¿Qué colchón comprar si peso muy poco?

Alfonso de Jérez nos pide consejo para elegir el mejor colchón según su peso corporal. Nos dice: ¿qué colchón comprar si peso muy poco? Hay algún tipo que está más recomendado para mi peso de 65 kilogramos.

Respondiendo a Alfonso y a todas aquellas personas que pesan muy poco, hemos de decir que en sí los materiales del núcleo no son condicionantes para este tipo de durmientes. Vale cualquier tecnología. Eso sí, los muelles ensacados pierden buena parte de su virtud. Leer más

Publicado en colchones, Colchones para mayores | Etiquetas: colchones deportistas | colchones firmes | colchones para delgados | colchones para flacos | colchones para parejas de peso distinto | colchones peso bajo | Deja un comentario
Suscríbete por email

Tipos de colchón que se pueden articular

Isabel de San Sebastián nos cuenta que su madre está enferma y ha de pasar mucho tiempo en cama, por ello está pensando en adquirir un somier articulado, pero tiene la duda de qué tipo de colchón comprar para apoyar sobre la cama articulada. No sabe si todos los tipos se pueden articular.

Está en lo cierto. No todos los tipos de colchones se pueden articular. Los colchones de muelles tradicionales o bonell bicónico no, y los de muelles ensacados, salvo algunas excepciones, no suelen estar preparados para camas articuladas. La razón es que al doblarlos, el muelle sufre y puede acabar deformándose y rompiéndose. Es importante preguntar al fabricante o al distribuidor si el muelle ensacado acepta la articulación. En Colchónes.es sólo ofrecemos un modelo de muelle ensacado que se puede articular: es el colchón Sensium de Pikolin.

pikolin-sensium

Los tipos de colchón que se pueden articular con seguridad son aquellos que cuentan con núcleos de espumación (espumación HR de alta resilencia, Airvex de Flex, Bultex de Pikolin) y con núcleos de látex. Además, estos colchones que se pueden articular son, dada su firmeza media o media baja, los más adecuados para el descanso de personas con dolencias que les obligan a permanecer mucho tiempo encamados. Ya que al no ejercer presión sobre el cuerpo, la espalda reposa en una posición saludable y se favorece la circulación sanguínea, evitando la aparición de úlceras o problemas circulatorios. Los colchones de látex ofrecen adaptabilidad total.

Para disfrutar de una mayor adaptabilidad en los colchones de espumación, os recomendamos que optéis por modelos que cuenten con acolchado de viscoelástica, este material reduce las presiones del colchón sobre el cuerpo del durmiente. Pero debéis tener en cuenta que a mayor grosor del acolchado, más difícil será moverse y más caluroso será el colchón. Para personas con peso elevado no se recomiendan acolchados de más de 2 cm de viscoelástica, ya que puede que la sensación de hundimiento les llegue a agobiar.

Las camas articuladas además de para durmientes enfermos, también se recomiendan para aquellas personas que tienen problemas circulatorios, ya que es conveniente que tengan elevadas las piernas cuando se encuentran descansando en posición horizontal. También es una buena elección para aquellas personas que les gusta leer en la cama, al elevarse la zona superior del colchón, la espalda no sufre, como sí lo hace cuando utilizamos para elevarnos almohadas o cojines. Son muy útiles y saludables también para aquellos durmientes que aprovechan las últimas horas del día para trabajar en la cama con el portátil, aunque os recordamos que esta práctica no es adecuada para conciliar el sueño.

Con el fin de ayudar a Isabel y aquellos clientes que buscan colchones para camas articuladas, en nuestra tienda online Colchones.es, se puede acceder directamente a este tipo de modelos, si estáis buscando un colchón articulable os recomendamos que visitéis este enlace, en el que podéis ver nuestro catálogo de colchones articulables. Si necesitáis consejo de expertos en descanso podéis llamar a nuestro teléfono gratuito 900.701.086. Están disponibles de lunes a viernes de 8 a 20 horas.

¿Es normal que la primera noche en un colchón de viscoelástica no se duerma bien?

Por lo general la primera noche con un nuevo colchón suele pasarse dando algunas vueltas de más y no descansando de la manera que lo hacemos de forma habitual. Cuando alguien nos pregunta, lo normal es que contestemos diciendo que pasamos mala noche porque extrañamos el colchón. Esta sensación desaparece de forma inmediata. La siguientes noches dormiremos como siempre.

En el caso de los colchones de viscoelástica la sensación es la misma, a no ser que seamos como José Juan de Pamplona que nos dice que él es de los que duerme a pierna suelta. Quizá nuestro amigo José no extrañe su viejo colchón, aunque lo haya cambiado por uno nuevo con acolchado visco.

Para todos los demás que nos cuesta un poco más conciliar el sueño, es normal que extrañemos el colchón las primeras noches. Pensad que en el caso de los colchones de viscoelástica, al dormir sobre ellos, la sensación es como que el colchón nos abraza. A más centímetros de visco en el acolchado más sensación de abrazo. De ahí que si no estamos acostumbrados porque, por ejemplo nuestro colchón anterior era de muelles sin ningún acolchado, un modelo de gran dureza, puede que pasemos una primera mala noche, pero a corto plazo notaréis los beneficios de la visco.

colchones-muelles-visco

Los colchones de viscoelástica se caracterizan por su gran adaptabilidad, que hace que nuestra espalda siempre esté en una posición correcta y nuestro descanso será saludable y confortable. Además al no ejercer presión sobre nuestro cuerpo favorece la circulación.

Os recomendamos que si os gusta moveros libremente en la cama, preferís un grado de firmeza mayor, pero sin sacrificar la gran adaptabilidad, elijáis colchones de viscoelástica de 1 o 2 cm como máximo. En caso contrario, vuestra libertad de movimiento será menor.

En nuestro teléfono gratuito de atención al cliente 900.701.086, podéis consultar a nuestros expertos cualquier duda que tengáis sobre descanso. Os atienden de lunes a viernes de 8 a 20 horas.

Cómo sé si mi colchón de látex está en buen estado o tengo que cambiarlo

Normalmente los fabricantes y expertos en descanso como la Asociación Española de la Cama (ASOCAMA) aconsejan cambiar de colchón cada diez años, se considera que pasado este tiempo la pieza ya no ofrece las mismas ventajas y beneficios para el durmiente y no aporta el mismo nivel de descanso. Sin embargo, pueden haber algunas excepciones. Todo dependerá de los materiales y calidad de la pieza. A mayor calidad se entiende una mayor durabilidad. Siempre y cuando hagamos un buen uso y mantenimiento.

Para saber si ha llegado la hora de renovar tu colchón, escucha a tu cuerpo. Si te levantas con dolor de espalda, cansado, dolorido, son síntomas de que algo falla en tu equipo de descanso.

colchon-latex

Además puedes observar el colchón. Si tiene muchas marcas o huellas, si notas menor adaptabilidad, está hundido en algunas zonas. Es hora de plantearte el cambio. Como os decimos en la sección de «Preguntas frecuentes» de nuestra tienda online: Con el paso del tiempo el uso continuado del colchón puede provocar un ligero hundimiento, esto se denomina “efecto huella” y se genera de forma natural en todos los colchones. Si la zona de hundimiento del colchón es superior a 3 cm debéis plantearos la sustitución de éste.

Respondiendo a otra de las dudas de Juan Luis de Tortosa os explicamos que un colchón de látex de buena calidad puede llegar a tener una vida útil de hasta 18 años, según el uso y mantenimiento que se haya hecho de él. Serán los colchones de látex natural de gran calidad y en consonancia de un precio muy elevado. Si hemos hecho un buen uso y mantenimiento de él y tu colchón no ha alcanzado el fin de su vida útil, no tiene porqué ser hora de cambiarlo.

La mejor forma de conservar en buenas condiciones durante su vida útil un colchón de látex es siguiendo estas pautas:

  • Ventilar el colchón entre cinco y diez minutos todos los días antes de hacer la cama. En verano conviene que sea un poco más de tiempo.
  • Limpiar la pieza con la aspiradora de forma suave, sin ejercer presión. Hacerlo al menos una vez al mes. Evitad limpiarlo con agua para que no se produzcan humedades y tampoco utilizar la limpieza en seco ya que puede dañarse la pieza.
  • Usar una funda protectora transpirable e impermeable. El colchón de látex necesita respirar.
  • Voltear el colchón con frecuencia. En los primeros seis meses es bueno hacerlo una vez a la semana, después bastará con una vez cada tres meses. Siempre y cuando el látex esté presente en ambas caras del colchón.
  • Girar el colchón de pies a cabeza cada tres meses para evitar marcas.
  • Apoyar el colchón sobre una base que le deje respirar. Lo mejor los somieres o canapés de láminas.

Si sigues estas instrucciones, tu equipo de descanso permanecerá perfecto durante su vida útil.

Si tenéis más dudas sobre los colchones de látex, podéis llamar a nuestro teléfono gratuito 900.701.086. Nuestros expertos os atienden de lunes a viernes de 8 a 20 horas.

¿Son suficientes 17 centímetros de alto para un colchón de pareja?

Los fabricantes y expertos en el mundo del descanso dicen que un colchón cómodo debe tener como mínimo un grosor de 15 centímetros. Por tanto los 17 cm que nos consulta Juan José de Mallorca serán suficientes para que una pareja duerma confortablemente. Debéis tener en cuenta que el grosor o alto del colchón suele ser de unos 23-25 cm. Pero como os hemos dicho esto no implica que una altura menor sea insuficiente. En su mayoría los colchones con un alto inferior a 20 centímetros están pensados para camas infantiles, tipo nido o literas, para sofás cama o para camas articuladas.

En esta cuestión debemos fijarnos en un elemento importante: los materiales que componen el colchón, según sean éstos será más conveniente un grosor mayor o menor.

colchones-flacos

En los colchones de muelles el grosor está relacionado con las capas de acolchado que acompañan al núcleo. A mayor número de ellas y por tanto mayor grosor de la pieza, el descanso será más confortable. Al igual que también aumenta su precio. A más acolchado, mayor precio.

En el caso de los colchones de goma espuma o espumación de alta densidad, látex o viscoelástica debemos fijarnos en el núcleo. Este tipo de piezas no requieren de tantas capas de acolchado ya que son muy confortables de por sí. De ahí que será suficiente con grosores no tan grandes.

Otro elemento que debemos tener en cuenta, es la altura a la que queda nuestra cama. Si somos muy altos, un colchón con poco grosor hará que nuestra cama quede baja y nos resultará más incómodo levantarnos y acostarnos en ella. Al igual que si elegimos un colchón con mucho grosor y no somos muy altos, a la hora de levantarnos nos costará mucho más.

En la web de Colchones.es puedes filtrar nuestros colchones por la altura del mismo. Puedes elegir entre modelos de menos de 20 cm, de 20 a 25 cm y colchones de más de 25 cm. Si necesitáis consejos para saber cuál es la mejor elección según sean vuestras características y necesidades de descanso, no dudéis en llamar a nuestro teléfono gratuito 900.701.086. Nuestro personal experto está disponible de lunes a viernes de 8 a 20 horas.

Tengo lumbalgia, ¿Qué colchón y base son recomendables para mí?

A la hora de elegir el mejor colchón, hay que tener muy en cuenta nuestras necesidades. En este caso, nuestra amiga María Juana de Águilas (Murcia) nos dice que sufre de dolores de espalda, concretamente padece lumbalgias y nos pide recomendación. Nuestro consejo es siempre acudir a vuestro médico especialista y que según sea vuestra dolencia os recomiende el tipo de colchón.

Con los años y según nuestra experiencia, si hemos de recomendar un tipo de colchón para las personas con dolores de espalda localizados en la zona de lumbago, sin duda sería los colchones de látex. Son los de mayor adaptabilidad y los que reducen al máximo los puntos de presión, permitiendo que la posición de la espalda durante el sueño sea lo más saludable posible.

En nuestro blog de Colchones.es hemos escrito muchos post sobre los dolores de espalda y en ellos os damos pautas sobre cómo cuidarnos y ejercicios que nos ayudarán a sentir mejor. Además encontraréis nuestras recomendaciones sobre el mejor colchón. En este enlace podéis ver alguno de estos artículos.

Como os decíamos en caso de sufrir lumbalgias, nuestro consejo es descansar sobre colchones de látex y sin duda el látex Talalay, de gran adaptabilidad y calidad es una de las mejores opciones. En nuestra tienda online tienes una interesante selección de colchones latex Talalay

A la hora de apoyar el colchón de látex, hay que tener muy en cuenta que se trata de un material de difícil transpiración, de ahí que es muy importante situarlo sobre bases o somieres que le permitan respirar. Éstas serán los somieres de láminas y los canapés con tapas de láminas. No es recomendable apostar por un colchón de látex en las casas viejas y que sufren problemas de humedades, pueden dañar el colchón.