Masa ósea y cadera, cuidados a tener en cuenta

La cadera es una de las articulaciones más importantes de nuestro cuerpo. Se encarga de soportar el peso del tronco y es clave para mantener el equilibrio. Ante cualquier dolencia es aconsejable acudir a un especialista que valore nuestro caso.

Antes de hablar de cómo podemos cuidar la cadera, vamos a comentar el complejo entramado de huesos, músculos, ligamentos que forman esta articulación tan importante para nuestro cuerpo.

¿Qué compone la cadera?

La cadera, como hemos dicho es una articulación, une dos huesos del cuerpo: el coxal y el fémur. Es decir, une el tronco con las piernas. Por lo que, soporta el peso de la parte superior del cuerpo, tanto si estamos en movimiento como quietos en posición vertical.

Una cadera sana está compuesta por varios elementos: el acetábulo (de forma cóncava) y la cabeza del fémur (de forma convexa). Entre estos dos elementos se encuentra una membrana llamada rodete cotiloideo, que es cartilaginosa. Toda la articulación está englobada en una cápsula, la cápsula sinovial, que está llena de líquido sinovial. Además, encontramos cuatro ligamentos que refuerzan la cadera. Todo ello, también, está rodeado de músculos, que dan flexibilidad y permiten los movimientos de la cadera.

¿Cómo cuidar la cadera?

Como siempre os recomendamos, para mantener sano y fuerte nuestro cuerpo es fundamental realizar ejercicio físico (adecuado a cada edad y condición física), una alimentación equilibrada y un buen descanso. Además, en este caso, es fundamental evitar al máximo caídas y movimientos bruscos, que pueden dañar la cadera.

El ejercicio ayuda a mantener los músculos fuertes, por lo que al estar fortalecidos, protegen mejor el hueso de posibles impactos. Es importante realizar actividades físicas que estén acordes a nuestra forma y nuestra edad. Un fisioterapetua o especilista deportivo te puede indicar que tipo de ejercicios son los más adecuados para ti. En el caso de cadera, es importante evitar los deportes de impacto, que acaban dañando las articulaciones.

Respecto a la alimentación, la cadera necesita una serie de minerales y vitaminas. Es fundamental el calcio, para mantener los huesos fuertes. Grandes fuentes de calcio son los lácteos (yogures, cuajadas, quesos…). Pero, también son recomendables alimentos ricos en magnesio y selenio (cereales y frutos secos), en ácido hialurónico (pescados como el rape y el bacalao). Alimentos que hidraten la articulación: zanahoria, col o apio. Alimentos que tengan propiedades antiinflamatorias (batata, boniato, piña, cúrcuma).

alimentos cadera

El tercer factor, el descanso, es fundamental dormir entre 7 u 8 horas al día. Durante el sueño, nuestro cuerpo se recupera del esfuerzo realizado durante el día. Cada persona, en función de sus gustos y necesidades, debe dormir sobre el colchón más adecuado para ella. Si necesitas consejo para elegir tu mejor colchón, no dudes en llamar al teléfono gratuito 900.701.086. Los expertos en descanso de Colchones.es te asesoran sin compromiso. Están disponibles de lunes a viernes de 8 a 20 horas.

Problemas de cadera

Son varias las dolencias que pueden afectar a la cadera y que merman nuestro bienestar y calidad de vida. Reiteramos que ante cualquier dolor o molestia, es importante acudir a un médico, para que valore nuestro caso.

Entre los problemas de cadera más usuales encontramos: la artrosis de cadera (desgaste progresivo del cartílago), artritis de cadera (inflamación), fractura de cadera (fractura de la cabeza del fémur).

Suscríbete por email
Etiquetas: artritis de cadera | artrosis de cadera | cadera | fémur | fractura de cadera | problemas de cadera

Autor: Inma Moltó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *