Mi hija se queda durmiendo en el sofá viendo la tele

Toñi de Plasencia nos hace llegar esta consulta: Mi hija se queda durmiendo en el sofá viendo la tele. Me gustaría saber si es bueno o malo. ¿Qué puedo hacer para que se le quite este hábito? Gracias.

Los niños y adolescentes necesitan dormir para desarrollarse correctamente. Un menor debe dormir una media de 9 a 12 horas para rendir correctamente y tener un descanso saludable.

Necesidades de descanso de los más pequeños

Los hábitos de sueño saludables son imprescindibles para cualquier persona y sobre todo para los más pequeños de la casa. Si como ocurre en el caso de la hija de Toñi, el sueño se inicia de una forma no conveniente: en el sofá viendo la televisión, el descanso no será tan saludable como se necesita.

Los niños y los seres humanos somos animales de costumbre. Si iniciamos un hábito es difícil, pero no imposible, dejar de hacerlo. Si nos acostumbramos a quedarnos dormidos en el sofá viendo la tele, el primer ciclo de sueño no se cumple en las condiciones adecuadas, de luz, silencio, comodidad.

Para dormir adecuadamente, es importante, sobre todo en edades tempranas dormir de un tirón, que no haya microdespertares, que provocan sensación de cansancio, fatiga, decaimiento, falta de concentración, que les impide rendir adecuadamente.

durmiendo en el sofá viendo la tele

Buenos hábito de sueño

Para poner fin a un mal hábito, como es el de quedarse durmiendo en el sofá viendo la tele, debemos cambiarlo por otro. En este caso desde Colchones.es, os animamos a participar en un pequeño juego nocturno con vuestros pequeños.

Este juego, se trata de inculcar hábitos de descanso saludable. Es conveniente que exista un horario de descanso. Esto es, en la medida de lo posible, intentar que los más pequeños vayan a dormir a la misma hora. En edades tempranas es importante que esta hora sea no muy tarde, con el fin de que puedan dormir alrededor de 10 a 12 horas. Si tenemos en cuenta que los niños deben madrugar para ir al colegio, guardería… Lo ideal es que se acuesten entre las 20 y 21 horas de la noche.

El sueño debe iniciarse ya en la cama, por lo que cuando vemos que nuestro pequeño está descansando en el sofá, es hora de convencerlo para ir a dormir a su colchón. Podemos acompañarlo a la habitación y ya acostado en la cama, leerle un cuento o un libro o realizar una actividad relajante. De este modo, evitamos que se quede durmiendo en el sofá viendo la tele. Es importante repetir este proceso noche tras noche, para inculcar este nuevo hábito y eliminar el anterior de quedarse dormido en el sofá viendo la televisión.

Si incluimos rutinas diarias, con un horario preciso, es más fácil acostumbrar a nuestros pequeños. Por ejemplo: llegamos del cole, jugamos un rato, deberes si son más mayores, merienda, baño o ducha, un rato de televisión, cena y lectura en la cama y dormir.

Es importante seguir las pautas día a día. La paciencia es importante para tener éxito en este proceso. Debemos transmitir tranquilidad, olvidarnos del estrés y disfrutar de estos ratos con nuestros hijos, para que duerman plácidamente.

Si quieres realizarnos alguna consulta relacionada con el mundo del descanso o con nuestros productos de la tienda online de Colchones.es. Podéis escribirnos al correo info@colchones.es o en el campo de comentarios. También podéis hablar gratis con nuestros expertos en el teléfono 900.701.086, de lunes a viernes de 8 am. a 20 pm..

Suscríbete por email
Etiquetas: adolescentes | descanso de los más pequeños | dormir a los niños | dormir en el sofá | dormirse viendo la tele | hábitos saludables de sueño | niños

Autor: Inma Moltó

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *