Cerrar X
Le informamos que en ZIA6 S.L. usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Consulte la Política de cookies.
MONTAJE-RETIRADA gratis + 100 noches de PRUEBA + FINANCIA gratis

Por favor, introduce el Código Postal
de la dirección de entrega

Por favor, introduce tu Código Postal
para poder probar el producto

Por favor, introduce tu Código Postal
para poder probar el producto

icon contacta gratis
icono localizar tiendas de colchones.es
icono carro de la compra
Inicio > Recomendaciones Descanso y Salud » Antes y después de dormir

Antes y después de dormir

Qué hacer antes de acostarse y cómo levantarse. Rutinas, consejos, recomendaciones. No dejes todo al azar a no ser que duermas del tirón. Cuánto descansemos, cómo descansemos de bien, van a tener una relación directa con nuestra actitud y rendimiento durante el día. Pasar una buena noche es necesario para pasar un buen día.

 

Seguramente os habéis preguntado alguna vez ¿por qué unos días me levanto alegre, de buen humor y positivo, y hay otros en los que me levanto con el pie izquierdo y parece que una nube gris se ha posado sobre mi cabeza? En el post de hoy os invito a tomar conciencia de dos momentos: cómo me voy a la cama y cómo estoy antes de dormir, ya que según sea mi sueño, así será mi despertar. Os lo explico.

Seguramente muchos días os vais a la cama pensando en el mañana, con el deseo de que sea mejor, diferente, más positivo, pero ¿qué hacemos realmente para que esto sea así?, es decir, realmente mi pensamiento es positivo y creo que mañana será un día estupendo o, me voy a la cama pensando en el mañana, como un día lleno de problemas, con mucho trabajo, y una rutina similar a la de hoy. Me siento como si esa nube gris estuviera sobre mi cabeza.

¿Es bueno hacer deporte antes de acostarse? ¿Es bueno hacer deporte antes de acostarse?

Es un tema muy cuestionado porque muchas veces pensamos que cuanto más cansados estemos, más fácil nos será conciliar el sueño. Es bueno pero de una forma relativa, si no se puede evitar, habrá de ser una actividad media-suave y dejarnos las actividades fuertes para otros momentos del día, aunque siempre será mejor buscar otra hora y evitar la previa al descanso.

Deportes como el yoga o la natación son muy aconsejables incluso para los problemas de insomnio. Son ejercicios muy completos que no potencian la excitación del sistema nervioso y resultan muy relajantes.

Cuando hacemos ejercicio, una vez cesamos en la actividad nuestros músculos siguen trabajando ante el mínimo movimiento. Esto es positivo por partida doble porque después de la sesión de ejercicio seguimos fortaleciendo nuestro cuerpo y quemamos más calorías que las que quemaríamos sin haber hecho ese sobreesfuerzo. Esto es muy ventajoso para el día, pero contraindicado para la noche, porque nuestro cuerpo sigue en tensión durante varias horas evitando relajarse. Por último, resaltar que para los deportistas son aconsejables colchones de firmeza media y media dura, con refuerzos perimetrales y con sistemas de transpiración que ayudarán a reponerse de la actividad más rápida y fácilmente. También las duchas son muy aconsejables para acostarse relajado y alcanzar el sueño con facilidad.

¿Es malo cenar justo antes de acostarse? ¿Es malo cenar justo antes de acostarse?

Para descansar bien, los médicos recomiendan cenar equilibradamente y sin excederse en las cantidades. No es malo cenar justo antes de acostarse, lo malo es cenar en exceso y no dar tiempo a hacer bien la digestión.

Si cenamos excesivamente, en posición horizontal, es más fácil tener reflujos del estomago, que se convierten en ardor, que nos dificultarán conciliar el sueño o nos despertarán con toses y ahogos.

Se recomienda que transcurran al menos dos horas desde la cena hasta la hora de dormir. Con ello ya habremos dado tiempo al estómago para que realice la digestión si la cena ha sido ligera. Al igual que es mejor esperarse un poco antes de acostarse, sería aconsejable que no hayan transcurrido muchas horas para no volver a sentir la sensación de hambre y también nos cueste dormirnos.

Las personas que obligatoriamente están en camas debido a alguna incapacidad o enfermedad también sería bueno que mantuviesen erguida la postura durante un buen rato. Los somieres articulados son una buena alternativa, ya que permiten permanecer incorporados a la vez que descansando la espalda. Estos somieres pueden adquirirse como cama individual o single y para camas de matrimonio. Se articulan por distintas partes y están reforzados en puntos estratégicos para evitar deformaciones.

¿Qué tipo de alimentos son más beneficiosos para conciliar el sueño? ¿Qué tipo de alimentos son más beneficiosos para conciliar el sueño?

Respecto a la alimentación, existen muchos alimentos beneficiosos que nos ayudan a conciliar el sueño y que podemos añadir a nuestros hábitos alimenticios. Hay alimentos que solemos comer y resultan excelentes para evitar el insomnio. Unos buenos ejemplos serían la lechuga, las espinacas, la coliflor, el trigo, la avena y el pan ya que tienen efectos sedantes y propician el sueño. Una cena ligera en la que estén presentes los lácteos y los hidratos de carbono (pero no en mucha cantidad), sería ideal. Una infusión de tila, valeriana, melissa o menta. Como no, restringe la cafeína y evita la nicotina antes de dormir, en contra de lo que podemos creer, fumar un cigarrillo no nos relaja, nos excita pues introduce excitantes en el flujo sanguíneo.

Lo mejor es evitar ingerir alimentos que nos produzcan estrés y por consiguiente un posible insomnio. Hay que evitar el chocolate, café, azúcar y alcohol, ya que son muy excitantes y nos pueden alterar. También, por supuesto, cenar en exceso, de forma que dificultemos o alarguemos la digestión. A veces, las personas tienen problemas digestivos como pueden ser los reflujos o malas digestiones. Una solución paralela al control de la alimentación sería disponer de un somier articulado para estar en una postura más incorporada durante la noche. Este tipo de camas suelen ser recomendadas muchas veces por los propios médicos.

 

Remedios naturales para conciliar el sueño Remedios naturales para conciliar el sueño

Hay algunos remedios naturales que hacen que sea más fácil caer en los brazos de Morfeo.

Existen personas que en raras ocasiones tienen problemas a la hora de conciliar el sueño, pero existen otras a las que les cuesta algo más alcanzar ese descanso reparador y hasta que lo consiguen pueden estar horas y horas dando vueltas en la cama. Concretamente, el 35% de la población general sufre en el transcurso del año algún episodio de dificultad para dormir.

Si estáis en este porcentaje, los siguientes remedios naturales os pueden ayudar, y conseguir que las preocupaciones, estrés… que os impiden dormir plácidamente desaparezcan por unas horas.  

Valeriana

Uno de los remedios naturales más conocidos es la Valeriana, de cuya raíz se obtiene un aceite que se utiliza para elaborar fármacos naturales, infusiones… que tienen efecto sedante. Sobre todo nos calma los nervios y nos relaja. Haciendo un poco de historia podemos decir que su uso como hierba medicinal se remonta al menos a la antigua Grecia y el Imperio Romano.

Infusión de manzanilla

Manzanilla: aunque es una infusión que normalmente es utilizada para mejorar la digestión, también se le atribuyen propiedades relajantes que nos ayuda a conciliar el sueño. Tiene dos efectos muy importantes: tranquilizante y calmante.

Infusión melisa dormir

Melisa: se emplea normalmente como calmante natural, se suele tomar como infusión para relajarnos antes de dormir.  Esta planta se utiliza en aromaterapia y se encuentra fácilmente en herboristerías.

Infusión de tila

Tila: es una infusión que se hace con las flores de algunas de las especies vegetales del género tilia. Además de su utilidad como relajante y somnífera, sus propiedades sedantes se pueden disfrutar además de en infusión en otros formatos como por ejemplo agregando al agua del baño una cucharada de sus flores secas.

Amapola de California: es una planta común en zonas templadas de América del Norte y América del Sur. Tiene propiedades sedantes, con lo que nos ayudará a relajarnos para que podamos alcanzar el sueño.

Pasiflora: es una planta trepadora de rápido crecimiento, perteneciente al género Passiflora, conocido por las flores de la pasión. Es utilizado en casos de insomnio y  crisis de ansiedad.

Lavanda: si lo tomamos a través de una infusión, nos aliviará las jaquecas, nos relajará si estamos nerviosos y es muy beneficiosa para paliar el insomnio.

Para que estos remedios tengan un mayor efecto es aconsejable seguir estas recomendaciones:

  • Calienta agua hasta hervir en un vaso, taza o cazo
  • Pon el sobre de la infusión o las hojas naturales que elijas en el agua hirviendo.
  • Deja reposar durante unos minutos hasta que el agua no esté demasiado caliente.
  • Tomar la infusión una hora antes de ir a dormir

Si seguís estos consejos será más fácil conseguir la tranquilidad y relajación necesaria para tener dulces y reparadores sueños.

 

¿Cómo irme a la cama? ¿Cómo irme a la cama?

Aunque nuestro objetivo sea levantarnos con buen pie, los preparativos empiezan la noche anterior. No podemos pretender levantarnos de buen humor, si estamos somnolientos, con dolor de cabeza, agotados y sin descansar. ¿Cómo me voy a la cama? Ésta es una pregunta que deberíamos plantearnos.

Son muchas las veces que nos vamos a la cama después de un largo día de trabajo, con mucho estrés, habiendo visto un rato la televisión o el ordenador para intentar desconectar. En estos casos, si eres de los afortunados que "tiene un sueño fácil", te dormirás relativamente pronto, quizás después de haber pensado un poco en la ajetreada y estresante agenda que te espera al día siguiente o en todo lo que ha transcurrido durante el día de hoy.

Si con estos pensamientos, y las preocupaciones que ponen en guardia la vida en este momento, no has conseguido tener problemas de sueño e insomnio, a bien seguro, que con el tiempo los tendréis y lo que sí es una garantía es que al día siguiente estaréis cansados y quizás con un humor poco aguantable. Es importante llegar al dormitorio libre de nerviosismo, con una actitud serena y dispuestos a disfrutar del merecido descanso.

Dormir más de 8 horas

 

Consejos para dormir a pierna suelta Consejos para dormir a pierna suelta

Si sigues esta serie de consejos que os contamos a continuación, será más fácil que tu descanso sea placentero y tu despertar positivo. Muchas de estas cosas que lees en las líneas siguientes, le quitan tiempo al nuevo día y a veces nos ponen de mal humor.

- Organiza y planifica las actividades del día siguiente, pero a ser posible, hazlo antes de irte a dormir, no mentalmente en la cama. Programa pensando en que el día de mañana será excepcional.

- Agradece y recuerda todo lo bueno que te ha pasado en el día. Esto te hará dormir con una sonrisa. Repasar el día laboral que hemos tenido cuando estamos acostados generará el efecto contrario.

- Reflexiona sobre aquellas personas y cosas que te motivan. Piensa en lo que le da razón a tu vida, y en todo lo que haces para tener una vida mejor. No alimentes ideas negativas.

Organiza también tu vestuario para el día siguiente. El orden nos ayuda a no complicarnos en el momento de levantarnos y no emplear tiempo y energía en algo que suele terminar poniéndonos nerviosos.

cuida-tu-salud-emocional

- Planifica también tu horario de levantarte, y no postergues apagando varias veces el despertador.

- Cena ligero. Es muy importante la cena, tanto en la cantidad como en el qué cenar para no tener un sueño pesado.

- Relájate antes de ir a dormir, recuerda que el dormitorio es para descansar. Lee un libro que te guste. Intenta no ver la tele o estar con el ordenador al menos media hora antes de irte a dormir

- Date una ducha antes de ir a la cama. Esto te ayudará a soltar y limpiarte de todo lo negativo que hayas acumulado durante el día y te relajará.

¿Cuáles son las mejores técnicas de relajación para conciliar el sueño? ¿Cuáles son las mejores técnicas de relajación para conciliar el sueño?

A la hora de dormir debemos crear un ambiente que propicie el sueño y que consiga que aprovechemos al máximo el tiempo que estamos descansando. Deberíamos coger buenas costumbres para que de forma rutinaria y natural, nuestro cuerpo vaya relacionándolas y nos haga conciliar el sueño más fácilmente. Ser fiel a un horario para acostarse es muy aconsejable.

Hay muchas, pero las mejores técnicas de relajación para conciliar el sueño son sencillas y no costosas al bolsillo. Una cena ligera, un baño caliente, una corta lectura de algún libro, y sobre todo, un buen colchón. De nada sirve si somos meticulosos en la rutina y luego nos tumbamos sobre un colchón que no esté en las condiciones apropiadas o que necesita cambiarse.

Respecto a la forma de conciliar el sueño, hay técnicas de relajación mucho más concretas para las personas que tienen dificultades para conciliar el sueño. Una que funciona muy bien consiste en acostarnos y pensar que somos un saco de arena y que comenzamos a vaciarnos poco a poco. Empezaríamos por los pies. Poco a poco notaríamos que la arena que va vaciándose va acercándose al torso y nos vaciamos por otras partes como las manos, brazos… hasta completar el cuerpo. Si nos cuesta dormirnos, nada mejor que intentar este tipo de técnicas y en poco tiempo será un hábito añadido y que nos proporcionará el descanso que merecemos.

¿Cuál es la mejor ropa de cama para dormir? ¿Cuál es la mejor ropa de cama para dormir?

Cuando vamos a comprar ropa para vestir nuestras camas, nos fijamos muchas veces antes en el diseño, que en la composición. La mejor ropa de cama para dormir es, aquella que al contacto con nuestro cuerpo nos proporciona una sensación agradable y cálida. Hay muchos tejidos para elegir, pero al final el mejor será el que a nuestra piel más le guste.

Los edredones, colchas, mantas y nórdicos, aun no estando en contacto directo con la piel, son una parte fundamental. Cuanto menos peso soportemos mejor, hoy en día los materiales son ligeros y nos ofrecen todas las comodidades posibles. La estética es importante porque entrar en una habitación y ver la cama vestida con unos colores que nos gusten y una disposición de dibujos bonita, hace que nos apetezca más tumbarnos sobre ellas y relajarnos.

Un punto también importante en la ropa de cama es la comodidad. Hoy en día las sábanas se ajustan a los nórdicos, y esto hace que a la hora de girarnos, todo se quede en una pieza haciendo más fácil el taparnos, evitando arrugas y pliegues.

A la hora de limpiar la ropa de cama, sería muy aconsejable no utilizar productos de limpieza excesivamente fuertes y sobre todo decantarnos por los antialergénicos. Son muchas horas las que pasamos acostados y respirando componentes químicos que pueden ser perjudiciales para algunas personas con alergia.

La ropa que vestiremos para dormir deberá ser cómoda, más bien suelta que apretada y de tejidos suaves. El algodón es un tipo de tela excepcional para dormir porque es fresco y transpira bien. Si llevamos pulseras, collares o anillos, también es aconsejable quitárselos para evitar presiones.

Uso de dispositivos móviles en la cama. Uso o entretenimiento con dispositivos móviles en la cama: portátil, móvil, tablet, radio, televisión…

A pesar de sus muchas ventajas, los dispositivos móviles (smartphones, tablets, consolas...) también presentan algunos inconvenientes para nuestra salud, muchos de ellos derivados de un uso excesivo o inadecuado.

Se calcula que el 95% de los usuarios consume contenidos en televisión, ordenador o smartphone antes de dormir. Los smartphones son los culpables de que un gran porcentaje de usuarios consuman contenidos de forma frecuente hasta el último minuto antes de irse a dormir. El 50% de los usuarios revisa su móvil cuando se despiertan por la noche esperando encontrar y leer novedades, como llamadas, whatsaps, mensajes, emails... aunque no exista razón argumentada para ello.

Estos hábitos, que nos pueden parecer normales, llevan consigo una serie de perjuicios para la salud que es bueno conocer:

  • Cada 2 horas de exposición a la luz procedente de dispositivos electrónicos produce una reducción de un 22% aproximadamente de melatonina (hormona que ayuda a la conciliación del sueño).

  • El uso del ordenador hasta más tarde del horario habitual durante la noche no está directamente relacionado con desórdenes del sueño, pero sí con síntomas de estrés y depresión.

  • La lectura continuada en pantallas iluminadas o de forma incorrecta en e-books puede traer consigo transtornos oculares. En el caso de usar estos dispositivos, recomendamos hacerlo en readers de tinta electrónica, en lugar de en tablets o smartphones, y la distancia recomendable de lectura debe estar entre los 30 y 40 centímetros, entre ojo y pantalla.

  • Un 25% de los durmientes, lo hacen sin desconectar o silenciar su teléfono móvil, lo que provoca inevitables interrupciones del sueño.

La mayoría de las camas están diseñadas para que descanse el cuerpo entero en posición horizontal. Si usamos la cama, de forma continuada, para otros menesteres que no sean dormir acostados, nos arriesgamos a que pueda deteriorarse el conjunto, la base y el colchón.

Sólo los somieres articulados están concebidos para que no sufra la base (flexible o rígida) si descansamos sobre la cama en posición no horizontal. Los colchones de látex son los que mejor soportan, a lo largo del tiempo, el peso de los durmientes que requieren dormir o descansar sobre un somier articulado, y esto es así por sus atributos de adaptabilidad y flexibilidad.

Por todo esto, y si no se dispone del equipo adecuado, desaconsejamos utilizar el portátil en la cama debido a las posturas que adoptamos (semi-sentados), pudiendo a la larga causar alguna deformación al somier y al colchón.

Lo mejor es realizar cada actividad en el sitio que le corresponde. A la hora de dormir tenemos que intentar que las condiciones sean perfectas para descansar de una forma reparadora y levantarnos lo más descansados posible. Muchas veces, el hecho de estar con el portátil en la cama significa trabajo. Justo antes de dormir deberíamos desconectar de todo y realizar tareas relajantes que nos inviten al sueño. Si estamos muy concentrados trabajando y no dejamos tiempo de pensar en otras cosas desde que apagamos el ordenador hasta que nos tumbamos, es muy probable que no conciliemos el sueño con facilidad, y si lo hacemos, tenemos posibilidades de no dormir como deberíamos.

Si nos gustar leer en la cama, lo ideal es hacerlo recostado -no sentado-, apoyado sobre uno de nuestros costados, con la almohada o cojín debajo de nuestra axila y el brazo hacia arriba, de forma que ambas manos puedan tocar el libro o la revista. Aconsejamos poco tiempo de lectura, con una luz no muy intensa, creando un ambiente que invite al sueño.

La cama se ha convertido en el sofá de muchos cuando llega la noche. Reclinarse cómodamente en ella a ver nuestro programa favorito no tiene precio. Pero lo que sí tiene precio y nos termina pasando factura, son los dolores de espalda por las malas posturas. Nunca podemos equiparar una cama a un sillón, puesto que ambos han sido diseñados para finalidades diferentes.

Ocurre igual que con la pregunta anterior sobre si es recomendable usar el portátil en la cama, deberíamos intentar que la cama fuese un lugar de descanso exclusivo. Además, quedarse durmiendo con la televisión encendida o ver películas o programas violentos, que puedan excitarnos, nada más acostarnos, pueden causarnos problemas a la hora de conciliar el sueño. Si se decide ver un rato la tele, al menos tendríamos que evitar quedarnos dormidos con ella encendida. Si la persona que necesita obligatoriamente pasar mucho tiempo en la cama por enfermedad o convalecencia, es aconsejable habilitarle un colchón con somier articulado para que se encuentre mucho más cómodo y evitar así lesiones posturales.

Otro tema es la radio. No es tampoco recomendable. Ocurre que muchas personas se duermen escuchando la radio. A veces, inevitablemente, si duermen acompañadas, termina el compañero también escuchándola. Si no hay más remedio que usarla para dormir, porque estamos acostumbradísimos a ella, la radio debería colocarse sobre la mesita de noche y, a ser posible, dejar programado su apagado. Hay personas que duermen con pequeñas radios apoyadas a su oído, otras que por no molestar duermen con los auriculares puestos? las ondas que recibe la antena del aparato para recibir y decodificar la programación, aunque de baja frecuencia y buenas para la radio, parece que pueden producir cambios eléctricos en la membrana de las células del cuerpo, insomnio, irritabilidad? sea como fuere, es indudable que -aunque pueden ayudarnos a dormir- no nos ayudarán a descansar.

¿Es bueno dormir con aire acondicionado y calefacción? ¿Es bueno dormir con aire acondicionado y calefacción?

La cama tiene que ser uno de los lugares más confortables de la casa. Ahí descansamos muchas horas y tenemos que procurar que aparte del colchón, las condiciones como la ropa de cama, nuestro vestuario o la ventilación de la habitación sean las adecuadas.

Ante la pregunta de si es bueno dormir con aire acondicionado o calefacción, podemos decir que lo ideal es dormir en una habitación ventilada por aire natural, pero es cierto que en determinados climas se hace imposible dormir sin estos aparatos. Si tenemos forzosamente que utilizarlos, sería una buena idea el enfriar o calentar un rato antes de acostarnos la habitación. Cuando nos fuésemos a dormir estaría en las condiciones óptimas y así podríamos conciliar el sueño. Programar el aparato -si se puede- para que a una determinada hora se encienda y refresque o caliente durante un rato también es una buena opción. El aire acondicionado es menos sustituible, pero respecto a la calefacción hay otras alternativas como pueden ser, un buen edredón que no pese y que se adapte a la temperatura de nuestro cuerpo. Hay muchos nórdicos de diferentes composiciones y gramajes que aportan justo la temperatura que se necesita para que no pasemos frío ni calor.

¿Es malo dormir en un sofá-cama? ¿Es malo dormir en un sofá-cama?

A la hora de dormir hay que procurar hacerlo siempre en una buena cama y en las condiciones apropiadas. Los sofás-cama, son “más sofás que camas?, por lo que dormir en un sofá cama tiene que ser algo puntual, temporal, porque tiene limitado el confort al estar destinado a sentarse y reclinarse. Es una perfecta solución para momentos en los que no se dispone de camas suficientes para todos los durmientes, para sacarnos de un apuro.

Hay que tener claro que para dormir adecuadamente de forma continuada, lo mejor es una base y un colchón. Pero si necesitamos comprar un sofá-cama, sabiendo que va a ser usado puntualmente, debemos al menos elegir uno con colchón de muelles ensacados, el de muelles entrelazados se deformará, o con una espuma firme de más de 25 Kg. de densidad y lo más gruesa posible, para que la espalda al acostarnos no quede muy en contacto con el somier. Es muy aconsejable, antes de comprar un sofá-cama, probarlo abierto tumbándonos sobre el. Si compramos un sofá-cama, debemos también comprar almohadas para los eventuales durmientes, muchas veces echamos mano de los cojines que tiene el sofá y al despertamos tenemos dolores de cuello por las malas posturas.

 

Consecuencias de dormir mal Consecuencias de dormir mal

Que dormir mal por las noches tiene consecuencias, no es nada nuevo. La primera de ellas, nuestro cambio de humor. Ver que van pasando las horas en el reloj, que la ciudad está en silencio y no podemos conciliar el sueño, nos suele poner de mal humor y nuestros pensamientos se disparan, lo que no nos beneficia en absoluto para volver a dormirnos.

Muchas pueden ser las causas de esta dificultad para dormir, que influye mucho en la calidad de nuestra vida. En el post de hoy veremos lo que conlleva no descansar bien por las noches. ¿Quieres saber las consecuencias de dormir mal?

Cerca del 20% de las personas sufren insomnio, con consecuencias importantes para la salud. Y es que las consecuencias de no descansar correctamente pueden clasificarse en distintos órdenes, desde problemas de salud hasta accidentes laborales o domésticos. Os lo contamos:

  • Aumenta el estrés. Cuando no dormimos bien estamos más tensos e irascibles. Las cosas nos afectan más negativamente y esto provoca un aumento en nuestro nivel de estrés.
  • Pérdida de concentración y trastornos en el rendimiento intelectual.
  • Efectos en la memoria e incluso pérdida de la misma. El sueño limpia la memoria a corto plazo y deja espacio para más información. Si no dormimos o dormimos mal, este proceso no se efectúa y se ve reducida la capacidad de asimilar conocimientos en casi un 40 por ciento. Además, también se producen pérdidas de memoria y recuerdo, la persona se vuelve más lenta y menos precisa, por eso, la falta de sueño puede provocar una alteración en el habla y dificultad para aprender, crear y resolver problemas.
  • Locura temporal o enfermedad psiquiátrica. Diversas pruebas para estudiar la falta de sueño durante varios días dieron como resultado que, después del tercer día sin dormir, suelen manifestarse alucinaciones y locura temporal. Y la probabilidad de sufrir alguna enfermedad psiquiátrica aumenta en un 40 por ciento cuando los problemas para dormir se vuelven crónicos.
  • Bajo estado de ánimo. Cuando no dormimos bien estamos más tristes y sufrimos más cambios de humor. Esto puede derivar en depresiones o cuadros de ansiedad.
  • Accidentes laborales o domésticos. Dormir poco, nada o mal hace que tengamos menos vitalidad, agilidad y reflejos. Además afecta a la coordinación ocular lo que, según un estudio de la Fundación Nacional del Sueño de EEUU, hace que las personas que duermen poco o mal tengan mayor riesgo de sufrir accidentes domésticos y de tráfico.
  • Se produce una disminución de la temperatura corporal basal, responsable, entre otras factores, de la constancia del ritmo cardíaco. Por lo tanto, en estas circunstancias pueden observarse arritmias o paradas cardio-respiratorias nocturnas.
  • Debido a la mala oxigenación nocturna se puede producir hipertensión arterial, ataques cerebrales, síndrome metabólico,…
  • Aumenta el riesgo de sufrir cáncer. Según un estudio realizado por un investigador israelí, la fragmentación del sueño continuamente durante la noche, aumenta el riesgo de cáncer debido a que se debilita el sistema inmunitario causando un cambio químico en las células conocidas como macrófagos. Y estas células, que ayudan a combatir a las cancerígenas, cambian su dinámica y comienzan a ayudarlas, estimulando de esta forma el crecimiento de tumores.
  • Disminuye la capacidad de procesar la glucosa. La falta de sueño también repercute en la habilidad para procesar la glucosa, lo que puede provocar altos niveles de azúcar en la sangre y favorecer la diabetes o un aumento de peso.
  • Dolores estomacales y trastornos gastrointestinales.
  • Aumentan las probabilidades de coger catarros o gripes.
  • A largo plazo aumenta el riesgo de padecer hiperalgesia o aumento de la percepción de dolor, temblores, envejecimiento precoz, agotamiento,  o aumento de probabilidad de contraer infecciones por afectación del sistema inmunitario.

Para la mayoría de los investigadores es necesario dormir entre 6 y 8 horas diarias para rendir en el trabajo y que nuestra salud sea buena, ya que de no hacerlo tendría a la larga graves consecuencias y afectaría a nuestro sistema nervioso, reflejos, estado emocional, etc. como hemos visto.

El despertar. El despertar.

Para despertarte, ¿necesitas despertador o tu reloj interno te despierta llegada la hora habitual de hacerlo? Si te despiertas con despertador, tu despertar será provocado. Si por el contrario, después de un número de horas determinado de sueño, te empiezas a mover en la cama, a estirarte, abres los ojos, recuperas la conexión auditiva y activas tu pensamiento consciente, habrás tenido un despertar espontáneo. En realidad, aunque lo llamemos espontáneo, responde a mecanismos internos circadianos, los que configuran los ritmos biológicos. Es decir, que es tu reloj interno el que te ha despertado.

Para saber si hemos tenido un despertar espontáneo y fisiológico, debemos prestar atención a la sensación que nos deja ese despertar. Si tenemos una sensación de bienestar, de haber dormido bien, de haber tenido un sueño realmente reparador, no hay duda de que nuestro despertar ha sido fisiológico al cien por cien.

Normalmente esto se produce después de 7 a 8 horas de sueño en un adulto, 11 a 12 en un lactante, 9 a 10 en un niño, 8 a 9 en un adolescente y 5 a 6 en personas mayores de 70 años.

Si no tenemos la sensación de haber dormido bien, será porque hemos tenido un despertar espontáneo precoz. No hemos dormido lo suficiente, y sin embargo, nuestro propio cuerpo nos ha hecho abrir los ojos ya. Normalmente, aquellas personas, que atraviesen una etapa de decaimiento físico, o un estado de depresión leve, experimentan el despertar espontáneo precoz.


¿Cómo levantarme de buen humor y positivo? ¿Cómo levantarme de buen humor y positivo?

Si me he ido a la cama con una actitud relajada y sin asuntos pendientes, no me será difícil levantarme pensando que hoy puede ser un gran día. De estos primeros minutos del día puede depender el resto, por ello:

Levántate con tiempo suficiente y cuando suene el despertador. Ponte música para ayudarte a movilizar el cuerpo. Si nos despertamos con tiempo podremos hacer todo con calma, sin carreras y disfrutar de un energetizante desayuno. Es importante nutrir cuerpo y mente. El cuerpo lo nutriremos a través de alimentos que vigorizan el cerebro como los vegetales de hoja verde, pescado (fuente de omega 3), semillas, etc. importantes fuentes de antioxidantes, y de alimentos que nos aporten la energía que necesitamos para afrontar la jornada. La mente la enriqueceremos a través de libros, teatros, conciertos, cine, arte, o cualquier cosa que te ayude a expandirla, a ir más allá de tus propios límites y disfrutar con ello. 

Date una ducha. Si no has optado por la ducha nocturna o no te importa repetir, siente el agua sobre tu cuerpo como un auténtico regalo. Tómate tu tiempo para arreglarte.

Dedica unos instantes a "ponerte en modo positivo". Puedes utilizar unas afirmación del tipo: Hoy será un gran día o todo va a salir bien o me siento contento con mi vida. Y  lo más importante: ¡Sonríe! Sonríete ante el espejo, y sonríe a las personas que te cruces por el camino.

El optimismo es fundamental para enfrentar de manera más feliz la vida. No se trata de ser una persona irrealista que vive en una nube, sino de no siempre ver el vaso medio vacío y poder empezar a verlo medio lleno. La felicidad y el optimismo, son cuestión de actitud. En la vida siempre podemos elegir, al menos entre dos alternativas. 

Tener proyectos. Una motivación e ilusión por la que levantarte cada día, que sea el motor de tus pasos. No es necesario que sean grandes empresas, puede tratarse de pequeños proyectos personales, metas que uno se fija y por las que se mueve a diario.

Mantener vínculos afectivos y relaciones sociales sanas y que me permitan conversar, reír y expresar tus sentimientos sin juicio.

Evitar aquellas personas que están instauradas en la queja y en el victimismo. Incluso nosotros mismos, en algunas ocasiones "nos ponemos en modo queja" ¡Cuidado, estar alerta! No es una buena actitud. Evita también las noticias que tienen mucho sensacionalismo, esto afecta de forma negativa a tu mente.

Disfrutando-de-las-cosas-se

Hacer ejercicio al aire libre, caminar, salir a la naturaleza, meditar, etc. Estar en contacto con la naturaleza y/o el mar nos aporta una dosis alta de vitamina para el corazón.

Disfrutar de los gestos y cosas sencillas. Hay un proverbio Zen que dice "Ser feliz es sencillo, lo difícil es ser sencillo". Pues... ¡a por ello!

Hacer de lo cotidiano algo extraordinario. Lo que llamamos rutina o cotidianidad, no es lo que nos rodea, es la actitud con la que vivo lo que me rodea, la actitud con la que me enfrento cada día al trabajo, a una relación o a la limpieza de la casa, por poner algún ejemplo. Perdemos la manera de mirar como algo nuevo y extraordinario lo de alrededor y lo que hacemos, cuando, cada día es único y por lo tanto diferente 100% al anterior.

Cuidar los mensajes que nos decimos. No estar todo el día con el "látigo", juzgándonos y justificándonos. Esto nos ayudará a aumentar nuestra autoestima, a valorarnos y a apreciarnos. Cuando nos queremos y aceptamos, cambiar nuestras actitudes y preferencias. Ponemos límites dónde y con quién antes no lo hacíamos. Y elegimos aquello que nos hace estar bien cada día. "Lo que nos condiciona es lo que pensamos sobre lo que nos pasa, no lo que nos ocurre".

Juega y ríe. Con tus hijos, con la pareja, amigos,... Tómate las cosas y los problemas con humor, además de no enfermar, te ayudará a ver antes una posible solución.

Abre las ventanas que entre luz y aire fresco, respira profundamente y empieza la actividad del día sintiendo la vida.

Ya hemos hablado en numerosos posts de la importancia de tirar cosas y no almacenar, pues aquí hacemos hincapié una vez más. Te parecerá increíble la importancia que tiene levantarte con la casa limpia, ordenada y sin trastos, pero es así. Os recomiendo que leáis estos posts sobre el Feng Shui. 

Como veis, son muchas y sencillas las cosas que podemos hacer para tener un día estupendo. Muy importante recordar dos momentos cruciales: el primero antes de dormir y el segundo al levantarte. De ello dependerá el resto del día, y... si reímos más, jugamos más, disfrutamos con lo que hacemos, nos tomamos la vida más relajada, cuidamos lo que comemos y nuestras relaciones, así como nuestra mente,... quizás dentro de poco, no necesitemos pensar en ¿cómo levantarnos positivos y de buen humor?

¿Te vas? Perfecto!
... pero activa UN DESCUENTO ADICIONAL del 10% antes de marcharte
para artículos de la marca blanca "colchones.es"
Autorizo el tratamiento de mis datos para recibir ofertas de productos y noticias relevantes según la Política de Privacidad
Responsable del fichero: ZIA6 S.L . Finalidad: gestionar el envío de la información que nos solicita y enviarle ofertas relacionadas con nuestros productos y servicios. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad
premio activado
GRACIAS!!!
el email que has introducido ya había activado este premio
PRUEBA CON OTRO EMAIL
ver colchones de la marca Colchones.es
X

Por favor, introduce el Código Postal
de la dirección de entrega

enviar