Cuándo voltear el colchón y girarlo para su buen mantenimiento

¡Hola amigos del descanso! Soy Dámaris, hoy empiezo a colaborar en este blog con muchísima ilusión ¡espero seros de ayuda! Seguramente muchos de vosotros recordaréis los sabios consejos de nuestras madres, entre ellos, que hay que voltear el colchón de vez en cuando, si queremos conservarlo en buen estado.

Pero, realmente, ¿cada cuánto tiempo hay que voltear el colchón? Y sobre todo, ¿cómo hay que hacerlo? Si tenéis una madre de ideas fijas como la mía, lo haréis cada semana o cada dos semanas, pero este esfuerzo es innecesario, ya que ni hay que hacerlo cada tan pocos días, ni todos los colchones necesitan ser volteados.

Es muy importante seguir las indicaciones del fabricante o del distribuidor. En Colchones.es en cada una de nuestras fichas de producto hay una pestaña en la que se indica cómo mantener el colchón. Lo vemos en la imagen siguiente correspondiente a la ficha del modelo Hyltton de nuestra marca propia Descansor. Como observamos en este caso sólo debemos girar el colchón de pies a cabeza, no lo voltearemos ya que sólo cuenta con acolchado a una cara, que siempre deberá estar en contacto con el cuerpo del durmiente.

(Nota: este colchón ha sido anulado de nuestra web en diciembre de 2016. Si lo encuentras en alguna tienda quizás puedas negociar un precio de liquidación)

mantenimiento-hyltton

Una vez que tenemos claro si nuestro colchón puede o no voltearse, veamos cómo y cada cuánto tiempo debemos girarlo y darle la vuelta. En Colchones.es hemos preparado un vídeo en el que os contamos cómo hacerlo y cuándo. ¡A ver qué os parece!

Para voltear el colchón, sobre todo si es un colchón de matrimonio, se recomienda que se haga entre dos personas, de esta forma evitaremos posibles lesiones de espalda o accidentes innecesarios. Si se trata de un colchón individual -y poco pesado- podemos hacerlo solos.

En primer lugar, se aconseja quitar la ropa de la cama: mantas, sábanas, fundas… De esta manera, será más fácil voltear el colchón.

Seguidamente, nos colocamos al borde de la cama, de pie, levantamos el colchón lentamente entre las dos personas y lo deslizamos suavemente hacia nosotros, es decir, hasta el borde de la cama.

En el siguiente paso, apoyamos una de las rodillas en la cama, así tendremos más fuerza y equilibrio para levantar el colchón. Después, lo colocamos en posición vertical y muy pausadamente lo iremos dejando caer hasta el borde opuesto de la cama, derecha o izquierda, esto dependerá del lado en que estemos.

Finalmente, nos aseguramos que el colchón está completamente ajustado a los bordes de la cama, para ello y con la ayuda de nuestro compañero, lo iremos deslizando, despacio, sobre su base.

En líneas generales se recomienda voltear el colchón 4 veces al año, cada tres meses, es decir en el mes tres lo giramos, en el mes seis lo volteamos, en el nueve lo giramos y en el doce lo volteamos. De esta manera, evitaremos que las propiedades de nuestros colchones se desgasten y que se mantengan como el primer día.

Hay que tener en cuenta que, cada tipo de colchón, necesita un cuidado determinado, por este motivo, es muy importante saber qué tipo de colchón es el nuestro, así podremos seguir las sencillas instrucciones que muestro a continuación para cada uno de ellos:

Colchones de viscoelástica

Estos colchones son ideales cuando dormimos junto a otra persona. Gracias a la viscoelástica conseguimos un descanso profundo y continuado, ya que, con este tipo de colchones, apenas notaremos el ruido o movimiento que haga la persona que esta durmiendo en el mismo colchón.

Si el colchón tiene 2 caras de viscoelástica se recomienda voltear el colchón mínimo cada 3 meses, al igual que girarlo de pies a cabeza.

Por el contrario, si solo tiene 1 cara de viscoelástica, deberá usarse sobre esa cara y nunca voltearse, ya que si lo hacemos, no podremos disfrutar de las propiedades del colchón de viscoelástica.

Para este tipo de colchones se aconseja utilizar como base un somier laminado, ya que así, se proporciona una mejor transpiración al colchón y se evitan humedades.

colchones-visco

Colchones de látex

Estos colchones están especialmente indicados para las personas a las que les gusta dormir en colchones adaptables, ya que el látex se adapta totalmente a la forma del cuerpo eliminando la presión sobre los músculos.

Se aconseja girar y voltear el colchón de látex cada 3 meses, ya que de esta forma, evitaremos que el colchón pierda sus propiedades.

Los colchones de látex necesitan una mayor transpiración, por este motivo se indica, que utilicen una base laminada, como por ejemplo canapés con tapa de láminas.

Colchones de muelles

Estos colchones suelen ser los preferidos para los que duermen en pareja. Sus muelles facilitan una adaptabilidad progresiva a cada cuerpo. Destacan los de muelle ensacado, que además aporta la máxima independencia de lechos.

Los colchones de muelles se tienen que voltear y girar cada 3 meses. De esta manera, nuestro colchón estará en óptimas condiciones durante muchos años.

Para este tipo de colchones es preferible usar una tabla tapizada como base, los muelles apoyarán, todos, de forma horizontal, sin deformarse y trabajando adecuadamente. La transpirabilidad del núcleo es suficiente de por sí.

colchones-muelles

Colchones de espumación HR

Estos colchones pertenecen a la nueva generación de colchones sin muelles. Se caracterizan por su gran adaptabilidad al cuerpo y una suficiente transpiración, por lo cual, no da sensación de calor al cuerpo mientras dormimos.

Para impedir que el colchón de espumación HR pierda sus características se recomienda voltear y girar el colchón cada 3 meses.

Una base tapizada es ideal para utilizar como base para los colchones de espumación HR (espuma de alta resiliencia), así conseguiremos un mayor rendimiento de nuestro colchón y un buen reposo.

Condiciones de uso

La limpieza y el mantenimiento de los colchones es muy importante, ya que depende del buen estado de éstos, nuestro correcto descanso. Por este motivo, se recomienda, además de girar y voltear el colchón de forma periódica, seguir esta serie de consejos básicos para lograr que nuestros colchones se mantengan en perfecta estado.

  • Ventilar el colchón diariamente.
  • Montar bien la cama.
  • Utilizar una funda transpirable para proteger el colchón.
  • Lavar la funda de manera regular.
  • Limpiar con una aspiradora la superficie del colchón, al menos una vez al mes, para eliminar los ácaros (en colchones sin fibras en su acolchado, para evitar romperlas y extraerlas).
  • Utilizar una base adecuada para el tipo de colchón que estemos utilizando.
  • Cuidado con el uso del colchón, por ejemplo, evite saltar de pie encima de él.
  • Seguir los consejos de los fabricantes de nuestro colchón y leer la guía de mantenimiento.

Un colchón en perfectas condiciones nos proporcionará un mayor descanso, por lo tanto, un buen mantenimiento y cuidado de éste, nos aportará muchos años de felices sueños.

¿Cómo eliminar los ácaros de los colchones?

Los ácaros son unos artrópodos de la familia de las arañas, invisibles al ojo humano y pueden ser causantes de enfermedades respiratorias como las alergias. Los ácaros se alimentan de las escamas de piel que se desprenden de nuestro cuerpo y la humedad es un factor determinante para su reproducción. También pueden alimentarse de hongos y esporas. Eliminar los ácaros, estos molestos bichitos, no es un trabajo sencillo. Si tenemos animales en casa pueden ser un foco de que favorezca su reproducción.

Los colchones con acolchado de fibras son los colchones que más ventilan. En ellos es más difícil que se consoliden las humedades, y por tanto las suciedades, que es el alimento de los ácaros, la causa de que proliferen.

Leer más