Cuántas horas deben dormir los adultos de entre 26 a 64 años

Luisa de Aranjuez (Madrid) nos pregunta cuántas horas deben dormir los adultos. Nos dice que ella tiene 50 años y duerme unas seis horas de tirón por la noche, pero que nota que su cuerpo necesita más horas de sueño.

Para responder a Luisa, acudimos a expertos del sueño a nivel internacional. En concreto, a la Fundación del Sueño de Estados Unidos. Esta fundación señala que los adultos entre 26 a 64 años deben dormir entre siete u ocho horas. Y mejor si pudieran alargar este tiempo a 9 horas al día.

Fijándonos en los que dice la Sociedad Española del Sueño, el descanso es fundamental para tener un estado de salud y mental correcto. Las necesidades de descanso de una persona atienden a varios factores, entre ellos la edad, genética, individuales de cada persona.

Colchones para dormir de lado

Cada edad tiene unas necesidades de sueño determinadas, concretamente, las horas que deben dormir los adultos de entre 26 a 64 años se sitúan en esas siete u ocho horas que dice la National Sleep Foundation de EEUU.

Con los años, el estrés, las preocupaciones, las obligaciones aumentan y nos quitan el sueño. Es importante para mantenerse sanos dormir las horas necesarias, llevar una alimentación saludable y realizar ejercicio físico diario. Estas prácticas saludables nos ayudan a vivir más relajados.

Un colchón para cada persona

Para dormir bien es muy importante hacerlo sobre un colchón adecuado a nuestra fisionomía y gustos. No es lo mismo el colchón que necesita un durmiente con peso elevado, un caluroso, un deportista, una pareja… Cada persona tiene un tipo de colchón adecuado.

Las personas con pesos elevados, además de dormir sobre colchones de gran resistencia y durabilidad, necesitan colchones firmes que no acojan en exceso su cuerpo. Si el colchón les abraza se pueden sentir agobiados. Además, el peso elevado suele implicar ser más calurosos, por lo que colchones con gruesas capas de acolchado, pueden agobiar. En estos casos, los mejores son colchones de muelles o muelles ensacados con acolchados inferiores a 2 cm de viscoelástica.

Las personas con bajo índice de masa corporal, duermen mejor sobre colchones con menor firmeza, para no notar presiones. En estos casos se suele buscar más adaptabilidad. Los colchones de menor firmeza y mayor adaptabilidad son los colchones de espumación HR y colchones de látex, con acolchados de más de 2 cm de viscoelástica. Estos colchones ofrecen un descanso más cálido y acogedor.

Para dormir en pareja, haya o no diferencia de pesos entre los durmientes, se recomiendan los colchones con un alta independencia de lechos. Esta característica permite que los movimientos de un lado no se trasladen al otro. Está muy presente en los colchones de muelles ensacados. Pero también se obtiene si se adquieren colchones gemelos, con dos bloques o núcleos diferenciados.

Las personas deportistas requieren de colchones firmes con cierta adaptabilidad, para que se permita la libre circulación de la sangre y así los músculos, huesos y órganos se recuperen del esfuerzo realizado durante la práctica de ejercicio. En el siguiente enlace podéis ver los colchones para deportistas que recomendamos en Colchones.es.

Los durmientes que tienen problemas de espalda, necesitan colchones que se adapten y ayuden a que la espalda, la columna tenga una posición ergonómica. No deben ejercer presión, pero sí ser de cierta firmeza media. En Colchones.es recomendamos los siguientes colchones para dolores lumbares.

Si quieres hacernos alguna consulta relacionada con el descanso, puedes escribirla en el campo de comentarios. También puedes llamar al teléfono gratuito 900.701.086, de lunes a viernes de 8 a 20 horas, para hablar con alguno de nuestros expertos.

Suscríbete por email
Etiquetas: adultos | de 26 a 64 años | descanso adultos | horas de descanso | horas de sueño | sueño adultos | vida saludable

Autor: Inma Moltó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *