Dolencias cervicales ¿Qué almohada elegir?

La elección de almohada es tan importante como la del colchón. Una mala decisión nos puede acarrear dolencias cervicales y mermar nuestro descanso. Para conocer qué almohada elegir hemos pedido opinión a Lorena Sanjuan, fisioterapeuta y osteópata de Artrosport, toda una experta en el tratamiento de dolencias cervicales.

Si sufrís de problemas cervicales es muy importante elegir la almohada correcta, en este post os ayudamos con consejos expertos. ¿Queréis conocerlos? Pero primero os presentamos a nuestra experta.

Lorena Sanjuan Candela cursó sus estudios de Fisioterapia en la Universidad Miguel Hernández de Alicante, tras acabar se especializó en Osteopatía. Ha seguido formándose a través de varios cursos: fibrólisis instrumental miofascial (ganchos), curso de especialización WATSON en cefaleas y migrañas, terapia cráneo sacra y actualmente está cursando Medicina tradicional china. “En lo que se refiere al cuerpo humano y su salud no me pongo límites”, nos dice. Durante sus ocho años de experiencia profesional ha dispensado consulta en varias clínicas e institutos de Alicante y actualmente forma parte del equipo de fisioterapeutas de Artrosport en Alicante.

lorena-artrosport

Lorena tiene también su página web y su blog, allí podeís aprender mucho más sobre ella, sus conocimientos y prácticas. Aprovechando sus conocimientos hemos acudido a su consulta para conocer más sobre dolencias cervicales, cervicalgias, cervicobraquialgias y para pedirle su consejo experto a la hora de elegir la almohada que mejor se adapte a nuestro cuello y a nuestros problemas. Os invitamos a descubrir cuál es la mejor elección.

¿Qué tipos de dolencias cervicales son las más comunes?

Podemos distinguir entre cervicalgias y cervicobraquialgias. Denominamos cervicalgias al dolor producido en las vértebras cervicales, que son la parte de la columna vertebral diseñada para tener mayor movilidad y por ello se asienta con mayor facilidad el dolor. Las cervicalgias pueden ser debidas a una irritación en las partes blandas: músculos, tendones o por irritación misma de las estructuras más sólidas: las mismas vértebras, ligamentos o discos. En la gran mayoría de los casos este dolor cervical suele venir provocado por la debilidad y decaimiento postural en la musculatura del paciente.

Por lo que respecta a las cervicobraquialgias están producidas por una irritación nerviosa que se extiende hacia el brazo. La raíz nerviosa está afectada produciendo dolor en todo el territorio nervioso, sería algo parecido a una ciática en la pierna. Las causas principales pueden ser un pinzamiento discal, hernias o protusiones discales.

¿Qué tratamiento es el más adecuado para dolencias cervicales?

Es conveniente realizar una prueba de imagen diagnóstica y deducir la causa del dolor y así enfocar el tratamiento de la mejor manera posible. Es muy importante ponerse en manos expertas que sepan descubrir el origen de la dolencia y actuar sobre él para solucionar el problema, a veces sólo se mitigan los síntomas, pero no se trata la raíz del problema.

En Artrosport somos especialistas en el tratamiento de esguinces o latigazos cervicales producidos por accidentes, en estos casos es muy importante tratar bien el problema, ya que de lo contrario puede dejar secuelas como mareos, molestias, dolor. En estos casos el tratamiento dependerá del grado del esguince. Entre ellos se encuentran la electroterapia, la crioterapia o la termoterapia y en las últimas fases del tratamiento se suelen aplicar corrientes analgésicas tipo TENS para la estimulación transcutánea o interferenciales, también se aplican tratamientos con microondas, onda corta y ultrasonidos.

También tratamos los efectos de la artrosis cervical, una enfermedad degenerativa que afecta a las cervicales por el desgaste de las articulaciones y los huesos de la columna y cuello. En este caso el paciente sufre dolor crónico y limita su calidad de vida. Entre sus síntomas se encuentran: dolores de cabeza, debilidad muscular, adormecimiento de brazos, hombros, manos, dedos, hormigueos, pérdidas de fuerza y equilibrio, rigidez y dolor crónico. En estos casos el tratamiento aplicado es la hipertermia profunda (Tecar Terapia), masajes y rehabilitación para fortalecer los músculos. El pilates es un muy buen ejercicio para este tipo de dolencias.

Dolencias cervicales

A la hora de lograr un descanso saludable y que nuestros problemas cervicales no se agudicen, es muy importante dormir sobre un almohada adaptada a nuestras necesidades físicas. Nos puedes ayudar a elegir la mejor almohada según nuestras dolencias.

Mi experiencia me dice que es un valor sumamente importante la talla, composición y firmeza de las almohadas. Al hacer la primera consulta con el paciente les pregunto qué dolencia tienen, cuál es su problema, si la dolencia son las cervicales o la media espalda (dorsales) instigo en el momento del día en el que tienen más dolor. Supongamos que tenemos un paciente que su punto álgido de dolor es nada más levantarse, es de entender que el descanso no ha sido el apropiado por dormir en una mala posición o que la “talla de la almohada” no es la correcta.

A mi juicio es sumamente importante primero preguntar en qué posición descansa el paciente, si es decúbito lateral (dormir de lado) decúbito supino (boca arriba) o decúbito prono (boca abajo), éste último se desaconseja totalmente porque se fuerza el arco de movilidad de las vértebras cervicales durante mucho tiempo y esto provoca una gran irritación y por consiguiente dolor al levantarnos con una “tortícolis”.

Si el paciente duerme en supino o boca arriba, primero debemos fijarnos si tiene mucha cifosis dorsal (chepa) si es así la almohada deberá ser más gruesa o más firme para que la cabeza no caiga hacia abajo y adopte una posición dolorosa. Si por el contrario su biotipo es de un individuo con una morfología normal, podremos optar por una almohada más delgada, de consistencia media/blanda o aquí entrarían en juego las personas que duermen sin almohada.

Dolencias cervicales

Si el paciente descansa en decúbito lateral debemos explicarle que algún familiar o en la misma tienda que lo observen tumbado en la cama, hay que fijarse en la distancia que tiene de los hombros al cuello. Pediremos al paciente que se tumbe de lado, la elección de almohada es aquella que asegure una línea recta desde la nariz al esternón, si la línea es de inclinación descendiente, la almohada es poco firme o muy delgada, lo que provocará dolor en ese lado por compresión en las vértebras. Por el contrario si es de inclinación ascendente implica que la almohada es demasiado gruesa o demasiado rígida, la cabeza se levantará y es muy probable que aparezca dolor en el lado del cuello que mira hacia el techo.

En el mercado existen múltiples materiales, marcas, composiciones pero lo más importante es observar el biotipo del paciente para tener en cuenta sus características a la hora de dormir y probar concienzudamente la almohada antes de comprarla ya que podríamos optar por una almohada de un material muy bueno pero la talla o la firmeza no ser la correcta, conduciéndonos a un error y empeorando los síntomas si ya se sufre de dolor cervical.

Queremos agradecer a Lorena sus sabios consejos y os animamos a todos aquellos que sufráis de problemas cervicales a poneros en manos de profesionales para mejorar vuestra calidad de vida y vuestro descanso. Si vivís en Alicante podéis acercaros a la centro Artrosport, está en Plaza Alcalde Agatángelo Soler, número 1. Su horario es de lunes a viernes de 8.30 a 21.30. Podéis pedir cita a través de su web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: ZIA6 S.L . Finalidad: gestionar el envío de la información que nos solicita. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad