Bruxismo: cuáles son sus causas y cómo evitarlo

Algunas personas aprietan mucho los dientes mientras duermen. Es un hábito involuntario y la mayoría de las veces no te das cuenta, pero es algo que puede incidir en tu salud bucodental. Conocemos este fenómeno tan curioso como el bruxismo y, de acuerdo con los expertos, se produce cuando hay una hiperactividad en nuestro sistema de masticación.

El bruxismo puede tener consecuencias muy negativas para disfrutar de un buen descanso; no sólo te está afectando a los músculos de masticación y a los dientes, sino que también te puede generar dolor en la cara o incluso dolor de cabeza. Sabemos que todo lo relacionado con los dientes puede ser un motivo para despertarse por la noche y no poder conciliar el sueño.

Para que puedas evitar este problema y cuidar de la salud de tu boca, vamos a darte algunos consejos con la ayuda de algunos expertos en la materia. Pero antes conozcamos algunos datos sobre el bruxismo.

¿Cómo se produce el bruxismo y cuáles son sus causas?

El bruxismo se define como una parafunción dinámica o parasomnia que consiste en apretar o rechinar los dientes. Entre sus síntomas, vemos que se produce un cansancio prolongado en los músculos de masticación, también puede darse un trastorno en la articulación temporo-mandibular, los dientes tienden al desgaste y podemos tener dificultades para dormir.

Como señalan en un artículo de Sanitas, las causas del bruxismo no se conocen, aunque hay factores que sí pueden actuar como desencadenantes.

  • El exceso de estrés y ansiedad
  • Una mala alimentación
  • Malos hábitos del sueño
  • Oclusión dental defectuosa o mala alineación de los dientes

Aunque el bruxismo puede darse también durante el día (bruxismo diurno), lo más habitual es que se produzca por la noche, durante la fase REM del sueño, que sucede a los 90 minutos de quedar dormidos y es la etapa con mayor actividad cerebral.

Qué hacer para evitar el bruxismo

protector dental bruxismo

Si queremos evitar el bruxismo, tenemos que trabajar en tres direcciones. Una, para calmar los síntomas o el dolor generado por el rechinamiento de los dientes y los movimientos de masticación. La segunda, que consiste en acudir a un odontólogo para que emita un diagnóstico y someternos a tratamiento de ortodoncia que permita alinear los dientes de forma adecuada. Y tercera, de tipo más general, tratando de reducir el estrés y llevando un estilo de vida más sano y equilibrado.

Para evitar el dolor que se deriva del bruxismo, una ayuda que proponen algunos expertos es utilizar una férula o protector, como señalan en Prop Dental. Consiste en un dispositivo fabricado con resina acrílica que se coloca en el arco dental durante la noche para evitar los movimientos de los músculos de masticación durante la noche.

Otra medida que podemos tomar es realizar ejercicios de relajación y masajear las zonas donde sentimos más dolor debido a la hiperactividad de nuestra boca. Podemos también aplicar una gasa con agua caliente en la zona que más nos duele para tratar de aliviar los síntomas.

En cuanto a la reducción del estrés, algo que puedes hacer es realizar algunos ejercicios de respiración antes de irte a dormir, como recomienda Rosa Lecina en Sanitum. Te ayudará a crear un ambiente más adecuado para conciliar el sueño. También procura encontrar un colchón confortable y adecuado para ti, que te permita disfrutar de un descanso más placentero y reparador.

A medida que apliquemos estas soluciones, nuestra boca estará más relajada durante la noche y nos resultará más fácil conciliar el sueño.

¿Tienes problemas de bruxismo y esto te impide dormir? Te invitamos que nos dejes tus comentarios.

Suscríbete por email
Etiquetas: bruxismo | bruxismo diurno | causas del bruxismo | descanso saludable | férula | hábitos saludables | parafunción dinámica | parasomnia | rechinar los dientes | síntomas bruxismo | técnicas relajación | tratamiento bruxismo

Autor: Samuel Juliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *