleves una desagradable sorpresa cuando llegue la factura de la luz a fin de mes.
  • Adicción. El televisor en la habitación puede convertirse en un problema cuando se transforma en algo adictivo, que insume mucho tiempo e interrumpe el diálogo y la vida «cotidiana» y sume a la familia en un letargo.

Ventajas de poner la televisión en el dormitorio

  • Tomar conciencia. El televisor encendido en el dormitorio, por sí mismo, no es culpable de la lejanía entre los cónyuges, ya que éstos tienen siempre la opción de apagarlo. Pero bien es cierto, que el uso que se le da muestra cómo está la relación de pareja y tiene que ver con un estado de cosas que es reflejado por el televisor. Por tanto, puede ser una forma de evitar cualquier tipo de comunicación, desde la verbal hasta la sexual, pero también puede ser un factor de unión y de intercambio. En cualquier caso, si la pareja está en disposición de profundizar, el uso de la televisión les dará mucha información.
  • Diálogo. El televisor también puede ser el punto de partida para el diálogo en la pareja, al introducir temas de conversación que, de no aparecer en la televisión, quizá no serían planteados. Hay que preguntarse por tanto, al servicio de qué está el televisor en la vida de cada pareja.
  • Unión. El televisor puede ser utilizado como un punto de unión, al permitir a la pareja disfrutar en forma compartida de una buena película o un buen programa, comentarla y vivirla juntos.

La televisión en el dormitorio infantil

Si tener televisión o no en un dormitorio adulto puede generar controversia, que esté en un dormitorio infantil mucho más. Nuestra sugerencia es que los niños no tengan televisión en su cuarto ya que no es una opción adecuada por varios motivos:

  • La televisión favorece el aislamiento del resto de la familia.
  • Los padres no controlan la programación que ven sus hijos, que en horario nocturno no suele ser apta para menores. Y a veces, de madrugada la tienen encendida.
  • Los niños ven la televisión solos, sin la compañía de sus padres que es lo recomendable.
  • Por supuesto, el niño duerme menos al retrasarle la hora de dormir
  • Aumentan las pesadillas en los niños. Un estudio de Chile afirma que los niños que miran televisión tarde por la noche son más propensos a sufrir trastornos del sueño, como pesadillas y hablar en sueños.

televisión en el dormitorio infantil. Fuente: http://oaxaca.me

Televisión en el dormitorio y trastornos del sueño 

Tener una televisión en el dormitorio es bastante frecuente en muchos hogares. Y al mismo ritmo que aumentan los hogares con televisor en el dormitorio aumentan los trastornos del sueño.

No se trata de «demonizar» el televisor, porque está claro que no es la única causa de insomnio, pero sí es importante saber que es uno de los peores enemigos del sueño.

Muchas veces nos metemos en la cama, encendemos el televisor y, aunque no nos guste la programación, nos quedamos viendo la tele con la esperanza de que pongan algo que nos guste o quedarnos dormidos si no. Un emplazamiento tan acondicionado para ser confortable hace que, en muchas ocasiones,se prolongue mucho más tiempo del que dedicaríais a este aparato sí os encontrarais sentados en un sofá, en un lugar más incómodo o simplemente frente al hecho de saber que todavía tenéis que dedicar un tiempo a solucionar pequeñas cosas antes de dormir.

televisión en el dormitorio insomnio. Fuente: https://www.diariofemenino.com

Mucha gente se duerme con la televisión encendida, desde luego, pero la calidad del sueño no es la más recomendable para levantarse descansada. El sonido de fondo y la iluminación de la pantalla del televisor afectan a la calidad del sueño y, por lo tanto, a nuestro descanso.

El uso de la televisión justo antes de la hora de ir a dormir añade un estado de excitación, atención visual e intelectual que hace que no desconectemos, tanto a nivel tecnológico como a nivel psicológico. Hecho que se agrava cuando los contenidos que se presentan son de violencia, problemas o conflictos. Todo ello propicia un grado de fatiga añadida e innecesaria a horas en que lo que beneficiaría sería unas rutina dirigida a conciliar el sueño.

Uno de los principios de una buena higiene del sueño es dormir en un entorno oscuro y libre de ruidos.

Dormir con la televisión puede agravar las consecuencias de aquellas personas que ya tienen problemas de sueño o insomnio. Y en el caso de no padecer, puede ser un punto de inicio.

Todas aquellas personas que padecen insomnio o que tienen problemas para dormir bien, que se despiertan varias veces o que duermen pocas horas, necesitan un dormitorio libre de estímulos. Y la televisión, es sin duda, un gran estímulo para no dormir. El dormitorio ideal para conciliar el sueño debe ser un lugar que incite al descanso y no al ocio, ámbito al que pertenece el televisor.

Al igual que ocurre con el resto de la tecnología, con los ordenadores o con el teléfono móvil, la recomendación de los expertos es que hay que olvidarse de la televisión una hora antes de ir a dormir. Esto puede ser difícil de asimilar para aquellas personas que estamos acostumbrados a cenar y ponernos a ver la tele hasta la hora de ir a la cama. Sin embargo, la televisión, sus imágenes, su iluminación y su sonido son estimulantes y, al final, lo que queremos conseguir es llegar a la cama lo más relajadas posible.

Muchos estudios alertan del aumento de casos de insomnio en personas cada vez más jóvenes como consecuencia del uso excesivo o abuso del televisor. 

Si bien ver la tele supone un momento de ocio sin complicaciones que incluso puede hacernos olvidar muchas de las preocupaciones cotidianas que no nos dejan dormir, lo que no podemos hacer es tenerla como compañera de cama. Para dormir bien, mucho mejor será apagar el televisor y darnos un baño relajante o leer un rato con una infusión que nos predisponga al descanso.

La televisión en el dormitorio. Cómo integrarla

Si a pesar de todo lo dicho hasta ahora, decides tener una televisión en el dormitorio, vamos a darte algunos consejos de cómo integrarla, dónde colocarla para que no le dé la luz de la ventana, la altura, etc.

  • Altura: La televisión puede estar colgada o en mueble pequeño, dependerá de tus gustos y de si la pared resiste el peso de la misma. Pero lo importante en cuanto a la altura es que el centro de la pantalla quede a la misma altura de los ojos. Si miras la tele desde la cama, coloca una sujeción o una base que permita inclinarla un poco hacia abajo.
  • Distancia: Es importante tener en cuanta el tamaño de la televisión, el cual dependerá de la distancia que haya desde la misma hasta nuestros ojos. Las recomendaciones de los expertos es que 10” de la pantalla requieren 50 cm de separación respecto al sofá.
  • Reflejos: La tele siempre debería estar en perpendicular a las ventanas, nunca enfrente, porque la luz natural crea entonces incómodos reflejos y la imagen pierde muchísima calidad. Algunos expertos recomiendan que la luz venga justo de detrás del televisor. Para no cansar la vista mientras ves la tele enciende alguna luz tenue en la habitación.

Esperamos que después de leer este post puedas tomar una decisión con más claridad sobre si quieres poner la televisión en el dormitorio o no.

❮ AnteriorSiguiente ❯

Acerca de Carolina Moreno

Terapeuta y facilitadora de grupos. Acupuntora y profesora de taichi. Me encanta bailar y facilito grupos de autoconocimiento a través de la música y el movimiento. Me gusta la decoración y desde octubre de 2013 escribo y soy blogger de colchonesblog.es y www.mueblesrustiko.com/blog

2 comentarios en “La televisión en el dormitorio. Aspectos a tener en cuenta

  1. Bueno, dejar una tele en el cuarto de los niños también puede tener sus propias ventajas aún así, entre ellas por ejemplo la que y sobre todo más en el pasado existía en las familias cuando sólo había un televisor en el salón, que eran las peleas y conflictos a la hora de ver la tele los niños con sus padres y por lo general los adultos de la casa, donde en las mismas peleas siempre ganaban y se salían con la suya los que mandaban en casa que eran siempre los adultos y no sólo los padres sino que los hermanos mayores y los abuelos si habían, que en ese mismo instante cuando el o los niños estaban viendo tranquilamente y entreteniéndose mucho sus programas favoritos cuando empieza en la tele algún otro programa que les interesa ver a los adultos algún adulto como por ejemplo fútbol, noticias, alguna telenovela o película o serie a los niños no les quedaba más remedio que irse a la habitación, sobre todo porque los que ganaban en este caso la batalla siempre eran los adultos por ser los que mandaban en casa de forma legal ya que si el niño se resistía a dejar al adulto o los adultos cambiar de canal se ganaba una buena reprimenda, regañina o si se ponían más tercos algún pescozón o azote, también en el caso de que al mismo tiempo que el o los adultos de la casa estén viendo el fútbol o alguna telenovela y al mismo tiempo empieza algún programa infantil o dibujos animados infantiles que les gusten al niño o niños si cambia de canal uno de los adultos que está viendo la tele cambia enseguida de canal y le mete una regañina al niño recriminándole de que ahora estoy viendo esto y yo soy adulto con lo cual tú no tienes por ello por qué interrumpir lo que estoy viendo por hacer ese programa que a ti te gusta en ese otro canal porque tú eres el pequeño de la casa.

    En ese sentido la solución definitiva para esos conflictos en los que siempre ganan los mayores frente a los niños a la hora de ver la tele es precisamente que haya un televisor también en la habitación del niño o los niños, de esa forma podrán ver tranquilamente el programa que les gusta cuando al mismo tiempo los adultos en el televisor del salón ven el partido de fútbol, las noticias, una película que les interesa o cualquier otro programa, así que para mí es una buena idea y además lo digo porque yo también tuve esa experiencia con mi familia no sólo con mis padres sino que también con mis hermanos mayores a la hora de ver la televisión.

    En ese sentido si hubiese esos problemas que para mí son también comprensibles de que teniendo los niños una habitación en su cuarto de tener acceso a contenidos inadecuados para ellos, como por ejemplo sexo, violencia, terror, lenguaje soez o alcohol o tabaco u otras drogas, pues entonces hay que pensar un poco más y si no lo podéis hacer eso de pensar y tener buenas ideas yo os aconsejo una que he pensado por mí mismo, esa idea es en la televisión de los cuartos de los niños sintonizar en esa tele única y exclusivamente los canales infantiles, de esa forma así no tendrán el problema de tener acceso a contenidos inadecuados para ellos es así de simple y sencillo señores, más aún que ahora en la actualidad en España hay muchos canales de televisión y varios son además infantiles con programación única y exclusivamente infantil para ellos como dibujos animados, series y programas educativos entre otros y no el resto de canales con programación variada dirigida principalmente a los adultos.

    Que puede haber otros inconvenientes si ponen un televisor en cada habitación de sus hijos como que estudian menos, pues eso también es responsabilidad de sus padres en los que tienen que controlar más a sus hijos cuando les llega la hora de estudiar y hacer sus deberes, de igual forma que lo de leer libros para mí es mejor hacerlo para aprender y sacar utilidad de los mismos en lugar de por placer y pasatiempo y en ese sentido no imponiendo leer más libros ya que eso para mí es además tedioso y hasta incluso agotador vamos.

    Así que no tiene por que ser siempre malo ni tan malo poner un televisor en el dormitorio de cada niño, por favor.

    • Muchas gracias por tu comentario… Nos encanta que nuestros lectores discutan nuestros posts y nos den sus propias ideas. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: ZIA6 S.L . Finalidad: gestionar el envío de la información que nos solicita. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad