Se ha doblado la pata de mi somier ¿Qué hago?

Nos hacen llegar la siguiente pregunta desde León. Un lector nos pregunta qué puede hacer si se ha doblado la pata de su somier. ¿Tiene solución? En caso de tenerla: ¿Cuál sería? Y si no es así, ¿es necesario reponer todas las patas del somier?

En este post respondemos a sus dudas sobre las patas del somier. Nos encantaría decir que la solución es fácil. Sin embargo, no es así. Te lo contamos a continuación.

Una pata de somier doblada es como cuando se dobla un tornillo enroscado en una tuerca. Tiene difícil arreglo, ¿verdad?

Se puede intentar poner recto el tornillo, pero si se consigue probablemente haya quedado dañado y se volverá a doblar. Con las patas dobladas del somier pasa más de lo mismo.

Cómo solucionar el problema

Si la pata no está soldada a la estructura, podemos separarla del somier. Si está soldada, tiene difícil arreglo. Con toda seguridad tendrás que renovar tu somier.

Por lo general, en los somieres de calidad, las patas no van soldadas. Están enganchadas al bastidor con abrazaderas, roscas, tornillos u otros sistemas de fijación.

Se ha doblado la pata del somier

Posibles causas de la doblez de la pata

Antes de desmontar la pata del somier, comprueba que la tornillería o las fijaciones anteriormente nombradas no se han aflojado. Puede ser que se doble porque se han soltado algunas piezas. Con el uso continuado suele ocurrir que los tornillos se aflojen o las abrazaderas se deforman. Ajusta todas las piezas, aunque es probable que vuelvan a aflojarse si están muy usadas. La solución es cambiar las patas.

Una vez descartada la opción anterior. El siguiente paso es desmontar la pata de la estructura. La extraemos y buscamos la razón de la pata doblada.

Puede ser por dos motivos:

Se dobla por algún defecto o rotura de alguna pieza independiente a la pata. En este caso, podemos repararla cambiando esa pieza. Nuestro consejo es que lleves la pieza defectuosa a una ferretería o tienda de bricolaje para comprar otra nueva idéntica.

Está doblada la pata. Entonces, debes intentar ponerla recta y volverla a colocar. Pero lo más probable, es que con el tiempo vuelva a doblarse por el peso del colchón y del durmiente. Como ocurría con el ejemplo del tornillo dañado que hemos comentado anteriormente. En consecuencia la solución en este caso, también es renovar las patas.

Qué patas comprar

Si la opción resultante de tu análisis es renovar las patas del somier. Es fundamental que tengas en cuenta que no sirven todas las patas. Cada fabricante suele utilizar su propio sistema de patas. Debes comprar las adecuadas para tu modelo de somier.

Las patas nuevas deben tener el mismo sistema de fijación que las viejas. También debes comprarlas de las medidas compatibles. Si eliges unas patas de altura elevada, perderás estabilidad.

Y un último consejo: No cargues en exceso de peso la cama. El somier está pensado para soportar el peso del durmiente y del colchón. Si sueles poner cosas pesadas en la cama, las patas sufren y se deterioran.

Asesoramiento gratuito

En Colchones.es tenemos a tu disposición a un equipo de expertos que te ayudan a resolver tus dudas sobre descanso (colchones, somieres, canapés, bases tapizadas, almohadas). Contacta con ellos en el teléfono gratuito 900.701.086. En horario de lunes a viernes de 8 a 20 horas.

Suscríbete por email
Etiquetas: arreglar patas somier | comprar patas somier | patas dobladas somier | patas sueltas

Autor: Inma Moltó

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: ZIA6 S.L . Finalidad: gestionar el envío de la información que nos solicita. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad