Beneficios de dormir la siesta

La siesta es uno de nuestros bienes más preciados, se dice que la inventamos los españoles. Hoy la hemos exportado a muchos lugares, ha llegado incluso hasta nuestras antípodas, donde existen hoteles que ofrecen una cama para dormir ese ratito. En este post vamos a ver por qué hay que dormir una pequeña siesta después de comer.

El mejor momento para iniciar una siesta es como os decía justo después de comer y puede tener una duración variable, entre media hora y una hora y media. Aunque los expertos recomiendan no alargarla en exceso, todo depende de la edad.

Para los adultos con 20-30 minutos basta, nos ayudará a afrontar con energía la tarde y nos ayudará a reposar la comida. Si es en un sofá cómodo mejor. Si dormimos la siesta en la cama, puede que la alarguemos en exceso, pero todo depende de los gustos o la comodidad del sofá de cada uno.

siesta

En el caso de los bebés y niños, lo mejor es una siesta más larga, a poder ser en la cuna o en la cama. Su descanso después de comer debe ser más duradero para que el alimento se digiera mejor y se convierta en energía.

Las personas muy mayores y enfermos también es conveniente que tomen siestas más largas y en la cama. Su cuerpo necesita periodos de descanso más largos para recuperar fuerzas.

Suscríbete por email
Etiquetas: beneficios de dormir la siesta | dormir la siesta | echarse la siesta

Autor: Jose Antonio Cortés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *