Elegir colchón según la edad de quien dormirá
Cerrar X
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí .

Por favor, introduce el Código Postal
de la dirección de entrega

Por favor, introduce tu Código Postal
para poder probar el producto

Por favor, introduce tu Código Postal
para poder probar el producto

Elige el colchón según la edad de quien va a dormir en el

A la hora de elegir un colchón hemos de tener en cuenta la edad de la persona que va a dormir en él. Cada etapa de la vida requiere de un colchón adecuado para que el descanso sea saludable. Si quieres saber más sobre la


 

A la hora de elegir un colchón hemos de tener en cuenta la edad de la persona que va a dormir en él. Cada etapa de la vida requiere de un colchón adecuado para que el descanso sea saludable. 

El material del núcleo determina en gran medida los beneficios y características del colchón. Según el tipo de colchón existen diferencias en firmeza, adaptabilidad, independencia de lechos, peso soportado, durabilidad, transpirabilidad, higiene….La variedad de materiales y sus cualidades para el descanso hace que cada durmiente pueda elegir el colchón que mejor se adapte a su edad.

 

 

¿Cuánto dura un colchón?Colchones infantiles para bebés y cunas

Para esta etapa hay que buscar un colchón que permita que se adapte al cuerpo del bebé pero firme: demasiada adaptabilidad no es beneficiosa para su descanso y crecimiento. Los mejores colchones para cunas son los que permiten que el cuerpo del bebé descanse plácidamente sin que existan puntos de presión y así que no se despierte, pero sin ser blandos para que pueda moverse y no se hunda en él.

Los bebés duermen muchas horas, con lo que no es conveniente escatimar dinero cuando llega el momento de comprar el colchón. Una buena base de descanso es fundamental para ellos.

Nosotros recomendamos que los colchones tengan su acolchado más superficial fabricado en fibras, para que si los bebes se mueven y quedan en una posición "boca abajo" puedan seguir respirando con facilidad. También recomendamos los que tienen núcleos de muelles, de forma que si algún pipí transpasa el protector, esa humedad se evapore fácilmente.

Para que un colchón permita al bebé relajarse debe ajustarse bien a las medidas de la cuna. Asi evitaremos que entre la cuna y el colchón introduzca su piececito, manos o brazos, y se haga daño.

Actualmente, nosotros no ofrecemos estos colchones en nuestra web. La oferta en el mercado, con las características que recomendamos, es muy limitada como para crear una nueva categoría.

 

 

Colchones juveniles

A medida que van creciendo los bebés es hora de pasarlos a la cama, suele hacerse cuando miden 80 cm. A partir de este momento, con 2 o 3 años, es mejor que utilicen un colchón de muelles tradicionales con capas de recubrimiento y con una firmeza media (3) o medio-dura (4). A mayor firmeza, menor hundimiento, y se sentirán más libres al moverse durante la noche encima de la cama, evitando micro-despertares.

Niños y niñas juegan saltando encima de la cama, y muchos padres hacen muy bien comprando un colchón de muelles bicónico-bonell, doble offset o de hilo continuo -Multielastic de Flex mejor que Normablock de Pikolín para colchones individuales). El muelle tradicional en el núcleo es el material más sólido y duradero. El muelle, además, nos tranquiliza al saber que si al niño se le escapa pipi o saliva, evaporará con mayor rapidez.

Colchones con acolchados suficientes pero no exagerados (no más de 25 centímetros de grueso total), para que no produzca sensación de hundimiento, y así estar seguros de que el colchón no va a sufrir deformidades. 

El mejor colchón para un niño a partir de los 8 y hasta los 14 años, por su peso, es el de firmeza 4 medio-dura. Su cuerpo se sigue formando y es un error quererlo cuidar "acomodándolo". De muelles para facilitar la mejor transpiración, con tratamientos antiácaros en los tapizados para evitar alergias (deberemos de fijarnos en si el fabricante certifica esta protección). Recomendamos siempre protegerlos con una funda protectora que evite el traspaso de humedades (orín, sudor, saliva, vómitos o líquidos derramados).

Los colchones de muelles tradicionales, y esto es una ventaja, pueden apoyarse sobre cualquier tipo de bases: somieres de láminas, bases tapizadas, canapés, camas, compactos... también sobre tableros sin ningún tipo de transpiración, totalmente estancos.

Nuestra recomendación es pasar de la cuna a un colchón de firmeza 4, de muelles tradicionales y acolchado en fibras, con grosor superior a 20 centímetros; y que ese colchón dure hasta los 10 años. Y entonces, cambiar el colchón por otro que le servirá hasta los 20.

 

 

Colchones para adolescentes

A partir de los 14 años y hasta que dejamos de crecer estamos inmersos en la adolescencia. Para este intervalo de edad también necesitamos colchones de firmeza medio-dura (4) o dura (5), si no hay enfermedad o dolencia específica lo más sano es dormir sobre colchones firmes. Dependerá también del peso del joven y de sus gustos.

Los adolescentes pasan muchas horas encima de la cama: hablando con sus amigos por teléfono, leyendo, chateando con el móvil, viendo vídeos... la mayor parte del tiempo sentados o recostados, una superficie sólida evitará que se deforme el colchón con facilidad. Los colchones más compactos del mercado son los de muelles tradicionales, que pueden apoyar sobre cualquier base: rígida o de láminas.

Los de muelles ensacados -que solo pueden apoyarse sobre bases rígidas, nunca sobre láminas- son también adecuados, pero nunca tan duraderos como los de muelle tradicional. Y los poco recomendables son los que cuentan con espumaciones en su núcleo. En ellos es fácil que se marque la huella habitual del que está en la cama sentado o en una misma posición. Su poca transpirabilidad los hace nada recomendables para alérgicos. Además, solo se pueden apoyar sobre láminas.

Una buena adaptabilidad ayuda a dormir del tirón y tener las pilas cargadas a la mañana siguiente. Por eso recomendamos que su grosor sea superior a 25 cm., estos son los modelos recomendados para adolescentes. Los jóvenes llevan una vida muy activa y el descanso al final del día tiene que ser lo más reparador y conciliador posible.

 

 

Colchones adultos de 25 a 50 años

En esta etapa ya hemos dejado de crecer y si no sufrimos de problemas musculares o de espalda lo mejor es elegir un colchón de firmeza medio-dura. Nosotros siempre decimos que “ya habrá tiempo de elegir colchones blandos o medio-blandos”, si duermes bien sobre colchones duros elige firmeza 5, si es demasiado, no menos de 4.

Elegir entre colchones de muelles ensacados o de espumación con buenos acolchados de viscoelástica o látex, es una buena opción. Nuestra elección dependerá de nuestros gustos, mayor o menor firmeza; de nuestra actividad física, si somos o no deportistas, si lo somos lo mejor son los muelles; si somos calurosos y sudamos mucho, en este caso es mejor evitar colchones con gruesos acolchados de viscoelástica o con núcleos de espuma, lo mejor es optar por colchones de muelles que siempre transpiran mejor.

Dependerá también de nuestro peso, a mayor peso lo mejor son los colchones de muelles, no todos los materiales soportan pesos superiores a 100 kg (si este es tu caso, mira esta selección de colchones para personas con sobrepeso).

Si duermes con tu pareja, pero quieres comprar un colchón para cada uno de forma que podáis disfrutar de una total independencia de lechos, da igual el material del colchón, elige dos colchones gemelos que irán unidos por el centro para que se note muy poco que son dos colchones y no uno.

 

 

Colchones adultos de 50 años a 70 años

A estas edades nuestro cuerpo requiere de un descanso reparador. Es fundamental que durante el descanso el colchón no ejerza presión, en este caso lo mejor es optar por colchones de muelles con acolchados de látex, viscoelásticos, que se adaptan y dejan circular la sangre adecuadamente. Los colchones de espumación HR de firmeza media también son adecuados, sobre todo si somos frioleros.

También son adecuados los colchones de látex sobre todo si sufrimos alguna dolencia que nos obligue a descansar en la cama más tiempo del habitual o en alguna postura determinada (incorporado el torso, elevadas las piernas). En este caso visita esta página, en la que encontrarás nuestra oferta de colchones que pueden articularse, esta otra en la que verás somieres articulados o ésta en la que verás packs de colchón y somier articulados a muy buen precio.

 

 

Colchones para mayores de 70 años

En este rango de edad lo mejor son los colchones de látex y si podemos reposar en una cama articulable mucho mejor, nos ayudará a movernos y encontrar la postura correcta a la hora de descansar, sobre todo si por alguna enfermedad debemos de estar mucho tiempo encamados. A estas edades no es bueno un colchón excesivamente firme, ya que se ejerce presión en nuestro cuerpo y podemos sufrir problemas de circulación. En este enlace puedes ver colchones muy confortables.

Pero tampoco un colchón en el que nos hundamos. Las personas con esta edad tenemos peor movilidad que con 25 años, y el colchón debe “ayudarnos” a levantarnos, a movernos sobre él, a evitar que nos caigamos por un lateral, durmiendo, escupidos por el colchón.

Será importante la altura total del equipo. Si usas las cama para calzarte y descalzarte, la altura aproximada adecuada son 50 centímetros. Si te cuesta levantarte y sentarte, o te ayudan, lo mejor es que el equipo mida unos 55 centímetros totales, para gente de altura no superior a 170 y hasta 60 centímetros para personas con altura superior a 170 cm.

 

En caso de sufrir alguna dolencia o enfermedad, lo más aconsejable es que lo consultes con tu médico para que te indique qué grado de firmeza es la más adecuada para tu salud. Nuestros expertos en descanso también te pueden ayudar.

Si necesitas asesoramiento en Colchones.es podemos ayudarte de manera personalizada. Puedes contactar gratis con personal de Atención al Cliente en el correo electrónico info@colchones.es o llamando al teléfono gratuito 900 701 086.