Cuántas patas necesita un somier

A la hora de elegir una base para nuestro colchón es importante optar por una que ofrezca estabilidad, seguridad, resistencia y que su tapa sea la correcta para el colchón. La estabilidad la ofrece en gran medida las patas. Hoy comentamos cuántas patas necesita un somier y una base tapizada.

En Colchones.es cuidamos todos los detalles para que tengáis un equipo de descanso de calidad. Por ello, en las fichas de producto, tanto de somieres como de bases tapizadas, encontraréis una pestaña con la denominación Patas. En ella os mostramos con imágenes y texto las patas necesarias para cada medida y os mostramos dónde colocarlas.

Vemos un ejemplo de esta pestaña para el modelo Somier Super L2 de láminas de nuestra marca propia Colchones.es.

Cuántas patas necesita un somier

Función de las patas

En el mercado hay varios tipos de patas, según el material, el sistema de anclaje, si llevan ruedas o no. Es importante saber que cada fabricante utiliza sus propias patas, e incluso pueden varias según modelos, por ello es conveniente apuntar el modelo, antes de acudir a una tienda de descanso especializada a comprar unas nuevas patas.

Las patas son los elementos del somier y base tapizada que dan estabilidad al equipo de descanso. Es importante que estén sujetas perfectamente a la estructura o bastidor o tapa, según modelo. Si no están lo suficientemente fijas las patas, el somier o base tapizada baila y cuando hay cambios de postura, es normal que se produzcan ruidos y movimientos de la cama.

Un consejo referente a la altura de las patas. No os recomendamos elegir patas excesivamente altas, ya que restamos estabilidad al equipo de descanso. Generalmente las patas se suelen vender en juegos de 4 o 6 patas a diferentes alturas y diferentes tamaños. Suelen ser de forma cuadrada o cilíndrica. En la siguiente imagen vemos algunos ejemplos.

Cuántas patas necesita un somier

Cómo colocar las patas en una base tapizada

En nuestra tienda online Colchones.es también te ofrecemos el montaje e instalación del somier, bases tapizadas, canapé fijo y todas las demás bases de descanso, totalmente gratis. Lo realizan expertos montadores, para que disfrutes de tu descanso con todas las garantías de estabilidad y seguridad.

En Colchones.es te explicamos detenidamente en todos los somieres, bases tapizadas y canapés fijos cuántas patas necesitas según cada medida y donde ubicarlas. Además durante el proceso de compra si las patas no están incluidas en ese producto, te proponemos el tipo y modelo de patas que se adapta perfectamente, para que las incluyas como complementos a tu pedido.

cuántas patas necesita un somier

Tipos de patas

A la hora de elegir las patas de la base de descanso, hay muchas posibilidades. Distintos materiales, formas de anclaje a la estructura, con elementos móviles o fijas.

En términos de materiales. Generalmente las patas suelen ser metálicas, de madera o plásticas. Las que ofrecen una mayor resistencia son las metálicas, las de madera aportan un toque clásico a la cama y las plásticas dan un toque más vanguardista.

Según la forma de anclaje, las patas suelen ser atornillables, con bridas, abrazaderas. Todos los sistemas aportan buena sujeción y estabilidad. Es importante sujetarlas bien, atornillarlas correctamente. Con el tiempo y el uso, si notamos que la base baila o hace ruido al moverse los durmientes, conviene volver a atornillar o reforzar las bridas y abrazaderas.

Podéis optar, también, por patas con sistemas móviles como ruedas que ayudan a mover fácilmente el somier o la base para poder trasladarla a otro lugar o moverla para limpiar debajo de la cama. También las hay con sistema fijo, no móviles, que son más tradicionales.

Cualquier duda o cuestión que quieras consultarnos, puedes hacerlo escribiendo un comentario o llamando al teléfono gratuito 900.701.086, de lunes a viernes de 8 a 20 horas. Nuestros expertos en descanso te asesoran sin compromiso.

Suscríbete por email
Etiquetas: easy move | patas | sistemas móviles | somier. bases tapizadas

Autor: Inma Moltó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *