Composición y partes de un somier, Colchones.es
Cerrar X
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí .

Por favor, introduce el Código Postal
de la dirección de entrega

Por favor, introduce tu Código Postal
para poder probar el producto

Por favor, introduce tu Código Postal
para poder probar el producto

Inicio > Como elegir un colchón y base » Estructura de los somieres de láminas

¿Cómo es la estructura de los somieres de láminas?

Según el tipo de somier puede variar la composición de éste, pues no disponen de los mismos materiales y formas uno fijo, que una cama nido, que uno plegable. Conocer las partes que los componen te puede ayudar para saber cómo ubicarlos, cuidarlos o si alguna vez crees que puede haber una avería. Te explicamos lo que encontrarás en cada uno. 

 

Composición y materiales de un somier fijo

Un somier de láminas fijo está formado por diferentes partes que le dotan de distintas funcionalidades. Se denominan:

Estructura o bastidor: es la zona perimetral del somier, suele ser metálica, a veces con contrachapa decorativa recubriendo el acero. Normalmente está fabricada con tubo de acero al que se le suele dar un tratamiento antioxidante y anticorrosivo. Sus esquinas, en la gran mayoría de los casos, son redondeadas para adaptarse a la perfección a la forma del colchón y evitar lesiones por si nos chocarnos con las esquinas.

Láminas o lamas: de ancho a ancho del bastidor, es decir colocadas transversalmente. De su número y anchura depende la firmeza del equipo de descanso. Cuantas más láminas y más estrechas, el somier es mejor (más transpiración y puntos de apoyo). Lo más común es que estén fabricadas de madera, ya que este material soporta mejor la humedad, es más resistente, soporta más peso y es más duradero. Las de mejor calidad y por tanto mayor precio son las láminas de madera de haya maciza o en láminas de haya contrachapada, pero las hay de otro tipo de maderas: chopo, abedul prensado – como el somier fijo SP100 de Sonpura, en este caso suelen ser menos resistentes al peso del durmiente. También las hay de fibra de carbono – por ejemplo el somier fijo SM70 de Pikolin, de fibra de vidrio o plásticas. El número de láminas varía en función del tamaño y firmeza del somier. También su ancho. A mayor ancho, mayor superficie de apoyo y por tanto mayor firmeza. Pueden ser láminas simples, biláminas, pueden estar colocadas totalmente planas para una mayor firmeza, con distintas ondulaciones para una mayor ergonomía y adaptabilidad, como en el somier SomiFlex F6.

Larguero central: en somieres de medidas superiores a 120 cm de ancho, según el fabricante, podemos encontrar una barra central del mismo material que el bastidor que une longitudinalmente la cabecera con el piecero. Este larguero central mejora la resistencia del somier y favorece la independencia de lechos. Para abaratar el producto, a veces, ese larguero es también apoyo central para las láminas que cruzan de un lado a otro del bastidor, de izquierda a derecha.

Cápsulas, codos, tapes o contreras: son las partes que unen las láminas al bastidor, habitualmente son de caucho, este material permite que el colchón se adhiera mejor al somier, aunque para abaratar el precio se opta por las plásticas, que además de ser más baratas, duran más. Los de caucho son más flexibles, los de PVC más duraderos. Pueden ser totalmente fijas o basculantes lo que permite la ondulación de las láminas en función de la presión que soportan. Algunas cuentan con sistemas de eliminación de ruidos como el Silence System que evita que el somier suene cuando cambiamos de postura. Puedes verlo en el somier fijo de Relax S-120

Reguladores bilámina o cursores: son de plástico. Al moverlos a través de las láminas nos permiten variar la firmeza en zonas como hombros, lumbares, caderas. Alejando los cursores entre sí se obtiene más firmeza, acercándolos menos, por tanto, más adaptabilidad.

Patas: en la gran mayoría de los casos se venden por separado de la estructura. Cada fabricante tiene las suyas propias y no todos los modelos tienen el mismo sistema de anclaje. Normalmente se acoplan al bastidor mediante una abrazadera, cuando son metálicas y se enroscan a él, cuando son de madera o de plástico. El número de patas depende de los anchos de los colchones. Al comprar tu somier en Colchones.es debes tener en cuenta que en muchos modelos las patas no vienen incluidas, si las necesitas, las podrás añadir a la cesta de la compra, después de pinchar en COMPRAR.
¡Ojo! no recomendamos comprar patas sueltas para una base tapizada o somier sin habernos preguntado (o al fabricante) si encajarán adecuádamente: no todas las patas (los sistemas de rosca o fijación) valen para todos los somieres, ni aún siendo del mismo fabricante. 

 

Composición y materiales de un somier articulado

 

Un somier articulado se diferencia de uno fijo por contar con diferentes planos de inclinación. Permite que se eleven los pies y la cabeza de la mejor forma posible sin que sufra el colchón, que siempre debe ser articulable. A la hora de articular el somier hay algunos sistemas que lo hacen de forma manual y otros motorizada, éstos últimos son más caros. Son ideales para durmientes que deben pasar mucho tiempo encamados, para personas que sufren de mala circulación ya que les permite elevar los pies de una forma correcta tanto para el cuerpo como para el colchón.

Las partes de un somier articulable son:
Estructura o bastidor: que suele ser doble, la fija en la que apoyan las patas y la móvil que se articula. A diferencia del somier fijo en este caso la estructura es móvil, cuenta con varias zonas de articulación. Se recomienda que el movimiento articulado se haga con la persona acostada encima del colchón y que nunca se siente sobre las partes ya articuladas. Portería de sujeción: impide que el colchón se desplace o caiga cuando articulamos el somier.

Mando: en el caso de los somieres con articulación a motor, encontraremos un mando que puede estar unido con un cable a la cama o puede ser a distancia. Te permiten articular de forma independiente cada zona. En los somieres articulados motorizados es importante contar con un sistema a motor garantizado por el fabricante o distribuidor para tener la seguridad de reparación o cambio en caso de avería. En Colchones.es todos nuestros somieres motorizados cuentan con este documento de garantía.

El resto de componentes son iguales a los de los somieres fijos que os hemos contado en el apartado anterior.

En algunos de los modelos existe la posibilidad de fabricar camas gemelas, unidas mediante pletinas y que se articularán de forma individual, con la opción de convertirlas en camas gemelas sincronizadas, utilizando pletinas de unión y sincronizador que accioará la articulación de las dos camas/los dos cuerpos al mismo tiempo. Si necesitas alguna de ellas, puedes llamar gratis a nuestro teléfono de atención al cliente 900.701.086 y nuestro personal se encargará de tramitar tu pedido. Están disponibles de lunes a viernes de 8 a 20 horas.

>
¿Te vas? Perfecto!
... pero activa UN DESCUENTO ADICIONAL para tu futura compra del 10%
en colchones, canapés, somieres, bases, cabeceros... de la marca blanca "colchones.es".
He leído y acepto la Política de Privacidad
premio activado
GRACIAS!!!
el email que has introducido ya había activado este premio
PRUEBA CON OTRO EMAIL
ver colchones de la marca Colchones.es
X

Por favor, introduce el Código Postal
de la dirección de entrega

enviar