El blanco de los ojos y los problemas para dormir

La esclera o blanco de los ojos es una parte muy sensible de nuestro cuerpo. Según el color que tenga, pueden incluso intuirse algunas enfermedades hepáticas. Pero la mayoría de las veces lo que podemos encontrarnos es alguna alteración, irritación o problemas en el ojo debido a problemas puntuales o aspectos más serios que debería ver un oftalmólogo.

El ojo es un órgano central para nuestro bienestar. Dormir adecuadamente nos ayuda a prevenir irritaciones y enfermedades de los ojos, pero hoy vamos a daros algunos consejos importantes que también hay que tener en cuenta si queremos cuidar el blanco de los ojos.

el blanco de los ojos

El blanco de los ojos, la esclera y la conjuntiva

La esclera o esclerótica es la parte blanca de nuestro globo ocular; la conjuntiva es una membrana que se encuentra entre la superficie interna del párpado y la esclera. Cuando tenemos una inflamación en este área, decimos que tenemos una conjuntivitis.

Los problemas en la conjuntiva pueden deberse a muchas razones, pero el color nos puede resultar como un indicador de lo que está ocurriendo.

  • Si el blanco de los ojos toma un tono amarillento, puede ser un signo de un problema hepático (enfermedades del hígado). En estos casos, lo recomendable es acudir inmediatamente a nuestro médico para comprobar qué es lo que tenemos.
  • Los ojos enrojecidos pueden ser un problema bastante común, aunque puede ser algo puntual. El contacto muy cercano con el tabaco, no haber dormido bien o estar hasta altas horas de la madrugada despierto puede contribuir al ojo rojo. También mirar una fuente de luz durante muchas horas, por ejemplo observar la pantalla del ordenador.
  • Los ojos que tonan un color rosáceo o seco pueden indicar problemas por el síndrome del ojo seco (SOS), lo que indica que nuestro ojo requiere de mayor lubricación en la superficie ocular, ya que existe una cantidad de lágrimas insuficiente.

No es necesario alarmarse si vemos que, por ejemplo, el blanco del ojo muestra algunas venas diminutas en los laterales, ya que esto forma parte de la natural irrigación del ojo. Sí que debemos tener en cuenta que, cuanto más mayores nos hacemos, los ojos pueden volverse más sensibles y puede haber un enrojecimiento mayor.

Alteraciones oculares importantes

No obstante, sí que hay alteraciones de los ojos ante las que hay que estar muy precavidos:

  • Es importante también detectar posibles manchas o bultos. Estos se producen porque puede haber una elevación en el blanco de los ojos. En estos casos, debemos tratar de evitar los ambientes de irritación, además de utilizar alguna lágrima artificial o colirio.
  • Otro problema puede ser que se aprecien manchas grises en la conjuntiva. Esto es un indicador de que puede haber pecas en el blanco del ojo, ante lo que conviene llevar a cabo una revisión en el oftalmólogo. Tengamos en cuenta que en nuestro ojo está penetrando la luz continuamente, por lo que tiene un mayor riesgo.

Debemos tener en cuenta que, cuando tenemos los ojos rojos, esto se debe generalmente a una inflamación de los vasos sanguíneos en la esclerótica o el blanco de los ojos, debido a la sequedad o a un exceso de exposición a la luz solar que ha provocado una inflamación, cuando no un problema médico grave. Así lo explican en la revista Muy interesante.

problema ojos rojos

Qué produce las irritaciones de los ojos

Hay muchos agentes que puede dañar el blanco de los ojos y ante los que debes protegerte. Los alérgenos suspendidos en el aire, el polvo, el humo del tabaco, vapores en el aire, productos químicos como el cloro de las piscinas, o por supuesto la exposición continuada a la luz.

Los problemas que pueden derivarse de estas causas de los ojos rojos pueden ser diversos, desde la conjuntivitis hasta las alergias oculares, los ojos secos o la fatiga ocular.

Si quieres proteger tus ojos de posibles infecciones, inflamaciones o alteraciones, es importante que pongas en práctica algunos consejos para cuidar la salud de tus ojos.

Cómo proteger tus ojos de posibles irritaciones

¿Qué podemos hacer nosotros para cubrir nuestros ojos?, ¿cómo tomar medidas para cuidar mejor el blanco de los ojos para que tengan un color normal y que nuestros ojos puedan estar más sanos? Veamos algunos consejos.

  • Ten cuidado con la pintura de pestañas y maquillaje. Hay productos que tienen mucha resistencia al agua, por lo que desmaquillar es muy difícil, y aunque no los veas, pueden todavía quedar algunos restos. También hay geles para desmaquillar que pueden producir irritaciones.
  • Asegúrate también de que tus lentillas (si las usas) estén bien limpias. El borde de la lentilla entra en contacto con la conjuntiva, por lo que si están sucias, es muy fácil que la suciedad se traspase al blanco del ojo y se puedan producir inflamaciones.
  • Acuérdate de parpadear. La sociedad en la que vivimos hoy, llena de pantallas de todo tipo (ordenadores, teléfonos, etc.), hace que tendamos a pasar más tiempo sin parpadear. Esto provoca que el ojo esté menos húmedo, por lo que tiene una menor protección. Siempre que estés trabajando con un ordenador o usando tu teléfono móvil o tablet, recuerda que debes parpadear entre unas 15 y 20 veces por minuto.
  • Utiliza gafas de sol. Las gafas de sol también pueden ayudarte a proteger el blanco de tus ojos de la sobre-exposición a la luz solar. Ten en cuenta que tus ojos están expuestos constantemente a la luz, salvo las horas de la noche.

Las molestias en los ojos o la picazón también pueden presentarse a menudo en las personas con ojos rojos, o con alguna irritación en el blanco de los ojos. Si además de esto empezamos a experimentar visión borrosa o algún otro problema ocular, es imprescindible acudir a nuestro médico lo antes posible.

Ante la imposibilidad de saber exactamente por qué se produce el picor, o tener un color diferente en el blanco de los ojos, debemos acudir a nuestro médico de cabecera y a un oftalmólogo para analizar en profundidad por qué se produce este problema.

Desde Colchones.es os animamos a cuidar vuestra salud ocular, ya que es una de las partes esenciales de nuestro cuerpo que requieren descanso durante la noche. El objetivo es que tus ojos se puedan ver más blancos y puedas prevenir trastornos más graves en la visión.

Suscríbete por email
Etiquetas: blanco de los ojos | conjuntiva del ojo | esclera | ojos rojos | problemas de ojos al dormir

Autor: Samuel Juliá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *