Consecuencias de dormir mal

Que dormir mal por las noches tiene consecuencias, no es nada nuevo. La primera de ellas, nuestro cambio de humor. Ver que van pasando las horas en el reloj, que la ciudad está en silencio y no podemos conciliar el sueño, nos suele poner de mal humor y nuestros pensamientos se disparan, lo que no nos beneficia en absoluto para volver a dormirnos.

Muchas pueden ser las causas de esta dificultad para dormir, que influye mucho en la calidad de nuestra vida. En el post de hoy veremos lo que conlleva no descansar bien por las noches. ¿Quieres saber las consecuencias de dormir mal?

Cerca del 20% de las personas sufren insomnio, con consecuencias importantes para la salud. Y es que las consecuencias de no descansar correctamente pueden clasificarse en distintos órdenes, desde problemas de salud hasta accidentes laborales o domésticos. Os lo contamos:

  • Aumenta el estrés. Cuando no dormimos bien estamos más tensos e irascibles. Las cosas nos afectan más negativamente y esto provoca un aumento en nuestro nivel de estrés.
  • Pérdida de concentración y trastornos en el rendimiento intelectual.
  • Efectos en la memoria e incluso pérdida de la misma. El sueño limpia la memoria a corto plazo y deja espacio para más información. Si no dormimos o dormimos mal, este proceso no se efectúa y se ve reducida la capacidad de asimilar conocimientos en casi un 40 por ciento. Además, también se producen pérdidas de memoria y recuerdo, la persona se vuelve más lenta y menos precisa, por eso, la falta de sueño puede provocar una alteración en el habla y dificultad para aprender, crear y resolver problemas.Consecuencias de dormir mal
  • Locura temporal o enfermedad psiquiátrica. Diversas pruebas para estudiar la falta de sueño durante varios días dieron como resultado que, después del tercer día sin dormir, suelen manifestarse alucinaciones y locura temporal. Y la probabilidad de sufrir alguna enfermedad psiquiátrica aumenta en un 40 por ciento cuando los problemas para dormir se vuelven crónicos.
  • Bajo estado de ánimo. Cuando no dormimos bien estamos más tristes y sufrimos más cambios de humor. Esto puede derivar en depresiones o cuadros de ansiedad.
  • Accidentes laborales o domésticos. Dormir poco, nada o mal hace que tengamos menos vitalidad, agilidad y reflejos. Además afecta a la coordinación ocular lo que, según un estudio de la Fundación Nacional del Sueño de EEUU, hace que las personas que duermen poco o mal tengan mayor riesgo de sufrir accidentes domésticos y de tráfico.
  • Se produce una disminución de la temperatura corporal basal, responsable, entre otras factores, de la constancia del ritmo cardíaco. Por lo tanto, en estas circunstancias pueden observarse arritmias o paradas cardio-respiratorias nocturnas.
  • Debido a la mala oxigenación nocturna se puede producir hipertensión arterial, ataques cerebrales, síndrome metabólico,…
  • Aumenta el riesgo de sufrir cáncer. Según un estudio realizado por un investigador israelí, la fragmentación del sueño continuamente durante la noche, aumenta el riesgo de cáncer debido a que se debilita el sistema inmunitario causando un cambio químico en las células conocidas como macrófagos. Y estas células, que ayudan a combatir a las cancerígenas, cambian su dinámica y comienzan a ayudarlas, estimulando de esta forma el crecimiento de tumores.
  • Disminuye la capacidad de procesar la glucosa. La falta de sueño también repercute en la habilidad para procesar la glucosa, lo que puede provocar altos niveles de azúcar en la sangre y favorecer la diabetes o un aumento de peso.
  • Dolores estomacales y trastornos gastrointestinales.
  • Aumentan las probabilidades de coger catarros o gripes.
  • A largo plazo aumenta el riesgo de padecer hiperalgesia o aumento de la percepción de dolor, temblores, envejecimiento precoz, agotamiento,  o aumento de probabilidad de contraer infecciones por afectación del sistema inmunitario.

Para la mayoría de los investigadores es necesario dormir entre 6 y 8 horas diarias para rendir en el trabajo y que nuestra salud sea buena, ya que de no hacerlo tendría a la larga graves consecuencias y afectaría a nuestro sistema nervioso, reflejos, estado emocional, etc. como hemos visto.

¿Te cuesta dormir? Sufres las consecuencias de dormir mal. Nos puedes contar tus opiniones sobre este tema en el campo de comentarios. Gracias.

Deja tu correo electrónico:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *