El descanso de las mujeres embarazadas. Colchón adecuado y salud postural

Durante los nueve meses de gestación, el cuerpo de la futura mamá experimenta una serie de cambios fisiológicos que van a repercutir tanto a nivel estructural como psicológico. En este post nos centraremos en los cambios que sufre el cuerpo a nivel físico y las consecuencias que tiene para la mujer embarazada y para su descanso.

Colchones para embarazadas

A la hora de recomendar el mejor colchón para una embarazada, nuestro consejo es que la futura mamá duerma sobre un colchón en el que no se hunda. Para ello, debe elegir colchones de firmeza 4, medio-dura. Además es importante evitar que el colchón ejerza presión sobre las zonas de apoyo. La presión puede dificultar la circulación sanguínea. Los colchones con gruesos acolchados facilitan la circulación. En consecuencia, los mejores colchones para embarazadas son los modelos de firmeza 4 y grosor superior a 30 cm.

VER CATÁLOGO COLCHONES RECOMENDADOS PARA EMBARAZADAS

A medida que avanza el embarazo y el cuerpo se transforma, la gestante se encuentra más pesada y le cuesta más conciliar el sueño. Para esta fase de final del embarazo, nuestro consejo es que busques tu confortabilidad. Una solución para mejorar tu descanso es comprar un topper o colchoncillo, de viscoelástica o espumación HR. Una inversión asequible para todos los bolsillos que te aportará un confort extra. Al evitar los puntos de presión y mejorar la adaptabilidad.

Consejos para embarazadas de una experta fisioterapeuta

Para saber más sobre estos cambios y asesoraros sobre el mejor colchón para una embarazada hemos contado con la opinión experta de nuestros amigos de ARTRO Centro Médico, en Alicante. Su fisioterapeuta y osteópata especialista en la recuperación del suelo pélvico, Pepa Hernández nos ayuda con las respuestas.

pepa-hernandez

Pepa Hernández trabaja desde hace 5 años y medio en una clínica en Elche (Alicante), realizando todo tipos de tratamientos. Hace seis meses empezó a ofrecer sus servicios en ARTRO Centro Médico como especialista de suelo pélvico, por la demanda exigida y la necesidad de que el centro se abriera a otros campos de la fisioterapia.

Su filosofía de vida responde a la premisa de «Mens sana in corpore sano». Disfruta con todo lo relacionado con la salud y el bienestar. «Me gusta mantenerme en forma», nos cuenta. Su mayor hobby es viajar, aunque no lo hace tanto como quisiera. Dice que es muy responsable, en parte por ser la mayor de tres hermanas.

A medida que el cuerpo de la mujer cambia durante las fases del embarazo, pueden aparecer problemas estructurales que ocasionan dolores musculares. En Colchones.es le hemos pedido a Pepa que nos ayude a diferenciarlos y a saber cómo podemos ponerle fin o remitirlos en la medida de lo posible. Os invitamos a su consulta.

¿Qué tipo de dolores y problemas musculares son los más sufridos por las mujeres embarazadas?

Durante el embarazo los síntomas músculo esqueléticos de mayor prevalencia son: dolor lumbar, dolor costal, pubalgia, coxigodinia y dolores derivados de la retención de líquidos.

¿Qué nos puedes decir de cada uno de estos síntomas?

Os los comento uno por uno.

Dolor lumbar, lumbalgia o lumbago en mujeres embarazadas

Puede expresarse como dolor centrado a nivel lumbar, sacroilíaco, dolor que desciende por el glúteo hasta la rodilla (síndrome del piramidal), dolor que llega hasta el pie (ciática verdadera)…

Está causado por dos factores: la hipermovilidad articular, debido a la hormona relaxina (necesaria para acomodar el feto en el desarrollo y facilitar el parto), y la postura, el útero crece, se distiende la musculatura abdominal y el transverso del abdomen, más el peso del bebé, producen un aumento de la curvatura lumbar.

Dolor costal en mujeres embarazadas

Es debido al desplazamiento de las costillas provocado por el crecimiento del feto, causado por los nervios intercostales. Es más persistente al final del segundo trimestre y suele desaparecer antes del parto, por el descenso del bebé al canal del parto pero a veces el dolor persiste incluso después del parto y necesita tratamiento.

La pubalgia en mujeres embarazadas

Es un dolor en la articulación del pubis y por encima de ella y puede irradiarse hacia la ingle y cara interna del muslo llegando a veces a ser invalidante. Suele aparecer con el movimiento de los miembros inferiores, a la palpación y aumenta cuando se cargan pesos. Su causa en el embarazo es debida al cizallamiento más que a la separación de la articulación de la sínfisis púbica que aumenta de forma progresiva durante el embarazo. Puede ser por un desequilibrio muscular entre abdominales y abductores o por la hipermovilidad entre el sacro y los ilíacos, que causa hipermovilidad en la propia sínfisis.

Causas-del-prolapso-uterino

La coxigodinia o dolor en el coxis en las mujeres embarazadas

En este caso puede ser la consecuencia de una luxación anterior, de algún punto gatillo miofascial o por la contracción constante de la musculatura del suelo pélvico para evitar pérdidas de orina.

La retención de líquidos en las mujeres embarazadas

Puede causar desde una simple pesadez, edema o varículas en los miembros inferiores, hasta síntomas neurológicos causando falta de fuerza y hormigueos, por acúmulo de líquido que comprimen los nervios. Es importante realizar un tratamiento de fisioterapia durante el embarazo para descongestionar la zona y evitar que el nervio sufra. Para ello es recomendable realizar baños de contraste, drenaje linfático manual, movilización, masaje, estiramientos de la musculatura…

¿De qué forma podemos prevenir y en caso de que ya suframos estos problemas en el embarazo, cómo podemos sobrellevarlos de la mejor forma? ¿Qué tratamientos son los más adecuados?

Gracias a la fisioterapia obstétrica estos dolores pueden aliviarse o evitarse mediante programas de reeducación postural, coordinación, equilibrio y estabilización lumbopélvica, masoterapia, movilizaciones, estiramientos, ejercicios respiratorios, tonificación del transverso del abdomen, ejercicios del suelo pélvico

La osteopatía que busca recuperar el equilibrio corporal perdido, reactivando sus mecanismos de autocuración con diversas técnicas terapéuticas, también es de mucha ayuda.

Además es importante evitar el sedentarismo, tener presente que un embarazo no es una enfermedad a menos que sea un embarazo de riesgo. Pilates para embarazadas ayudará a tener un buen embarazo, un parto mejor y una recuperación temprana.

En la clínica ARTRO Centro Médico contamos con un área especializada en cuidados de la mujer, donde atenderemos su caso de forma individualizada, ofreciéndole el tratamiento que mejor se adapte a sus necesidades en base a la valoración inicial y evolución de su sintomatología.

Pilates-para-embarazadas-en

¿Qué papel juega un equipo de descanso adecuado para las necesidades de las mujeres embarazadas?

Es un factor de vital importancia. La posición adoptada al dormir, el colchón en el que se descansa y la almohada, ayudan a que la mujer descanse mejor.

¿Cuál es el mejor colchón para una mujer embarazada?

El colchón para una embarazada debe sostener el cuerpo en su totalidad. Las cualidades más importantes del colchón son: la dureza y la firmeza. Evitar colchones muy duros o muy blandos. Los duros pueden ser incómodos y no permiten un buen descanso. Y los blandos no permitirán que el cuerpo quede sostenido y dará una sensación de que el cuerpo se hundirá acompañando al colchón. La solución es por tanto optar por un colchón con acolchado de viscoelástica, se adaptan a nuestro cuerpo a la vez que dan la sensación de firmeza.

¿Qué almohada es mejor para el descanso de las embarazadas?

La almohada no debe ser ni muy alta ni muy baja ya que provocan un desnivel del eje vertebral del cuello con respecto al eje vertebral cuerpo y podrían provocar dolor de cuello. Respecto a los materiales se aconseja de viscoelástica o látex.

¿Cuál es la mejor posición para dormir cuando se está embarazada?

Cada mujer embarazada debe buscar aquella posición de descanso en la que se encuentre más cómoda. Con los cambios que se producen en el embarazo, tanto a nivel físico como psicológico, es difícil muchas noches dormir. A medida que crece el tamaño de la barriga, resulta más complicado encontrar la postura de descanso. Además, los cambios hormonales hacen que se duerma menos, preparando nuestro cuerpo a las noches sin dormir que nos esperan con la llegada del bebé.

Tumbada sobre el lado izquierdo

A pesar de esto, hay ciertas posturas que ayudan a dormir de forma más confortable durante el embarazo. La posición más aconsejable para acostarse durante el embarazo es dormir de lado, concretamente sobre el lado izquierdo. Debemos mantener en la misma dirección y ángulo la cadera y los hombros, para no forzar la columna vertebral.

Al tumbarnos sobre el lado izquierdo, no presionamos la vena cava y mejoramos así la circulación. De este modo, se asegura que la sangre fluya y los nutrientes lleguen correctamente a nuestro bebé. Además ayuda a que el riñón funcione correctamente filtrando la sangre y eliminando los desechos. Estos beneficios no se obtienen si nos tumbamos de lado apoyados sobre el lado derecho.

Con los piernas elevadas por encima de la altura del corazón

Si se sufre de mala circulación, notamos los pies y piernas cansadas e hinchadas, hormigueos, calambres… En este caso es importante dormir con las piernas elevadas por encima del corazón para mejorar la circulación y bajar la pesadez e hinchazón de piernas.

Boca arriba con una almohada debajo de las rodillas

Durante el primer trimestre de embarazo también se recomienda tumbarse boca arriba, colocando una almohada alta debajo de las rodillas o de lado con una almohada entre ambas rodillas. Esto permite que la curvatura natural de la espalda se mantenga. Durante el embarazo, por el peso de la barriga solemos adoptar una postura antinatural, que perjudica la espalda. Dormir boca arriba deja de estar aconsejado a partir del tercer o cuarto mes, cuando el volumen de la barriga ya comienza a crecer.

Semisentada para evitar el reflujo

Otra de las molestias derivadas del embarazo es el reflujo o ardor de estómago. en estos casos, lo mejor es dormir en una posición semisentada. Para descansar correctamente en esta posición, lo ideal sería usar una cama articulada. Con ellas, los planos de inclinación respetan la curvatura de la espalda.

Boca abajo, no está recomendado

La postura que no se recomienda para dormir durante el embarazo es dormir tumbada boca abajo. Esta postura presiona la barriga y no es adecuada para nuestro bebé ni para nuestra espalda.

Queremos dar las gracias a Pepa Hernández y a nuestros amigos de ARTRO Centro Médico por ayudarnos con su opinión experta, a aconsejaros los mejores equipos de descanso que se adecuan a las necesidades de nuestros lectores. Es un placer aprender de su experiencia.

Os recordamos que ARTRO Centro Médico se encuentra en Alicante en la Plaza Alcalde Agatángelo Soler, número 1. Su horario es de lunes a viernes de 8.30 a 21 h oras y los sábados de 9 a 14 horas. Todos aquellos interesados podéis pedir cita vía Internet en este enlace.

 

Suscríbete por email
Etiquetas: centro artrosport | colchón mujeres embarazadas | descanso embarazadas | pilates embarazadas | suelo pélvico

Autor: Inma Moltó

3 pensamientos en “El descanso de las mujeres embarazadas. Colchón adecuado y salud postural

  1. Pingback: Almohadas para embarazadas. Altas, para dormir de ladoColchones.es/informacion

  2. El colchón beneficia mucho a las mujeres embarazadas. Y es muy importante para una postura buena.

  3. Pingback: Los mejores colchones para embarazadas. Consejos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *