Debo elegir un colchón duro, de alta firmeza?

Mariano de Ciudad Real nos hace llegar la siguiente consulta. Necesita renovar su colchón y tiene dudas sobre qué tipo comprar. Nos pregunta si debe elegir un colchón duro, de alta firmeza. Vamos a intentar responderle en estas líneas.

Antes de responder queremos hacer dos aclaraciones. Primero, un colchón no es mejor por ser más duro o por ser más blando, y segundo los colchones de firmeza alta suelen ser los colchones de muelles o muelles ensacados. Los de espumaciones, látex o con acolchados gruesos de viscoelástica son colchones de firmeza media o media baja.

A la hora de elegir un colchón duro hemos de tener en cuenta no sólo nuestros gustos. Es decir si preferimos acostarnos sobre una superficie dura, como una tabla o si por el contrario nos gusta dormir sobre un colchón blando que nos acoja cuando nos acostamos en él. También es importante conocer nuestras necesidades de descanso, si padecemos algún tipo de problema muscular, de espalda, cervical. Un colchón duro nos hará cambiar de postura más veces a lo largo de la noche, mientras que un colchón blando se adapta mejor al cuerpo del durmiente y reduce los movimientos.

Le hemos preguntado al Centro Médico ArtroSport sobre qué firmeza elegir a la hora de comprar un colchón. Y nos han respondido esto:

Si gozamos de una espalda sana, un colchón de alta firmeza permitirá que siga siendo así, es decir que nuestra columna no sufra y no acabemos con molestias. En este caso, hemos de dar prioridad a nuestros gusto. El colchón duro es adecuado, pero puede ser que queramos disfrutar de cierta acogida y adaptabilidad, en ese caso es mejor optar por un modelo de firmeza media o media dura. Los colchones de muelles con una ligera capa de acolchado viscoelástico son la mejor decisión. Aúnan firmeza y adaptabilidad.

Si por el contrario tenemos algún problema o alguna dolencia de espalda o cervical, lo mejor es escoger un colchón de firmeza media o media alta, pero sin que llegue a ser duro. En estos casos los colchones de firmeza alta pueden ser perjudiciales para nuestra espalda y no nos proporcionarán un descanso confortable. La mejor opción en estos casos son los colchones de látex o los modelos con acolchado viscoelástico. Tampoco es recomendable que tengan una excesiva acogida.

Otro caso en el que es bueno elegir un colchón de firmeza alta es cuando nuestro peso es elevado, nos ayudará a dormir mejor y el colchón durará más años en perfectas condiciones. No todos los colchones de firmeza media o media baja están fabricados para soportar pesos superiores a 100 kilogramos.

Si lo que buscamos es un colchón para un niño o adolescente, en este caso la mejor decisión son los colchones de firmeza alta. En esta etapa de la vida nuestros huesos están creciendo y necesitan reposar sobre una superficie dura para evitar malformaciones. En cambio si buscamos un colchón para personas de edad avanzada, la opción es la contraria, hay que elegir colchones más blandos que evitan los puntos de presión y mejoran la circulación sanguínea.

Los colchones de firmeza alta también se aconsejan para deportistas. Es bueno añadir a la firmeza la adaptabilidad que ofrecen los acolchados de látex, viscolástica. De este modo el durmiente reposa sobre una superficie dura pero a la vez reduce las presiones, lo que ayudará a que nuestros músculos se recuperen con más facilidad, evitando lesiones.

A veces el grosor, como cuenta el siguiente vídeo, hace confortable la firmeza del núcleo, y así conseguimos un colchón perfecto para un deportista:

 

Suscríbete por email
Etiquetas: alta firmeza | colchones duros | colchones para dolor de espalda | elegir un colchón duro

Autor: Inma Moltó

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *