Dolor de cuello y contracturas. Ejercicios y prevención

Un mal común que prácticamente todos hemos sufrido en algún momento de nuestras vidas es el dolor de cuello y contracturas. Un mal movimiento puede ser suficiente para que nuestro cuello haga ese temido “clac” que nos deja sin aliento y sin poder movernos, algo tan simple como mirar el móvil y levantar la cabeza demasiado rápido puede ocasionarnos unos días de dolor insoportable.

Cómo prevenir el dolor de cuello

El ejercicio es clave para prevenir estas crisis, el movimiento aunque sea leve, favorece la circulación, al sistema linfático que es el que elimina todas las toxinas del organismo, favorece también al músculo ya que hace que éste trabaje y sea más complicado sufrir una contractura.

dolor de cuello y contracturas

Descansar adecuadamente es otro de los factores clave a la hora de evitar los dolores en el cuello, disfrutar de un correcto descanso hace que nuestros músculos estén relajados. Las almohadas cervicales son grandes aliadas para evitar el dolor de cuello.

VER ALMOHADAS CERVICALES A LA VENTA EN COLCHONES.ES

Debemos cuidar al máximo nuestros hábitos diarios para evitar en la medida de lo posible realizar esas acciones que pueden llegar a provocarnos esta dolencia. Muchos de nosotros debido al trabajo, pasamos varias horas sentados frente a un ordenador, lo que habitualmente suele desencadenar en calambres y dolores de cuello y espalda, tendemos a adoptar malas posturas y a encorvarnos. Esto hay que corregirlo, lo idóneo sería poder levantarnos unos minutos y descansar los músculos cada hora aproximadamente, igualmente es recomendable cambiar de posición habitualmente, todo ello acompañado de intentar sentarnos con la espalda lo más recta posible.

dolor de cuello y contracturas

Si el dolor persiste lo indicado es consultar con nuestro médico, hay medicación que puede ayudarnos a aliviar esa molestia, puede que el especialista nos recete algún analgésico para que el dolor desaparezca, si la contractura es considerable lo más probable es que tengamos que tomar algún antiinflamatorio que además de eliminar el daño eliminará también la inflamación.

Todo ello siempre bajo prescripción médica, ya que automedicarnos y abusar de estas sustancias puede provocarnos el efecto contrario y puede llegar a provocarnos una úlcera gástrica.

Remedios alternativos

Otra opción para eliminar el dolor de cuello y las contracturas es la mesoterapia, esta técnica calma el dolor mediante la infiltración de productos naturales con agujas. Estos productos son bioreguladores de la inflamación que se pinchan en el mesodermo de la piel y ayuda a bajar esa inflación de manera local. Se utiliza para multitud de problemas como contracturas o artrosis y su mayor ventaja es que no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios.

También podemos usar la acupuntura, esta técnica nos realiza pequeños pinchazos que frenan el dolor en puntos clave y se recomienda por supuesto que la realice un profesional.

dolor de cuello y contracturas

Cuidar nuestro peso también es un punto fundamental a la hora de prevenir posibles contracturas o dolores lumbares, a más peso más dolor, hay que tener en cuenta que cada kilo de más, nuestro cuerpo lo sufre, es un peso adicional para nuestra espalda, nuestras rodillas y nuestros músculos en general.

Para evitar sufrir sobrepeso es importante cuidar nuestro estilo de vida y nuestra alimentación, no solo para perder esos kilos que puede que nos sobren, sino también para fortalecer nuestros músculos. Un elemento que debe de ser imprescindible en nuestra dieta es el magnesio, este mineral está presente en los cereales como el arroz integral, las verduras y las legumbres también poseen cantidades considerables de magnesio.

Dolor de cuello y contracturas

Si queremos evitar el dolor de cuello y el sufrir alguna contractura debemos adaptar nuestros hábitos diarios, una buena alimentación, descansar bien, cuidar las posturas en nuestro lugar de trabajo y realizar ejercicio nos ayudará a mantener nuestros músculos relajados y fuertes.

Suscríbete por email
Etiquetas: acupuntura | almohadas cervicales | contracturas | dieta rica en magnesio | dolor cervical | dolor de cuello | ejercicios para el dolor cervical | vida saludable

Autor: Sheila Mezcua Galán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *