En este blog encontrarás información que te ayudará a elegir los complementos adecuados para que descanses mejor. Esperamos que disfrutes con este artículo:

Dormir más nos hace más fuertes

Actualmente y debido al ajetreado ritmo de vida que llevamos, muchas veces no le damos la importancia necesaria a nuestro descanso y la mayoría de nosotros sacrificamos a diario horas de sueño en detrimento de nuestro trabajo, nuestra familia o simplemente preferimos tener más horas de ocio y dormir menos.

A pesar de ello, no es ningún secreto que dormir bien y disfrutar de un sueño reparador, nos hace enfrentarnos al día a día con más energía y una mejor actitud. Todos hemos vivido la experiencia de pasar una mala noche en la que no hemos podido dormir y las consecuencias que acarreamos al día siguiente son terribles, el cansancio, el mal humor y la sensación de hacerlo todo al revés nos acompaña durante toda la jornada.

Descubre en este post que dormir más es imprescindible para nuestro cuerpo y nuestra mente.

Dormir más reduce el dolor

Las consecuencias de no dormir bien no se quedan ahí, un reciente estudio del Hospital Infantil de Bostón y del Centro Médico Beth Israel Deacones de EE.UU, ha descubierto que dormir mal nos hace más sensibles al dolor. Dormir más

Tras realizar pruebas en ratones, se ha comprobado que la falta crónica de sueño aumenta notablemente nuestra sensibilidad hacia el dolor, por lo que los pacientes con dolencias crónicas pueden encontrar alivio si mejoran sus hábitos a la hora de dormir, siendo en algunos casos, según los expertos, más efectivo que el uso de analgésicos.

En este caso, los investigadores mantuvieron despiertos a los ratones de un modo no estresante, dándoles juguetes y realizando actividades para que no se durmieran, imitando lo que ocurre con las personas cuando nos quedamos viendo la televisión o leyendo por la noche durante la semana. Posteriormente los expusieron, de un modo controlado, a sensaciones como el frío, el calor, la presión…y midieron sus reacciones.

La conclusión fue que no dormir adecuadamente durante un período de 5 días, provocó en los ratones un aumento muy significativo de la sensibilidad al dolor, hasta el punto de que analgésicos como el ibuprofeno e incluso la morfina, perdieron gran parte de su eficacia y no aliviaron esa sensación, lo que demuestra que nuestra reacción al dolor está condicionada por nuestro estado biológico, en este caso la falta de sueño nos hace más vulnerables y más sensibles.

Dormir bien, una cuestión de salud

Y es que los beneficios de dormir bien se ven reflejados como vemos, no sólo en nuestro estado de ánimo, sino también en nuestra propia salud. Nuestro sistema inmunitario se regenera durante el sueño, pudiendo reforzarse y ser más efectivo ante la amenaza de virus e infecciones.

Dormir más

Un estudio reciente publicado en el European Heart Journal, afirma además que las personas que no duermen bien tienen más posibilidades de sufrir algún problema de corazón, el insomnio aumenta los niveles en sangre de las hormonas del estrés, lo que a su vez eleva la tensión arterial pudiendo provocar una insuficiencia cardíaca.

Al dormir, nuestro cuerpo se relaja y produce hormonas como la serotonina que contrarresta los efectos de las hormonas del estrés, por eso es imprescindible dormir las horas que necesitamos.

Más inteligentes y más creativos

Pero no sólo se ha demostrado que dormir y descansar adecuadamente nos hace más fuertes frente al dolor, existen también numerosos estudios que establecen una relación directa entre disfrutar de un buen sueño y nuestra inteligencia, afirmando que dormir bien nos hace más inteligentes.

Según las investigaciones, un óptimo descanso protege nuestro cerebro. Cuando entramos en la fase REM del sueño, el cerebro produce una mayor cantidad de las células encargadas de proteger a nuestras neuronas, pudiendo llegar al doble de su producción habitual.

Dormir más

Por el contrario, si no descansamos adecuadamente aumenta la muerte de células cerebrales y se ponen en marcha los mecanismos que provocan el estrés, pudiendo traernos problemas a largo plazo.

Otros estudios señalan, además, que el acto de soñar puede mejorar la memoria y estimular la creatividad, disfrutar de un sueño profundo y reparador nos ayuda a refrescar nuestro intelecto y a enfrentarnos a problemas de una forma más novedosa.

Y es que no dormir las horas que necesitamos nos afecta hasta en el peso, se ha comprobado que no descansar adecuadamente hace que nuestro metabolismo se vea alterado, pudiendo producirse un desajuste hormonal. Dicho desajuste hará que aumente la hormona encargada de darnos la sensación de hambre y como consecuencia tendamos a comer más.

Dormir nos hace incluso más guapos

Y es que la típica frase que dicen muchas modelos afirmando que su secreto de belleza es dormir bien no es ningún farol. ¿Quién no se ha mirado al espejo después de una noche de insomnio y ha pensado “que mala cara tengo”?

dormir más

Si esa falta de sueño es crónica y a diario tenemos carencia de horas de descanso, ese efecto irá en aumento, haciendo que poco a poco nuestro aspecto saludable y nuestro atractivo vaya menguando.

Al dormir poco, nuestras líneas de expresión se van marcando más, al tiempo que se reduce la elasticidad, por lo que nuestro aspecto se ve más envejecido, además no damos tiempo suficiente para que nuestra piel se regenere después de todo un día luchando contra el exterior, con la luz, el polvo, el sudor…

Descansar bien, algo imprescindible

Como comentábamos al principio, nuestro vertiginoso día a día a veces no nos permite darle al descanso la importancia que requiere. Debemos concienciarnos que adoptar unos buenos hábitos a la hora de irse a la cama es fundamental para cuidarnos y poder seguir con nuestra rutina.

Dormir más

Podemos seguir algunos consejos que nos ayudarán a conciliar el sueño y a dormir de un tirón, tales como cenar algo ligero, prescindiendo de la cafeína y otros excitantes que puedan despejarnos, relajarnos con una reconfortante ducha que nos dejará como nuevos, ponernos música tranquila y cerrar los ojos para descansar la vista y despejar la mente, leer durante un rato un buen libro, evitando en lo posible ver la televisión para no espabilarnos… cualquier cosa que nos relaje y nos prepare para meternos en la cama y disfrutar de un buen descanso.

Por la mañana nos sentiremos más fuertes, más sanos y hasta nos veremos más guapos al mirarnos al espejo.

❮ AnteriorSiguiente ❯

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: ZIA6 S.L . Finalidad: gestionar el envío de la información que nos solicita. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad