llama GRATIS

lunes a viernes: 8 am - 20 pm

Tipos de colchones según el material

El material con el que está fabricado el colchón hace que podamos clasificarlos en diferentes tipos de colchones según sus características: colchones viscoelásticos, de látex, de muelles y colchones HR.

Según el tipo de material encontrarás en nuestra web:

Colchones de Viscoelástica, cuyo núcleo se caracteriza por la acogida del cuerpo, adaptándose a éste pero sin hundirse. Al no ejercer presión en ningún punto del cuerpo hace que adapte bien a cualquier tipo de persona y que haya una gran independencia de lechos, pues si la otra persona se mueve no se notará apenas ni el movimiento ni los posibles ruidos.

Estos colchones suelen ser un poco más altos que los de látex por ejemplo, dado a las diferentes capas de visco. Además cuentan con un sistema que evita acumulaciones de ácaros y permite que el colchón transpire, aunque si lo que buscas es mucha transpirabilidad te recomendamos los de muelles.

Recordarte además que el tipo de base más recomendada para este colchón serían los somieres laminados, estos últimos siempre de la misma medida que el colchón. Una ventaja adicional de la viscoelástica es que se adapta a los somieres articulados.

 

Colchones de Muelles: son los más frescos gracias a que se adaptan menos al cuerpo que otros materiales y a los huecos que hay entre los propios muelles, que ayuda a su ventilación y lo hace idóneo para personas calurosas. Hay que girar y voltear estos colchones con frecuencia según las indicaciones del fabricante, mínimo cada 3 meses.

 

Colchones de Muelles Ensacados: el núcleo se conforma de la unión de bolsas o sacos unidos entre sí, que cotienen -cada uno- un muelle. Destacan por la independencia de lechos que confieren a los durmientes, puesto que los muelles se pliegan o despliegan de forma independiente, lo que se traduce en una acogida gradual del cuerpo.

En lo que respecta a su transpirabilidad, son tan adecuados como los colcones de hilo continuo bonell o bicónicos, Normablock o Multielastic. Deben girarse o voltearse, lo que toque, cada 3 meses; y siempre, si se almacenan para no usarlos durante un tiempo, deberán colocarse en horizontal, nunca en vertical.

 

Colchones de espumación HR: estos colchones cuentan con una gran adaptabilidad y firmeza. Pertenecen a los llamados colchones de nueva generación sin muelles, con una transpiración mejor que los de látex o Viscoelástica.

La espuma es distinta a la espumación de alta resilencia, pues ésta última cuenta con diferentes densidades y además transpira y resiste más al envejecimiento y temperaturas altas. Para estos colchones hay que optar por bases fijas, y no articuladas.

 

Colchones de Látex: cuentan con un núcleo compacto delates en lugar del clásico de muelles. Esto hace que requieran una base y una funda protectora que permita al colchón transpirar. Es uno de los materiales que más sensación de “hundido” provoca, ideal para los que les gusta dormir en colchones de firmeza baja.

Recomendamos que este tipo de colchones cuenten como poco con unos 18 cm de altura. Además son perfectos para los somieres articulados.

 

En nuestra web podrás elegir el colchón que más te convenga, elegir fabricante, medida e inmediatamente visualizar su precio. Y, cómo no, comprarlo online.

Si necesitas ayuda personalizada puedes contactar con personal de Atención al Cliente en el correo electrónico info@colchones.es o llamando al teléfono gratuito 900 701 086.

  • Sabadell-CAM
  • BANCO POPULAR
  • VISA
  • MASTER CARD
  • CETELEM
  • PAYPAL
  • CONFIANZA ONLINE
  • PRODAT
  • DORMILON
  • COLCHONES DIVERTIDOS
  • FLEX
  • PIKOLIN
  • RELAX
  • SONPURA
Cerrar X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle una mejor experiencia online.
Si continúa en la página web, acepta el uso. Más información