El sueño ayuda a regular la tensión arterial

Las personas que tienen problemas de tensión arterial son más propensas a sufrir enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares. Una alimentación controlada, baja en sal, ejercicio físico y dormir entre 7 u 8 horas les ayudan a regular su tensión arterial.

La tensión arterial es la presión o fuerza con la que la sangre golpea las paredes de las arterias. Cuando el corazón late, expulsa sangre contra los vasos sanguíneas, la medida de esta presión es la tensión alta o sistólica. Cuando el corazón se encuentra en reposo, entre un latido y otro, la presión es la mínima, esta se conoce como baja o diastólica.

Tensión arterial: baja, alta o normal

Los parámetros que marcan la presión arterial se delimitan en un valor de tensión alta y uno baja. Lo normal es que esta medida se sitúe en 120/80 mmHG. Por encima de este valor, la persona tendrá tensión alta, por debajo, la tensión es baja.

Hipertensión

Cuando al tomarnos la tensión los valores superan a los 120/80, tendremos hipertensión. Cuando esta hipertensión es recurrente o muy elevada, es importante acudir cuanto antes a un especialista. Ya que la tensión alta puede desembocar en enfermedades cardiovasculares, en accidentes cerebrovasculares, en problemas de riñón, cognitivos, oculares…

tensión arterial

Tensión baja, seguro de vida

En el caso contrario, puede ser que una persona sea propensa a tensión baja. Si es así, podemos sentirnos mareados, cansados, nos cueste llevar una vida normal. Ayuda tomar alimentos ricos en sal, que elevan la tensión y nos hace recuperar la vitalidad. Siempre se ha dicho, que la tensión baja es un seguro de vida.

Cómo controlar la tensión arterial

Cuando tengamos problemas de tensión arterial es importante acudir a nuestro médico de cabecera para que nos dé unas pautas de cómo actuar. En la gran mayoría de los casos el especialista recomienda cambios en nuestros hábitos de vida. También puede pautar medicación, cuando sea necesario.

Si una persona padece hipertensión, una alimentación baja o sin sal, la relajación, la no ingesta de alcohol, el ejercicio diario (apropiado a su edad), son hábitos que se deben incluir para controlar esa tensión.

Otro factor que ayuda a controlar la tensión y mantenerla en los valores normales es el descanso. Los expertos aseguran que dormir entre 7 u 8 horas beneficia a las personas que sufren de hipertensión.

Los beneficios de un buen descanso

Hay estudios que encuentran relación entre la presión arterial alta y dormir menos de 6 horas. La Clínica Mayo señala que las personas que duermen 5 horas o menos tiene un mayor riesgo de sufrir hipertensión o de empeorar esta dolencia sí ya la padecen.

El sueño tiene muchas propiedades curativas y saludables. Mientras dormimos nuestro cuerpo se recupera del esfuerzo diario y se recarga de energía. Además, durante las horas de sueño se regulan las hormonas responsables del estrés. Si no descansamos bien, estas hormonas no reducen el estrés y esto conlleva un aumento de la tensión arterial.

Por tanto, si sufres de tensión arterial es importante dormir adecuadamente, entre 7 u 8 horas, las personas adultas. La alimentación saludable, baja en sal, y el ejercicio diario, son otros de los hábitos que debes añadir a tu día a día. Cuida tu tensión es importante mantenerla en los niveles correctos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: ZIA6 S.L . Finalidad: gestionar el envío de la información que nos solicita. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad