¿Por qué nos duele la espalda? Artrosis y osteoporosis

Juana de Santiago de Compostela nos lanza una pregunta de salud, le gustaría saber por qué nos duele la espalda. Cuáles son las principales causas y cómo podemos evitar estos dolores.

En Colchones.es hemos investigado sobre el dolor de espalda, con el fin de poder solucionar las dudas de Juana. Os contamos los resultados de nuestro análisis en este post. Si tenemos problemas de espalda es muy importante dormir sobre un colchón adecuado. En nuestra tienda online tenemos un apartado con los mejores colchones si sufres de dolor lumbar. En este enlace podéis ver nuestras recomendaciones.

En nuestro canal de Youtube puedes encontrar un vídeo con consejos sobre cómo debemos dormir en caso de sufrir dolor de espalda. Os lo compartimos.

Son muchas las causas que pueden provocar el dolor de espalda: embarazo, sobre esfuerzos, malas posturas, desviaciones de columna, artrosis, osteoporosis, debilitamiento de la musculatura. Tener una buena salud postural y llevar una vida saludable, tomando alimentos proteicos, evitar el sedentarismo y tomar la luz del sol nos ayuda a tener la espalda sana.

La columna vertebral de los seres humanos no está diseñada para andar sobre dos piernas, no ha evolucionado lo suficiente para mantenernos en pie solo con nuestras extremidades inferiores. Tiene muchas características similares a la de los cuadrúpedos. Esto hace que estamos obligándole a trabajar contra natura. De ahí que con el paso del tiempo o por malos hábitos se acaba desgastando y provocando que nos duela la espalda.

Hay muchos tipos de dolor de espalda, en función de la zona de la columna que esté desgastada. Concretamente en la columna vertebral humana podemos distinguir cuatro curvas: lumbar, sacro, torácica y cervical. Estas curvaturas son las que nos permiten mantenernos erguidos, caminar sobre los piés.

Estas curvaturas deben mantener nuestra espalda recta, pero hay tres causas principales que provocan que la espalda acabe encorvándose en exceso y generan los distintos tipos de dolores de espalda. Estas causas son: pérdida de musculatura, artrosis y osteoporosis.

Artrosis y osteoporosis

Es importante para evitar dolores de espalda, fortalecer los tensores que mantienen la columna en buen estado, evitando las curvaturas extremas, las desviaciones. Estos tensores son los músculos, por lo que es muy necesario trabajar nuestra musculatura. El ejercicio físico, en especial la natación, el pilates, abdominales, nos permiten fortalecer los músculos que soportan nuestra columna.

La artrosis viene provocada por el desgaste de los discos intervertebrales. Son unas almohadillas de material gelatinosos que separan cada una de las vértebras. Si no mantenemos una vida saludable y evitamos sobre esfuerzos, estos discos acaban desgastándose y se produce el desplazamiento de las vértebras, provocando hernias. Lo que nos puede llevar irremediablemente al quirófano para paliar los síntomas.

En la población femenina, la menopausia provoca una pérdida de calcio que causa la osteoporosis. La merma de calcio hace que las vértebras se desgasten y pierdan su forma cuadrada. Se producen hundimientos, debido a que las vértebras ya no son capaces de soportar nuestro peso. De ahí que es muy importante mantener un seguimiento mediante densiometría óseas que miden nuestro nivel de calcio.

Además del ejercicio físico, la alimentación es muy importante para prevenir los dolores de espalda. Es necesario tener un buen aporte proteico y vitamínico. Así, para fortalecer los músculos es muy recomendable la soja, la leche en polvo desgrasada, el pavo o el atún. Para disfrutar de unos discos y unas vértebras en buen estado es necesario contar con fuentes de calcio y vitamina D: la luz solar, las sardinas en lata, el queso, las judías, son muy recomendables.

Os recomendamos acudir al médico para qué valore las causas y tratamiento para vuestro dolor de espalda. Ellos son los especialistas.

Suscríbete por email
Etiquetas: alimentos proteicos | artrosis | buena salud postural | debilitamiento de la musculatura | desgaste de los discos intervertebrales | desviaciones de columna | embarazo | malas posturas | menopausia | osteoporosis | sobre esfuerzos | tener la espalda sana | tipos de dolor de espalda

Autor: Inma Moltó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *