8 consejos prácticos para no pasar frío en tu habitación

Hay dormitorios en los que al entrar sientes una sensación desapacible. Notas frío y no te encuentras a gusto en ese lugar. Ahora que se avecina el invierno conviene cerciorarse de que esos pequeños detalles que hacen de tu dormitorio un lugar cálido y acogedor están listos. En este post te recordamos ocho tips para no pasar frío en las habitaciones de tu hogar. Además si eres friolero/a te aconsejamos echar un vistazo a nuestra selección de colchones para frioleros/as.

No sólo es importante que nuestro dormitorio tenga una fuente de calor: calefacción central, estufa, climatizador… A veces nuestros esfuerzos por crear un ambiente más agradable acaban traduciéndose en una subida inesperada de la factura de la luz. La decoración del dormitorio y la aplicación de algunas sencillas técnicas también pueden ejercer un efecto significativo en la temperatura ambiente.

En este post queremos darte una serie de tips para prevenir el frío a través de pequeños cambios que puedes añadir a tu dormitorio, gracias a la ayuda de diferentes bloggers y expertos en cuidado del hogar que te ayudarán a pasar un invierno más calentito.

1. Ventila la habitación, pero sin pasarte

En invierno también es adecuado abrir ligeramente la ventana para ventilar la habitación. Pero no deberías excederte de unos pocos minutos. Si se te olvida y la dejas durante mucho rato, lo más probable es que la habitación se vaya enfriando y pases frío. Si te ocurre esto, cierra rápidamente la ventana y conecta el radiador o calentador de aire hasta que la temperatura se mantenga alrededor de los 20 grados. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, ésta es la temperatura óptima para estar en tu vivienda durante el día.

2. Cubre el suelo con una moqueta o alfombra

Algunos suelos están hechos con materiales conductores del frío. Los suelos de mármol, pavimentos de baldosas, cemento o mosaicos pueden ser los causantes de que durante todo el día tengas los pies fríos, incluso si llevas puestos calcetines rugosos y zapatillas calentitas. De ahí que resulte juicioso protegerte del frío que sube por los pies.

Una alfombra rugosa y de amplio tamaño puede ser lo más recomendable para levantarse de la cama y no pasar frío, o si te llega el presupuesto, poner una moqueta o cambiar tu suelo por parqué, que suele ser más caluroso. En Casa Original nos indica cuáles son los tipos de suelo más calientes y más fríos.

Moquetas

3. Utiliza cortinas gruesas

Hay que decir adiós a las cortinas ligeras y de colores frescos. Una de las fuentes de frío más típica son las ventanas. El vidrio es un mal aislante, de modo que no por el hecho de que la ventana esté cerrada significa que la habitación tenga que estar caliente. Como bien nos señalan en Veoverde, los marcos de la ventana y el vidrio son puentes térmicos que actúan como reguladores de la temperatura, traspasando parte del frío exterior a la habitación. Para aislarnos del frío, conviene utilizar cortinas de suelo a techo, creando una bolsa de aire entre el vidrio y la cortina rugosa.

4. Tapa las rendijas de las ventanas y las puertas

Incluso con las puertas y ventanas cerradas, a veces notaremos que existen ligeras corrientes de aire. ¿A qué se debe esto? Sin duda a que nuestro hogar está lleno de rendijas en las ventanas y en las puertas. Para evitar que el frío se nos cuele por debajo de la puerta, es conveniente tapar esos resquicios por donde pueden entrar las corrientes de aire. Podemos utilizar burletes, que son unas tiras mullidas con capacidad aislante e impiden que pasen las corrientes de aire. En Decoestilo te explican cómo colocarlas. Son algo como esto.

Tapar rendijas

5. Cubre las paredes

Éste sin duda es un sabio consejo. Cubrir las paredes con cuadros o estanterías de libros para aislar la habitación del frío. Las paredes son un puente térmico que une el frío del exterior con el calor de nuestra vivienda. Eso genera un equilibrio de temperatura entre el exterior y el interior. Cuantos más objetos haya en las paredes, más aislada y protegida estará la habitación de las paredes que absorben el calor. Además, los espacios muy vacíos suelen generar un estado psicológico desapacible y desprotegido frente a los lugares más acogedores. No es necesario que esté tan desordenado como éste de Hogar casa, pero esa es la idea.

Habitación de invierno

6. Utiliza mantas y sábanas aislantes

La clave para dormir calentito en tu cama sin que el frío te haga pasar malos ratos es preparar adecuadamente el sitio donde vas a dormir. Para empezar, es mejor que coloques tu cama en un lugar donde no se encuentre en medio de corrientes de aire, como cerca de la puerta o de una ventana. Procura además guarecerte bien del frío con las mantas y sábanas adecuadas. Si no quieres usar una manta eléctrica, busca una o dos mantas gruesas para poner debajo del edredón. Las sábanas de franela o de pirineo, las fundas nórdicas o las mantas eléctricas están especialmente pensadas para el frío. En Colchones.es tenemos un amplio catálogo de nórdicos de gran calidad.

nordico-meditteraneo-plus

7. Comprueba tu colchón

Hay algunos colchones cuya estructura es más calurosa que otra. Por ejemplo, los colchones de acolchado viscoelástico de alta densidad dan más calor. Aunque la viscoelástica es un material atérmico (es decir, no genera ni frío ni calor). Da una sensación de abrazo muy agradable en invierno. Hay modelos que tienen una cara para verano y otra para invierno. Comprueba que está en la posición correcta.

Un ejemplo sería el Colchón New Ergo Air de Relax que puedes ver en la fotografía de abajo. Es un modelo exclusivo de Colchones.es. Tiene una cara de invierno que cuenta con 2cm. de viscoelástica. Y una cara de verano con un tapizado malla 3D para contribuir a un descanso más fresco.

 Tips para no pasar frío

8. Distribuye bien los muebles

Una habitación acogedora cubre los espacios demasiado vacíos para evitar las corrientes de aire. Si en el centro de tu habitación no hay nada, aunque tienes mucho espacio libre para moverte. También te generará una sensación de frío y vacío. Por tanto recomendamos utilizar el ingenio y la creatividad para darle a tu habitación un aire más acogedor. Colocando más muebles (si corresponde) o distribuyéndolos de otra forma. Además, es conveniente que sean muebles de materiales nobles o con tapizados. Fíjate la excelente disposición de los muebles en esta habitación de hotel que nos enseñan en Viajar, comer y amar.

Dormitorio de hotel

Espero que estos tips te sirvan para no pasar frío en tu dormitorio. Especialmente si vives en las zonas de temperaturas más bajas. Sabemos que cuando se trata del frío surgen un montón de ideas ingeniosas y creativas para abrigarse mejor y evitar que el resfriado nos haga una visita. ¡Comparte ahora tus secretos con nosotros! ¿Y tú, qué haces para pasar un invierno más calentito?

Suscríbete por email
Etiquetas: dormiotiors cálidos | dormitorios para invierno | dormitorios sin frío | tips hogar invierno | tips para hacer un dormitorio más acogedor | trucos de hogar

Autor: Samuel Juliá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *